Schnebly Hill

Schnebly Hill
la Puerta

jueves, 5 de marzo de 2015

RAM "El Camino del Corazón" 2008

MENSAJES DE RAM  del  22 de AGOSTO al 26 DE DIC. 2008.


26 de Dic. 2008 ................Protocolo para abrir los 6 Puntos del Corazón.  
21 de Dic. 2008.................Penetrando en el Templo del Corazón   
07 de Dic. 2008.................Sobre el Flujo y Reflujo de nuestra conciencia  
03 de Dic. 2008.................La importancia del Silencio.  
26 de Oct. 2008................Ejercicio para realizar la Transparencia y la Unidad.  
25 de Oct. 2008................ Sobre la Vacuidad. 
23 de Oct. 2008................Sobre los Estratos, la Estasis y la Reversión.  
21 de Oct. 2008 ...............Otra vez sobre el Silencio  
25 de Sept. 2008..............La reversión 
06 de Sept. 2008..............El Silencio es plenitud.  
05 de Sept. 2008
............Hablando sobre la Plenitud y la Transparencia.   
04 de Sept. 2008..............Hablando de la Finalidad   
31 de Ags. 2008...............Como lograr el acceso a nuestra profundidad  
29 de Ags. 2008...............El Silencio para tener la respuesta.   
23 de Ags. 2008...............Sobre la Maestría  
22 de Ags. 2008...............Sobre la Maestría 



 26 de DICIEMBRE 2008

Abrir los 6 Puntos del Corazón
 RAM

26 de Diciembre 2008

Nde: Este mensaje ha sido reportado igualmente, íntegramente, en la rúbrica “Protocolos”.

Yo soy RAM. He aquí ahora que desde hace 4 meses vengo a instruir por las palabras, por la vibración, por la Luz y por el silencio, sobre el corazón. Más allá de las palabras, más allá de la vibración, más allá de la Luz y más allá del silencio, va a ser necesario que, por ustedes mismos, a través de lo que llamaría la conciencia/energía, sean capaces de reproducir a voluntad este nivel de conciencia. Les propongo por lo tanto, primero, reunirnos en el silencio interior, para dejar aflorar en la conciencia la percepción de la conciencia/energía.

Esta conciencia/energía se manifiesta desde que ustedes centran vuestra propia conciencia sobre el instante, sobre el momento y sobre el cuerpo.
El estado que deben percibir antes de comenzar a utilizar la conciencia/energía es un estado de calma interior desprovisto de emociones, desprovisto de pensamientos, desprovisto de movimientos. Deben semejar la superficie de un lago, sin corrientes y sin movimiento.  Pueden ayudarse por la respiración, sin por lo tanto dirigir esta respiración, únicamente centrándose sobre la inhalación, la exhalación  y la pausa entre la inhalación y la exhalación.

Este ejercicio de silencio es previo a lo que vamos a hacer y deberá ser establecido antes de comenzar el trabajo sobre la conciencia/energía. Deben parecerse a la superficie de un lago al que nada viene a afectar, ni del interior, ni del exterior.
Mientras que estabilizan este estado, algunas palabras sobre la conciencia/energía.  En este estado de recogimiento, en estado de interiorización (en estado de meditación, si lo prefieren), vuestra conciencia, desplazándose, localizándose sobre ciertas zonas, va a estar acompañada por la energía.  La energía es la clave que descorre el cerrojo de la puerta del corazón. Vamos a recorrer un camino en el interior de vuestro cuerpo que va a corresponder al desbloqueo de 6 puntos del corazón, permitiendo penetrar, de manera fácil y simple en vuestro santuario interior.  Pero, para el instante, continúen manteniendo la superficie de un lago en calma donde nada del interior ni del exterior puede venir a alterar esta superficie plana sin movimientos. El proceso que vamos a abordar puede ser reproducido. Hacerlo les llevará de 20 a 30 minutos de su tiempo terrestre. Va a consistir en llevar su atención, y por lo tanto vuestra conciencia, sobre los lugares y los puntos del cuerpo extremadamente precisos, en un orden determinado, a fin de descorrer los 6 candados de vuestra interioridad.  Les bastará seguir el ritmo que voy a proponerles y los lugares de vuestro cuerpo donde les voy a pedir llevar vuestra conciencia sucesivamente. De este modo va a instalarse, en la región del pecho, un nivel vibratorio, que, para algunos de ustedes, es inédito. Es en este nivel vibratorio de la conciencia/energía que se produce la unidad, el éxtasis y la intasis y el acceso a vuestra Divinidad.  No hay otra puerta, no hay otro camino o vía. Incluso para aquellos que sin saberlo lo han vivido, ellos han pasado por la activación de estos 6 puntos cruciales o de estos puntos o de estos 6 cerrojos.  Todo lo que tienen que hacer será llevar vuestra conciencia sobre el punto que les indicaré.  Durante estos minutos donde vuestra conciencia estará centrada sobre esta zona de vuestro cuerpo, van a activar vibratoriamente el espacio sagrado interior de vuestro ser.  Pero regresemos por el momento, a la superficie del lago.

...Efusión de energía...

Vuestra conciencia va ahora a concentrarse sobre vuestra columna vertebral, a la altura de los omóplatos. Se trata de una zona y no de un punto.  Vuestra conciencia, en su totalidad, se concentra ahora en medio de vuestra columna vertebral, entre los 2 omóplatos.  Una zona amplia.  El simple hecho de llevar vuestra conciencia sobre esta zona va a crear rápidamente una fuente de calor, ligera, en vuestra espalda.
Ahora lo hacemos juntos.  Este calor gana e irradia el interior de vuestro pecho. Lo dejan actuar. Continúen llevando vuestra conciencia sobre esta zona amplia de más o menos 10 a 15 centímetros de diámetro a nivel de vuestra espalda.  No sean perturbados por la vibración y el calor.  Conténtense de estar concientes y de llevar vuestra conciencia sobre esto.

...Efusión de energía...

Ahora van a trasladar vuestra conciencia entre el plexo solar y el plexo cardiaco, en el punto de vuestro esternón. Concentran vuestra conciencia sobre este punto sin ocuparse de lo que pase en toda esa región. No busquen analizar, ni comprender. Conténtense de llevar vuestra conciencia allí donde les dije. No estamos ya sobre una zona sino sobre un punto: el punto del esternón.

...Efusión de energía...

Vuestra conciencia va ahora a concentrarse arriba de vuestro seno derecho y debajo de la clavícula: una zona amplia de 5 a 10 centímetros de diámetro. No se preocupen por el momento,  de lo que sientan afuera de este punto.

...Efusión de energía...

Vuestra conciencia se concentra ahora sobre la zona simétrica, del lado izquierdo del pecho, arriba del seno izquierdo y debajo de la clavícula izquierda.

...Efusión de energía...

Vuestra conciencia se dirige ahora a la base de vuestra garganta, allí donde existe una hueco, en este punto preciso.

...Efusión de energía...

Finalmente, vuestra conciencia se concentra sobre el 6º. Punto que se encuentra en el centro del plexo cardiaco, enmedio del pecho, delante.

...Efusión de energía...

Vamos, si lo quieren bien, a volver a hacer este circuito de la conciencia/energía.

1. Nuevamente vuestra conciencia se concentra a nivel de vuestra espalda, entre los omóplatos.  Se trata de una zona amplia de 10 centímetros de diámetro.

...Efusión de energía...

2. Vuestra conciencia se traslada ahora al frente del cuerpo sobre un punto entre vuestro plexo solar y vuestro plexo cardiaco, el punto del esternón.  Permitir lo que pase en el cuerpo.
...Efusión de energía...

3. Después la conciencia se concentra arriba de vuestro seno derecho y debajo de la clavícula sobre una zona de aproximadamente 7 centímetros de diámetro.
...Efusión de energía...

4. A continuación vuestra conciencia se traslada sobre la zona simétrica del lado izquierdo del pecho.
...Efusión de Energía...

5. A continuación vuestra conciencia se traslada sobre el quinto punto: la parte baja de la garganta, en el hueco, arriba del esternón. Se trata de un punto.
...Efusión de energía...

6. Y vuestra conciencia se traslada ahora en el último punto de conciencia, en medio de vuestro pecho, en pleno centro del chakra cardiaco.  Sobre la cara anterior del pecho.
…Efusión de energía…

Han ahora abierto los 6 candados y penetran finalmente en el centro del pecho, en el interior.
...Efusión de energía...

Vuestra conciencia puede regresar ahora sobre algunas explicaciones complementarias que les voy a dar en relación a este trabajo de la conciencia/energía.  Existen por lo tanto 6 claves sucesivas permitiendo descorrer el cerrojo, una vez más, el acceso a vuestra interioridad. Muchos seres humanos se detienen en el momento de la percepción de su propio chakra del corazón que gira en la parte frontal del pecho. Existe una etapa, después, que es el pasaje de esta radiación exterior hacia una radiación interior. Los 6 puntos de que les he hablado, y que han sido ilustrados por la vibración de vuestra conciencia en este nivel, son los 6 guardianes que velan para que el que no esté listo no pueda penetrar al santuario.  La fuente de lo que ustedes son, no está únicamente vinculada a vuestro chakra del corazón, sino más bien a este punto central en medio del corazón, en el interior del centro del pecho.  Es aquí y en ninguna otra parte que reside la Unidad, la alegría, la plenitud y la totalidad de lo que ha venido a buscar el ser humano en encarnación. Todo esto parte de este punto y debe regresar al mismo punto.

La apertura de estas claves y de estos candados de estos 6 puntos debe hacerse en cada sesión.  Esta puerta y estas cadenas se cierran a partir del momento donde, de nuevo vuestra conciencia se interesa en la vida ordinaria. Solo en el ser realizado, el ser despierto totalmente, que esto va a devenir permanente y un estado estable.  El estado estable no es la irradiación del corazón hacia el exterior sino la irradiación del corazón hacia este centro, al centro del ser. 

Si tienen preguntas en relación a este procedimiento, voy a responder.
Nde: Ninguno de los participantes hizo preguntas.

Vuestro silencio es la garantía que el procedimiento que venimos a iniciar en ustedes puede ser reproducido de manera fiel y auténtica.  Podrán aplicar este proceso tantas veces como lo quieran. En un primer tiempo, respeten la etapa esencial, previa, de la superficie del lago de montaña. Después de un cierto número de repeticiones de este procedimiento, seréis capaces de abrir estas puertas y cadenas en la vida ordinaria.

La etapa última corresponderá al momento donde perciban la vibración interior del chakra del corazón, en el centro del centro del pecho. No se demoren llevando la conciencia sobre las manifestaciones que se producen. Conténtense de vivirlas. Esto es esencial al buen desarrollo del procedimiento.

Hermanos y hermanas, si no tienen preguntas, les doy mi bendición, una vez más, y les digo hasta pronto.

Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : OD  


********************


21 DE DICIEMBRE 2008

Penetrando en el Templo del Corazón

RAM

21 diciembre 2008

Soy RAM. Recibid mi paz. Vengo en este momento, a través de mi presencia, a ayudaros por medio de la vibración, por medio del silencio y las palabras, a ir a vuestro ser interior, al espacio donde no hay ninguna tensión, un espacio donde se encuentra el equilibrio, un espacio donde se encuentra la paz. Se trata del único espacio, por otra parte, donde podéis encontrar la paz, el equilibrio y lo que sois. Hace varias semanas que acabo de discurrir, de emitir esa consciencia particular que es la consciencia del ser que ha llegado al centro de sí mismo, ahí donde se resuelven todas las tensiones y todas las oposiciones, ahí dónde se encuentran la solución, la llave, la puerta y la Luz. Os he dicho que el obstáculo más fuerte al acceso a vuestra interioridad, era la mente y que, por otra parte, esa misma mente podía ser domesticada para ayudaros a ir hacia el silencio. En ese silencio y en esta paz ¿qué podéis encontrar? Vais a encontrar la certeza y la evidencia de lo que sois. Vais a encontrar la paz que buscáis. Vais a encontrar la seguridad que buscáis. Vais a encontrar, un sentido a lo que sois y a quienes sois. No hay cuestión que no tenga respuesta en este espacio, porque cualquier cuestión se resuelve por la ecuación del amor. Toda cuestión que no tuviera respuesta solo sería una cuestión que no tiene sentido en vuestra vida. En efecto, el espacio del corazón es el espacio de la resolución. El espacio del corazón es el espacio dónde no hay cuestión, ni sobre vuestra vida, ni sobre el sentido de vuestro destino, no sobre las elecciones duales. Penetrando el templo del corazón, abriéndolo, entráis en la evidencia y la transparencia. Entrando en evidencia y en transparencia, os daréis cuenta de que no puede existir, en ese estado particular (que corresponde a otra dimensión, que habéis despertado en esa dimensión) no puede haber espacio de preguntas, espacio de miedos, espacio de proyecciones. Viviréis la totalidad del instante. Esto no os desconectará de vuestra realidad, sino que os permitirá devolverla en armonía con vuestro estado interior. Todo lo que os cueste, todo lo que es esfuerzo, no es la Luz. La Luz es transparencia, la Luz es evidencia, la Luz es verdad. Cuando llega un problema, sea el que sea, os basta, cuando habéis encontrado el camino de vuestro corazón, con estar suficientemente en el interior de éste, para que se modifique. Y si se modifica, vais a concluir que vuestro estado interior es justo. Y si éste no se modifica vais a concluir que vuestro estado interior no es justo. No hay, otra verdad que ésta.

A partir del momento en que activáis, no mentalmente, intelectualmente, sino real y conscientemente ese plano de vuestro ser, vais a penetrar un espacio dónde se encuentra la alegría, un plano dónde se encuentra la verdad, un plano dónde se encuentra la Unidad. En la Unidad todo se resuelve, cierto, no siempre según lo que 
vuestra mente desearía, no siempre necesariamente en el sentido de la satisfacción inmediata pero al menos, si actuáis percibiendo esta transparencia, esta evidencia, esta verdad, esta Unidad y esta Luz, las cosas se desarrollarán (a pesar de las apariencias en ciertos casos) en el sentido de una Luz más grande, de una verdad más grande, de una transparencia más grande y de un amor más grande. Las trampas de la mente y del ego, pueden situarse en la negación de ese estado interior. Lo más duro es al principio, porque cómo decía, sabréis instantáneamente que habéis llegado cuando hayáis llegado, porque será para vosotros un nuevo nacimiento a la Unidad, mientras seguís viviendo los fenómenos duales asociados a la encarnación. Ese estado de Unidad crea en torno de vosotros, un campo vibratorio profundamente transmutador, pero también profundamente molesto. Vivir la Unidad, puede parecer para el que vive la dualidad, como execrable porque ofende, viola y penetra su dualidad, es decir lo que constituye su vida en su mente, que pasa su tiempo dividiendo y separando. La Unidad es un estado de unificación con vosotros mismos. El mundo no es Unidad. El mundo en el que vivís, es la encarnación más absoluta de la dualidad, hasta el colmo.

Cualquier fenómeno es dual. No puede haber acción sin reacción. No puede haber mal sin bien. No puede haber contracción sin expansión. No puede haber alegría sin pena. No puede haber pena sin alegría. Solo el corazón permite eso, y no depende de una situación externa, de una situación física o de una situación psicológica. Mientras que esto continúe, es que estáis atados a vuestros propios sufrimientos, cualquiera que sea el nivel dónde se sitúe. No hay otra verdad, aunque pueda en ciertos casos, ser duro de aceptar, de comprender y sobre todo, de integrar. Pero en el momento en que penetréis en ese templo interior, hará que aparezca ante vosotros también, como una evidencia. La intensidad de la radiación recibida sobre cada individuo, en este momento, en el planeta, corresponde a lo que se ha llamado la hora, o el momento en que viene a llamar a vuestra puerta, donde el recuerdo de vuestra divinidad se acuerda de vosotros. ¿Vais a responder o vais a continuar manteniendo las reglas sociales, reglas de creencias, reglas construidas e ilusorias? Todo depende una vez más, de vuestras creencias pero todas esas creencias en la dualidad, la creencia de la necesidad de otro ser para completaros, la necesidad de un techo y de una cama (que os parecen sin embargo que son necesidades y satisfacciones fundamentales de la vida) solo son ilusiones. Lo que digo es la verdad, quizá no es la vuestra. Cada uno tiene su verdad, pero la verdad es una, en esencia y en su finalidad. Vosotros debéis penetrar y no podréis penetrar en el espacio del corazón, más que en el momento en que hayáis abandonado y soltado la presa de todas vuestras creencias ilusorias sobre el desenvolvimiento de la vida. Habéis sido condicionados por vosotros mismos, por una parte, por la sociedad, por otra parte y por la encarnación, por una tercera parte, a aceptar cierto número de limitaciones. Limitación del acceso a vuestra divinidad. Limitación del acceso a vuestra soberanía. Limitación de vuestro acceso a la Unidad. Esto termina, si lo aceptáis, si lo deseáis en lo más profundo del Espíritu que mora en vosotros. He aquí ahora, esto expresado a través de la vibración de la Luz.

…Efusión de energía…

Para completar esto con unas palabras, estáis en un fin de ciclo, estáis en un periodo que corresponde a la inversión. Estáis en el año que el arcángel Jophiel ha llamado “la confrontación”. El año próximo estaréis en el año del desvelamiento y del despertar de algunos de vosotros, pero no creáis que el resto de la humanidad vaya a veros como salvadores. Os van a mirar como enemigos, porque el principio de la vida en dualidad corresponde a la negación de la Unidad y los que viven en la dualidad y con razón, que tienen necesidad de continuar ciertas formas de experiencias duales, no pueden aceptar la Unidad que vosotros representáis. Si decidís ir hacia vuestro corazón, las tensiones puestas en juego, entre los grupos de individuos, entre los pensamientos (unitarios y duales) serán ilustrados y acompañados por tergiversaciones de diversos órdenes, sobre los que no me corresponde extenderme. Acordaros, y lo he dicho en muchas ocasiones, que todo miedo es una proyección de la mente en el futuro. La Unidad no conoce el miedo. La Unidad puede venir acompañada de circunstancias externas dramáticas, en todos los sentidos del término y sin embargo, la Unidad permanece. Los acontecimientos, sean los que sean en esta dualidad, tratan muy a menudo, de atraeros a ellos por la seducción, por la convención, por las leyes, por las creencias y por el miedo.

La Unidad es un estado que se basta a sí misma, que no tiene nada que ver con lo que pasa en el exterior. En tiempo lineal (lo que yo llamo “tiempo lineal” es un tiempo fuera del fin de ciclo que vivís) es totalmente posible establecer fundaciones y construir ciertas cosas a través de reencuentro con su propia Unidad. Puede ser una religión. Puede ser una filosofía. Puede ser una escuela. Esto es válido en tiempo lineal, pero no en un fin de ciclo. En fin de ciclo se os pide únicamente, concentraros y ceñiros a lo que sois y nada más. El resto no tiene necesidad de vosotros para desarrollarse y para llegar. La solicitud de vuestro ser interior debe convertirse en el leitmotiv de vuestra conducta, si de todas formas deseáis la Unidad. En Unidad, acordaros, todo se disipa, pero el acceso a la Unidad es a la vez, muy simple y puede ser simple quizá, para algunos de vosotros, en la medida que os acercáis a la esencia situada en el centro de vuestro ser. Por el contrario, si os parece complicado, si os parece irrealizable, si os parece fuera de vuestro alcance, entonces, plantearos la cuestión, quizá no habéis terminado con vuestras elecciones de dualidad. La Unidad es un estado interior que no puede confundir. No se parece a nada más. No se parece a una satisfacción de los sentidos, no se parece a una satisfacción intelectual, no se parece a una satisfacción emocional y, aun menos, a una satisfacción espiritual. Es ante todo, un estado de ser que se basta a sí mismo, porque es la totalidad del ser realizado. He aquí ahora, la respuesta  por la vibración y por la Luz.

…Efusión de energía…

Entonces, hermanos y hermanas, vamos si os parece bien, a acoger la vibración de la Unidad y del silencio en nuestros corazones. Esta será mi bendición y el amor de mi intervención.

…Efusión de energía…

Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : S.M.  

*********************



07 de DICIEMBRE 2008


Sobre el Flujo y Reflujo de nuestra conciencia

RAM  

7 de Diciembre 2008

Yo soy RAM. Reciban mi paz.  Reciban mi bendición. Vengo a continuar en medio de ustedes con mi enseñanza y mi instrucción sobre una de las cosas capitales para todos los aspirantes a la Luz y a la paz eterna. Les he hablado bastante a propósito del silencio, de la interioridad.  Mi conciencia está conectada, por lo que yo soy, al elemento aire. El Silencio, a propósito del cual me he expresado mucho tiempo, es el medio privilegiado, para el ser humano en encarnación, de encontrar, reconocer y reconectar al ser interior. El ser interior puede también ser llamado “el niño interior”, el ser divino. Ustedes han asumido a través este cuerpo, incluso yo lo he hecho durante mi última vida, un velo llamado “materialidad”.  Toda materia que pueden tocar, en esta dimensión donde viven, está vinculada a la ocultación de la Luz. La materia de vuestro cuerpo, de lo que ustedes tocan, no es eterna.  Esta materia es una etapa.

Esta materia ha necesitado de vuestra presencia a fin de revelar la Luz que está oculta. La encarnación más allá de las contingencias y las limitaciones vinculadas al Karma, tiene un propósito último y esencial que es de espiritualizar, ustedes emplean la palabra “ascensionar” la materia que debe iluminarse del interior.  De la misma forma, el ser humano en encarnación que recorre la materialidad no tiene otro propósito que revelar su propia Luz. Este es un proceso alquímico extremadamente largo haciéndose en tiempo terrestre sobre decenas de miles de años.

Sin embargo existen los ciclos, incluso en esta materia de la que forman parte. Hay los momentos privilegiados a nivel de estos ciclos.  Estos momentos privilegiados se sitúan en los momentos claves de la evolución de la materia. El primer momento clave que yo llamaría “precipitación” o “cristalización” es el descenso del Espíritu y del alma humana en la materia. El otro momento clave, que es por lo tanto cíclico, se sitúa al otro extremo del ciclo. El es “ascensión” y “subida”. La precipitación o cristalización y la subida son los momentos precisos, inscritos en las mecánicas de las estrellas y de los planetas, reproduciéndose según los universos, en los tiempos y los momentos extremadamente precisos.  Ustedes están en un momento preciso llamado “fin de ciclo”. Ustedes entran de lleno en un elemento temporal donde todo lo que es exterior a vuestro ser interior debe vivir un espacio de resolución, un espacio de concientización que corresponde a la irrupción de la Luz en la materia.  Este proceso colectivo solo puede estar ligado a los mecanismos planetarios. Este mecanismo planetario, al momento de la precipitación de un ciclo o de la ascensión de un ciclo, está ligado a un reloj planetario.  Yo podría, pero este no es mi papel, develarles de manera muy precisa el desarrollo de estos tiempos.

Pero lo más importante, lo esencial no es el desarrollo exterior sino el desarrollo interior. En estos momentos de fin de ciclo, de inicio de ciclo, es esencial de regresar al interior de uno-mismo. La solución para la encarnación, para el sufrimiento, nunca se encontrará en el exterior. Muchos maestros que han venido a hablarles, por medio de este mismo canal, han insistido enfocados sobre la noción de esta mirada interior, de esta reversión del sentido mismo de vuestras prioridades. Muchos maestros han dicho también que lo que ustedes viven en esta encarnación podría ser llamado la Ilusión. Esta ilusión tomó forma por la ocultación de la Luz. La precipitación en la materia corresponde a este proceso inicial. La precipitación ha correspondido por lo tanto a una reversión del interior hacia el exterior. En el fin del ciclo, la reversión debe efectuarse en el otro sentido: del exterior hacia el interior. No puede haber mirada interior mientras que vuestra mirada se porte sobre el exterior.  ¿Cuál es el elemento, la herramienta que ha permitido la exteriorización de vuestra interioridad, que ha cambiado la polaridad de la mirada? Entiendo por “mirada” al conjunto de los  fenómenos que vienen a habitar vuestra conciencia. Esta mirada, de la cual han tenido la experiencia en el curso de muchas vidas, solo ha tenido  un objetivo que es el momento que viene hacia ustedes y que es por lo tanto el regreso a la interioridad.

La herramienta que ha permitido la exteriorización es vuestro mental. La herramienta que debe permitirles hacer el movimiento inverso no puede en ningún caso ser el mental ya que el mental está vinculado al proceso de exteriorización. La interiorización, el acceso a la interioridad, solo puede hacerse cambiando la mirada.  La mirada exterior debe devenir la mirada interior.  La mirada interior no es introspección, no es un análisis de lo que pasa en el interior. Ustedes tendrían tendencia a asemejar esto a la capacidad que tiene el ser humano de reflexionar pero reflexionar solo es la reflexión, reflexionar solo es una deformación más o menos grande de la realidad.  La interioridad es por lo tanto un estado particular donde la conciencia va a decidir portar su mirada en el interior. El único medio que poseen de acceder a esta mirada interior es el silencio. He hablado durante mis numerosas intervenciones. Los haré vivir, durante vuestras preguntas, la respuesta por las palabras, después la respuesta por el silencio, y finalmente la respuesta por la Luz. El silencio no es únicamente el silencio de las palabras pero es también el silencio de toda reacción y voluntad de acción sobre el exterior.

 El silencio no es la ausencia de movimientos. El silencio es un movimiento de la conciencia, de la energía y de la vida hacia el interior allí donde se esconde, esperando vuestro regreso de conciencia, el niño interior o el ser divino.  Toda acción de un ser humano está condicionada por un conjunto de sistemas, de  andamiajes creados por el mental.  El mental es el obstáculo el más duro que bloquea el acceso a vuestro ser interior.  Hacer silencio es por lo tanto una dinámica que les lleva a invertir, por una reversión, el flujo de vuestras energías orientadas hacia la manifestación y la encarnación, hacia el interior.  Esta noción de reversión de flujo, ustedes están llamados a vivirla.  La respuesta que aportarán es totalmente libre, totalmente no hay ni sanción, ni noción de gradación o de valor de esto.

El ser interior, el acceso a la interioridad por el silencio, por la inversión del flujo, va a permitir poner en movimiento, en el interior de vuestra materialidad que es este cuerpo, una dinámica y una dimensión nuevas que han sido llamadas “el corazón”. El corazón es el centro. El corazón es la fuente de vida y el impulso de vida.  Todo proviene de el y todo regresa a el.  La problemática es que vuestro mental (que existe por la gracia de la precipitación inicial) se ha construido, y cimentado, durante los tiempos de vida extremadamente numerosos, para  lograr que ustedes vean al exterior, también en los funcionamientos de un grupo social, de la sociedad, de un país o de toda la humanidad.  Sin embargo, cualesquiera que sean las construcciones, estos andamiajes variados presentes en la materialidad, son un obstáculo mayor al acceso a vuestro ser interior por una razón que es extremadamente simple: el mental es la herramienta de prensión y comprensión del exterior. No será nunca el elemento de comprensión de vuestro ser interior incluso si una cierta forma de ilusión tiende a mantenerlos en la ignorancia de este hecho.  Los sistemas religiosos, los sistemas que han permitido la elaboración de esta sociedad en la cual viven, solo han sido posibles por el mental. El mental conciente de su rol en la exteriorización no puede tener ningún rol en el movimiento inverso pero va a tender a hacer perdurar, de manera no necesaria, la existencia de esta materialidad privada de Luz.  Ustedes deben aceptar y experimentar lo que pasa durante el silencio. Son ayudados grandemente a la vez por muy numerosos seres perteneciendo a otras dimensiones que, hoy, han invadido literalmente el espacio planetario terrestre a fin de preparar la solución que ustedes habrán adoptado.

Esta solución es de tres órdenes para todo ser viviente en la superficie de este planeta.  La primera solución es la persistencia de la actividad exterior encarnada, privada de Luz. Esta puede ser vuestra elección, es la elección la más grande y de la inmensa mayoría de la humanidad que desea proseguir la experiencia de la separación, de la división y del mental. La segunda opción, no se hará posible, no por una decisión de vuestro mental, sino por la capacidad que haya tenido vuestra conciencia de encontrar la interioridad. Esto se acompañará de un principio llamado “disolución”. La disolución no es la nada. La disolución es el mecanismo de la desaparición de la ilusión construida por el mental. Solo podrán acceder a esta opción y vivir esta opción si han hecho suficientemente el silencio a fin de que vuestra mirada deje el mundo de la dualidad y de la manifestación a fin de volverse hacia la unidad y la integración. Esto necesita el abandono de vuestras prerrogativas mentales. Esta noción de abandono no es del control: no pueden controlar el mental por el mental, por las emociones. No pueden limitar la mente por sí misma. La clave para parar el mental solo se encuentra en medio de vuestro pecho, en el centro del ser. Solo pueden acceder a esta dimensión de la divinidad si las construcciones mentales, creadas por el mental, desaparecen. No les es pedido dejar lo que viven sino cambiar de estrategia, de cambiar de mirada. La condición previa para vivir esto es, y será de toda eternidad, el silencio y la reversión.

Lo que deben vivir, a título individual, debe vivirse en el conjunto de vuestro sistema solar.  En efecto, no es solo la Tierra la que está afectada por este proceso de reversión y de exteriorización. Ustedes están al exterior de la vida.  Son seres exteriorizados. La exteriorización hace parte de la experiencia. Tienen en vuestro tiempo terrestre, todo vuestro tiempo para continuar la experiencia, si tal es vuestro deseo.  Pero si el llamado del corazón, el llamado de vuestro ser interior, de vuestro ser divino, del niño interior es de vivir otra cosa, si hay en vuestra conciencia la aspiración al paro del sufrimiento, la aspiración a la alegría eterna, la aspiración a la verdadera Luz, entonces, deben comenzar la reversión y la interiorización de lo que son.

Esto no es una técnica, esto no es una herramienta, esto es mucho más que esto ya que este movimiento de flujo inverso permite pasar de la multiplicidad a la unidad. Allí se encuentra la fuente que va a aliviar vuestra sed de eternidad y de divinidad.  No pueden encontrar a Dios, encontrar la Luz auténtica, sin esta mirada interior, sin el paro total del mental. No hay otra alternativa.  Las estrategias del mental, a nivel colectivo, han sido de crear un conjunto de sistemas, de andamiajes que les permiten creer que con la herramienta mental, van a poder llegar a alguna parte. La herramienta mental no está hecha para llegar a alguna parte.  La herramienta mental está hecha para vivir la experiencia  y nada más. ¿Desean parar la experiencia? ¿Desean continuar la experiencia de esta dimensión? Esta es vuestra elección. Pero, imperativamente, si ustedes hacen la elección del ser interior, de la divinidad, de la ascensión, solo podrán vivirla si en el momento donde la Luz se vierta sobre el conjunto del sistema solar sean capaces, muy rápidamente, de voltear vuestra mirada exterior hacia el interior. Esto no puede hacerse que a través del silencio, cualquiera que sea el barullo del mundo.

La Luz viene hacia ustedes. La Luz viene a disolver la sombra y por lo tanto disolver el mental. El mental pertenece innegablemente a la sombra y al mundo de la manipulación. El mental puede también hacer alarde de algunos de los atributos de la Luz para mantener la ilusión pero la Luz mental no es la Luz divina. La Luz mental es la Luz de la cabeza.  La Luz divina es la Luz del corazón. La Luz mental les hace comprender el mundo en el cual viven. La Luz mental los ayuda a avanzar en las tinieblas. En ningún caso ella puede aceptar que vivan la Luz interior. Así se ilustra de esta forma que ustedes habitan una lucha.  Una lucha se hace en vosotros y va a hacerse en vosotros entre vuestras aspiraciones las más internas y, yo diría vuestros demonios exteriores. Si no han apaciguado suficientemente a través del silencio, si no han calmado suficientemente esta exteriorización, llegado el momento, tendrán una incapacidad casi total para penetrar en vuestro santuario interior. La única solución a la encarnación se encuentra en este nivel.

El silencio les permite, además, calmar muchas otras cosas que el mental. El mental no quiere este silencio ya que solo está a gusto en el barullo.  El no está a gusto y solo florece en la contradicción, la comprensión, la división. Va incluso a servirse, en ciertos casos, de vuestra divinidad para hacerlos hacer juicios de valor sobre el bien y el mal. El bien y el mal que no son más que el reflejo de ciertas luchas en esta dimensión. Pero si vuestra conciencia se eleva mucho más allá de las limitaciones de la encarnación, se darán cuenta muy pronto que el bien y el mal solo son una ilusión mas. Esta dicotomía entre el bien y el mal mantienen la manifestación y la dualidad.  El cambio interior, si lo desean, va a hacerlos darse cuenta que no hay bien ni mal, que todo es perfecto en la unidad, en la verdadera Luz. El peligro de toda forma de conocimiento es de caer en la ilusión de la Luz mental.  Esto es extremadamente importante.

Deben hacerse la pregunta de lo que desean, ustedes, como conciencia y no lo que desea vuestro mental, ya que el les responderá inexorablemente la misma cosa.  El les dirá: equilibrar el andamiaje de vuestras vidas, equilibrar lo afectivo, equilibrar los valores materiales como el dinero, encontrar un lugar que les plazca para vivir. Y van a ir a adherirse a esto, olvidando incluso, que ustedes son seres de Luz auténticos y verdaderos. Esto no es inútil ya que ¿Qué sucede durante la exteriorización en esta dimensión? Van a reforzar, por un fenómeno de privación de Luz, la Luz interior ya que la Luz nunca desaparece. Pero ¿Qué pasa cuando comprimen, añadiendo capa sobre capa de la ilusión mental de vuestras construcciones? Ustedes comprimen cada vez más la Luz en vuestro interior pero ella nunca puede extinguirse ya que ustedes son, de toda eternidad, los seres de Luz. Entonces a medida que pongan de manera imaginaria, las vestimentas sobre ustedes para protegerse del sufrimiento, para protegerse de este mundo que ustedes mismos han creado, a medida que vayan a ponerse las vestimentas, las capas de creencia, las capas de materialidad, las capas de protección, van cada vez más a comprimir la Luz.  Ella va a asfixiarse pero nunca a extinguirse. Y esta compresión de la Luz va, por los mecanismos del mental, en un momento dado, a permitir una explosión.  Si han puesto suficientes capas, paradójicamente, la explosión será más fácil, a condición que la acepten.

La Luz está tan comprimida en el interior que existe un estado de inestabilidad extrema. Esto es lo que viven dentro de sí mismos. Es también lo que pasa, no sobre la Tierra, pero sobre el conjunto de vuestro sistema solar, por los fenómenos astronómicos extremadamente potentes. La emisión de la Luz a nivel del sol (que es la encarnación de la Luz divina en lo que ustedes ven)  está comprimida por la materialidad. Pero, en un momento dado, el grado de compresión deviene tan intenso que la Luz solo puede salir por sí misma y escaparse para ir allí donde ella debe ir, es decir sobre la Tierra y sobre los otros planetas.  Este movimiento cíclico, como lo dije, solo es  posible por un mecanismo celeste particular, no relacionado a los desplazamientos de planetas particulares, escapando a los ciclos de revolución solar pero estando relacionado a un proceso particular cíclico, una vez más, que solo se reproduce cada 52.000 años.

Ustedes están sumergidos, desde hace algunas semanas de vuestro tiempo terrestre, en este fin de los tiempos.  Tiempos descritos, tiempos develados de diferentes maneras, en todos los tiempos, por los seres que han tenido acceso a su interioridad. No se demoren mucho tiempo observando, mirando a lo exterior ya que, obviamente, en estos períodos de sufrimiento de la materialidad, hay  como una avidez del mental de apoderarse de lo que pasa en el exterior.  Pero lo que pasa en el exterior es exactamente lo mismo que pasa en vuestro interior. Esto es, “simbólicamente”, el combate de la sombra y de la Luz ya que la Luz auténtica jamás combate.  La Luz simplemente es.  La Luz no es acción. La Luz es un estado. A partir del momento donde quieran combatir la sombra, o la materialidad con la Luz, esto también es una ilusión del mental (algunas veces eficaz) pero esto no es la solución. La solución está en el abandono a la Luz que se hace gracias a la herramienta del silencio. El silencio va a permitirles entrar en resonancia, mucho más rápidamente que cualquier otra cosa, con la Luz auténtica que ustedes son. El mental va a hacer todo para impedirles, de una u otra manera encontrar lo que ustedes son ya que el sabe muy bien que cuando se revela el ser interior, el mental está sometido a la voluntad de la Luz revelada.  El mental no desaparece. El desaparecerá después de la disolución y después, si tal es vuestro deseo, de la ascensión.

Pero el mental, a su vez, va a devenir cuando ustedes hayan alcanzado la interioridad, un servidor de vuestra conciencia y no a la inversa. Ustedes son seres multidimensionales, son seres de Luz, esto lo saben, pero vuestro mental también lo sabe y el sabe también que esta Luz pone en peligro su propia existencia. Por lo tanto, el va a crear su propia Luz.  Va por lo tanto a crear sus propias oposiciones o dualidades que van a encontrar en vuestro mundo exterior. Entonces, la única forma de no dejarse atrapar por el que quiere ser el maestro, pero que debe ser el servidor, es el silencio.  No hay otra alternativa. El estruendo del mundo, la Luz que viene al reencuentro de la sombra y de la materialidad no viene a luchar, ella viene a irradiar y a ser. La sombra no puede desaparecer en el combate. El combate hace parte de la dualidad. La ausencia de combate es la unidad. La Luz se basta a sí misma. La conciencia se basta a sí misma.

Mientras que crean y vivan lo contrario es que el mental es vuestro maestro y no ustedes. Todo se hace, en esta sociedad para privilegiar el mental. Todo se hace en esta sociedad para mantenerlos en la privación de vuestros derechos divinos.  Todo se hace en esta sociedad, para mantenerlos en la ilusión. Y ustedes participan a esto. He aquí algunos elementos complementarios relacionados de manera cierta, un poco abstracta pero que no es mi rol insistir sobre los eventos meteorológicos o cósmicos. Mi rol es de conducirlos a aceptar vuestra interioridad y el silencio.

Entonces voy a proponer ahora, que todo este discurso que han tenido a través de las palabras, lo vivan ahora, a través del silencio, antes de darles la palabra para lo que tengan que pedir.

...Efusión de Energía...

Vamos ahora a abrir un espacio de intercambios a través de las palabras. Yo les daré la respuesta por las palabras y, cada vez, la respuesta del silencio y en un tercer tiempo, la respuesta por la Luz.

Pregunta: ¿A qué corresponde la música que uno puede oír, incluso en el silencio, en particular por las mañanas al despertar?
Cuando viven, o se acercan del silencio, los momentos donde van a dormir, los momentos cuando se despiertan, son los espacios privilegiados y las interfaces entre el exterior y el interior. Hacer el silencio al exterior, estar en el silencio interior, es un estado. En este estado no hay la nada, hay la música de las esferas, hay el sonido y el canto del alma. Esto que es percibido en estos momentos privilegiados, es el espacio del canto interior, canto del alma y música de las esferas.  Cuando no escuchan ya el mundo exterior, a los otros seres humanos, a vuestro mental y que ustedes están en este silencio, el silencio no es la nada, el silencio está lleno de Luz y la Luz tiene un sonido.  La Luz auténtica tiene más sonidos que van del sonido del alma revelada a ella misma hasta la música de las esferas y hasta planos los más próximos de la fuente, que ellos también, evolucionan en este sonido. Así pues, lo que ustedes viven corresponde a esto.

Aquí ahora la respuesta por el silencio.

...Efusión de energía...

Aquí ahora la respuesta de la Luz.

...Efusión de energía...

Otra petición.

Pregunta: La noción de flujo y reflujo de la que habla ¿corresponde a la reversión de los polos?
Si, en su fase final. La reversión es un momento, a nivel colectivo, donde se vive de manera muy precisa, la disolución o la persistencia de la precipitación o de la cristalización. Sin embargo, lo que ustedes viven en el interior debe sobrevivir, no de manera sincrónica a la reversión del planeta, pero debe seguir una pauta y una preparación. Han estado durante todo este año de vuestro tiempo terrestre, en el año de la preparación a través de vuestros caminos individuales, de vuestros sufrimientos y vuestras alegrías en la dualidad. Han vivido, todos, una preparación para vivir (si tal es vuestro deseo) esta reversión. Entiendan bien que, cuando ilustro esto en el interior de ustedes, por la reversión del mental hacia la Luz, esto corresponde también a una reversión en todos los sentidos. Ustedes están en la superficie de la tierra, de un planeta, y están por lo tanto en la exterioridad de la vida.  La vida en la unidad solo puede hacerse  en el interior y no en el exterior, no únicamente de vuestro ser sino también del planeta. 

Aquí ahora la respuesta por el silencio.

...Efusión de energía...

Aquí ahora la respuesta de la Luz.
...Efusión de energía...

¿Otra petición?

Pregunta: ¿Por qué es difícil encontrar el silencio, incluso en un lugar monástico, a fortiori (con mayor razón) en la vida social, cara a la enfermedad?
Nunca encontrarás el silencio interior en un lugar dedicado al silencio exterior. Algunos seres han podido, en estos espacios recluidos y cerrados, encontrar el silencio interior y su divinidad pero  han sido excesivamente raros, en todas las religiones, porque estos lugares son una creación de vuestro mental  El silencio interior es un asunto de uno mismo consigo mismo y no está de ninguna manera, vinculado a un lugar. 

Vuestra creencia los hace adherirse al hecho que deben excluirse del mundo para vivir en un lugar donde vive el silencio exterior pero el silencio exterior no es el silencio interior.  Estos lugares son típicamente (y hablo de todas las religiones y todas las creencias) los lugares donde pueden acercarse vibratoriamente al estado interior pero no llegarán nunca. Una vez más, el estado interior de silencio no es dependiente de las circunstancias exteriores sociales o aún de salud. La enfermedad pertenece a este mundo manifestado.  En efecto, la enfermedad solo es el reflejo de la dualidad que viven. Querer extraerse del ruido exterior, por una decisión mental, poniéndose en un lugar de silencio tiene muy pocas probabilidades de éxito para encontrar vuestro ser interior. Tendrán más facilidad de vivir y de descubrir este estado de divinidad, en la naturaleza, en una cesación de toda actividad mental.  No hay otra alternativa.  Podrán pasar miles de vidas encerrándose en los lugares propicios a la plegaria, a la meditación, sin que por lo tanto encuentren a Dios. Miren en todos los modelos religiosos (cualesquiera que ellos sean: orientales, occidentales), el número de seres habiendo realizado su divinidad está de tal manera restringido que los han llamado maestros en Oriente y santos en Occidente.  Pero estos seres estaban ya en interioridad antes de unirse a estos lugares de silencio exterior. Dicho de otra manera, todo ser humano que tiene el deseo de escapar a la dualidad va a ir a refugiarse en lugares de silencio exterior, lugares protegidos de la agitación del mundo pero esto solo es una transposición de un ruido a otro ruido que es el de una creencia a otra creencia.

Mientras que la menor creencia forme parte de ustedes, no pueden encontrar la unidad y la divinidad. Así es.  Se trata por lo tanto, ya, de una aceptación que Dios no puede encontrarse en el exterior de ustedes mismos en un lugar sagrado incluso si, en algunos casos, este lugar puede ayudarlos, no a hacer silencio sino a experimentar la eternidad.  Experimentar la eternidad no es vivir la eternidad.  Experimentar la unidad no es vivir la unidad. Por lo tanto se encuentran ante un muro. Ahora bien, un muro estará siempre allí mientras que no hayan comprendido que el silencio interior se hace en el interior de ustedes  y no en un lugar exterior a ustedes, cualquiera que este sea. Sé que esto puede ser extremadamente difícil por relación a las creencias andamiadas por el ser humano, creencias en la participación de un mediador entre ustedes y Dios.  ¿Cómo quieren que haya un mediador entre ustedes y Dios? Si aceptan este principio, cristalizan aún más la divinidad.  ¿Cómo vivir la unidad mientras tengan la menor creencia? Recuerden incluso ciertos personajes históricos. Voy a tomar el que conocen más en Occidente: Cristo.  Cristo les ha mostrado el camino.  Cristo vino  a permitir que vivan en la hora actual pero en ningún caso Cristo puede encontrarse en el exterior.  El personaje histórico ha sido grandemente falsificado por la dualidad y el mental de los hombres.  El mental está vinculado al miedo y al poder. El miedo y el poder inducen aún más la dualidad.  No pueden encontrar a Dios en el poder.  No pueden encontrar a Dios en la agitación. No pueden encontrar a Dios en las historias pasadas. Dios está en el eterno presente.  Dios está presente en ustedes, en todo momento. Basta darse cuenta y tomar conciencia.  Esto es mucho más simple que lo que han querido hacerles creer los sistemas religiosos.  No hay necesidad de miles de vidas para darse cuenta de Dios.  No hay necesidad del silencio. Ahora bien, ustedes buscan el silencio en el exterior pero yo hablo del silencio interior. 

Aquí la respuesta del silencio.

...Efusión de energía...

Aquí ahora la respuesta de la Luz.

...Efusión de energía...

Otra petición.

Pregunta: ¿La Luz interior podría parecerse a una percepción física de beatitud, de paz interior, de serenidad?
Cuando encuentran la Unidad, la divinidad, la Luz auténtica, esta va a manifestarse en vuestra conciencia como un estado de alegría interior, sin objeto, sin apoyo, no conectada a alguna cosa exterior.  La unidad es la paz. La unidad es la beatitud. La Unidad es certeza.  La Unidad es evidencia.  La evidencia no llama ninguna cuestión. La evidencia no llama ningún juicio.  La evidencia no llama ninguna dualidad. La evidencia de la unidad se basta a ella misma.  Cuando tocan este espacio, les es propuesto, como ser humano en el camino, de vivir esto de manera temporal sabiendo que esto no es un estado estabilizado sino una experiencia.  Esta experiencia está allí únicamente para animarlos y mostrarles el objetivo. A ustedes, posteriormente les corresponde saber si quieren instalarse en este estado o no. La experiencia de la Luz es ahora posible, sobre este plano, para muchos seres humanos, pero la experiencia de la Luz no es vivir la Luz.  La experiencia de la unidad no es vivir en la unidad. Vivirán en la unidad a partir del momento donde esta evidencia sea una certeza interior, más allá de la creencia, más allá de vuestro sentido de valores, más allá de lo que creen. Es un estado interior de certeza que podría efectivamente, parecerse a lo que se llama beatitud. 

Aquí la respuesta por el silencio.

...Efusión de energía...

Aquí la respuesta de la Luz.

...Efusión de energía...

Otra petición.

No tenemos más preguntas. Les agradecemos.

Les propongo, antes de retirarme, transmitirles otra vez mi paz y todas las bendiciones de la Luz y vivir un instante de comunión con la Luz.

...Efusión de energía...

Transcripción. Veronique Loriot


********************

03 de DICIEMBRE 2008

La Importancia del Silencio

RAM

3 diciembre 2008

Soy RAM. Recibid la paz. Recibid mis bendiciones. Vengo a vosotros, con vosotros en una óptica que es instruiros y conduciros hacia un espacio sagrado. Ese espacio sagrado es vuestro templo interior. He insistido ampliamente sobre el lugar y el rol del silencio. El silencio es a la vez, la llave y la puerta de vuestro templo interior. Hacer silencio permite pues, abrir el acceso a la interioridad y eso nos lleva a considerar la interioridad muy naturalmente. Todas las acciones que ejecuta el ser humano en encarnación, solo son reacciones a estímulos que tienen su origen en lugares diversos de vuestro ser. Toda acción, incluso la que os parecería más justa, la más auténtica, la más luminosa, está coloreada, condicionada, filtrada por otra cosa diferente de vuestro interior y vuestra interioridad. El acceso a la interioridad, gracias a la llave del silencio, os va a permitir observar las acciones generadas en el mundo exterior y muy rápidamente, en ese estado de interioridad, vais a tomar consciencia de que la mayor parte de vuestras acciones no vienen de vuestro interior, sino que sólo son reacciones a diversas cosas: condicionamientos de vuestra educación, condicionamientos de vuestra mente que tiene miedo, condicionamientos asociados a la mirada del otro, condicionamientos ligados a estrategias defensivas y a veces, ofensivas que se han construido (a vuestras expensas y a vuestra espalda) en capas muy alejadas de vuestro ser interior, de vuestro templo interior y de vuestra interioridad.
Hacer silencio, aprender el silencio, vivir el silencio, abre el espacio interior de vuestro templo interior, llamado la interioridad. La interioridad no es por tanto inacción, es creación. La mirada del ojo y de la mente está condicionada por las condiciones mismas de vuestra existencia en encarnación. La acción (insuflada por la interioridad) se desmarca de las reacciones (ligadas a los condicionamientos) por la naturaleza misma de esta acción. La acción que surge de la interioridad (a la que habéis accedido por el silencio) es una acción necesariamente desprovista de toda dualidad, porque esta acción toma su origen en la unidad de vuestro templo interior. Haced la experiencia: dejad emerger a la consciencia, la reacción a un evento de vuestra vida. Observar eso ya es tomar consciencia, de que lo que dicta vuestra conducta visible en el mundo, no es, de hecho, sino el efecto de vuestros condicionamientos. En efecto, el condicionamiento es la condición previa a la existencia de esta dimensión que recorréis. Dimensión de la dualidad, de la multiplicidad, cuyo origen está velado, oculto por las estrategias que habéis colocado en su lugar, para creer que avanzáis en vuestra vida. Solo los seres capaces de acceder a la interioridad, pueden, en ese estado, generar acciones que son realmente acciones y no reacciones. El silencio os permite entonces, el acceso a esa interioridad y volveros a apropiar de la acción justa. La interioridad es un estado de consciencia. Yo diría incluso, un estado de lucidez más allá de la lucidez ordinaria.
Todo lo que observáis fuera de vosotros, toda manifestación en esta densidad dimensional, puede crearse y manifestarse, porque se ha hecho posible, como acción externa y exteriorizada y deseada, en un momento dado, por el conjunto de interioridades. Dicho de otra forma, nada de lo que podéis observar, sopesar, experimentar en el exterior de vosotros, no está ausente en el interior de vosotros. Lo que vivís, lo que afrontáis, lo que experimentáis, solo es la resultante de reacciones a vuestras propias reacciones, generadas en los espacios de la mente dividida. Esto es verdad tanto a escala individual como a escala colectiva. La interioridad no puede encontrarse en una visión exteriorizada, o en una actitud exteriorizada. El templo interior, establecido en medio del ser y en el silencio de la eternidad, no se deja penetrar más que a partir del momento en que habéis unido el deseo y la voluntad de superar vuestra condición actual, en el plano mental de vuestras vidas. En interioridad no podéis generar acciones duales, todas las acciones ligadas a vuestra fuente interior solo pueden reflejar, manifestar, la Unidad y la Luz. Toda acción promovida en la división, por vuestra mente (incluso obedeciendo a lo que llamáis “lógica”) será siempre una reacción condicionada en sí misma, por vuestro propio modo de funcionamiento, dentro de la propia división de esta encarnación.

El aprendizaje del silencio es la única forma que permitirá, en tiempos extremadamente cortos de aprendizaje, encontrar la mirada de la lucidez, la mirada de la interioridad, porque la mirada externa se realiza a través del filtro de los ojos, el filtro de la mente, mientras que la mirada interior se hace, a la vista y a través del filtro del corazón y ese filtro no conoce la lógica. Solo conoce el amor, solo conoce la unidad, solo conoce la gracia y la plenitud. No conoce la carencia. Solo el silencio es capaz de despertar vuestra consciencia unificada, vuestra consciencia divina. Vuestra vibración divina y vuestro aliento divino no podrán sino animarse y despertarse ente vuestra actitud de silencio interior. La interioridad es un estado de transparencia. La interioridad es un estado de Unidad. La interioridad es un estado de paz. El exterior es una mirada de guerra porque la exteriorización, en esta dimensión, es un parto doloroso, ilusorio. Pero todos los humanos han exteriorizado tanto, que en su totalidad, han llegado desde hace tiempos muy antiguos, a cristalizar, a densificar esa exteriorización en la que los seres humanos viven hoy. No hay salvación fuera de vosotros. No hay certezas fuera de vosotros. No hay unidad posible fuera de vosotros.

La unidad, la paz, es un ejercicio interior y exclusivamente interior. La transcendencia, la elevación, la ascensión (palabras tan empleadas hoy) solo son posibles en total adecuación e identificación con vuestro ser interior. ¿Cómo sabéis que estáis en interioridad? Estáis en interioridad cuando pasáis de la distancia a la coincidencia, cuando pasáis de la separación a la unificación, cuando pasáis de la guerra a la paz (con vosotros mismos y con todos los demás), cuando pasáis de la dualidad a la unidad interior. Cuando pasáis del ego al corazón, la paz está en vosotros. Ningún afecto, ninguna perturbación externa, puede llegar a marchitar    (o aminorar, incluso) el interior y la unidad que sois. La interioridad, el corazón es la única búsqueda que os puede conducir de manera definitiva, más allá de los juegos de la ilusión, de la posesión, de esta dimensión. Habéis sido creados libres. Nosotros todos, hemos sido creados libres. En esta densidad nos creemos encerrados. Una vez más, a este nivel no se trata más que de una creencia que se ha perennizado, cristalizado de vida en vida, para adquirir tal certeza que acaba por oponerse a la evidencia de vuestra divinidad.

Sabéis por otros instructores, que vivís en estos momentos precisos, un periodo de gracia, un periodo en que la promesa de vuestro juramento, de vuestra eternidad, iba a despertarse en vosotros para que pudierais, de manera lúcida y libre, decidir vuestra orientación, vuestro camino, vuestra ruta para los ciclos que vienen. El riesgo es no estar a la escucha del ser interior, de ese que sabe y por tanto, no hacer distinción entre lo que quiere el ego y lo que desea la unidad. No hay diablo fuera de vosotros mismos. No hay sino la mente que diaboliza, que os inunda de palabras (e incluso de pensamientos) para alejaros del lugar en que no existe y por tanto, donde vosotros estáis totalmente. Ese lugar es vuestra divinidad, donde la evidencia es transparencia, ahí donde todo es resolución, ahí donde todo es solución y donde todo es Luz, amor, armonía y facilidad. Cuando una cosa es dura, puede llegar a convertirse en el centro, esto es validado en las ruedas de la encarnación que ocurren fuera de los periodos de inicio y de fin de ciclo. Hoy, es de otra forma. Sabéis, percibís, leéis, entendéis, veis manifestaciones externas opuestas a la emergencia de la Luz.

Todo lo que ha sido creado en negación del principio de Luz y de unidad en esta Tierra, debe tender a desvanecerse ante la llamada de la Luz. ¿Qué es la llamada de la Luz? es el momento para el que todo el planeta tiene cita. Esa hora puede llamarse, sin connotación negativa alguna, la hora del juicio final. La hora del juicio final es una visión metafórica que ilustra el momento de las elecciones y de la exteriorización de las elecciones, para poner en marcha los nuevos ciclos de vida y las nuevas experiencias, más allá de estos mundos divididos y limitados, en los que algunos de vosotros evolucionáis desde hace mucho tiempo. Esta hora es ahora. Esta hora es en estas horas que vivís. La Luz auténtica y eterna viene a llamar a la puerta de vuestro ser interior, para recordaros lo que sois: seres de Luz que han penetrado la materia, por sus creencias y su determinación de querer elevar espiritualmente esta materia. Esto ha sido una promesa, esto ha sido un camino, esto ha sido un momento (una eternidad, dirán algunos), pero son momentos en que los caminos están acabados.

Son momentos en que es necesario saber comenzar una nueva ruta, hacer elecciones, pero también actuar de acuerdo a esas elecciones. Plantear actos conformes a lo que grita el corazón, más que a lo que seduce la mente. Estáis en ese momento, estáis en la encrucijada de caminos, en la encrucijada de los mundos, en la encrucijada del último momento. No os quedéis con una visión externa del fenómeno. Contentaos con cultivar el silencio interior. Es el bálsamo, es el que puede todo, es la solución, es la vía. El periodo de ahora, es un periodo de gran agitación. Cierto, seréis muy agitados pero los que resistan, serán los que estén arrimados sólidamente a su corazón, a su unidad, los que dejen la acción ligada al estado de transparencia, tomar la delantera sobre la acción de la mente que divide y separa. El silencio, ese estado de consciencia particular, está hoy a vuestras puertas. Solo tiene a vosotros para acogerle, para recogerle, para permitirle crecer y embellecer. Os corresponde y solo vosotros podéis hacerlo, decir “sí” o “no”. Ahora quiero abrir un espacio común de reflexión sobre  esta noción.

Pregunta: ¿de qué nos sirve entonces la palabra, vista la importancia del silencio?
La palabra, la agitación del aire, solo existe en esta dimensión dividida y separada. Ella palia la falta de comunicación directa, de esencia a esencia, o de interior a interior, que es la regla común en otros espacios dimensionales, superiores a esta dimensión. La palabra es aire. La palabra pertenece a la vibración de esta dimensión. Manifiesta en el exterior lo que queréis mostrar fuera y, en ningún caso, la verdad. La palabra no se hace verdad más que en aquél que encuentra su unidad. La palabra, divide, separa. La palabra pertenece al análisis y a la sentencia, al juicio. También puede pertenecer realmente a la expresión de la unidad pero, entonces, esa palabra se convierte en claridad. No puede en ningún caso, herir. No puede en ningún caso, traicionar. Pero la palabra es raramente utilizada de esta forma, en esta dimensión. La palabra es utilizada para seducir, equivocar, ilusionar y mentir. He aquí por qué, es tan importante cultivar el silencio porque el silencio no puede mentir, porque el silencio no puede equivocar, porque el silencio es específicamente el lugar donde se manifiesta la Luz. He aquí ahora, la respuesta a vuestra cuestión por la vibración de la Luz.

…Efusión de energía…

Pregunta: ¿la verdad de nuestro corazón se puede compartir simplemente con la sonrisa?
Sí, pero de manera no absoluta. Si la sonrisa viene del interior, entonces, participa de la unidad. Esa sonrisa expresada, aun no es la expresión manifestada, en reacción, en signo de reconocimiento o de cualquier otro signo. Pero esa sonrisa es la sonrisa de la felicidad. Se trata de un estado de ser particular del que deja emerger en sí, la alegría de Dios, la alegría de la Luz, la alegría de la unidad. Entonces, sí, esa sonrisa que sale en ese momento, es Verdad. He aquí la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

Otra petición.

Pregunta: ¿cómo llegar al silencio cuando se está asaltado por pensamientos?
Los pensamientos son frecuentemente, la expresión de la mente. A partir del momento en que decidís ir hacia el silencio, evidentemente, el silencio no está ahí. Un oleaje incesante de pensamientos creados por la mente, afloran a vuestra consciencia. Sin embargo, si perseveráis, muy rápida y fácilmente veréis que la marea de pensamientos, se irá ralentizando en intensidad y en frecuencia. Llegará un momento en que el silencio se establezca realmente. Cuando ese silencio se establece realmente, en el interior del corazón, se producen ciertos procesos energéticos que muestran que habéis alcanzado el objetivo. ¿Cuáles son esos signos? No describiré las manifestaciones energéticas que son muy conocidas. Me atendré sobre todo, a deciros con palabras que, cuando alcanzáis realmente el silencio interior, se produce en vuestra consciencia (e incluso vuestra mente) una inmersión progresiva en la unidad y en la paz. Esta inmersión gradual en la unidad y en la paz, se ha llamado “estado místico”, “gracia interior” y en Oriente Samadhi. Las palabras que pueden describir mejor este estado de ser son las siguientes: se trata de un estado de estremecimiento, de un orgasmo de unión mística, donde el centro de explosión no está situado en la esfera genital sino en la esfera cardiaca. Acercarse a la unidad, alcanzar la unidad, confiere unas modificaciones que nadie puede confundir, porque en ese momento, reconectada en el silencio, la divinidad y la interioridad que es la vuestra, se acompaña de un sentimiento que está más allá de la emoción. Ese sentimiento se presenta más como una certeza. ¿Cuál es esa certeza? La evidencia de la eternidad. La evidencia de la Luz auténtica. La evidencia de que eso es verdadero. Es algo que se impone a sí mismo sin reflexión, sin lógica, porque en el momento en que el silencio se establece, abrís un espacio en el que penetráis dónde nada puede ser como antes. En ese momento, vivís un estado de consciencia sin igual. En el momento en que se aleja de vosotros (lo que quiere decir que la unidad se aleja de vosotros) percibís, en el interior de vuestro ser un rompimiento y una carencia extremas. Ese estado, una vez que se alcanza, no requiere más esfuerzo para alcanzarlo, porque se convierte en vuestra evidencia, vuestro estado, vuestra referencia. Ese estado lo han vivido y descrito muchas personas en la historia humana, con palabras diferentes, con experiencias a veces diferentes, pero la finalidad es siempre la misma: realizar Dios en sí, despertarse, animarse y revelarse a su Luz a su Fuente y a su autenticidad. He aquí la respuesta de la Luz.

…Efusión de energía…

Otra petición.

Pregunta: ¿durante la vida nocturna, es el ser interior el que se manifiesta o hay aun interferencias de la personalidad?

Hay múltiples niveles de intervenciones en vuestras noches y vuestros periodos de sueño. Todo es posible. Pero el acceso al silencio interior debe hacerse (y no se hace, por otra parte) más que en el estado despierto, aunque en un tiempo ulterior, podréis vivir este estado durante vuestras noches. Incluso si durante algunas de vuestras noches se os proponen experiencias que os acercan a ese estado interior. He aquí la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

Otra petición.

Pregunta: ¿qué ocurre con los cantos sagrados, ya que utilizan también la palabra aunque venga del corazón?
Todo lo que se verbaliza por la palabra o el aliento (sea lenguaje hablado, sea canto) participa efectivamente, en el canto sagrado, el canto inspirado,  en    vibraciones que aspiran el alma, literalmente hacia lo alto. No existe, o es una experiencia rara, el acceso a la divinidad por una palabra o por un canto. La experiencia de un nivel, no es la creación de nivel. Ver la Luz no quiere decir ser la Luz, porque el hecho de ver es un acto exterior. Mientras que permanezcáis en el ver, permanecéis en la exteriorización y la manifestación. No se trata entonces, más que de un reflejo o de una reacción, si lo preferís. El silencio es simplemente la cualidad más propicia y la llave más fácil para acceder al ser interior. Porque el acceso, cuando tiene lugar una vez, se reproducirá a voluntad y naturalmente, es decir, sin esfuerzos y sin ejercicios. El momento, repito, en que alcanzáis vuestra interioridad es un momento reconocible entre todos, porque lleva a vivir y a  experimentar la unidad, la transparencia y el amor. He aquí la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

Otra petición.

Pregunta: la simplicidad de ser ¿es otra llave como lo es el silencio?
Yo diría que la simplicidad verdadera y auténtica, deriva del silencio. La simplicidad es una llave pero se trata, yo diría, de una llave lógica y por tanto, mental. La simplicidad, por el contrario, que deriva del estado interior del que ha encontrado su interioridad, es una garantía de la realidad de su experiencia. Pero la simplicidad sola no puede conducir a la Unidad. He aquí la respuesta de la Luz.

…Efusión de energía…

Otra petición.

Pregunta: la alegría y el entusiasmo ¿no son la expresión del silencio interior y por tanto es correcto fomentarlos?
La alegría es verosímilmente, la manifestación más auténtica de la interioridad, pero se trata de una alegría que no está ligada a las circunstancias externas. Es una alegría interior que tiene su origen en ese retorno a la unidad y en ese retorno a la interioridad. El entusiasmo es una energía que se proyecta al exterior y que puede, en ciertos casos, alejaros del silencio interior. He aquí la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

Otra petición.

Pregunta: ¿cómo se sitúa el sentir en relación a la intuición?
El sentir está coloreado por vuestra propia trama de lectura mental u otra. El sentir os da lo que está de acuerdo con vosotros, con vosotros en la manifestación y por tanto, no en la unidad y no en la interioridad. El sentir está necesariamente coloreado por vuestras convicciones, vuestras creencias, vuestras certezas y vuestras expectativas. Puede ser justo y será de todas formas, siempre justo en relación a vosotros mismos, pero vuestro sentir no puede ser una ley general, os pertenece, es el vuestro. La intuición es lo que está ligado directamente a la unidad y a la interioridad. La  intuición se impone como una evidencia más allá del sentir, está por tanto, ligada directamente a la unidad y a la interioridad, lo que no es el caso del sentir. He aquí la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

Otra petición.

Pregunta: ¿Qué entendéis por “juicio final”?
El juicio final es el momento en que es necesario pasar revista, examinar el camino recorrido con lucidez. No hay juicio. Vosotros jamás seréis juzgados, salvo por vosotros mismos. Por vosotros mismos, no a nivel de la persona sino a nivel del alma. Por la consciencia (no por la consciencia limitada asociada a la mente) sino por la consciencia total, liberada de la mente. El juicio final es el examen, la revisión, el paso, la ascensión, la revelación y la comprensión más allá del intelecto. Es la revelación de vuestra divinidad, no a través de las palabras sino a través de la realidad de la energía y de la consciencia. Es el momento de la siega. Es el momento si queréis, de la libertad encontrada. Es el momento si queréis, de volver en la Luz y a la Luz. El juicio final es ante todo, un estado interior que, evidentemente, se traducirá por acontecimientos visibles o por la realidad externa de esta dimensión. Esos acontecimientos, si existen, sólo son el reflejo de lo que vosotros vivís en el interior. He aquí la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

Otra petición.

Pregunta: ¿vivir un NDE (Ndr: Near Death Experience o Experiencia de Muerte Inminente) implica vivir el juicio final?
Lo que vosotros llamáis NDE es una experiencia múltiple que permite alcanzar diferentes umbrales. Algunos han visto la Luz a lo lejos. Otros, más raros, se han acercado a esta Luz. Otros, aun más raros, han tenido la suerte de estar en la Luz. Otros, aun más raros, han tenido la oportunidad de ir al otro lado de la Luz, al pensamiento que precede a la aparición de la Luz. La experiencia NDE puede haceros irrumpir en la totalidad de la experiencia o pararos en un umbral. Sin embargo, marca de manera indeleble el alma, de igual forma que el encuentro con la Luz (posible gracias al silencio interior que abre la puerta de la interioridad) es también una experiencia inolvidable, que no puede desaparecer. Hay que diferenciar de manera formal, lo que es del dominio de la experiencia, de lo que es del dominio del nivel de consciencia. Tener la experiencia de un nivel de consciencia es, cierto, ya único pero no es la finalidad. Hay una diferencia esencial entre vivir la experiencia y convertirse en la experiencia, entre tocar con el dedo, ver fuera y tocar con el corazón y vivir en el interior. Hay una gradación hasta el momento en que la gradación se termina. En ese momento, sabéis que entráis en la evidencia y tenéis la visión panorámica de todas las etapas que habéis vivido para llegar a ese momento. Pero ese momento es reconocible, no tengáis miedo. Si planteáis la cuestión es que no habéis estabilizado aun, o vivido ese estado interior. Ese estado interior, es un estado de Luz, un estado de Unidad, un estado de transparencia, de paz y de alegría. No se puede confundir con otras experiencias o con otros estados alcanzados, porque vuestra alma lo sabe, porque vuestro Espíritu lo sabe y porque vuestra personalidad puede sobrevivir. He aquí la respuesta de la Luz.

…Efusión de energía…

Otra petición.

No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.
Amadísimos hermanos en encarnación, voy a proponeros ahora, vivir juntos un momento de silencio, en el recogimiento, en la actitud interior de acogida y de benevolencia.

…Efusión de energía…
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : S.M.  


***********************

26 de OCTUBRE  2008


Ejercicio para realizar la Transparencia y la Unidad

RAM

26 de Octubre 2008

Yo soy RAM.  Vengo a hablar primero.  Reciban la paz.  Reciban la Unidad. Así espero que hayan comprendido la importancia del silencio, la importancia de la actitud interior previa a la experiencia de la Unidad.  Vivir o acercarse de la Unidad es algo profundamente transformante que afecta la totalidad de vuestros modos de vida, la totalidad de vuestros modos de percepción, la totalidad de vuestras maneras de respuestas al medio ambiente.  Vamos a continuar si lo quieren, para aproximarnos aún más de este estado de ser que yo calificaría de completo, total y transparente. Habiendo hecho la experiencia de esto, de ahora en adelante deben manifestar un grado de lucidez mucho más importante que antes de vivir esto. Quisiera proponerles y dictarles algunas reglas.  Estas reglas son los ajustes de vuestros comportamientos, de vuestras actitudes y de vuestros modos de funcionamiento. Tocar con el dedo del alma eso, implica una noción de responsabilidad cara a cara de esto. Habiendo vivido eso ustedes están aptos, en adelante, a comprender y a discernir todo lo que no derive de esto.  Todo lo que los aleja de esto es contrario a vuestro bien.  En primer lugar, cuando se alejan de esto, ¿qué pasa? Vuestro estado de ánimo cambia, vuestros pensamientos chocan, vuestra lucidez se ensombrece creando un sentimiento de falta, creando emociones contrarias a esto.  Acercarse a la Unidad y alejarse un solo momento, es caer nuevamente en división, en separación y en sufrimiento.  Deben aprender y domesticar, a fin de sobrepasar los pensamientos, los humores, las emociones, que buscan alejarlos de los que ustedes son.  Lo que ustedes son no es un estado de ánimo, lo que ustedes son no es una emoción.  Deben distanciarse de lo que emerge de vuestra conciencia que podría alejarlos de la Unidad. En primer lugar los pensamientos van a atravesarlos. Tienen la impresión que ellos vienen de ustedes.  Ellos vienen de una parte de ustedes que no es Unidad sino división.  Esto que han vivido, acercándoles de la Unidad, no puede mezclarse con el juicio.  La Transparencia y la lucidez van a la par con la Unidad.  Las trampas haciendo obstáculo a esta transparencia, y esta Unidad no vienen del exterior sino del interior, no de vuestra interioridad pero, sin embargo, de capas que les pertenecen.

La Unidad vivida, aproximada, presupone imponer practicar los ejercicios diarios regulares. No se trata por lo tanto de un ascetismo sino de una puesta en Luz, durante estos ejercicios, de lo que hace obstáculo al retorno de esto. Es un momento privilegiado, momento donde las energías y la conciencia se congregan para preceder lo que ustedes llaman sueño. El sueño es olvido, por lo común.  El sueño es Unidad, para el iniciado. Sin embargo, en este momento precedente al sueño, se encuentra un espacio particular de transparencia. La transparencia necesita extirpar de ustedes lo elementos y las manifestaciones de vuestro día contrarios al estado de Unidad. Esto puede ser ya sea una disputa, o un acto no yendo en el sentido de la Divinidad, o malos pensamientos. Entiendo por mal pensamiento todo pensamiento que no está vuelto hacia la Unidad. Se trata por lo tanto de pensamientos de división de ustedes hacia vuestros hermanos. Los juicios precipitados, el juicio inmediato que ustedes portan al encuentro de situaciones, los juicios que van a proponerlos incluso disociar o separar el trigo de la paja, son también pensamientos que los alejan de la Unidad. Esto no es pensamiento. Deben tomar por hábito expulsar de ustedes lo que ha sido vivido en las vicisitudes  de la vida que viven, que es una vida separada, dividida, mantenida por el mental colectivo humano, por los juegos de poder, los juegos del dinero  y los juegos de las relaciones entre los seres.  Este momento privilegiado donde se practicará este ejercicio es saludable para ustedes. No es un momento largo, yo diría, que en tiempo humano, un cuarto de vuestras horas es suficiente. Llamen este ejercicio como quieran: examen de conciencia, paso en revisión de lo que se ha pasado, sin embargo tienen allí a vuestra disposición un medio único de pasar del sueño del tonto al sueño del iniciado.  La fase que ustedes llaman sueño es el momento privilegiado donde se construye vuestra Unidad, a partir del momento donde este momento no está contaminado por las actividades del día. En este sentido, el ejercicio que les propongo está destinado a permitir a este estado de transparencia establecerse en ustedes, sin esfuerzo, porque la noche, en el momento donde vuestra conciencia ordinaria se vuelve hacia el interior, ninguna manifestación exterior (salvo aquellas que llevan con ustedes en el momento del adormecimiento) puede venir a perturbar lo que pasa. Este ejercicio es ciertamente el que les permitirá, lo más justo y cercano, de aproximarse de esto. Este ejercicio es esencial. Traten de hacerlo solamente algunos días y constatarán, de manera evidente y espectacular, los cambios que sobrevendrán en vuestra jornada del día siguiente.  Los humores, las variaciones de humor desaparecerán. Los momentos de dudas, los momentos de juicios entre el bien y el mal, desaparecerán. Tendrán la impresión de renacer a ustedes mismos, despojados de todo lo que les impedía ser claros y transparentes hacia ustedes mismos y hacia el mundo. Este ejercicio es ciertamente el más eficaz, el que demanda menos limitaciones para acercarlos de la Unidad. ¿En qué momento viven en Unidad? A partir del momento donde, durante la totalidad de uno de vuestros días, se den cuenta, la noche llegó, y no hay nada a retirar, a limpiar y se dan cuenta que vuestro humor ha sido el mismo desde el amanecer al anochecer. En este momento allí, entran en transparencia.

La transparencia es humildad.  La humildad no puede juzgar. La humildad está más allá de las capacidades de discernimiento. El ejercicio propuesto puede parecer a primera vista mantener la dualidad ya que, durante este ejercicio, ustedes rechazan lo que es malo para permitir únicamente a lo que ha sido jugado bueno invadir sus noches. Pero la finalidad de este ejercicio es, obviamente, de llegar a no discernir nada.  Llegará un tiempo donde toda acción de vuestra jornada estará desapegada, literalmente como en sentido figurado, de toda reacción. En ese momento, esto devendrá para ustedes evidente que ninguna de vuestras acciones es una reacción y que ninguna de vuestras acciones provoca o arrastra reacciones. Están así exentos por vuestro estado de transparencia, a la ley de Karma. Ahora, en la vida de todos los días, ¿cómo se manifiesta esto? La primera palabra que viene es el no juicio. Cualesquiera que sean los seres, cualesquiera que sean las situaciones, cualesquiera que sean los eventos que generen o que les lleguen, la transparencia del que vive en Unidad aparecerá como evidencia. No hay ya dudas. Existen dos estados diametralmente opuestos donde la duda no puede inmiscuirse. El primer caso es el de la evidencia de la Luz y de la Divinidad. 
Cuando entran en esta evidencia, obviamente, todo deviene evidencia. Su opuesto es la ausencia total de Luz que, allí también, se acompaña de un estado de evidencia que no está sostenido por la humildad sino por la arrogancia.  Esto concierne a lo que ha sido llamado vulgarmente, las fuerzas del mal o de la Sombra. La Sombra nada tiene que hacer de la Luz.  La Luz que se ocupa de la Sombra no es la Luz, ella solo es el reflejo de la Luz. El reflejo de la Luz es creado por el mental y no por la misma Luz.  La Luz mientras ella se limite a una luminosidad, a una explosión, no es la Luz.  La Luz es ante todo evidencia que va a traducirse, a su turno, en vuestra vida, por el no juicio (que no es una voluntad sino un estado), por una humildad, por una bondad.  Cuando toquen, solo algunas horas de una de vuestros días, este estado de evidencia, ya nada será como antes ya que sabrán de manera perfecta, que en este momento han tocado la Esencia de lo que son.  Habiendo hecho una primera experiencia, bastará, después de esto, de perseverar en el camino de la evidencia.  Pero tengan cuidado: cuando entren en evidencia, cuando estén en esto, la mirada de vuestros hermanos nunca será una mirada de bondad sino una mirada de juicio ya que escapan, cuando entran en evidencia, a su mundo y a su modo de funcionamiento. Así pues, no dejen abatirse por la persecución que pueden alcanzar a través de vuestros hermanos.  La Luz, como la Sombra la más total, impactan. El ser humano es una mezcla de Sombra y de Luz en manifestación. Mientras que esta mezcla persista en su oscilación del uno al otro, todo va bien en vuestras relaciones sociales, que esto sea la paz o bien la guerra. Hay una lógica.  Cuando entran en evidencia, devienen aquel que hay que crucificar ya que escapa al esquema habitual distorsionado de funcionamiento. Así, no se admiren de que acercándose de esta evidencia el medio ambiente los agreda, los bendiga, los cosquillee, o parezca quererlos destruir. Esta es la prueba misma de que están entrando en evidencia y Unidad. Las palabras más utilizadas por aquellos que no están en evidencia van a ser bien obviamente de juicios de valor denigrando lo que ustedes son bajo el pretexto de ilusión, bajo el pretexto de discernimiento, bajo el pretexto de que están ustedes molestando. Esto no debe perturbar vuestro estado de evidencia.  Esto puede ser profundamente desestabilizante las primeras veces. Por lo tanto los pongo en guardia, no contra ustedes mismos, cuando se acerquen de este estado, sino contra el resto del mundo que puede, en un primer tiempo, antes de que ustedes pasen en un modo de funcionamiento mucho más sincrónico y unitario, parecer agresivo también a través de seres desconocidos pero, desgraciadamente, más a menudo a través de los seres amados.  

Nada es peor para un ser humano en dualidad que ver un ser amado ir hacia la Unidad ya que esto significa, para el que se mantiene en dualidad, abandono y ruptura y  sin embargo no es así. No obstante, la transparencia, el estado de evidencia altera y molesta. He aquí el obstáculo que deberán sobrepasar entrando en esta evidencia. Llamo vuestra atención sobre esto ya que es lo que algunos de ustedes vivirán en los meses que vienen. Entonces, ayer, durante mi visita precedente, traté de conceptualizar y de hacerlos vivir esto en conciencia. Uno de los gobernadores de la Intra Tierra les ha dado las herramientas para permitirles acercarse de esta dimensión y de vivirla, para algunos de ustedes. Desde que hayan integrado (y no comprendido) los mecanismos de esto devendrá cada vez más fácil establecer este estado de transparencia y de evidencia, cualesquiera que sean, les recuerdo, las oposiciones exteriores. Voy a proponerles, si todos están de acuerdo, antes de darles la palabra para los cuestionamientos en relación a esto, gracia no solamente a mi presencia sino la presencia también de una cualidad particular elemental llamada fuego, a través de un proceso de radiación de este estado de evidencia de ir aún más cerca de la Esencia. Si lo desean, vamos a acoger en el silencio este estado de evidencia conectado a la presencia conjunta de mi presencia y de la presencia del fuego.  Entonces, si lo quieren bien, vamos juntos a vivir esto.


…Efusión de energía…

Bien amados hermanos, vamos ahora a abrir un espacio de preguntas sobre lo que vine a enseñarles.

Pregunta: ¿En el ejercicio de la noche qué hace uno de los pensamientos que desea evacuar? Contemplarlos, discernirlos, es suficiente para hacerlos desaparecer.  No es cuestión de luchar contra, de destruirlos con la Luz, lo que solo sería un proceso mental.  Es cuestión simplemente de que la conciencia esté consciente.  Esto basta.  El trabajo de extirpación de este mal se hará automáticamente durante vuestra noche.

Pregunta: ¿Puede uno hacer lo mismo a medida de que estos pensamientos se presentan?
En absoluto. Esto iría incluso en sentido contrario, es decir de reforzamiento. Por los mecanismos fisiológicos y energéticos preciso (de nada sirve sobrecargar vuestra cabeza), este trabajo, este ejercicio será plenamente y totalmente eficaz si es hecho en el período que les he dado. Lo que vuelve a decir que, incluso cara a una cólera cara a una persona (verbalizada o no), un trabajo de perdón en relación a esta persona o esta situación, efectuada incluso inmediatamente después de lo ocurrido, reforzaría la división.

Pregunta: ¿Este ejercicio puede hacerse durante el día?
No, ya he precisado bien el momento.

Pregunta: ¿Cuál es el mejor medio de reaccionar en relación a las reacciones eventualmente negativas del entorno?
Sobre todo no reaccionar y tratar de descansar en este estado de transparencia y de evidencia.  La influencia positiva puede, obviamente existir ya que el estado de transparencia y de evidencia de esto que se instala duraderamente, tiene un poder altamente transformante.  Pero la primera reacción del que será confrontado, en su estado dual, a este estado, será la oposición. No puede ser de otra forma si a posteriori (este a posteriori pudiendo sobrevenir rápidamente o lentamente después del evento) esto puede transformarse porque el estado de transparencia y de evidencia es un estado de Luz real que viene a poner en Luz y a exacerbar los defectos, entre comillas, del que es dual.

Pregunta: Siendo diferente el reloj biológico de cada uno, ¿es importante que esta fase de adormecimiento sea después de la puesta de sol?
Esto es un elemento capital. Cuando el sol, reflejo de la Luz, desaparece llega el momento de la reflexión de la Luz que es la fase lunar.  Este es el momento donde puede verse, revelarse y tratarse lo que pasó.

Pregunta: ¿Cómo facilitar la reminiscencia de los elementos divergentes durante este ejercicio?
Un simple examen superficial de vuestro día puede poner en evidencia una multitud de elementos no claros. Es imposible, incluso a un nivel el más burdo de la conciencia, de no darse cuenta durante este ejercicio de al menos algunos elementos duales. Un momento, por ejemplo, donde no han dicho lo que pensaron. Un momento donde vuestro humor cambió, por reacción.  Tanto a nivel de los seres que de las situaciones que encontraron.  Primeramente, ustedes no tienen interés en pasar allí horas porque, si debieran pasar por la noche el conjunto de los elementos duales que vivieron, habría que revivir totalmente su día, los momentos de Unidad prácticamente ausentes. Basta con apreciar algunos, los más groseros primeramente, y la purificación se hará poco a poco.

Pregunta: ¿Puede uno añadir a este ejercicio las técnicas de respiración?
Esto me parece superfluo e incluso, a veces nefasto. Dejen trabajar en confianza vuestra conciencia nocturna: Esto es lo más rápido, lo más simple y lo más eficaz. El Pranayama de otras formas de yoga van a poner en movimiento las resistencias y las cristalizaciones en el cuerpo, en particular a nivel de los órganos sensibles a las emociones como el hígado, el bazo y los intestinos.

Pregunta: ¿las técnicas de respiración que activan el fuego interno no pueden hacerse en la noche?
No.  Ustedes confunden la realización de la revisión de la conciencia, asociada a la respiración, a las técnicas de respiración que son totalmente independientes de esto.  Ustedes mismos son los que han asociado respiración y ejercicio de examen de conciencia. Les dije ya que esto era nefasto ya que esto provocaba las cristalizaciones. No he hablado de la respiración para la respiración.

Pregunta: ¿Puede uno usar cristales durante este ejercicio?
Esto no es impropio. Esto puede incluso ayudarles a reforzar, por la misma ocasión, la transparencia, la evidencia y la Unidad y ayudarles a acercarse de esto antes de dormirse.

Pregunta: y en el caso de pensamientos o de acciones recurrentes, ¿esto no cristaliza más?
He hablado de eventos sobreviniendo en el día. A partir del momento donde no se trate de eventos sino de un rasgo particular como por ejemplo, la misma emoción o el mismo comportamiento reproduciéndose día tras día, lo que no debe formar parte del ejercicio. Preciso que se trata de eventos nuevos de vuestro día. Si, por ejemplo, deben afrontar todos los días la misma situación, con el mismo ser, esto significa que son estúpidos ya que es suficiente en este momento retirarse de esta persona o esta situación. El hecho mismo de la reproducción de la situación, de la emoción o de la dualidad con una persona, está simplemente allí para mostrarles que, en relación a este elemento preciso, están ustedes en contradicción total con la Unidad.

Pregunta: ¿Cómo tomar una decisión sin estar en el juicio?
Esto es imposible mientras que sean seres duales. Será posible a partir del momento donde los momentos de claridad, de evidencia y de transparencia sean cada vez más numerosos. No se preocupen de esto, esto será necesariamente evidente en un momento dado. Es lo que llamaría una acción carente de toda reacción.

Pregunta: ha hablado de un estado temporal antes que la Unidad sea vivida de manera unitaria y sincrónica. ¿Hay escalones en este proceso?
Esto es eminentemente variable según vuestro destino, yo diría, en sentido amplio.  Para algunos seres, basta un momento, de una experiencia unitaria para entrar de manera definitiva.  Para otros, hará falta una sucesión de momentos que se acumulan y se añaden unos a los otros. Cada caso es diferente.

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia que hace usted entre ego y arrogancia?
El ego es una pequeña arrogancia.  Todos vuestros movimientos de dualidad, de conflictos, de reacciones solo son las manifestaciones del ego y por lo tanto sometidos a la ley de acción y de reacción. Entiendan bien que trato de poner las palabras sobre lo que es difícilmente traducible en palabras ya que se trata de un estado y no de una experiencia. Incluso si este estado no dura, sin embargo participa en un estado de ser. En este estado de ser, de evidencia y de Unidad, la certeza interior se acompaña de la humildad y sobre todo de la Luz interior. Lo que no es el caso de la arrogancia que es ausencia de Luz.

Pregunta: ¿Cuál diferencia hace usted entre estado estable y estado inestable?
Un estado estable es un estado realizado.  Un estado inestable es un estado donde van a regresar en dualidad.

Pregunta: ¿Este estado unitario es viable en la vida cotidiana?
Si no hay adecuación entre vuestro estado de transparencia, de Unidad y vuestro cotidiano, cambien de cotidiano.  Todo depende de vuestra fuerza de alma.  Si vuestra transparencia está incomodada por el medio ambiente, sea que cambien de medio ambiente, sea que sean suficientemente fuertes para transformarlo.  Pero a partir del momento donde el medio ambiente es vivido como una molestia, esto basta para hacerlos salir de la transparencia. ¿Son más fuertes que el medio ambiente o no? Son capaces de manifestar esta evidencia y esta transparencia, cualesquiera que sean las circunstancias exteriores, a sabiendas que, cualesquiera que sean las reacciones iniciales del medio ambiente (humano o no humano) a vuestro pasaje en Unidad esto va a ser vivido según un modo agresivo, como una agresión.  Esta es la etapa inicial.  Ahora, si este estado de fricción dura, esto alcanza una cierta forma de estupidez. ¿Cómo pueden vacilar una millonésima de segundo entre la evidencia, la transparencia y la Unidad que han tocado y el mundo dual? Esto significa que eso conserva para vosotros los apegos que van a ponerlos en sufrimiento.  Cuando ustedes tocan este estado,  ya nada puede ser como antes. Les corresponde tomar en lucidez y en total claridad, las decisiones que se impongan. Si me responden que no pueden cambiar, que las situaciones no pueden ser cambiadas, que los seres no pueden ser cambiados, esto significa que no han estado el tiempo suficiente largo en este estado de transparencia.

Pregunta: Este estado de transparencia ¿conlleva por lo tanto la paz y la evidencia en las decisiones a tomar?
Si. Mientras que vuestro juicio esté inquieto, mientras que vuestras decisiones no sean claras, ustedes no están totalmente en transparencia.  Han podido haber vivido el estado pero no está instalado. Sin embargo, el recuerdo de este estado será vuestro aguijón permanente para avanzar. Hay un antes y un después.

Pregunta: ¿Puede uno imaginar una pareja, ver una familia en la transparencia?
Si esto existiera realmente, sería cierto, la cara del mundo sería cambiada. La relación a dos, la más transparente y la más autentica que ella sea, comporta necesariamente una parte de Sombra porque, si no hubiera esta parte de Sombra, esta relación no tendría ningún sentido a existir. Vuestras relaciones inter-humanas son todas subordinadas a la acción/reacción.  Incluso las relaciones las más nobles yendo en el sentido de la transparencia comportan una parte de Sombra que mantiene la relación. Por qué no hemos visto nunca gran maestro, grandes personajes transparentes y realizados, en maestría o instructores, vivir lado a lado, juntos. No habiendo zona de Sombra entre ellos, no puede haber relación en el sentido humano, hay una relación en el sentido espiritual pero que no tendría que ver de una relación humana.

Pregunta: ¿Que es la de Ma Ananda Moyi y su compañero?
Su compañero no estaba en Unidad, el acompañaba y para acompañar hay que quedarse en la dualidad.

Pregunta: ¿Qué es la de Madre y Sri Aurobindo?
Estas son ciertamente las personas que están lo más cercano de esta relación última que es ausencia de relación. Ustedes tienen diferentes ejemplos, en diferentes tradiciones, tan fuertes que aquellos que ustedes llaman Madre y Sri Aurobindo. Por ejemplo San Francisco de Asís y Santa Clara que era lo que han llamado Flamas gemelas que tenían una concordancia de vista y de estado pero estaban separados en la realidad de su vida, cada uno en su propia casa, en sí, aunque estando conscientes del vínculo espiritual y por lo tanto unitario, más allá de lo humano.

Pregunta: ¿Un maestro Kriya habría alcanzado la realización estando en pareja?
El, la alcanzaría pero ¿es que su familia la alcanza? No he dicho nunca que el ser realizado necesariamente debe dejar al ser dual con el que vive.  El ser dual puede ser, en algunos casos, un compañero o una compañera que mantiene un cierno numero de pretiles y que permite, por su sacrificio, la realización del otro.

Pregunta: ¿Cómo saber si está uno frente a una flama gemela?
El encuentro con la flama gemela es un abrasamiento de tipo fuego y a nivel del alma y del Espíritu y en el que podrá participar, o no, el cuerpo, según las edades y las posibilidades de acoplamiento, o no. Lo importante no es tanto lo vivido sino la revelación. La flama gemela está más allá de las otras convenciones, de los otros encuentros. El encuentro de la flama gemela está ligado a los reencuentros de la Unidad y no a los reencuentros del otro. Sabrán que están frente a una flama gemela cuando vivan el abrasamiento del corazón más allá de toda relación de vida, de toda relación de pareja, funcional u otra. Este es un reencuentro, y nada más, que este pueda traducirse por una realidad de vida o no, lo que es raramente el caso.

Pregunta: ¿La flama gemela está en la misma vía, con las mismas afinidades?
No hay relación de flama gemela vinculada a las afinidades. El reencuentro de la flama gemela es una evidencia que nada tiene que ver con los caminos, las afinidades o lo que ustedes llamarían los átomos ganchudos. Es el lado de sí mismo con el otro sí mismo que crea el abrasamiento del corazón y esto es todo.

Pregunta: ¿El reconocimiento de su flama gemela es inmediato?
No siempre. Ella puede serlo para uno y completamente negado por el otro, por miedo. Pero esto no tiene ninguna importancia ya que cuando el abrasamiento ha tenido lugar se producirá necesariamente en el otro. No puede ser de otra forma incluso si estas personas no se encuentran más.

Pregunta: ¿Este reconocimiento se hace en el momento done hay encuentro físico?
No hay necesariamente revelación del principio de flama gemela. Esto puede ocurrir en un momento que puede ser ulterior porque hay un número de velos y protección que han sido puestos para evitar estos reencuentros porque inducen un reconexión al Espíritu antes de su división. Es necesario ser capaz de soportar el fuego y la potencia que esto representa.

Pregunta: ¿Qué pasa si uno no es capaz?
Nada.

Pregunta: ¿La flama gemela puede ser del mismo sexo?
Por supuesto pero necesariamente una de las dos encarnará el polo masculino y la otra el polo femenino. No hablo de sexualidad.

Pregunta: ¿Qué diferencia hace entre flama gemela y alma hermana?
No es una diferencia, es un mundo. Un alma hermana es un alma con la cual han caminado en un momento dado para una misión precisa, espiritual o no, y que reencuentran.  Allí, hay efectivamente átomos ganchudos y dualidad, necesariamente. Mientras que en la relación con la flama gemela, no puede haber dualidad.  Puede haber oposición y separación en ese momento allí pero sin embargo hay abrasamiento, al menos para uno de los dos. Las almas hermanas están conectadas por el plan kármico y por lo tanto mantienen la dualidad. El alma hermana, durante el reencuentro da un sentimiento, un deseo de posesión incluso sobre un centro exaltado y altruista, pero esto permanecerá siempre una posesión.

Pregunta: ¿Encuentra uno siempre su flama gemela en la encarnación?
Absolutamente no.  Esto es un proceso extremadamente reciente que solo es posible al final de ciclo, bien después, obviamente la creación de las flamas gemelas. Pero no es absolutamente obligatorio. Diría incluso que es un proceso extremadamente raro porque induce tales choques, que bien a menudo, uno o los dos seres no pueden soportar.

Pregunta: ¿El ejercicio de examen de conciencia alcanza la noción de apertura del corazón?
Están profundamente y directamente conectados.
No tenemos más preguntas, les agradecemos.
Entonces, bien amados hermanos, les propongo una vez mas de vivir el silencio y de acercarnos juntos a esto.

...Efusión de energía...

Sean bendecidos.  Reciban mi gratitud. Les digo hasta luego.


EJERCICIO DEL PASO EN REVISION o DE EXAMEN DE CONCIENCIA.
Transmitido por RAM el 26 de Octubre 2008.  (Extracto de la canalización)

PARA QUÉ SE HACE.
Para distanciarse de lo que emerge de la conciencia (los pensamientos, los humores, las emociones...) lo que podría alejar de lo Qué uno Es y de la Unidad. “La transparencia y la lucidez van a la par con la Unidad. Los escollos haciendo obstáculo a esta transparencia  y a esta Unidad vienen no del exterior sino del interior, no de nuestra interioridad pero, sin embargo de capas que nos pertenecen.

COMENTARIO.
La puesta en transparencia necesita extirpar en nosotros los elementos y las manifestaciones de nuestro día que son contrarios al estado de Unidad. Un simple examen superficial de nuestro día puede poner en evidencia una buena cantidad de elementos duales tales como: una disputa, un acto no yendo en el sentido de la Divinidad, un pensamiento que no está vuelto hacia la Unidad, un momento donde no hemos dicho lo que pensamos, un momento donde nuestro humor ha cambiado, por reacción, tanto a nivel de los seres como de las situaciones en que nos encontramos.
Contemplar, discernir, basta para hacer desaparecerlos. No es cuestión de luchar en contra, de destruirlos con la Luz, ya que esto solo sería un proceso mental. Es cuestión simplemente de que la conciencia esté consciente.  Esto basta.  El trabajo de extirpación se hará automáticamente durante la noche después del ejercicio de revisión de la conciencia.

La finalidad de este ejercicio es, obviamente, de llegar a discernir.  Llegará un tiempo donde toda acción del día estará desapegada, tanto literalmente como en sentido figurado, de toda reacción.  En ese momento allí, esto devendrá evidencia de que ninguna de nuestras acciones es una reacción y que ninguna de nuestras acciones causa reacciones.
Hacer la revisión durante un cuarto de hora.

CUANDO
Justo antes de dormirse, que es el momento privilegiado donde las energías y la conciencia se juntan para preceder el sueño y donde se encuentra un espacio particular de puesta en transparencia.  Después de que se meta el sol. Esto es un elemento capital. Cuando el sol, reflejo de la Luz, desaparece, llega el momento de la reflexión de la Luz que es la fase lunar. Este es el momento donde puede verse, revelarse y tratarse lo que es pasado. Este ejercicio realizado durante el día tiene el riesgo de cristalizar los elementos duales.

www.autresdimensions.info  Canalizacion. Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD  



****************************
25 de OCTUBRE  2008

Sobre la Vacuidad

RAM

25 de Octubre 2008

Yo soy RAM.  Reciban la paz. Reciban el silencio.  Vengo hoy, con ustedes, alrededor de ustedes y en ustedes, a fin de penetrar más profundamente el sentido y el misterio de lo que son y de lo que hacen en esta dimensión, en este estado particular de manifestación de vuestra Luz, en este estado de experiencia de encarnación y de separación.  La Puerta de salida de la fragmentación, la puerta de salida del sufrimiento que es el compañero de la encarnación, la clave incluso de este franqueamiento está localizada en un espacio preciso de vuestro ser llamado centro. En este centro reina el silencio. He aquí por qué, en cada una de mis intervenciones, he insistido sobre el silencio ya que el silencio exterior hace resonancia con el silencio interior. La vacuidad de los sentidos introduce y permite la manifestación de la Esencia.  En este espacio llamado centro se encuentra el bálsamo y la revelación de todas las discordias, de todos los sufrimientos individuales y colectivos.  La verdad, la solución se encuentran en este espacio.  Este espacio está fuera del tiempo, no tiene que ver nada con vuestros juegos y vuestras construcciones, no tiene que ver con vuestros roles, vuestro sexo, vuestra edad.  Allí está alojada la beatitud, la Fuente de la eternidad, vuestra eternidad.

Esto que uno puede describir no es esto. Esto que yo puedo expresar no es esto. Esto que yo puedo irradiar no es esto. Esto está más allá de las palabras, más allá de las definiciones, más allá de la vibración, aún más allá del silencio.  Esto sobrepasa la vibración, sobrepasa las imágenes, esto sobrepasa las emociones, esto está más allá de la manifestación pero todo está en ustedes, esto es así.  Vivir esto es aceptar morir en el pequeño sí, a las ilusiones, al miedo.  Esto engloba la Luz pero está más allá de la Luz.  El termino que no es esto pero que se le acerca más sería la palabra vacuidad.  La vacuidad es casi esto. Esta vacuidad no es de hecho la vacuidad puesto que ella engloba también la plenitud.  Esto engloba la conciencia pero está más allá de la conciencia.  La disolución participa de esto.  Esto está más allá de la meta dado que está inscrito en lo intemporal, inscrito en lo infinito al mismo tiempo que en lo indefinido. Esto está más allá de lo finito, más allá de la forma y no obstante inscrito en la forma. Esto es también un estado más allá de la finalidad.  Esto es el misterio.  Esto es llamado Shanti Nilaya pero esto está más allá de Shanti Nilaya.  Shanti Nilaya es la morada de la paz suprema.  La morada de paz suprema es una aproximación de esto. La ambigüedad viene del hecho que esto está más allá de las palabras, que esto está más allá de lo posible de la manifestación.  Esto necesita de despojarse de sus hábitos de la materialidad, de sus hábitos emocionales, de sus hábitos mentales e incluso de sus hábitos causales.  Esto es felicidad pero la felicidad está muy debajo de esto. Ustedes lo han comprendido, esto está más allá de las definiciones.  Esto está más allá de la comprensión.  Esto está más allá del ser y está no obstante inscrito en el ser.  Esto está más allá de la Luz y no obstante la Luz es una manifestación.  Aquí ahora esto en el silencio. 

...Efusión de Energía...

Querer acceder a esto los aleja de esto.  Todo deseo los aleja de esto. Esto está más allá del humano pero está inscrito en el humano. Acercarse de esto, entrever esto en Espíritu, confiere la invulnerabilidad ya que, acercándose a esto, todo se resuelve.  Acercándose a esto permiten al conjunto de la creación crecer en eternidad. Dirigiéndose hacia esto vuestra vida humana devendrá límpida, lúcida y clara. Bastará que una centena de seres llegue a esto para que el conjunto de los mundos creados e increados cambien de curso.  Nosotros tenemos necesidad, todos (cuando digo todos, se trata de todas las formas de vida, de todas las dimensiones) que un máximo de seres se acerquen de esto, e incluso vivan esto.  Como lo dije, esto está más allá de la vibración, más allá del silencio. Esto engloba, obviamente, el Amor y la Unidad.  Prepararse a esto sin quererlo consiste simple y únicamente penetrar, antes que nada en el silencio, a penetrar a continuación en la vibración, hasta el momento donde ella también desaparece, dando lugar a lo que es casi esto es decir la vacuidad.  En la vacuidad, todo lo que ustedes han emanado en manifestación, todo lo que crea lo que ustedes son, no tiene ya lugar de ser. Acercarse de esto es el abandono supremo.  Esto necesita a la vez humildad y mucho valor. He aquí esto en el silencio.

...Efusión de energía...

Esto es vuestro don.  Esto es vuestra obligación. Esto crea el Amor. He aquí  pues el Amor.

...Efusión de energía...

Sumergirse en esto implica la disolución de vuestra forma.  Sin embargo, tenemos necesidad de que vivan esto en equilibrio entre la forma y lo informe.  Esto es prácticamente esto.

...Efusión de energía...

Mantener este estado necesita silencio, calma, mirada interior y naturaleza sencilla. Reciban todos mis homenajes por haber aceptado esto. Son bendecidos.  Son seres admirables incluso si no lo saben.

Canalización Jean-Luc Ayoun.
Transcripción. Veronique Loriot


*********************



23 de OCTUBRE 2008

Sobre los Estratos, la Estasis y la Reversión

RAM

23 de Octubre 2008

Yo soy RAM les transmito mi paz.  Reciban mi bendición.  He tenido la ocasión de expresarme a través de muchas repeticiones sobre el mental, sobre el silencio, sobre la evolución. He insistido largamente muchas veces sobre el rol del silencio en la eclosión de una nueva dinámica y de un nuevo estado de conciencia.  La conciencia es vibración. La conciencia puede presentar dos movimientos: contracción o expansión. Entre los dos se sitúa la estabilidad. De la misma forma, ella puede involucionar o evolucionar. La conciencia es vibración.  La conciencia cuando ella se expande, si dilata, genera un proceso de vibración. Este proceso de vibración es percibido, a menudo en el cuerpo, en ciertas zonas, o en su totalidad. La conciencia no es lineal.  La conciencia puede ser asemejada a un cierto número de estratos, ignorantes los unos de los otros, frecuentemente. Así ustedes están todos aquí presentes encarnados en un cuerpo de carne.  En este cuerpo de carne existen el alma y el Espiritu.  La vida del cuerpo de carne es hecha posible por una contracción de la conciencia.  Toda encarnación en vuestra dimensión es una contracción de vuestra conciencia. Ustedes están aquí para aumentar la vibración de vuestra conciencia. La vibración de la conciencia es ella misma mantenida y vehiculada por la Luz. ¿Cuál Luz? No la Luz visible sino la Luz del alma y la Luz del Espíritu.  Cuando el estrato encarnado de vuestro cuerpo (que se manifiesta habitualmente como personalidad dividida, separada, fragmentada) va a expandirse más allá de los límites del estrato, la vibración, ella, va a acceder a otro estado llamado “expansión de conciencia”.   De expansión en expansión, experimentarán un mecanismo de evolución que va gradualmente a hacerlos tomar conciencia de lo que son, de vuestro lugar, de vuestro rol y de vuestro devenir. Ustedes son las parcelas de la eternidad, son las parcelas de la Luz, como son eternidad y son Luz.  Solo el juego de la contracción de la va conciencia les hace perder de vista la conciencia de lo que son.  Las herramientas diversas y variadas a vuestra disposición, que estas  herramientas sean en el campo de lo que es llamado la creación (musical, artística), que estas herramientas se sitúen en el mundo de la naturaleza (los árboles, los minerales) pueden ser los soportes privilegiados, las claves que pueden hacerles permitir franquear los umbrales y de acceder a una conciencia mas expandida, mas grande.  La conciencia es vibración.  La conciencia del ser humano en encarnación que busca el por qué, se expande y vibra.  La cantidad de Luz presente en este cuerpo que habitan puede entonces crecer.   Sin embargo sería falso hacerlos creer que esta expansión es lineal.  Como sería también falso creer que esta expansión es permanente.  Existe en la dinámica de la conciencia un momento donde, allí también, el silencio debe hacerse.  El silencio de los sentidos, el retiro de la manifestación teniendo lugar entonces el fin de la vida de un ser humano en encarnación pasa por una etapa transitoria de paro o sustracción de la conciencia en el mundo exterior.  De la misma forma, el pasaje de un estado de conciencia a otro estado de conciencia mucho más grande y estabilizado. No se trata de una experiencia sino de una transformación. Al momento donde se vive la transformación, hay como un proceso de silencio de la conciencia, es decir que en la búsqueda del camino espiritual (la búsqueda de vuestra propia Divinidad que es el camino espiritual) ustedes van, gracias a las herramientas interiores como exteriores, como por ejemplo la meditación, a aumentar la cantidad de Luz presente en el cuerpo.

Los cristales son herramientas que permiten también esto, como herramientas externas.  Todas las meditaciones en todas las tradiciones, inducen un suplemento de alma, un suplemento de Luz y un suplemento de vibración pero esto es del dominio de la experiencia, de la misma forma que pueden experimentar algunos trabajos con los cristales.  Sin embargo el pasaje definitivo de un estrato a otro estrato necesita un proceso extremadamente preciso que corresponde a lo que uno llama la reversión.

La característica de este momento llamado reversión es, que en ese preciso momento, la conciencia es obligada a manifestarse a través del silencio. Hay un paro brutal de la expansión. Esto es llamado, en el final de la vida encarnada, la muerte.  El pasaje del mundo encarnado, manifestado, al mundo del Espíritu se acompaña de una interrupción particular de la conciencia.  Hoy, los caminos evolutivos para los buscadores de Luz son profundamente diferentes ya que ustedes están en un fin de ciclo. Todo fin, todo inicio, si prefieren, se acompaña de una reversión y de un paro de la vibración de la conciencia.  Sé que han experimentado (mucho, algunos de ustedes) los cristales a fin de desplegar vuestra conciencia, a fin de trabajar (siempre en el estrato limitado donde están) con los procesos de evolución de los nuevos cuerpos, de los nuevos chakras y de las nuevas funciones.  Pero esto se vive en el interior del mismo estrato de conciencia, incluso si, en este mismo estrato de conciencia, tienen la impresión de ser profundamente diferentes de aquellos que no hacen el mismo camino. Sin embargo, absolutamente todos, evolucionan en el mismo estrato de conciencia.  Pero este proceso evolutivo en el interior de un estrato de conciencia llega a un momento dado donde la expansión debe ser detenida. Este proceso podría ser llamado la estasis. La estasis no es el paro de la Luz. La estasis es el momento preciso donde todo lo que ha sido desarrollado y experimentado en vuestro estrato de conciencia, en relación con vuestras nuevas potencialidades de Luz, debe cesar para dejar libre el lugar a un nuevo estrato que ustedes llamaría “quinta dimensión”. En resumen, el pasaje de un modo de funcionamiento a otro modo de funcionamiento necesita un pasaje preciso que corresponde en algún lugar a una muerte. No pueden acceder a esto, al otro estrato sin pasar por este instante de estasis. Entonces, dejaré la opción a las personas mucho más calificadas que yo para llevarlos en este camino a través de su herramienta que es el cristal. Lo que quiero que retengan es que el trabajo sobre la conciencia puede hacerse en el interior de un estrato pero siempre tendrá como resultado, hacerlos bascular, por el proceso de estasis, en otro estrato. El pasaje preciso de este mundo de vuestras encarnaciones, en este instante preciso es una etapa privilegiada puesto que corresponde  al silencio de la conciencia y a la estasis.  Esto necesita, independientemente de las herramientas que pueden ayudarlos, una alineación y un enfoque total de vuestro ser sobre lo que realmente es.  Esto que ustedes son realmente no es lo que les es dado a ver.

Lo que ustedes realmente son no es la experiencia que viven.  Lo que realmente son primero debe ser aceptado y en segundo lugar integrado.  Ustedes son la Luz. El resto, solo son las proyecciones de la ausencia de Luz. El gran reto que tienen que superar es de concebir vuestra conciencia como siendo lineal, incluso en su desarrollo. Es necesario integrar, admitir y vivir el hecho de que la conciencia no es lineal. Ella es lineal en vuestro estrato de evolución incluso cuando ella se expande, no hay la posibilidad de franquear el umbral separando los estratos. Para esto ella debe morir a ella misma.  Hay un momento preciso, en la mecánica de la conciencia, que debe acompañarse, allí también, de esta noción de silencio.  Dije hace muy poco tiempo que el silencio era la plenitud, que el ruido era el vacío y que el ruido era la avidez y que el ruido era la violencia y la multiplicidad. Es lo mismo para vuestra conciencia.  La Luz que tienen, o que van a integrar en vuestra corporeidad de experiencias, debe inducir una vibración a nivel del conjunto de lo que hace vuestro cuerpo y vuestra encarnación.  Este proceso sigue un ritmo diferente para cada alma humana encarnada. Cualquiera que sea el desarrollo y el ritmo seguido por esta conciencia que se expande, es un momento reconocible entre todos, simbólicamente: aquel donde se abandonan totalmente a la Luz y a vuestra fe en la Luz que es una guía y que deviene el motor y la manifestación de vuestra vida encarnada. He dicho también y lo repito, que después de esta estasis deben conectarse a fin de permitirse superar vuestra personalidad y vuestra individualidad, más allá del proceso de despertar, a lo que ha sido llamado los linajes. Lo linajes son múltiples pero toda alma humana en encarnación está conectada, está en filiación con muchos linajes.  Cuando encarnan en este mundo de experiencias olvidan voluntariamente todo esto. El primer encuentro con la Luz llamado Iluminación, va a conducir al proceso del despertar y a la constitución de un cierto número de potencialidades en el interior de este cuerpo humano en encarnación pero siempre en el mismo estrato de conciencia. En un momento dado de vuestra experiencia de vida, durante un evento a veces benigno, de un evento a veces notable, van a encontrarse confrontados a esta noción de estasis, de paro, de reversión de la conciencia que va entonces a penetrar, estando aún ahora en encarnación, otro estrato. Esto corresponde al inicio de la maestría.  La maestría es realizada cuando, en los otros estratos de conciencia, integran en vuestra personalidad en encarnación la totalidad de los linajes luminosos de los cuales descienden.

Entonces entiendan bien que, cualesquiera que sean las herramientas (cristales, meditación) toda herramienta va a favorecer en ustedes que buscan la Luz, un trabajo de expansión pero en el seno mismo de vuestro estrato de conciencia, dándoles a veces acceso por fragmentos, por flashes, a informaciones viniendo de los otros estratos, pero ustedes no están aún establecidos en los otros estratos.  Establecerse en los otros estratos, elevar de manera definitiva vuestra conciencia, necesita el pasaje por la estasis y la fusión con los linajes de los cuales son originarios.  Este proceso puede ser llamado la pequeña muerte, la puerta estrecha, poco importa.  Es un momento único. El cual se encuentra después de un período de expansión en el estrato de conciencia en el cual viven. En un momento dado esta expansión se para brutalmente, sin que por lo tanto haya contracción. Es por esto que ha sido llamado “estasis” o “reversión”. Es un proceso dinámico, muy fácilmente reconocible porque pasan de un nivel de experiencia a otro nivel de experiencia, donde la conciencia va a estabilizarse con las posibilidades inherentes a este nuevo estado que es, en particular, de no estar separado del conjunto de vuestro estrato, de no estar ya separado no ya de la posibilidad de contacto con los otros estratos superiores ilustrados por la instalación de los linajes en ustedes.  Esta instalación no puede ser asemejada a un proceso de canalización sino más bien a un proceso de Fusionamiento. Entonces, pienso que es posible favorecer el acercamiento de este momento, obviamente, a través, ya, de la expansión en el seno mismo de vuestro estrato.

Obviamente por la activación de vuestros chakras. Obviamente por una preparación que es la constitución de vuestro cuerpo de Luz o cuerpo inmortal. Cuando todo esto es llevado a cabo (esto puede hacerse durante múltiples vidas pero tengo tendencia a decir que, en estos tiempos que viven, esto se hace muy rápido) va a ser tiempo, en un momento dado de esta experiencia, de vivir esta estasis.

Otro fenómeno que se añade a este esquema evolutivo: hasta allí, he hablado de esquema evolutivo personal pero el mundo que los soporta (este planeta, su sol, los otros planetas que los acompañan en esta ronda) participan también de un proceso evolutivo individual y colectivo. Ustedes son traídos, hoy, al momento donde, colectivamente, la estasis es posible, tanto individual como colectivamente. ¿Cuál es el efecto de este proceso de estasis colectiva para los seres que no han realizado el trabajo de evolución de conciencia en su propio estrato de manifestación? Este proceso si no está sostenido por una expansión (o un trabajo espiritual, si prefieren) previa, va a traducirse por una destrucción pura y simple de la forma humana que habitan. Mientras que si ha sido efectuado el trabajo en el estrato, van a poder llevar literalmente, a este cuerpo, en el nuevo estrato.  Esto ha sido llamado, en vuestro lenguaje moderno, el proceso de ascensión.  Este proceso colectivo, ahora, concierne a un número extremadamente limitado de almas en encarnación. No hay que juzgar o contar este número. Simplemente estar concientes que este proceso solo concierne a muy pocas personas. Para aquellos que me conocen aquí, expreso a menudo mis discursos por las palabras, obviamente, esto es un primer nivel. Después las expreso por el silencio y, según los casos, por la Luz y la vibración.  Entonces, antes de responder por el silencio y de darles la enseñanza del silencio, quiero aclarar también que este trabajo espiritual no es ascetismo. No es algo que requiere una revolución total.  Simplemente requiere entrar en confianza. Confianza en la Luz y en su rol en vuestro devenir. La segunda palabra es dejarse ir y el abandono. La Luz no puede encontrarse sin dejarse ir o abandonarse. Es poner su propia voluntad necesariamente limitada por su manifestación en este estrato, en otro nivel que solo quiere vuestro bien pero que no pueden encontrarlo antes de abandonarse a él. No pueden vivir la estasis individual o colectivamente, cuando esto llegue, sin pasar previamente por este abandono o este dejar ir. Ellos están presentes en toda vida humana, en toda tradición y yo diría, en todos los mundos. La reversión y la estasis no pueden realizarse sin esto.  Esto quiere decir también que deben morir a vuestro estrato de vida para acceder a este otro estrato. Entonces no tengo ninguna idea de cómo los seres que tienen autoridad los guiarán a través de esto.  Recuerden que estoy allí para poner en palabras, en metáforas, en vibración, en silencio y en Luz esto. Antes de darles la respuesta de este discurso por el silencio, les propongo, si tienen preguntas en relación a esto, de tratar de aportar una respuesta  por las palabras.

Pregunta: ¿Lo que llama usted los estratos corresponde a lo que nosotros llamamos dimensiones?  
Esto puede ser congruente, de hecho.

Pregunta: ¿A qué llama los linajes?  
El linaje corresponde a vuestra herencia espiritual vinculada a vuestra Fuente y a vuestro origen. El linaje, los linajes son la manifestación del primer tiempo de la exteriorización de la Divinidad, ella misma ilustrada por los cuatro Vivientes o los cuatro linajes originales, vinculados a los cuatro elementos. Cada ser (no hablo, allí de la forma manifestada), cada Unidad de Luz, cada alma, cada Espiritu, durante su propia creación primero se separa de sí mismo de la misma forma que la Luz original se separa de ella misma. Por lo tanto ustedes están creados, separados de ustedes mismos en dos partes. Esta separación en dos partes es lo que es llamado la chispa divina, no propiamente hablando del linaje. Cuando crean vuestra chispa divina, y que se separan de la Fuente, ustedes son llamados a hacer como la Luz original, es decir, a separarse de sí mismos. ¿Cómo se exteriorizan en esta separación? Creando otra flama, y totalmente idéntica a la vuestra, la que ciertos textos hoy, llaman flama gemela. Hay, en alguna parte en este universo o en otros mundos, encarnados al mismo tiempo que ustedes o no encarnados, otra parte de ustedes la que ustedes pasan vuestras vidas buscando. Esto es llamado la flama gemela. Primer paso. Esta división es posible por la contracción de la conciencia que desciende en los mundos de la materialidad y de la manifestación en esta dimensión. Hay por lo tanto, en vosotros, un sentimiento de incompletud, que les hace buscar, durante toda vuestra vida y encarnaciones, a vuestro complemento.  Esto nada tiene que ver con lo que llaman almas grupales, almas hermanas o familias de almas. Esto es muy anterior a esta noción.

Hoy, durante estos tiempos que viven que los acercan de la estasis, hay la posibilidad, para algunos de ustedes de encontrar lo que es llamado flama gemela pero esto no tiene el sentido de querer crear algo con lo que llaman flama gemela. Es una reconexión a vuestra Fuente y nada más.  Ahora, los destinos de las flamas gemelas pueden estar más o menos conectados o más o menos distendidos. Esto no tiene ninguna importancia. Lo importante es manifestar otra vez en ustedes el sentimiento de completud que hace que nunca más puedan depender de otro ser humano, quien sea.  No estarán ya en la búsqueda de complemento ya que devendrán en este momento seres completos. Esta es la primera etapa. Sin embargo, a partir del momento donde estén exteriorizados ustedes mismos en vuestra flama gemela (como Dios lo ha hecho en el momento de la primera creación), hay un apoyo obligatorio subyacente del Cielo en todos los sentidos del término.  El sostiene  las galaxias, el sostiene este mundo, demostrado a través de los cuatro pilares de la creación que han sido llamados los cuatro elementos que son la base de toda vida y de todos los estratos de conciencia, desde vuestra dimensión hasta las dimensiones, las más próximas de la Divinidad o de la Luz.  Los linajes son la revelación, en vosotros, de vuestra filiación en relación a estos cuatro elementos.  Cada uno de estos elementos ha sido portado de manera privilegiada por los seres humanos o no. Puede algunas veces tratarse de un planeta que juega el rol de filiación. La maestría va por lo tanto a corresponder a la revelación de estos cuatro pilares a fin de hacer de ustedes un ser establecido en su Divinidad.  Este proceso de reconexión a vuestro linaje, a vuestra filiación, es algo que ha sido expresado en diversas corrientes tradicionales como una fusión. Así pues (para hablar de un mundo que no es mi mundo de origen pero que sea muy simple para comprender por ustedes mismos) si tomo el ejemplo de aquel que han llamado Cristo, tienen los seres que siguen el camino del Cristo y que imitan su vida, que buscan hacer el bien y a darse ellos mismos, en el momento donde ellos van a vivir la estasis a título individual, van a fusionarse con el Cristo.  Así, van a poder fusionar las características y los atributos de Cristo, como por ejemplo, los estigmas o los poderes espirituales los más elevados. Es de la misma manera, en la fusión de los linajes espirituales, en el momento donde ustedes entren en estasis a título individual y donde se encuentren en vuestra Unidad Divina.

Pregunta: ¿Qué diferencia hace usted entre alma y Espíritu?   
Una diferencia de estrato.  Cuando es dicho que están encarnados en totalidad, efectivamente, vuestra alma y vuestro Espiritu permiten a este cuerpo ser animado pero, no obstante, existen parcelas de ustedes (alma, Espíritu, esencialmente) que están situados en otros estratos y que evolucionan por su propia cuenta, un poquito como una mano que dirigiría los hilos de una marioneta y que dirigiría los movimientos de esta marioneta. Este es el papel del alma: tener los hilos y la trama de vuestra vida, no importando si ustedes tienen conciencia o no de esto. El Espiritu está en otro estrato que no conoce la polarización, la manifestación.  El Espíritu es la memoria de vuestra Divinidad, es la chispa que está en vosotros. Este Espíritu, cuando se revela, contribuye a la fusión de vuestros linajes.

Pregunta: ¿qué pasará a los seres que no vivirán la estasis? 
La palabra más justa sería lo que uno llamaría reciclaje, renacimiento de un nuevo ciclo. Ustedes pertinentemente saben que la vida evoluciona según los ciclos que reaparecen siempre por los mismos puntos, en los momentos precisos. Esto es un don mismo de Dios. Entonces, aquellos que no podrán pasar por la estasis serán reciclados, de la misma forma que ustedes son reciclados cada vez que mueren a este cuerpo.

Pregunta: ¿El quinto elemento corresponde al Espíritu? 
No, el quinto elemento revela el Espiritu, pero no es el Espíritu.  El Espiritu está mucho más allá. Este quinto elemento, lo conocen ustedes, y es llamado éter. No se trata, propiamente hablando, de un elemento, sino de un movimiento ya que los cuatro elementos se bastan a sí mismos. Se trata de los cuatro vivientes. No hay cinco vivientes, hay cuatro.  Por el contrario, aquel que asegure la cohesión y la reunificación de estos cuatro elementos, es llamado quinto elemento.

Pregunta: ¿El Espíritu corresponde a lo Divino en su totalidad?   
No. No pueden limitar a Dios al Espíritu, o limitar  a Dios al cuerpo.

Pregunta: ¿La fusión de los linajes demanda un trabajo con un maestro o está simplemente conectada al proceso de reversión? 
Pueden seguir un maestro durante toda su vida sin que por lo tanto vivan la fusión con este maestro u otro maestro. La fusión llega a ustedes en el momento donde entran en la estasis. No hay que preocuparse de buscar esto, esto es. Les doy simplemente los elementos de manera a que cuando esto suceda, si esto les llega, les resulte obvio. No pueden obtener una fusión simplemente siguiendo a un ser viviente o a un ser muerto. Entonces, para algunos seres como el Cristo, y como otros, ustedes pueden imitarlos, pueden fundirse con este testigo de la Luz pero, a menudo, la fusión puede venir a ustedes cuando hayan explorado y expandido el máximo de vuestro estrato,  y que hayan construido lo que he llamado el cuerpo de Luz.

Pregunta: ¿Cómo se sabe en qué nivel de expansión se encuentra uno? 
La pregunta llama a una doble respuesta.  La primera: mientras que se hagan la pregunta del nivel donde están es que no lo están. Eso quiere decir que vuestro Espíritu busca a tientas en el seno de vuestro estrato. Recuerden que el proceso de fusión, de estasis previo y de reversión, se acompaña de un silencio de la conciencia. Este momento es memorable entre todos. Es el momento preciso donde, independientemente de la construcción de vuestro cuerpo de Luz, independientemente de todos vuestros carismas (vuestros poderes, si lo prefieren), llega un momento donde, a nivel del pecho, de lo que llaman el chakra del corazón, viene a ponerse la vibración no ya habitual de un chakra sino la vibración de lo que yo llamaría el “Yo Soy”. Ustedes devienen presentes a ustedes mismos en totalidad.  El resto del mundo, en este momento allí, deviene transparente.  Vuestra mirada es penetrante, vuestra conciencia deviene omnisciente. Cuando están a este nivel, no hay ya ninguna pregunta sobre el nivel donde están.  Mientras que se hagan la pregunta, esto prueba simplemente que están simplemente en el interior de vuestro estrato. En el interior de vuestro estrato, existe, naturalmente, marcadores específicos de vuestra graduación de conciencia.  Esta es la primera respuesta.
La segunda respuesta que llama vuestra pregunta está ahora aquí: Sabrán que han llegado a este momento, obviamente, cuando sientan lo que pasa a nivel del pecho, que no es únicamente una rotación del chakra dicho del corazón sino que es la instalación de la presencia del Yo Soy. Las palabras son muy débiles para traducir este estado.  Pero a partir del momento donde toquen este Yo soy, ¿qué sucederá? Ustedes devienen fuera de lo ordinario.  Estando fuera de lo ordinario, uno va a arrojar las piedras pero también las flores porque devienen de tal manera fuera de vuestro estrato que escapan a los condicionamientos en los cuales todos ustedes están pero también en los cuales ustedes ponen a todos los demás que conocen. Hay un antes y un después. El alma en encarnación, el Espiritu en encarnación que vive este momento, es capaz el mismo de definir, en el momento justo, el instante donde esto se produce porque hay un estado de conciencia antes y hay un estado de conciencia después. Ya nada es como antes. Todo será siempre como después. He aquí lo que puede ser dicho con las palabras.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.
Entonces, voy ahora, si lo quieren bien, en relación a todo lo que venimos a decirles con las palabras, me permito decirlo en el silencio. Entonces, acojamos en vuestro corazón lo que corresponda.

...Efusión de energía...

Si lo quieren bien, ahora, acoger y recibir mis saludos de Luz.  En cuanto a mí, les pido encarecidamente de guardar por iniciativa, delante de ustedes, esta noción importante del silencio de la conciencia, de la estasis, de la reversión, sabiendo que esto es una posibilidad a título individual, y pronto a título colectivo, esperando que sean numerosos a alcanzar y pasar este momento. Sean bendecidos y les digo hasta pronto.

Canalizacion: Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD  


*******************


21 de OCTUBRE 2008

Otra Vez sobre el Silencio

RAM

21 de Octubre 2008

Yo soy RAM. Reciban mi paz, reciban mi bendición en este espacio.  Para aquellos que no han aún tenido contacto con lo que yo soy, preciso que intervengo desde hace algunas semanas de vuestro tiempo en un proceso particular dirigido a establecer entre la entidad que se expresa y la entidad que yo soy, un proceso particular de fusión. Preciso que soy un maestro de la vía del Dios RAMA. He tenido por hábito hablarles de un cierto número de principios e ideas, de hablarles de esto por intermedio de muchas vías.  La primera de estas vías, es, obviamente las palabras.  Esta primera vía es seguida por la vía del silencio y, en ciertos casos, la tercera vía de respuesta será la de la Luz.  Pero vengo otra vez en instante para enseñarles como complemento lo que ya he dicho, sobre el silencio.  He definido el silencio como un estado propicio al interior de sí mismo, destinado a permitir por una parte el silencio del mental y en segundo lugar la activación del corazón.  Pero no les he definido, en ningún momento, la naturaleza y la causa misma de este silencio.  Hablando del silencio, obviamente, viene al espíritu su opuesto que, lo más lógicamente del mundo, debería llamarse el ruido.  Ahora bien quiero demostrarles que lo contrario del silencio no es el ruido sino el miedo.  El silencio es el espacio de la plenitud del corazón.  El miedo es el espacio de la plenitud del mental.  Hacer silencio consiste, obviamente en hacer (no por un acto de voluntad) callar al mental, a remplazar el ruido de fondo del mental por los espacios sin ruido, los espacios de silencio.  De allí que afirmar que el mental está trabajando por y, para el miedo deviene una evidencia. El miedo es ruido.  El miedo es agitación. El miedo es ausencia de silencio. El miedo es imposibilidad de mirar al interior.  Ustedes viven los momentos donde el silencio tiende a alejarse de ustedes por la presencia del miedo.  Están en un mundo dominado por el ruido, dominado por el miedo, mantenido y condicionado por el miedo.  El miedo al horror de la vida y al horror del silencio.  El miedo conduce a los sentidos.  El miedo conduce a los placeres fugaces que abastecen la vida.  El miedo conduce a la avidez. La avidez refuerza el miedo e induce el poder.  El poder solo es la consecuencia del miedo y del ruido.  El silencio, cuando se instala, va a alejar el miedo de ustedes, va a alejar el ruido de ustedes, a alejar a la futilidad de ustedes. He aquí en cómo es importante en estos momentos de vuestra encarnación de no dar importancia a los miedos, que esto sean los vuestros o aquellos inducidos por las situaciones que viven.  Los miedos inducidos están destinados a mantenerlos bajo el poder de la codicia. Nada atemoriza más al miedo y al poder que el silencio ya que es en el silencio del corazón que puede nacer la esperanza y sobre todo la Luz.  Ustedes no pueden experimentar el miedo y vivir la Luz.  La Luz es un estado sin miedo.  La Luz es un estado de ser que los restituye en vuestra divinidad.  El culto del silencio es también una reversión de la mirada del exterior hacia el interior.  En estos tiempos que viven nada tiene más importancia que el silencio, la Luz y el Amor fluyan. Han sido condicionados por ustedes mismos primero y después por la trama social, a fin de manifestar un conjunto de comportamientos de evolución construidos sobre el miedo.  Hoy, y en los tiempos que vienen, el miedo va a ser disuelto y absorbido por la Luz.  La verdadera Luz puede desestabilizarlos en un primer tiempo si están aún en los miedos.  Los miedos son las construcciones, los andamiajes, un conjunto de ilusiones creadas por vuestra consciencia distanciada y separada. El silencio va a permitirles, como lo dije anteriormente, de facilitar vuestro acceso a la Unidad.  El silencio es, por esencia, Unidad.  El silencio es por esencia, Belleza.  El silencio es, por esencia, alimento del corazón.  Están involucrados entre una confrontación entre el Amor y el miedo, en ustedes como al exterior de ustedes.  La solución a esta confrontación se encuentra a la vez en la ausencia de resistencia para la llegada de la Luz pero también en la aceptación de vuestra Divinidad.  No pueden dejar emerger y brillar esta luz sin deshacerse de los miedos y sin aceptar vuestra Divinidad.  Esto fue la respuesta de las palabras siguiendo a la enseñanza sobre el silencio. Ahora me gustaría que capten la esencia, en el silencio y en la vibración.

Aquí lo que han expresado estos instantes de silencio.

...Efusión de energía...

Vamos entonces a continuar ahora sobre el amor y el poder.  El poder es el resultado del miedo.  Si el miedo los abruma, ya sea que recuperen vuestro poder, ya sea que ejerzan el poder para conjurar el miedo.  El miedo es la consecuencia directa del olvido de vuestra Divinidad sin embargo querida y realizada por ustedes después del juramento de vuestras encarnaciones.  En estos momentos donde la Luz viene hacia ustedes, de manera visible o invisible, exterior o interior, ¿tendrán miedo o se abandonarán a la voluntad de la Luz?  La voluntad de la luz no es poder, ella es transcendencia, inmanencia y revelación de vuestra Divinidad por la gracia del Amor.  Si los miedos que albergan están suficientemente cristalizados hay riesgo no despreciable de eludir la Luz. En este sentido, los he atraído a encontrar, en vosotros y a su alrededor, los espacios y las playas de silencio que les permitirán conectarse a vuestra Luz y por lo tanto a lo que viene.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...

Vamos, si lo quieren, a abrir un espacio de preguntas sobre lo que he dicho en este espacio pero también, en otros momentos, durante mis visitas precedentes.

Pregunta: ¿Cuál diferencia hace usted entre poder y autoridad? ¿Podría hablarnos sobre estos dos conceptos?

Existen muchas autoridades.  Alguna es un poder, otras son establecidas según un sentido llamado de convención social, jerárquica, familiar, afectiva u otra.  Hay también autoridades no justificadas que, obviamente se transforman en poder.  La autoridad en su forma no revelada, es un poder legal en relación con el orden, en el sentido espiritual. He aquí la diferencia esencial. Pasaremos para esta respuesta del silencio.

Pregunta: ¿Sentir vuestra energía como relativa de un sentimiento unitario es exacto?

Toda vibración que los acerque de la Unidad, que lo haga ir hacia la Unidad, es la energía de la Luz.

Pregunta: ¿todos nuestros miedos pueden ser resumidos en el miedo de la muerte?

El miedo de la muerte forma parte del miedo el más íntimo del hombre.  El miedo, antes de ser el miedo de algo, es ante todo una proyección del mental que, por la herramienta del análisis intelectual, va a crear y construir las hipótesis que crean ellas mismas el miedo.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Pregunta: ¿Esto significa que uno puede sanar todos los miedos por el silencio?

La respuesta es, Si, obviamente.  En el silencio, el mental no puede levantar un andamio y construir las ilusiones.  El miedo es por lo tanto ilusión creada por el mental.  El silencio es el antídoto del miedo.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Pregunta: ¿Es que yendo hasta el final del miedo, de sus raíces que uno puede verdaderamente curarlo?

Así  como está hecho el ser humano esto es imposible: detrás de un miedo se oculta otro miedo. Entender un miedo, sobrepasarlo, solucionarlo por la herramienta mental provee al mental las estrategias aún más eficaces para crear otros miedos.  El miedo está vinculado, obviamente al exceso del mental y por lo tanto a la insuficiencia del Amor. El Amor es el bálsamo que permite disolver los miedos.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Pregunta: ¿Puede uno decir que el silencio es apertura hacia el Amor? 

El silencio es una de las claves que abre vuestro templo interior a la dimensión del Amor.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Pregunta: ¿Es que el silencio puede asemejarse a una paz o a una serenidad interior?

El silencio es eso.  El silencio es la primera marcha hacia la Unidad, hacia la Alegría y hacia la Divinidad.  El silencio es clave, el silencio es Unidad. El silencio, cuando está establecido, es ausencia de miedo y por lo tanto ausencia de poder. El es autoridad natural, el es la Luz que se manifiesta.  Insisto sobre el silencio ya que muchos miedos van a serles propuestos y servidos por la sociedad.  Muchos elementos, interiores como exteriores, van a querer seducirlos, van a querer adquirir vuestra decisión.  Solo la mirada del silencio interior, solo la mirada del corazón podrá distinguir lo que es de la Luz y lo que no lo es.  Se trata de una disposición de la conciencia y de una disposición del espíritu dirigida a hacerlos adquirir la serenidad necesaria a la comprensión directa de un elemento exterior o interior.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Pregunta: El silencio es superior a la recitación de mantras?

No es superior, ni inferior, es diferente.  Sin embargo, es un camino mucho más rápido cuyo aprendizaje es a veces más difícil pero cuyos resultados con mucho más rápidos. El mental puede estar escondiéndose detrás de la repetición de mantras, cualesquiera que sean.  El mental no puede esconderse detrás del silencio.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Pregunta: ¿El silencio es Presencia Divina?
El silencio total es revelación de la Presencia Divina, revelación a vuestra propia Presencia, revelación a vuestra eternidad, revelación a vuestra Unidad y revelación al Amor que son.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra Pregunta?

Pregunta: ¿Cómo puede uno manejar el conflicto entre el silencio y el poder del mental?

Hay conflicto a partir del momento donde el silencio es vivido como un combate.  El silencio no es un combate, es un estado que se propaga y se gana.  Es un estado que se cultiva. Si hay conflicto, es necesariamente a nivel del mental.  El silencio no puede ser conflicto.  El mental quiere hacerlo creer pero esto es una ilusión destinada a reforzar y a nutrir el mental.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra Pregunta?

Pregunta: Cuándo habla del silencio, parece que también puede ser entendido como un sueño, un estancamiento, una fuga. ¿Es que el silencio puede serlo?

Es el mental que lo afirma.  El mental solo tiene miedo de dos cosas: del Amor y del silencio.  El Amor porque significa su sentencia de muerte y el silencio porque es el único elemento que es capaz de reducirlo sin pasar por la oposición, por la fuerza, sin pasar por el control.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra Pregunta?

Pregunta: ¿Existen las formas de pensamiento que permitirían sublimar el mental y que aproximarían, de una cierta manera del silencio?

El problema mayor es que desde hace mucho tiempo el mental se apoderó de vuestro pensamiento. Por lo tanto, el es muy hábil para inducir pensamientos que no vienen del mundo del Espíritu sino mas bien del mental.  El mental es capaz de inspirar pensamientos.  Los pensamientos que no vienen del mental sino del mundo del Espíritu solo reflejan una sola cosa: El Amor y su traducción.  Así pues, el silencio no es el pensamiento.  El silencio es dinámico y no estancamiento. Es dinámico porque el induce, por su existencia misma en vuestro interior, el nacimiento de la Luz. No habrá respuesta por el silencio y por la Luz para esta pregunta.

Pregunta: ¿Cómo se manifiesta el silencio en el estado particular de los sueños?

El silencio puede manifestarse en sueños, efectivamente. El tomará prestado, lo más seguro, el concepto de sueño de vuelo, de sueño de ascensión y de sueño de Luz pudiendo ir, incluso, hasta el sentimiento de experiencia de vivir fuera del cuerpo.  Estos sueños, estas sensaciones son las manifestaciones tangibles de la instalación de un silencio durante vuestras noches.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra Pregunta?

Pregunta: ¿pareciera que esta forma de silencio nocturno se interrumpe a las 4 de la mañana?

Se trata de un ritmo biológico.  Ustedes tienen un reloj interno.  Este reloj los obliga simbólicamente a recrear cada noche.  El horario es variable y varia cada noche, frecuentemente a media noche, en función de cada camino.  Sin embargo, el cese del silencio (o la instalación del silencio para otras personas) marca el momento preciso de vuestra re-creación, que ocurre por lo tanto cada noche.  No hay respuesta de la Luz ni del silencio.

Pregunta: ¿Hay una explicación para este horario?

Es específico a cada uno.  Existe un reloj biológico global, existe un reloj biológico individual.  De la interacción de estos dos relojes se deriva una hora precisa.

Pregunta: ¿Esto podría corresponder a lo que uno llama la sonrisa de Buda?   Si.

Pregunta: Cara a los movimientos colectivos de “control” sobre el Amor y la Luz, ¿la respuesta puede también pasar por el silencio?

Existen, ciertamente los planes: los planes para la Sombra, los planes para la Luz. Ellos dos se desarrollan de manera conjunta, bajo vuestros ojos.  Hay una competencia entre la Luz y la sombra.  La Luz los quiere seres de Amor y seres libres.  La Sombra los quiere seres de miedo y subordinados.  La libertad y el Amor no se conquistan por la lucha exterior.  El Amor y la Luz no combaten con la Sombra. El Amor se instala e irradia, satisfaciéndose de lo que ella es. No hay necesidad de combatir a la Sombra con el Amor.  Es suficiente ser el Amor para que la Sombra sea vencida.  Pero no se engañen, a partir del momento donde acepten el combate contra la Sombra, ya no están en el Amor sino en una desviación de la Luz y del Amor.  Esto es hacia lo que la Sombra y el miedo quieren llevarlos: alejarlos del único lugar donde se encuentra la certeza de la victoria.  Este lugar es, obviamente el corazón, fortaleza inexpugnable debido a su cualidad, por su Unidad y por su Divinidad.

Aquí la respuesta del silencio:
...Efusión de energía...
Aquí la respuesta de la Luz:
...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Entonces, bien amada humanidad en encarnación, les transmito ahora la Paz y la Alegría.

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot


*******************


25 de SEPTIEMBRE 2008

La Reversión
RAM

25 de Septiembre 2008
Bien amados hermanos en esta humanidad encarnada, soy el vehículo y la manifestación de una de las cualidades de la Divinidad. No se pierdan en la interrogación de lo que es la manifestación.  Lo más importante es escuchar, en el silencio del corazón, lo que tengo que transmitirles, a darles, a compartir. La mayoría de ustedes no me conocen.  Vengo a enseñar con las simples palabras, con las vibraciones simples, la vía de la Unidad, la vía del corazón.  La vía del corazón es lo que hoy, en este espacio y en este tiempo que viven, debe ocupar la totalidad de vuestro tiempo.  No hay más espacio para lo que no es esto.  Encontrar el corazón es tocar la Verdad.  Penetrar en vuestro propio corazón, es encontrar la Fuente y la alegría.  El único obstáculo para esto es ustedes mismos, a través de los atavíos de la ilusión, de los atavíos de seducción que tienen muchas veces asumidos y tomados prestados.  La vía del corazón necesita una cosa esencial que es el silencio, el silencio de las palabras ante todo.  El silencio de las miradas después que conducen  todas ellas al silencio del mental.  Ustedes no pueden caminar y tocar la Verdad mientras que el mental trabaje en ustedes.  La divinidad que son, el Amor que son, no puede nacer en el ruido y la agitación.  Toda veleidad de comprensión, toda tentativa de apropiación, toda tentativa para controlar lo que viene, los aleja de lo que viene.  Lo que viene es puro Amor, pura Luz, transcendencia, inmanencia, totalidad.  La recepción de esto necesita poner en reposo, a dormir, a morir vuestro mental.  He dicho y he vuelto a decir que esto requiere retirarse del mundo a fin de retornar hacia vuestro mundo que es el interior. Retirarse del mundo no quiere decir dejarlo.  Retirarse del mundo no quiere decir aislarse.
Retirarse del mundo quiere decir tornar la mirada del exterior hacia el interior.  La reversión de esta mirada no puede tener lugar mientras que pongan vuestra mirada hacia el exterior.  ¿Por qué vuestra mirada y vuestra consciencia miran al exterior? Esto forma parte del juego de la encarnación donde ha habido tal proyección, tal voluntad de proyección de ustedes mismos, hacia fuera de ustedes mismos, es decir fuera de la Luz, que ha influenciado la experiencia de la encarnación que ustedes viven.
La reversión, la confrontación es un cambio de mirada.  Es necesario pasar del ruido al silencio: primera reversión.  Es necesario pasar de la mirada exterior a la mirada interior:segunda reversión.  La tercera reversión es una reversión que va a hacerlos pasar de la dualidad, de la multiplicidad a la Unidad.  La Unidad recobrada necesita, una vez más, el silencio de las palabras, el silencio de la mirada y que la mirada exterior sea remplazada por la mirada interior.  Esto es simple.  Esto es evidencia.  Obviamente ustedes son ayudados para ir hacia esto.  Los grandes seres, muy numerosos servidores de la Luz, muy numerosos trabajadores de la Luz, trabajan en este momento mismo sobre el conjunto de la Tierra para ayudarlos a hacer esta reversión, si tal es vuestro deseo.  El pasaje de la dualidad en Unidad es un momento inolvidable para un alma que ha elegido la separación de la Fuente.  Este momento es único. Los transformará, en un espacio de tiempo extremadamente reducido, en un ser de pura felicidad, de pura alegría, de pura Unidad.  Esto es hecho posible, a escala colectiva, por circunstancias particulares que llamaría los instantes de gracia, los instantes de milagro.  El único trabajo que tienen que hacer es justamente parar todo trabajo con el mental, de dejar iniciar en ustedes, de dejar Despertarse en vosotros, el fuego de la Unidad. Solo ustedes pueden permitir esto.

Solo ustedes que pueden impedir esto.  Esta es la respuesta de lo que yo llamo las palabras.  Mi manifestación es también capaz, a condición de que estén a la escucha, de haceros entender lo que vine a decirles, no a través de palabras, sino a través del silencio.  También, les propongo ahora la enseñanza del silencio en relación a esto.

...Efusión de energía...

Ustedes son seres de Luz y de Amor que recorren un mundo carente de Luz y carente de Amor.  Felizmente la creación ha puesto este Amor en la belleza, en ciertas formas de actividades humanas y en ciertos seres que han velado para que la experiencia de la encarnación pudiera vivirse a pesar de algunas trampas y algunas ilusiones.  A lo sumo se dirigirán hacia la Luz, a lo sumo se extraerán fácilmente de las ilusiones de este mundo.  La condición esencial, lo repito, es el silencio.  El silencio no es la vida.  El silencio no es la nada.  El silencio es transparencia.  El silencio es eternidad.  El silencio es Unidad.  En este espacio ustedes tocan, ustedes viven la única Verdad. Aquí la enseñanza del silencio después de las palabras.

...Efusión de energía...

Recuperamos las palabras. Les es pedido con urgencia salir de la duplicidad, salir de los mercados de engaños, de los apegos ficticios, de los miedos múltiples, ya que el miedo es generado únicamente por la ilusión y la respuesta de vuestro mental lo trae.  No puede haber lugar para el miedo en un corazón centrado en el Amor.  No puede haber falta en el que vive en Unidad.  No puede haber ilusiones para el que vive en la Verdad.  La oposición incluso y el juego entre la Sombra y la Luz no pueden subsistir en Unidad Lo que les parece inaccesible, lo que les parece fuera de alcance, es no obstante, la única cosa verdadera, la única cosa real.  Nada más existe en eternidad que el Amor, la Verdad y la Unidad.  Solo la proyección de vuestra actividad mental ha logrado creer totalmente lo que viven y absolutamente nada más.  Cuando una manifestación les dice que son la Luz encarnada, ustedes son, en Verdad, esto.  Ustedes en verdad son solo esto.  El resto es andamiaje y construido únicamente por los juegos del mental, por lo juegos de la ilusión, por los juegos del miedo.  Esta es la respuesta de las palabras.  Aquí ahora la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

Si hacen la elección de vuestra divinidad, esto implica renunciar a la multiplicidad y renunciar a la ilusión.  Deben desapegarse de todo lo que no es ustedes mismos.  Ustedes son Amor, Luz.  Deben alejarse de lo que no es esto.  Son ayudados para esto.  Son inundados de gracia, son inundados de Amor, y son inundados de Verdad.  La manifestación que vengo a infundir en ustedes es una cualidad particular de la conciencia destinada a ayudarlos a encontrar el silencio.  En el silencio del corazón no hay lugar para el chismorreo, no hay lugar para la duda, no hay lugar más que para la Luz.  En este estado de alegría interior, en este estado de beatitud, las palabras incluso pierden sentido, las ilusiones pierden sentido.  En esta vibración ustedes devienen transparentes y solo pueden ver la transparencia.  El filtro del ego siendo disuelto impide  naturalmente que la dualidad pueda ser percibida puesto que ella es ilusión creada por el mismo mental. Este acto de consagración y de abandono a la energía del Amor pasa por estos silencios que son la etapa final del desapego de sus últimas creencias que permitirán al fuego abrasar el corazón, al Amor invadir vuestra vida, a fin de realizar la Unidad en vosotros y también, por estado de ser, al medio ambiente. Incluso si esto está precedido por un período de confusión, no de ustedes, sino del efecto mismo de esta Luz, esto debe afirmarlos aún más en la Verdad de vuestro corazón. No hay allí, en el corazón del ser, ningún espacio para la ilusión, ningún espacio para el engaño, ningún espacio para lo que es falso.  La Verdad del corazón es inmutable. Es el lugar incluso de vuestro juramento. Es vuestro templo el más sagrado, el más secreto. Aquel que, cuando él se revele al mundo, cuando él revele su presencia, cambie literalmente al mundo.  Cuando abren en ustedes esta dimensión, el despliegue de la vida se revela.  El funcionamiento de los mundos y de los seres se revela totalmente a ustedes. Y ustedes devienen finalmente lúcidos y conscientes en un mundo de inconsciencia y de opacidad. Están destinados, si tal es vuestra elección, a este destino y  a este fin que es, de hecho, el principio.  Todo es cuestión de perspectiva.  Todo es cuestión de polaridad de conciencia.  Les doy ahora la respuesta a esto en silencio.

...Efusión de energía...

Si, ahora tienen preguntas en relación a lo que vine a darles, quiero aportar las respuestas de las palabras y las respuestas del silencio.

No tenemos preguntas.  Le agradecemos.

Bien amados hermanos en humanidad, en este mundo, deseo, antes de retirarme de este vehículo, proponerles un momento de comunión en el silencio y en la mirada interior, en la paz, en la Unidad.  Reciban.  Los amo. Los bendigo, de ahora en adelante.

...Efusión de energía...

Bienaventurados vosotros, seres preciosos. Que el espíritu de la Eternidad, que la Luz del Amor los colmen de gracias y de sus benevolencias.  Sean bendecidos.

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD.  

*******************


06 de SEPTIEMBRE 2008

El Silencio es Plenitud

RAM

06 de Septiembre 2008

Vengo con ustedes a fin de proseguir las enseñanzas a través de las palabras, a través de la Luz y a través del silencio y la plenitud.  Vamos esta tarde, a abordar, de manera más profunda, algunos conceptos en relación con el silencio.  Como todas las tradiciones sobre esta Tierra lo han afirmado y demostrado el silencio es el acto esencial que acompaña los momentos espirituales particulares llamadas iniciaciones.  Todo pasaje, toda revelación, toda transformación, solo puede vivirse a través del silencio.  Más allá de esta simple palabra, ¿cuáles son los conceptos que son vehiculados por el hecho de hacer silencio y cuáles no lo son?

Lo primero es comprender que el silencio es plenitud.  El ruido es la ausencia de plenitud.  Las palabras, la música, los pensamientos, las relaciones forman parte del ruido.  El ruido es hecho para mantener un estado.  El silencio es hecho para transformar y pasar de un estado a otro. Lo que significa que, para pasar de un estado a otro de densidad vibratoria más fuerte o más densa, es preciso cesar el ruido de la dimensión correspondiente.  En la encarnación de la forma donde ustedes están, el ruido está esencialmente compuesto de vuestras palabras, del estrépito de vuestros pensamientos, de vuestros movimientos y de todo lo que mantiene la dualidad.  Todos los ritmos de la forma y de la encarnación son, por esencia, duales.  Participan del mantenimiento de la dualidad.  El ruido es por esencia dual. El silencio participa, en cuanto a él, de la Unidad.  Hacer silencio es el primer paso hacia el cese de una manifestación dada que prepara un pasaje en Unidad.  Los mundos llamados espirituales están definidos por la presencia de la Luz y la presencia del Espíritu.  El mundo dual, y los mundos duales están caracterizados por la ausencia de esta dimensión propia al silencio.

¿Esto quiere decir que los mundos espirituales son silenciosos? No.  Por el contrario, el pasaje necesita el silencio.  Ustedes viven, un momento de pasaje a nivel individual, y a nivel colectivo.  Momento de pasaje extremadamente importante ya que concierne al acceso de una forma de manifestación de vida situada más allá de la dualidad.  El pasaje no puede hacerse que en el silencio. Por lo tanto deben aprender a cultivar el silencio.  Este es el elemento motor y detonante del pasaje. Por lo tanto deben buscar activamente el silencio. Incluso diría que deben cuidar de los espacios de silencio.  El silencio no es la meditación.  El silencio no es la plegaria.  Algunas meditaciones tienen por objetivo ir hacia el silencio.  El silencio interior es algo que debe crearse y desarrollarse.  Crear el silencio va a pasar primero por la realización y concretización de momentos privilegiados donde ya nada existe en el exterior ni la palabra, ni los gestos, ni las personas, ni los objetos, ni las actividades.  Es un momento particular vinculado a una reversión del exterior hacia el interior.  Este momento debe durar, obviamente más allá de una simple respiración. Este tiempo y este momento son eminentemente variables según los seres. Deben durar un cierto tiempo ya que es en el silencio que se manifiesta la revelación, la realización, la iluminación, el Despertar, la fusión y la ascensión.  El silencio es por tanto un elemento mayor y motor del acceso a vuestra divinidad.  Esto podría ser llamado una pequeña muerte. Deben morir de manera temporal a vuestras actividades, a vuestros compañeros, a vuestras relaciones, a vuestros pensamientos.  Deben ponerse en silencio para escuchar la vibración superior.  El silencio es un hecho esencial que el solo permite, debido a las circunstancias vibratorias particulares colectivas, la situación propicia para el Despertar.

He aquí porqué a través de mi presencia y la plenitud que les ofrezco, se acercan, a pesar de las palabras, del silencio. He aquí porqué mis respuestas se hacen por las palabras pero también por el silencio.  Se darán cuenta que, si se acercan del silencio volteando vuestra conciencia hacia el interior, devendrá entonces mucho más fácil detener las turbulencias de los pensamientos y del mental.  En el momento donde decidan entrar en el silencio, el mental sufre una sideración de su propia actividad ya que el mental es el ruido que los mantiene en encarnación.  La forma en la cual están es una creación de vuestro mental antes de ser una creación particular de experiencias.  Esta creación es hecha posible por la actividad del mental ya que no hay emociones afuera del cuerpo.  Por el contrario, existe un mental fuera del cuerpo.  Mental que está el mismo subdividido en dos porciones: Una porción extremadamente vibrante que vibra mucho más allá de los límites de la encarnación y que es la representación del Espíritu.  Y otra parte conectada a la adhesión a las creencias particulares que van a precipitar vuestra irrupción en la forma.  Estas creencias que los precipitan en el ruido de la encarnación tienen por nombre: reencarnación, voluntad de experiencias, deseo de ayudar a los demás.  Se trata de creencia y no de una ley dictada por el Espiritu. Ustedes están identificados a vuestras creencias.  Esto explica vuestra presencia en la forma.  Toda forma en encarnación es la resultante de una creencia. Materializan a través de la forma en la que ustedes están, a través de la morfología que presentan y que dan a ver, la encarnación total de vuestras creencias.  La vida en encarnación, la experiencia de la dualidad y también una creencia que los aleja, en cierta medida del silencio pero que inexorablemente, como un elástico que se tiende y que regresa a su punto de partida, los traerá de vuelta hacia el silencio. La tensión es un ruido, la pasividad es silencio.  No pueden encontrar vuestra eternidad en el ruido.  Incluso si tienen la oportunidad de vivir ciertos momentos luminosos correspondientes al Despertar, al reencuentro conciente con la Luz, esto con todo eso, no es que hayan llegado al fin de la experiencia.  El reencuentro con la Luz es el principio de otra experiencia que debe alcanzarse por la desaparición de la forma y del conjunto de creencias.

La mejor manera de eliminar las creencias no es ciertamente parar de creer ya que ellas serán inmediatamente reemplazadas por otras creencias que son características de este nivel de manifestación en el cual están que es la creencia.  La creencia es una emanación del mental.  La creencia es algo en que ustedes creen y llega incluso a hacerlos creer en la perennidad de la forma, si no de la vuestra, en todo caso de la perennidad de una montaña, de una piedra, de todo un reinado.  Y sin embargo, esto es solo el velo de la mente que recubre al pensamiento.  La etapa colectiva que ustedes viven los comprometa a retirarse de estas creencias.  La única forma de  lograrlo es el silencio, cualquiera que sea, lo repito, el nivel de Despertar que hayan vivido, cualquiera que sea la forma en que esto es revelado y realizado, ustedes con todo eso no han llegado.

Sin embargo, la experiencia del silencio los acerca a grandes pasos del objetivo. Recuerden que esto concierne a la época y al momento en el cual evolucionan.  El silencio es plenitud.  Este es un lugar donde la Luz no puede encontrar obstáculos.  Es un lugar donde la Luz deviene, de alguna forma, llena, fija e inmutable. Deben hacer cada día el esfuerzo de descansar en el silencio.  En efecto, el silencio es regeneración.  El silencio es por lo tanto plenitud, Luz y regeneración. Así pues, yo le propongo, antes de abrir un espacio de preguntas, de llenar nuestro espacio de manifestación por el silencio.  Vamos a vivir esto ahora, antes de que los comprometa a entrar en las preguntas.

...Efusión de energía...

Ahora vamos a salir de este silencio para recibir vuestras preguntas.  Pero van también a darse cuenta que una vez dada la pregunta, la respuesta se encuentra en el silencio. ¿Quién quiere comenzar el juego de las preguntas?

Pregunta: ¿Cómo guardar silencio en la vida material?
Comenzaré por responder por la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

La respuesta de las palabras es aún más simple: Si aprendiera a generar el silencio en el silencio devendrá extremadamente fácil y rápido encontrar  el silencio en el ruido. Es necesario un entrenamiento modesto para esto: Benefíciense de los momentos de calma, de adormecimiento para vivir el silencio.  Una vez que hayan vivido la reversión que acompaña el pasaje del ruido al silencio, en los momentos de ruido restringido devendrá extremadamente fácil recobrar este estado, sin importar el bullicio del mundo, independientemente las limitaciones impuestas por los objetos o las personas.  He aquí ahora la respuesta de la Luz.

...Efusión de energía...

¿Otra Pregunta?

Pregunta: ¿Parar el movimiento amplifica la experiencia del silencio?
Esto no es una obligación pero esto puede ser necesario para algunas personas, en particular aquellas que tienen el hábito de acompañar las palabras por movimientos de gestos, de músculos, de brazos.  Esto se ve entre ciertos temperamentos donde no puede haber palabras sin gestos.  Ahora, si permanecen sin gestos, pueden ser llevados a expresar los pensamientos que los alejan del silencio. Por lo tanto esto es una cuestión de caso personal.  Ahora voy a darles la respuesta por la plenitud.

...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Pregunta: ¿El silencio puede permitir atenuar los miedos y los sufrimientos?
Respuesta de las palabras: El silencio es transcendencia.  El silencio es suspensión de los miedos y del sufrimiento.  Si se entrenan suficientemente al silencio, el sufrimiento se desvanecerá, cualquiera que sea la causa.  Para la gente en sufrimiento esta es una guía valiosa que va a permitirles saber en cual momento tocan el silencio porque, en ese momento, el sufrimiento puede ya manifestarse a vuestra conciencia.
Aquí la respuesta del silencio y de la Luz al mismo tiempo.

...Efusión de energía...

Pregunta: ¿Los períodos de silencio se pueden vivir en la alegría y en la plenitud?
Todo esto es Verdad. El silencio asociado a la reversión es el lugar donde pueden vivir los estados místicos más auténticos que sean.  El Samadhi, el éxtasis, la intasis, es un momento de silencio intenso.
Aquí la respuesta.

...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Nde. Ninguna.

A través de las diferentes visitas, comenzarán a experimentar el pasaje del ruido al silencio y del silencio al ruido.  Esto está destinado a hacerlos percibir los mecanismos íntimos y los accionamientos que permiten pasar de un estado al otro y del otro al uno.  Hay allí un fenómeno muy real de aprendizaje al silencio.  Las variaciones incluso de la intensidad de las respuestas por las palabras, la Luz, el silencio y la plenitud ponen vuestra conciencia y vuestro cuerpo en el fenómeno de aprendizaje a la realización del silencio. Esta es ciertamente la parte más importante de lo que voy a darles y a transmitirles. Obviamente, esto participa de mi radiación y de mi guía a su lado. Recuerden que lo que les dije ayer en cuanto a la instilación en vosotros de esta gota, de este cristal, que los conecta a mi Esencia.  Esto no es una ilusión sino una Verdad esencial. Los ayudo, a través de esto, a ir hacia el silencio y la plenitud ya que es el único objetivo aquí abajo. Buscan primero la Luz, después el Despertar, y después aún la realización.  Esto es ya extraordinario en sí, sobre todo en este mundo de la forma y de la dualidad.  Esto demuestra el poder y la tenacidad de lo que son.  Más allá de esto, deben conectarse con vuestra Fuente, vuestro origen, vuestra filiación y vuestra afiliación. Esto es hecho posible por el silencio que permite alegría, plenitud, subida en vibración y esencia que son.  Entonces, les propongo ahora vivir, no ya el silencio, sino la comunión del silencio ya que en el silencio también se encuentra la abolición de la distancia entre las conciencias, tanto entre vuestras diferentes conciencias que entre la totalidad de vuestras conciencias con la totalidad de las otras conciencias vividas hasta el presente como exteriores a ustedes.  Entonces, de ahora en adelante vamos a vivir esto y de ahora en adelante  les digo paz, Amor y fraternidad.  Viviremos esto algunos instantes antes de que los deje por esta vez.

…Efusión de energía...

Reciban mi paz, reciban la gracia y reciban la plenitud.  Ábranse hacia este silencio y les digo hasta muy pronto.

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot



**********************



05 DE SEPTIEMBRE 2008

Hablando sobre la Plenitud y la Transparencia

RAM

5 de Septiembre 2008

Yo soy RAM.  Reciban la paz.  Reciban la plenitud. Vengo a proseguir con ustedes las enseñanzas y las transmisiones.  He abordado ya con ustedes algunas ideas.  El silencio, el Despertar, la plenitud.  Hoy vengo a hablarles de lo que es el vínculo y el aglutinante y la justificación del conjunto de la creación y de lo increado.  La justificación misma de vuestra forma en la cual están.  Esta justificación va a permitirles entender lo que llamé en mi última visita la finalidad.  La finalidad es el Amor.  La finalidad es la Luz.  Hablo, obviamente de la Luz increada, de la Luz original, del Espíritu de Dios, si prefieren, o de la Divinidad.  Hay en primer lugar, el concepto que deben entender totalmente y, si lo permiten, les haré vivir este concepto, primero con las palabras pero, también a través de la plenitud, el silencio y la Luz.  No existe manifestación en la forma que no sea Dios.  El Angel es Dios.  Las dimensiones mismas y los contenidos de estas dimensiones es Dios.  Dios (la Luz, el Espíritu) llena todas las cosas, todo instante, toda eternidad y toda negación incluso de su presencia.  Dios es presencia, inmanencia y transcendencia.  Ustedes están en este camino de la forma y de la encarnación para encontrar a Dios. Ahora bien, Dios está ya allí.  Dios está en la mariposa, Dios está en la respiración, Dios está en todo lo que está manifestado en vuestra dimensión. Y por lo tanto deben encontrarlo. ¿Qué es lo que esto significa?  Significa simplemente que deben revelarlo. Él está en el silencio y la plenitud y ustedes, ustedes están en el ruido y en la incompletud.  En este sentido, la meditación, en este sentido, lo que han llamado plegaria son los espacios de tiempos privilegiados que van a darles el acceso a la reconexión a este Dios que, por lo tanto, es también parte integrante de la totalidad de lo que son.

La proyección de vuestra conciencia en esta dimensión los ha hecho salir de la inmanencia y de la Eternalidad.  El propósito de toda dimensión, digo bien de toda dimensión, es desarrollar totalmente la inmanencia de Dios.  Esto concierne, en vuestra dimensión, también en los reinos dichos inferiores como los reinos situados directamente encima de ustedes. Por lo tanto deben, a través de un concepto que es la polarización de la conciencia y la reversión de los sentidos de los valores, ir hacia el reconocimiento de la transcendencia y de la inmanencia de Dios en vuestra dimensión.  La dimensión de la Sombra, que es la manifestación también de vuestra dimensión, es también portadora de la totalidad de Dios.  De este modo, muchos Maestros e iniciados les han dicho de no juzgar, de no poner una mirada que separe y que divida ya que esta mirada separada y dividida también aleja seguramente de la inmanencia de Dios como la incredulidad la más total.  Ustedes están aquí para realizar la completud de Dios. 

Tan paradójico que esto pueda parecerles, con vuestro resto de división y de separación, ustedes son la totalidad de los universos y de la creación.  Hay en cada átomo, en cada corpúsculo, en cada llama, en cada alma, la totalidad de los posibles y no puede ser de otra forma.  Es una cosa aceptarlo a través de palabras o a través de conceptos pero es otra cosa vivirlo en la Verdad de la plenitud, del silencio y del Amor.  Sin embargo, esta etapa es una etapa previa ya que ella va a crear una tensión de vuestro ser hacia un objetivo que es considerado al principio, como exterior a ustedes, proyectándose en el objetivo a alcanzar, también a través de la imagen de un Maestro, de una religión o de todo otro concepto que va a permitirles ejercer esta tensión hacia este objetivo.  Pero esto es una ilusión.  Ustedes son, en la instantaneidad del instante, la totalidad de la divinidad.  No puede ser de otra forma. No hay espacio sin Dios, no hay vida sin Espíritu.  No podría haber vida sin Luz.

La Luz es, les recuerdo, el vínculo y la cohesión de la manifestación y de lo increado.  Existe un filtro vinculado a vuestra encarnación que los hace imaginar vuestra existencia como separada de Dios y de la Verdad. Nada de eso.  Y por lo tanto no es que lo viven porque yo lo digo.  Porque lo que conocen ya y que ha sido llamado las ideas (pero también las creencias, cualesquiera que sean) los ha alejado poco a poco de esta verdad esencial que es la inmanencia, la transcendencia de Dios.  Dios está más allá de un concepto.  Dios está más allá de toda definición.  El es a la vez la totalidad de la Unidad.  Ustedes por lo tanto son la totalidad y la Unidad.  Ustedes están exteriorizados a través de una forma porque el Espíritu, desde tiempos inmemoriales, ha decidido esta exteriorización.  Pero, incluso en esta exteriorización, deben recobrar la inmanencia y la transcendencia.  Este es el único objetivo verdadero de vuestra vida.  Todo el resto no es más que los elementos de disipación y los elementos que van a agregar creencias sobre otras creencias.  Y, de creencia en creencia, se separan un poco mas de esta Verdad que  no obstante nunca está separada de ustedes.  Entiendan bien que se trata únicamente de vuestras creencias.  Pero estas creencias, estas ideas a las cuales se adhieren, construyen alrededor de vuestra exteriorización, llamada encarnación, un muro, una separación que no existe más que para ustedes ya que Dios no puede estar separado de ustedes.  Ustedes creen que  hay un obstáculo infranqueable entre la forma y Dios pero esto no puede ser verdad. Obviamente, cuando están enredados en lo que ustedes llaman vuestras relaciones inter-humanas (la relación siendo definida en principio por la relación entre ustedes y algo que es exterior a ustedes), todo lo que sostienen a través de las relaciones es la distancia porque estar en relación necesita una exteriorización suplementaria que les hace perder de vista la esencia de la Verdad primera.  Cuando se dan cuenta de la ilusión de esto, vuestra vida y vuestra forma y vuestra encarnación ya nunca puede ser la misma.

¿En que reconocen que entran en un camino, no ya de tensión, pero esta vez de abandono a la Verdad primera? Y bien simplemente porque vuestras resistencias, que hacían parte misma de vuestras relaciones, se licuan y se disuelven en la Luz que ustedes devienen.  Esto se produce en un momento dado.  Hablo  del momento dado porque hay un antes y un después de este momento.  Antes, ustedes se sentían separados o vuestra creencia se los hacía creer.  Y después las creencias, las tensiones se resuelven totalmente.  Se trata más bien de las tensiones vinculadas a la relación que las tensiones en vuestro cuerpo.  Cuando ya aceptan conceptualmente, la no separación, y la no separatividad, vuestro cuerpo no puede estar ya en resistencia.  La cantidad de Luz presente en las células va a aumentar de manera exponencial.  El resultado visible para vuestra conciencia analítica va a ser la desaparición de todo lo que era resistencias. ¿Qué son las resistencias?  Ellas son enfermedades.  La Luz va a sanarlos instantáneamente por su presencia como ya lo han sentido, algunos de ustedes hace algunos días.  Dios no es resistencia.  Dios es Luz, sincronicidad, armonía, curación y total transparencia.  Devenir Dios es devenir transparente.  Devenir transparente es ya no hacer pantalla con los muros construidos a la Luz que son.  Entre más entren en transparencia, mas los obstáculos de vuestras construcciones, del mental, de vuestras creencias, ideas, incluso, van a dejar lugar a la plenitud y a la inmanencia del instante.  Entonces, hemos expresado esto a través de las palabras.  Ahora si lo quieren bien, voy en primer lugar a expresarlo en el silencio.

...Efusión de energía...

Vamos ahora a expresar lo mismo por la Luz.

...Efusión de energía...

Ahora vamos a expresarlo por la plenitud del instante

...Efusión de energía...

Entrar en transparencia es este estado, a la vez de plenitud y de Luz, y de banalidad del mental y de las emociones.  Dios no puede revelarse en el mental y en la emoción.  El aparece en vuestra conciencia cuando vuestro mental y emociones hacen silencio.  Dios aparece también a partir del momento donde el cuerpo no está en resistencia o tiende a no estar en resistencia.  Ustedes están en camino de vivir este comienzo de transparencia a través de la vibración de la Luz blanca que se manifiesta ahora en vosotros.  La Luz aclara y vuelve transparente. Preciso también, ya que esto es importante para muchos de los asistentes (que esto sea desde hace varias veces o por primera vez), que mi linaje es el linaje de una característica de Dios llamada RAMA. Deposito en ustedes, destilo en ustedes en cada conciencia de mi presencia, una conexión voluntaria y deseada al origen de este linaje.  Ustedes forman parte integrante de mi manifestación. Sobre todo, no vean en esto un compromiso sino más bien una ofrenda de mi linaje a vuestra forma.  Esto está relacionado a la importancia de lo que viven y al interés que portamos nosotros desde nuestra dimensión, de verlos irradiar este estado de transparencia en el mayor número.  Para esto, deben también mantener este estado.  Esto se realiza por el silencio por la Luz y por la plenitud.  Cuando conecten vuestra conciencia a nivel del corazón, estarán de ahora en adelante  inmediatamente conectados a mi irradiación.  Por lo tanto he creado, una ofrenda particular, una apertura en vuestro corazón extremadamente precisa vinculada al silencio, a la Luz y a la plenitud. Les corresponde a ustedes acrecentarla y manifestarla cada vez más, en forma colectiva e individual.  Pueden también, por lo que he instilado en ustedes y que voy a continuar instilando ahora, hacer un llamado a mi presencia.  Ciertamente, para cada forma diferente que ustedes son, mi presencia puede revelarse por las palabras, por mi Luz, por mi plenitud, o por mi silencio. En el seno de una de estas cuatro manifestaciones, encontrarán instantáneamente la respuesta a vuestras preguntas.  Con todo eso, no hemos terminado las enseñanzas y las transmisiones.  Vamos a crecer aún en plenitud a fin de estabilizar esto en ustedes, es vuestro corazón.  Entonces, si tienen preguntas en relación a lo que vine a decirles, quiero bien responderles voluntariamente, mientras que la transparencia aumenta.  Y este estado, por supuesto,  solo deja poco lugar a las preguntas pero tengo cuando menos necesidad de algunas de ellas a fin de instilarles aún mas esta transparencia.

Nde: Ninguna pregunta.

Entonces, antes que nada les doy las gracias por vuestra transparencia y vamos, si lo quieren bien a proseguir aún un poco.  Más allá de las palabras, ahora vamos, si lo quieren a reforzar en cada uno de ustedes lo que es convenido llamar la inteligencia suprema o la inteligencia creadora.

...Efusión de energía...

¿Hay algunas preguntas?

Pregunta: ¿Cómo dejar menos lugar posible al mental?

Aprendiendo a vivir la gracia de la ofrenda que les he hecho del estado de plenitud y de transparencia.  Es necesario cultivar este estado lo más frecuente posible durante vuestros días y vuestras noches.  Es preciso prever los tramos de tiempo donde van a dejar a esta transparencia expresarse en silencio en el interior de ustedes.  A medida que tomen el hábito de hacer crecer este estado, crecerán en transparencia y el mental no podrá ya tener control.  Deben abandonarse totalmente, no a vuestro sentir, no a vuestro placer, no a vuestra voluntad, sino a lo que les dicte este estado de transparencia.  Si cuando estén en este estado  les dice salir a pasear, vayan de paseo.  Si les dice abrazar a tal ser humano, abrácenlo, si les dice decir algo a tal persona, díganselo.  Pero eviten de tomar en vuestros brazos,  decir e ir de paseo en los momentos cuando no estén en este estado.  Aprendan a escuchar la vía del silencio y de la plenitud. Cara a una interrogante, la respuesta no está vinculada a una interrogación.  La respuesta está vinculada a la actitud interior que van a ser capaces de manifestar en relación directa con la transparencia y la plenitud.  El problema es que el ser humano tiene un razonamiento de tipo binario y analógico.  Es decir que a una pregunta ustedes oyen una respuesta pero la pregunta es mental y la respuesta es mental.  Por el contrario, si la pregunta se manifiesta en este estado de transparencia, la respuesta solo puede ser espiritual, lo que es totalmente diferente ya que la transparencia no puede engañarlos.  La transparencia es Verdad, ella es totalmente independiente del mental, de vuestros deseos, de vuestras emociones, de vuestras proyecciones y de vuestras creencias.  Esto necesita vivir totalmente en el instante presente.

Incluso en relación a una proyección de un futuro próximo, no pongan la pregunta de cómo ni de por qué.  Pónganse en transparencia del instante y, allí, llega la respuesta.  En transparencia recuerden que no hay resistencia, que no hay oposición.  La transparencia es un estado de resolución.  La Transparencia es un estado de fluidez.  La transparencia es un estado de Unidad.  A partir del momento donde hay duda o interrogación entre tal o cual cosa, entre tal o tal otra persona, entre tal o tal otra opción, esto solo viene del mental.  La transparencia es citación clara, no es discursiva, no es interrogativa pero ella es la solución.  Aprendan a cultivar las respuestas que estén en estos momentos y olviden las respuestas que no estén allí.  Este es un aprendizaje que pueden realizar extremadamente fácilmente si aceptan las reglas del juego.  Cuando quieran hacer algo, la primera cosa que pasa en relación a vuestra acción, en relación a ustedes mismos, es un juicio de ustedes mismos y de vuestra acción.  Ahora bien, la transparencia no puede ser juicio.  Ella es acción, ella es transparencia total y ella es instantaneidad total porque ella es divina.  En este espacio allí, y en este momento allí, no puede haber dudas. Aprendan a identificar las respuestas del estado de transparencia.  Tendrán también la respuesta a todo lo que pueda surgir en el curso de vuestra vida.  Vivamos ahora este en la plenitud.

...Efusión de Energía...

Si lo permiten, ahora a cada uno de ustedes  voy a abrevarlos a la Fuente última,  durante algunos instantes y después construiremos juntos un espacio de transparencia. Entonces, ante todo, la primera parte.

...Efusión de energía...

Y aquí ahora este espacio de transparencia.  Después les dejo y descansarán algunos instantes, en esta transparencia entre ustedes.  Les colmo de mis gracias. Sean colmados de Luz, sean colmados de la plenitud y vivamos ahora la transparencia. 

...Efusión de energía...

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot




***********************



04 DE SEPTIEMBRE 2008
  

Hablando de la Finalidad
RAM

4 de Septiembre 2008

Mi nombre es RAM.  Reciban la paz.  Reciban la plenitud.  Vengo a fin de proseguir la enseñanza del silencio, la enseñanza de la Luz, la enseñanza de la finalidad.  Vamos a interesarnos, si lo quieren bien en la finalidad.  ¿Qué es la finalidad?  La finalidad, en el nivel exterior, significa una manifestación que llega en un fin de ciclo, al final y en realización.  La finalidad, también de una vía manifestada tal que la de la vida humana, corresponde a una revelación, a la revelación de la Luz. Así es para toda forma de vida manifestada en este mundo en el momento donde ella deja la manifestación para entrar en otra manifestación.  La finalidad se acompaña siempre de un estallido de  Luz en el campo de coherencia de un ser humano pero, también, de todo proceso de la vida. Ustedes seres humanos, viven, este período de finalidad.  El problema de la finalidad es que ella induce una destrucción de una cierta forma de manifestación.  Esta forma de destrucción puede ser vivida como un fin mientras que es un comienzo. Sin embargo, el hecho de estar en manifestación, en encarnación, es posible gracias a la estabilidad de lo que es llamado el ego.  El ego, por lo tanto, ha hecho posible la manifestación que ha sido un deseo del alma durante tiempos extremadamente largos y el ego no puede admitir que la finalidad es la irrupción de la Luz.  Entonces, va a hacer todo lo que esté en su poder para inducir, a nivel de vuestras propias fallas relacionadas a vuestras experiencias, la noción de irrealidad de la finalidad.

Ahora bien, de manera exterior y de manera interior, ustedes saben consciente e inconscientemente, colectiva e individualmente, que entran en esta finalidad.  El ego va a desviar y cambiar, o a tratar al menos de cambiar, vuestro camino para hacerlos creer que nunca hay finalidad.  Recuerden que hay una diferencia esencial entre fin y finalidad.  El fin solo es una ilusión ya que nunca hay fin, solo hay un eterno recomienzo.  La palabra fin no está inscrita en los mundos de la creación, al igual que en los mundos increados. No puede haber fin. Solo puede haber finalidad.  La finalidad marca el comienzo, repito de la explosión de la Luz en vuestras vidas.  La explosión de la Luz tiene por consecuencia una serie de modificaciones que pueden provenir y que surgen, en un orden variable según las personas, tanto en la forma manifestada como en la forma inmanente que ustedes llaman vuestro Espíritu.  Esto va a traducirse por una modificación profunda en vuestra forma de funcionar (lo que era posible un día ya no lo es al siguiente). Este es el trabajo de la Luz que acompaña a la finalidad.  Deviene también posible por la efusión de la Luz, limitar de manera natural la influencia del ego que está vinculado a la manifestación en la forma.  El ego es un  servidor y no hace falta que devenga vuestro Maestro.  Esto todas las enseñanzas lo han dicho y proclamado. Esto era incluso el objeto de algunas enseñanzas de mi mundo de origen, de mi filosofía de origen. Es necesario entender que en esta época, y en estos tiempos que oscilan entre una finalidad y otra, y que son los períodos intermedios, la finalidad no puede ser considerada más que en forma individual por un esfuerzo personal hacia la Luz. En el período de finalidad colectiva la Luz está en ustedes, ella viene hacia ustedes y es sobre todo una finalidad colectiva. De allí se derivan un cierto número de problemáticas inherentes a estas finalidades.
Porque, por supuesto, en período de finalidad hay siempre la aceptación o el rechazo.  Aquellos que aceptan y aquellos que rechazan forman al mismo tiempo parte del mismo todo pero oponiéndose en lo que ha sido llamado este período de oposición, incluso de confrontación.  Confrontar quiere decir encarar, frente a frente, donde uno se confronta a través del espejo del otro, que no está en el mismo estado, que mantiene la distancia, pero esta distancia, esta dualidad es necesaria, a la vez para vuestra propia comprensión pero también para la comprensión de aquellos que rechazan la finalidad.   Rechazar la finalidad no es grave en sí pero es necesario entender e integrar y vivir que aquellos que están en esta ausencia de aceptación de la finalidad solo son finalmente las partes de ustedes mismos que no está aún reveladas a ellos mismos. Por lo tanto ustedes deben aceptar no la confrontación sino que esta existe y que es y forma parte del proceso inherente a toda finalidad, en todo ciclo y en todo cambio de manifestación dimensional.  La clave de la integración de vuestra Luz, la clave de la integración de la paz, la clave de la integración de la alegría pasa necesariamente por la aceptación de esto.
Tengan cuidado para que esta oposición entre la aceptación de ciertas formas de manifestación y el rechazo de otras formas de manifestación no induzca en ustedes heridas a nivel del alma que sería perjudiciales a vuestra finalidad puesto que el objetivo es bien su finalidad individual.  La finalidad individual no es vuestro fin individual. Es, por el contrario, la renovación y el renacimiento de la conciencia unificada.  La conciencia unificada que ustedes viven a través de mis palabras. Voy a proponerles ahora, antes de darles la palabra, de hacérsela vivir a través del silencio, a continuación a través de la Luz y después a través de lo que he llamado la plenitud.  Luego, les dejaré expresarse en relación a esto.  Entonces, si lo quieren bien vamos a ponernos en estado de recepción y vamos a expresar  lo que acabo de exponer a través de las palabras, en primer lugar, a través del silencio.

... Efusión de energía...

Segunda etapa, expreso ahora esto por la Luz.

...Efusión de energía...

Ahora voy a expresar esto por la plenitud que es el atributo de la finalidad.  Plenitud, completud, interior, exterior.  Esta completud y esta plenitud les hace vivir el hecho esencial de que ustedes son un ser completo y pleno.  Entonces vivamos esto.

...Efusión de energía...

Ahora si quieren que intercambiemos sobre esta noción de finalidad,  tienen la posibilidad de hacerlo.  ¿Perciben la agudeza de la plenitud y como esta llena totalmente al ser y la forma?  La palabra es vuestra.

Pregunta: ¿Puede estar asociada la finalidad a la noción de Amor universal?
Yo diría que la finalidad está llena del Amor universal ya que el Amor universal es el elemento que permite esta finalidad.  El Amor universal es lo que permite este sentimiento, esta percepción y esta vivencia de completud y de plenitud.  Aquí la respuesta que ahora les da el silencio, la Luz y la plenitud de esta pregunta.

...Efusión de energía...

Pregunta: ¿Cómo mantener esto en la vida social exterior?
Hermanos humanos, la respuesta está ya en el contenido mismo de tu pregunta.  ¿Por qué ir hacia lo que entraña resistencia y confrontación, es decir el tejido social tal como el ha sido construido en el mundo de la dualidad, mientras que en el mundo actual es muy fácil reagrupar a los hermanos humanos que están en las mismas vibraciones?  ¿Es que alguna cosa se opone a esta reunión si no es ustedes mismos y vuestra adhesión a algo que es un tejido de mentiras sobre todo en relación a la perspectiva de esta finalidad? ¿Cuándo viven la finalidad fuera de los períodos de finalidad que pasa? Y bien el iniciado, el Despierto tiene dos opciones: retirarse al interior de sí mismo (y también retirarse del mundo manifestado, del mundo de la ilusión) o tratar de  reunir a través de su propio filtro de creencias provenientes de su medio, de su educación, de su experiencia, para hacer adherir a los demás a su camino, como lo he hecho durante mi vida.  Pero hoy, ustedes están en período de finalidad global. ¿Dime qué se opondría a que ustedes reunieran los seres que tienen la misma vibración?  Por el contrario, quienes se parecen, se juntan, eso dicen ustedes, ¿no es cierto?  Reunirse es algo que  ahora es fundamental.  Están en el período que está justo antes de la finalidad última.  La época es totalmente propicia para que sus Luces se reúnan.  Esta es la única forma posible de evitar las confrontaciones y las dificultades, no hay otra.  De agrupación en agrupación, un pequeño número y cada vez más numerosos, llevará a la consolidación de los que van hacia la Luz en totalidad.  Esta confrontación debe conducir de manera pragmática, de manera eficaz, a la separación (pero que no es una separación puesto que están vinculados incluso a aquellos que los confrontan) pero, sin embargo, se trata de comprender que la finalidad induce a esta separación.  Pueden ustedes escoger, en el interior de ustedes, con quien quieren casarse, en el sentido simbólico.  No se trata de un matrimonio, en el sentido de un compromiso ni de una fusión, sino de una alianza y de una comunidad de corazón, de vista, de espíritu y de todos los niveles que les sean útiles de experimentar. Hay en ustedes el impulso de agrupación y lo que confronta en ustedes solo son las resistencias relacionada al ego.  Ahora voy a hacerles vivir la plenitud de la respuesta al mismo tiempo como el silencio y la Luz.

...Efusión de energía...

La tonalidad verde, color, los invita a ir hacia esta plenitud.  Recuerden que no pueden vivir la finalidad de la plenitud permaneciendo en un mundo que rechaza la finalidad.  Esto a ir, como ustedes dicen, crescendo.  Entonces vivamos esto.

...Efusión de energía...

Recuerden que la plenitud es ausencia de privación.  La plenitud es un estado de Amor. Si desean percibir y vivir este Amor, por qué ir allí donde no hay Amor ya que allí donde no hay Amor, el Amor se extingue. Allí donde no hay plenitud, la incompletud se hace sentir y les hace sufrir.  La Luz y la finalidad les proponen la ausencia de sufrimiento, un estado de perfección, un estado preparatorio.  Absolutamente nada les impide vivir esto si no son ustedes mismos y la importancia que le dan a la mirada que el mundo ponga sobre ustedes.  Si están totalmente centrados sobre vuestra plenitud y el Amor que está en ustedes, no puede ya haber oposición y la confrontación será una etapa muy fácil de comprender, de integrar y de superar.

Pregunta: ¿Por qué el color verde?

La plenitud es un estado de equilibrio nuevo.  El verde, en vuestra forma manifestada, está relacionado al corazón y al equilibrio.  La Luz nueva que se infunde sobre la Tierra provoca el nacimiento del verde en vosotros.  El verde es el color del equilibrio y el color de la nueva estabilidad que deben conquistar, aceptar, también, para vivir la finalidad.  Pero el verde es frágil.  Puede fácilmente dejarse contaminar por los elementos que no acepten la finalidad.  Una vez más, absolutamente nada los obliga a aceptar esto.  El ego tiene tendencia a decirles que estarán insertados en una cierta forma de seguridad que es ilusoria porque la única seguridad está en ustedes, ella reside al nivel del corazón.  Todo el resto es una ilusión y los aleja de esta Verdad.  ¿Otra cosa?

Pregunta: ¿A qué matiz de verde hace alusión?

A la Luz verde.  Al simbolismo del verde. Al estado del verde que es también el símbolo de la resurrección y de la regeneración que viven en este momento ya que se trata de una regeneración.  No pueden vivir la finalidad sin ser regenerados en vuestro físico, en vuestro mental y en vuestro Espíritu. Es por eso que deben aceptar ir hacia aquellos que viven lo mismo.  No se trata de excluirse sino, muy al contrario, de incluir.  El verde está destinado a abrirlos y no a cerrarlos.  Es el resto del mundo y el resto de sus habitantes que se encierran en una forma, rechazando por el momento y solamente por el momento al Espíritu y sin embargo saben que son Espíritu pero los miedos, o la necesidad, es para ellos una necesidad que ustedes no deben juzgar pero no pueden compartir las misma zonas de interés, los mismos espacios de vida y las mismas finalidad, por supuesto.  Aquí ahora las respuestas de la plenitud, de la Luz y del silencio.

...Efusión de Energía...

¿Otra cosa?

Pregunta: ¿El deseo de acercarse a la naturaleza es relación con esta Luz verde?

No es una relación, es una obligación.  No puede haber en lo que ustedes han construido  a través de los conceptos relacionados a las limitación y lo que han llamado las ciudades, no puede haber en lo que viene de lo antiguo, aceptación de lo nuevo.  La naturaleza es el primer elemento que ha comprendido la finalidad y que la vive ya desde hace algún tiempo.  Obviamente la naturaleza está de acuerdo con ustedes y lo que viven.  He aquí porqué sienten en ustedes el llamado de acercarse a esta naturaleza.  Ella es esencial para vuestro devenir y, sin embargo, están en las primicias de la finalidad, incluso si es la finalidad de la finalidad.  En vuestro tiempo lineal, falta algún tiempo. Están el período donde deben acercarse de lo que es vuestra mejor estabilidad y guía para lo que van a vivir. He aquí ahora la respuesta de la finalidad y de la plenitud.

...Efusión de energía...

¿Otra cosa?

Pregunta: ¿Podría hablarnos de vuestra filosofía de vida de vuestra última encarnación?

No olviden que en mi última encarnación, como dicen, he fusionado con la última encarnación de mi Maestro.  Hay una fusión de chispa a chispa, de Maestro a
Maestro, libremente consentida y aceptada porque ella prefigura el regreso del Espíritu al Espíritu único.  Hay por lo tanto un proceso alquímico relacionado a la fusión de las almas. Por lo tanto soy la totalidad de mi linaje.  No puedo expresar la filosofía tal como estuvo presente durante la encarnación de una de mis últimas partes porque, hoy, en función de lo que vine a decirles, es inútil establecer nuevas reglar porque la única regla que deben seguir es el llamado de vuestro corazón.  No pueden ayudarse de reglas exteriores.  Esto es válido para los períodos intermedios entre dos finalidades.  Hoy, vuestro corazón posee realmente, y no potencialmente, absolutamente, la respuesta.  No hay mejor respuesta o respuesta más completa en otra parte que en vuestro corazón.  Es suficiente escuchar y esta escucha, la he enseñado en mis anteriores visitas.  Ella se hace en el silencio y en la Luz.  Cara a un evento, cara a una decisión, a partir del momento donde tergiversen es que el mental interviene.  Trate, en relación a dos opciones, de manera precisa, de percibir y dejar expresarse totalmente al corazón y al Amor.  Lo que es bueno para ustedes, lo que va en el sentido de la finalidad, aportará siempre una coloración de alegría, de completud y de plenitud que esto se para los seres, que esto sea para las situaciones, que esto sea para los lugares o que esto sea para las actividades.  Esto es lo que hoy deben comprender, aprender y controlar: la respuesta del corazón.  Aquí ahora la respuesta de la plenitud, de la Luz y del silencio.

...Efusión de energía...

Yo añadiré que si están en estado de completud  y en estado de plenitud, obviamente lo que vendrá a unirse a vuestra completud y vuestra plenitud estará obligatoriamente cerca de esta completud y de esta plenitud.  No puede por lo tanto haber confrontación en relación a estas formas de vida.  Esto es imposible.  Esto deviene por lo tanto muy simple en lo que concierne a las elecciones de personas, de lugares, de interacción, de fusión o de distancia.  ¿Otra cosa?

No tenemos más preguntas se lo agradecemos.

Entonces les propongo ahora vivir juntos esta plenitud y esta completud. Centren todo vuestro ser en medio del pecho y vamos a vivir esto, algunos momentos, en el silencio, antes de que me retire.  Les transmito de aquí en adelante el Amor, la paz, y también la Verdad.

...Efusión de energía...

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD.  


*************************



31 DE AGOSTO 2008
Cómo lograr el acceso a nuestra profundidad

RAM31 de Agosto 2008

Yo soy RAM.  Reciban la paz, reciban la Luz.  Reciban la paz, reciban la Luz. Sean amados en vuestra eternidad.  Vengo otra vez con ustedes para continuar la enseñanza sobre el silencio y sobre la Luz.  Vamos entonces a abrir un espacio de cuestionamiento espiritual. A cada una de las cuestiones responderé por las palabras y a continuación por el silencio y la Luz.  El silencio, lo han comprendido, es un elemento importante e indispensable para la eclosión, de vuestra Luz en vuestra profundidad.  Sin silencio esto no podría hacerse.  El acceso a la profundidad necesita la desaparición de lo que es superficial. La palabra está orientada hacia el exterior y hacia lo superficial.  El silencio está  orientado hacia las profundidades y hacia lo que es esencial.  La Luz viene del interior y va hacia el exterior.  La Luz no se encuentra por lo tanto en el exterior de ustedes sino más bien en el interior.  No pueden reconocer y ver la Luz si no encuentran vuestra Luz.  La búsqueda exterior de la Luz conduce a un callejón sin salida porque ella tiene lugar en el exterior.  La búsqueda de la Luz consiste en volverse hacia el interior, allí donde se encuentra el silencio y vuestra Luz. No existe otra Luz que vuestra Luz.  Todo el resto no son más que fútiles proyecciones exteriores  experimentales de la conciencia.

Mientras que la mirada de la conciencia esté orientada, focalizada hacia el exterior no puede haber descubrimiento de la Luz interior.  La etapa previa la han asimilado, es el silencio y el establecimiento hasta donde sea posible, de voltear la conciencia hacia el interior.  Sin esta reversión de la conciencia es imposible revelar la Luz. Siendo así la experiencia de la encarnación, siendo así la experiencia de los planetas, siendo así la experiencia de los soles, siendo así la experiencia de las galaxias. Este proceso está presente en todas las etapas de la creación y de lo increado. Sin embargo, si vuestro deseo es  ser aspirados por la Luz, su enfoque es voltearse hacia el interior.  El exterior pertenece a lo superficial.  El exterior pertenece a la dualidad.  El interior es Unidad.  El exterior es la división.  El interior es la unión y la unificación.  El exterior es la guerra  a causa de la división. El interior es la paz porque el Amor está en el interior.  No pueden proyectar el Amor mientras no lo hayan encontrado.  Cuando aman a alguien ustedes proyectan en él o ella algunas de vuestras carencias.  El Amor exterior está siempre relacionado a la carencia.  El Amor interior está siempre relacionado a la plenitud.  El Amor exterior es obligación.  El Amor interior es ausencia de obligación. El Amor exterior aprisiona.  El Amor interior libera.  En la mirada interior, en la conciencia interior, la plenitud es tal, que aman de la misma forma la totalidad del exterior que ustedes comprenden, subsecuentemente la esencia de la verdad y viven la esencia de la Verdad.  Obviamente, el ser que se niega a ir a ver el interior no podrá nunca comprender esto ya que su búsqueda del Amor en el exterior es una fuga.  La mayoría de las religiones han mantenido esta dualidad impidiéndoles mirar al interior, llamando su atención sobre los procesos exteriores.

Pidiéndoles imitar a Buda, a Jesús o a otros grandes iniciados, ustedes pierden de vista vuestra interioridad.  Esto es preparatorio y corresponde a las etapas iniciales del crecimiento espiritual pero, si ustedes están presentes en este cuerpo, aquí y ahora, es que han sobrepasado esta primera etapa de la conciencia.  La mayoría de la humanidad encarnada se niega a mirar en el interior incluso entre aquellos que se dicen espirituales.  Ellos viven una espiritualidad de superficie y por lo tanto relacionada a la carencia.  Esta es una espiritualidad falsa.  La verdadera espiritualidad consiste en voltear la consciencia hacia el interior.  Una vez encontrado el interior, el Despertar, la iluminación (llámenlo como quieran, se trata de la misma Verdad, de toda eternidad) podrán entonces regresar, de nuevo, vuestra mirada hacia el exterior.  Muchas vías (religiosas, espirituales) los comprometen hacia el exterior y no hacia el interior.  A partir del momento donde una enseñanza existe no puede hacer de otra manera que tornarse hacia el exterior perdiendo al mismo tiempo su dimensión interna.  Cara a este retroceso del exterior hacia el interior, estarán irremediablemente solos.  Esto solo es una etapa pero ella es indispensable.  Ella los conducirá a entender y conocer la no distancia entre ustedes y el resto del mundo.  Pero es diferente afirmar la unicidad de la vida en el exterior y vivir esto en el interior.  En el primer caso esto es una ilusión.  En el segundo caso esta es la Verdad.  Porque el mecanismo de punto de cambio (reversión) no ha sido efectuado. No puede haber salto de conciencia, es decir realización, Despertar e iluminación, y transformación, sin pasar por este punto de cambio o reversión.

Ustedes están tan exteriorizados en la manifestación que la mayoría de los seres humanos no llegan a concebir que lo esencial está en el interior y por lo tanto la única puerta de salida del interior se encuentra a este nivel.  Un día o el otro, un ciclo, u otro, ustedes harán esta reversión.  Recuerden que esta reversión implica el silencio.  Este silencio no es únicamente lo que voy a hacerles vivir, el silencio de las palabras, sino que es sobretodo y ante todo el silencio exterior.  Es en esta condición que la mirada interior se abre. No puede ser de otra manera.  Esto forma parte de la estructura misma del cosmos en su totalidad, esto forma parte de la estructura misma de la creación y de lo increado.  No hay otra alternativa.  La proyección exteriorizada de la conciencia conduce a la experimentación de las dimensiones densas que conciernen a muchas de las dimensiones y no únicamente a la tercera dimensión.   Pero esto nos conducirá, puede ser, un poco más lejos.  Lo más importante es voltear vuestra mirada hacia el interior, hacer el silencio de los sentidos, de las palabras, y ante todo, el silencio exterior.  Deben hacer callar, literalmente como en sentido figurado todo lo que viene del exterior que ahoga el sonido esencial que es aquel de vuestra Luz ya que la Luz es sonido, que ustedes no pueden captar mientras que la mirada de la conciencia se porte exclusivamente en el exterior.  Esta noción es capital.

Entonces, que utilicen vuestra herramienta mental, que utilicen la herramienta energética, o la herramienta directa de vuestra conciencia, esto no son más que las técnicas exteriores pero la finalidad debe ser idéntica: hacer callar el exterior para aclarar el interior y permitirle revelarse, descubrirse y hacer su trabajo, es que conducirlos al Despertar, a la iluminación y también a la subida vibratoria que ustedes llaman ascensión.  No hay otra alternativa.  Deben haber hecho este camino este peregrinaje hacia vuestro interior antes de que la Tierra haga este viaje ya que, después, será muy tarde para este ciclo allí.  Nada está oculto, ya que todos lo saben, ustedes están en lo que es llamado “los tiempos reducidos”.  Nosotros aceleramos, y cuando digo “nosotros” se trata del conjunto de las jerarquías dimensionales del conjunto de gentes de todos los orígenes que se adhieren a la Luz original y que quieren, con Amor, que ustedes encuentren vuestra familia ya que ustedes están, desde tiempos muy antiguos, excluidos de vuestra familia porque habéis hecho la elección de la encarnación.  La encarnación no es condenable en sí misma.  Ustedes son la proyección, la más perfecta de lo que ustedes llaman la Luz y el Divino.  Ustedes son la proyección, la más perfecta del orden, de la armonía y de la belleza.  Simplemente han olvidado que tenían que regresar a vuestro interior.  Muchos entre ustedes, concientes de que ellos son la Luz y que viven en una forma perfecta, pero en un mundo que no lo es, buscan el camino de regreso y olvidan esta cosa la más simple porque se adhieren a los hechos exteriores, porque ellos se adhieren a las creencias, porque ellos se adhieren a las historias.  Ellos se adhieren a la historia que no es la suya y que por lo tanto es la historia común y en esta historia no hay solución y nunca la habrá.  El mundo está construido según esta ley. He aquí  algunas palabras que quería darles antes de entrar ahora en vuestro cuestionamiento en relación a esto, a través de mi triple respuesta de palabras, de silencio y de la Luz.  Les doy la palabra.

Pregunta: Es difícil hacer preguntas después de esto.
Entonces les voy a dar la respuesta a vuestra ausencia de pregunta, primero con las palabras: ustedes comprenden la esencia de mis palabras, han integrado, incluso, la esencia de mis palabras.  Viven en ustedes, esto, por el momento, con el intelecto y el corazón pero no lo viven aún en el interior porque está vinculado a las palabras que vengo a pronunciar.  Pero esta Verdad debe devenir vuestra Verdad. Mientras permanezca la mía, incluso si se la adhieren, esta no es la Verdad.  Entonces, después de estas palabras, vamos a darles la respuesta en el silencio.

...efusión de energía...

Y ahora voy a darles la respuesta de la Luz dorada que es conocimiento.

...efusión de energía...

¿Viven la diferencia entre la Verdad enunciada por las palabras y la Verdad vivida por el silencio y la Verdad vivida por la Luz y por lo tanto, en el interior? 

Gracias por vuestra respuesta por el silencio.  Ahora pueden hacer las otras preguntas.

Pregunta: ¿Cómo podría usted ayudarnos a vivir esto?
Esto es lo que hago de manera gradual, en cada una de mis intervenciones.  Cuando reanuden el contenido de mis palabras y la extensión lógica de mis intervenciones, percibirán, primero intelectualmente, luego con el corazón, después vibratoriamente y a continuación por la Luz,  esta es la ayuda que les es dada.  Cada palabra, cada frase es elegida deliberadamente para permitirles hacer resonar en vosotros esta reversión.  Diferencio así el silencio y la Luz. Diferencio a mi intervención precedente la palabra y el silencio.  Diferencio hoy la superficie y el interior. En mi próxima visita diferenciaré el interior y la profundidad.  Las palabras son las vibraciones.  Es necesario diferenciar el silencio de la charla, del silencio existente detrás de las palabras elegidas.  Su impacto a nivel de vuestra entidad es profundamente diferente.  Al final de mi intervención de este día, cuando hayan terminado con las preguntas, pasaremos primero un momento juntos en el silencio.  Esto, lo conocen.  Pasaremos a continuación un momento en la Luz.    La próxima vez pasaremos un momento en el silencio, después pasaremos un momento en la Luz, después pasaremos un momento en las profundidades de la Luz ya que la Luz es una pero ella también está basada en el mismo principio y posee una periferia y un centro.  La profundidad de la Luz no es la periferia de la Luz y esto necesita un nivel temporal y vibratorio para llevarlos allí donde yo quiero vuestra experiencia esencial. Una vez que hayan retirado el velo de la inconsciencia todo deviene evidencia, todo deviene Unidad y todo deviene sincrónico, no puede haber carencia de ninguna clase porque han recobrado la completud y la Unidad y que una vez que hayan hecho esta reversión hacia el interior, obviamente, la Luz va a irradiar hacia el exterior.  Les propongo ahora vivir la respuesta a esta pregunta en el silencio.

...efusión de energía...

He aquí ahora la respuesta de la Luz.

...efusión de energía...

¿Cuál es vuestra próxima pregunta?

Pregunta: ¿Es normal tener la impresión de estar saturado de todos estos mensajes y de no comprender nada?
Sí, porque el objetivo no es comprender sino vivir esto.  Cuando la comprensión está saturada es necesario entenderlo con el corazón y a continuación vivirlo.  Recuerden que la respuesta es vibración antes de ser  palabras y que ella es también silencio y que ella es también Luz.  Es el filtro descriptivo del mental que trata de adueñarse.  He aquí la respuesta en el silencio.

...efusión de energía...

He aquí ahora la respuesta de la Luz.

...efusión de energía...

Pregunta: ¿Hay una manera más favorable para iniciar los momentos de silencio?
A vuestra conveniencia.  Lo más importante para hacer el silencio es crear un espacio exterior de silencio.  Esto puede ser un área geográfica en vuestro lugar. Esta área puede ser llamada la cabina del silencio. Esto es un ritual pero crea las condiciones propicias para el silencio.  Esto puede ser en un espacio más bien situado en el interior de vuestro ser, focalizando la conciencia sobre lo que está en relación con los puntos de pasaje, hacia el interior, a nivel del cuerpo: Se trata esencialmente del corazón y del frente.  También concentrarse o meditar o llevar la atención sobre uno de los dos puntos va a permitir favorecer la aparición del silencio.  Este es otro ritual.  Esto son los mecanismos que ustedes van a poner en lugar, los cuales van a desviar la atención de vuestro mental.  No hay otra manera, si esto no es la ausencia de ritual, a condición de que sean capaces de controlar este caballo loco que es el mental.  Ahora bien el mental no puede controlarse por el mental, el mental no puede controlarse por la emoción.  El mental puede controlarse por el cuerpo, puede controlarse por el ritual, cualquier que sea.  He aquí la respuesta ahora del silencio.

...efusión de energía...

He aquí la respuesta de la Luz. 

...efusión de energía...

¿Tienen otras preguntas? 

Pregunta: Por qué a veces es difícil hacer la diferencia entre la respuesta del silencio y la de la Luz?
Porque la herramienta mental filtra las respuestas de la Luz.  La atención del mental es mucho más firme para permitir que pase la respuesta de la Luz.  La expectativa se encuentra situada a nivel del mental, ella no está centrada en el corazón. La respuesta llega al lugar donde está centrada la atención.  Si vuestra atención está centrada sobre el mental, obviamente que vuestro mental no podrá recibir de la Luz porque no está afectado por la Luz. No habrá respuesta en el silencio y la Luz para esta pregunta.  Fue un complemento.

Pregunta: ¿cómo llegar a vivir el silencio en un lugar de vida muy ruidoso?
Esto es aún una proyección del mental.  El ruido no es un obstáculo para el silencio. Son ustedes que hacen silencio, no es el exterior que hace el silencio.  He aquí la respuesta del silencio.

...efusión de energía...

He aquí la respuesta de la Luz. 

...efusión de energía...

No tenemos más preguntas, les agradecemos.

Entonces vamos a compartir ahora no una pregunta, no una respuesta sino simplemente, primero, el silencio.

...efusión de energía...

Al mismo tiempo compartimos la Luz. 

...efusión de energía...

Voy ahora a retirarme.  Estén seguros de nuestro indefectible Amor.  Esperamos con impaciencia vuestro regreso.  Les transmito la paz.  Les transmito el Amor.

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD.  


***********************
29 DE AGOSTO 2008

El Silencio para tener la Respuesta
RAM

29 de Agosto 2008 

Yo soy Ramreciban mi paz, reciban mi alegría.  Como lo saben, para la mayoría de ustedes, estoy aquí para una sola cosa: vuestro futuro y vuestro devenir espirituales.  Estoy aquí para vuestra evolución, para vuestra transcendencia.  Les propongo en este espacio, y en este momento, abrir un espacio de diálogo y de comunicación por las palabras pero también por la preparación que ha vivido específicamente el canal en el cual oyen mis respuestas a vuestras preguntas, no únicamente a través de las palabras, sino también a través del silencio.  Así, para cada una de las preguntas habrá una respuesta por las palabras y una respuesta por el silencio.  Vengo también a enseñarles que la comunicación más verdadera, la más en orden, la más en concordancia con vuestra pregunta o vuestra cuestión espiritual, encontrará su respuesta en el silencio.  Recuerden que el mental busca llenar vuestro silencio.  No pueden inhibir al mental.  No pueden controlar que muy temporalmente el mental.  Pero pueden imponerle este silencio.  En el seno del silencio se encuentran las respuestas.  En el seno del silencio escapan al tiempo.  En el seno del silencio encontrarán la totalidad de las respuestas y también la totalidad de la creación.  El silencio de las palabras es la plenitud del alma.  El silencio de las palabras es la apertura hacia el camino.

La vía o camino es silencio.  Así, a través de las dobles respuestas que daré, aprenderán a conocer la respuesta del silencio.  El silencio, finalmente, es el lugar donde se resuelve la dualidad ya que el silencio es Unidad.  En el silencio encontrarán también la fe, el valor que les falta y la plenitud que buscan. El silencio, finalmente.  Estar en silencio hace aceptar, recibir.  El silencio es un concepto, una idea de la que deben agarrarse ya que será una ayuda preciosa e indispensable para encontrar el equilibrio cara a las preguntas, cara a las situaciones donde el ruido domina.  El ruido es la ausencia de Unidad.  El ruido es división.  El ruido llena la vida pero resta vida.  El silencio llena la vida pero deviene plenitud.  En estas algunas frases que vine a entregarles hay una de las más grandes enseñanzas del Upanishads.  Entonces, si lo quieren bien, vamos juntos a jugar a este juego y espero que muy rápido van a entender y aceptar que la mejor de las soluciones se recoge y se recibe en el silencio.  Para ayudarlos tenemos para cada una de sus interrogaciones espirituales, las dos respuestas consecutivamente. Este aprendizaje es hecho posible por la vibración y la radiación de mi presencia haciéndose en diferentes puntos de conexión entre cada uno de ustedes y yo. Entonces, se darán cuenta también que, cualquiera que sea la cuestión, si ustedes hacen el silencio, tendrán también la respuesta a la pregunta del que la hace.  Esta experiencia les será muy beneficiosa para el mejoramiento de vuestro devenir espiritual.  Entonces, ¿quién quiere comenzar la primera pregunta?


Pregunta: ¿Por qué tantas personas tienen la impresión de atravesar un período difícil?
La vida en encarnación del ser humano es una sucesión de períodos felices y períodos menos felices.  Estas fluctuaciones son lo propio de toda encarnación.  No hay desventura permanente.  No hay felicidad permanente, excepto para el humano que realiza su Si divino.  En este caso las variaciones del humor no existen ya que estas variaciones son remplazadas por la estabilidad de la inmanencia y de la Luz.  A medida que el humano vive los períodos de felicidad y los períodos de mal humor el ser humano va a aspirar recrear las condiciones de lo que lo ha puesto en la felicidad y, desde ese momento, comienza el mundo de las creencias porque el ser humano es un ser de recuerdos y memorias.  Cuando experimentan una gran alegría (material, espiritual, afectiva u otra) vuestra conciencia y vuestro mental sobre todo van a empujarlos a recrear las circunstancias de esta felicidad en relación incluso a una memoria, en relación incluso a un instante anterior.  Este va y viene del mental entre el recuerdo, la memoria y lo que ustedes desean, teje las cadenas de la encarnación.  No podrán deshacerse de esta sucesión de momentos de humor diferentes, esto es especialmente cierto cuando han pasado un período en atmósfera de Luz.  La nostalgia de la Luz aparece tan pronto como piensan en el recuerdo de un momento pasado.  Si piensan en un evento feliz que les da placer pueden desencadenar la felicidad por fenómeno de memoria y de recuerdo.  Esto es valedero para todo elemento de naturaleza material o afectiva en el sentido más amplio.  No es lo mismo para el recuerdo de la Luz porque allí, los mecanismos que son puestos en juego en relación al recuerdo de la experiencia de la Luz procuran una sed intensa y una insatisfacción.  La satisfacción no puede recuperarse en la memoria o el recuerdo emocionante de la experiencia.  Es el problema de la gente, muy numerosa hoy, que viven el encuentro con la Luz, por ciertas experiencias de vida.  Este instante ha sido tan transformante que mantiene la cadena del recuerdo y por lo tanto no es la Luz, es el recuerdo de la Luz.  Ustedes deben, como ser humano desacralizar el recuerdo.  Deben olvidar todo recuerdo a fin de abordar la Luz, no como una experiencia, no como un recuerdo sino como un estado permanente e inmanente.  Esta es la única forma que tienen de descansar en la alegría y en la Unidad.  No existe otra posibilidad.  Voy ahora a responder por el silencio.  Entonces les pido a todos los amigos presentes que escuchen.

...Efusión de energía en silencio...

Pregunta: ¿Qué pasa cuando uno no entiende la respuesta del silencio?
Es que no hay suficiente silencio.  El silencio no es solamente la ausencia de palabras, es también la ausencia de pensamientos.  Hacerse la pregunta, ya, de la respuesta, no es ya el silencio.  La experiencia del silencio es un aprendizaje.  El aprendizaje necesita la repetición.  La repetición no tiene por objetivo hacer encontrar el silencio.  La repetición tiene por único objetivo satisfacer el mental ya que el es un eterno insatisfecho pero ama sobre todo los ritos, las creencias, las repeticiones.  Les basta repetir la experiencia del silencio.  Poco a poco, durante el aprendizaje, el silencio va a hacerse.  La respuesta en el estado de silencio puede hacerse bajo la forma de vibraciones pero puede también hacerse, en ausencia de vibraciones,  más bien como a lo que correspondería una evidencia interior.  La evidencia es algo que no se busca, que no se conceptualiza pero que se impone como moviéndose desde uno mismo y fluyendo de la Fuente.  La respuesta del silencio, y en el silencio, puede estar conectada a una modificación de vibraciones y puede también ser una evidencia que se impone.  He aquí la respuesta ahora en el silencio.

... Efusión de Energía en silencio...

Constato con alegría que, para algunos de ustedes la claridad se refleja en ciertos momentos.  ¿Tienen otras preguntas?

Pregunta: ¿Esta calidad de silencio evoluciona en el tiempo? 
Si, la característica esencial del silencio, en un primer tiempo, es justamente su duración.  A medida que aprenden a escuchar vuestro silencio, van a darse cuenta que pueden permanecer largo tiempo en el silencio.
 La segunda etapa, relacionada a la calidad del silencio: Mas su silencio será de mejor calidad, mas su espíritu estará lleno de luz, en un primer tiempo coloreada y, en un segundo tiempo, una Luz blanca o amarilla dorada se manifestará durante el silencio.  Obviamente,  más  es  la calidad de silencio importante, mas percibirán las múltiples radiaciones y vibraciones que los recorrerán.  El silencio es un estado particular que permite a la conciencia experimentar la libertad más allá de la encarnación e imprime en vuestro cuerpo físico su marca, su modo de movimiento, que es mucho más regular.  En última instancia, cuando lleguen al verdadero silencio, no habrá para ustedes ninguna duda porque la totalidad de vuestro ser estará inscrita en el silencio el que les procurará, de manera permanente, este estado particular que las escrituras sagradas han llamado el éxtasis.  Yo respondo ahora en el silencio.

...Efusión de energía en silencio...
¿Tienen otra pregunta aún?

No tenemos más preguntas, le agradecemos. 
Y bien, les transmito mi paz, les transmito la paz, les transmito mi Amor, les transmito el amor y vamos a comulgar juntos en eso, algunos instantes, en el silencio.  Esta será mi manera de decirles hasta luego.

...Efusión de energía en silencio...

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD.  



*************************



23 DE AGOSTO DEL 2008

Mas sobre la Maestría

RAM

23 de Agosto 2008 


Yo soy Ram.  Reciban Silencio, Amor y Verdad en vuestros corazones, en vuestra Unidad.  Vengo a hablarles otra vez sobre los elementos apropiados a aclararles, por las palabras, ciertamente, pero también por el silencio del final de mi intervención, de lo que concierne a lo que he llamado durante mi visita anterior: “la maestría”.  La maestría es todo, menos control.  A menudo los seres humanos cuando abordan la cuestión espiritual y que emplean la palabra “maestría” están persuadidos que deben controlar, por ejemplo, los impulsos inferiores, controlar los apetitos, los deseos.  El aspirante espiritual va a tratar de imitar a aquel que considere como perfecto adhiriéndose, intelectual y afectivamente o espiritualmente, a una tarea. Esta tarea puede ser llamada una vía (camino) (por ejemplo uno de los muchos yogas). Esto puede ser llamado también “unidad”, en otras tradiciones, como la del que han llamado Cristo.  El aspirante va a identificarse intelectualmente o afectivamente, en un primer tiempo a aquel que el considere como perfecto.  La distancia que puede existir entre el que el considere como perfecto y sí mismo va a conducirle a practicar ciertos ejercicios donde el va a tratar de controlar los impulsos dichos inferiores.  Pero  el control no es la maestría.  Luchar con el control contra ciertas inclinaciones, solo las refuerza, ya sea que conciernan a cosas agradables como desagradables, como el deseo de beber bebidas alcoholizadas, o el deseo exagerado de sensualidad.  Todos esto, son los controles.  La maestría es un elemento importante, pero, bien a menudo, esta es confundida y asimilada como control.  Ahora bien, el control es un ejercicio mental.  Ustedes pueden adoptar el control consciente de un buen número de cosas y sin embargo, esto no les permitirá nunca adquirir lo que ha sido llamado la maestría.  El control es una puesta bajo presión, una rigidez que es impuesta sobre la naturaleza inferior por algo que es también de la naturaleza inferior o que participa en la naturaleza inferior, es decir el mental.
Entonces, después, uno va a ensayar diferenciar el mental del pensamiento pero el pensamiento raramente es una emanación
del Espíritu, el tiene la tendencia de hacerles creer que viene del Espíritu, pero a menudo, el pensamiento es generado por el mental y cuando tienen, en encarnación, bellos pensamientos, ustedes piensan que son sugeridos por el alma, o de los pensamientos dichos superiores, pero no hay nada.  Los pensamientos siempre son emitidos por el mental. He aquí porque el silencio es un elemento capital para aprender a ejercer no el control sino dejar aparecer la maestría.  La maestría, contrariamente a lo que uno podría creer, no es absolutamente un control, yo diría incluso que es totalmente a la inversa.  La maestría, en el sentido espiritual, es morir al pequeño Si ya que no pueden renacer a otra dimensión sin morir a lo que ustedes son.  Esto no es un sufrimiento, esto no es algo que es impuesto por vuestro principio inferior, si no, esto seguirá siendo, del control.  Esto es algo que debe nacer espontáneamente.  A fuerza de buscar la luz, a fuerza de hacer el silencio, a fuerza de llevar su atención sobre el corazón, o a otro punto del cuerpo como el Ajna Chakra, van a poder ejercer una cierta forma de liberación que es el momento donde un principio superior va a infundirse en ustedes. En ese momento, y solo en ese momento, tomarán conciencia de que existe algo más que el mental que interviene.  Esto se sitúa a nivel de lo que yo llamaría el pensamiento luminoso ya que es un pensamiento centrado y vehiculado por la Luz.  El problema, es que la mayor parte de la gente quiere reemplazar la maestría por el control.  Entonces, ¿cómo reconocer y diferenciar, del exterior un ser que está en maestría y un ser que está en control?  Obviamente, el control se relaciona al poder.  El ser que se controla tiene tendencia a controlar a todos los demás porque tiene la impresión de que el es superior.
La maestría es la libertad total porque a partir del momento donde comienzan a entrar en maestría, se dan cuenta que existe una forma de funcionar que no viene ya del mental sino directamente de la conciencia pacificada y purificada.  A partir de este momento, toman conciencia que esta energía, o esta Luz, es capaz de darles mucho más de lo que les aporta el mental, incluso centrado sobre las cosas muy bellas.
Dejándolos invadir, en este momento, por la Luz de la felicidad eterna y entienden, desde que se produce el primer contacto, que van hacia la Fuente, que van a poder reintegrar la vivienda de vuestra Luz. El control puede presentar la apariencia de la maestría pero los elementos controlados escapan siempre, en un momento dado o en otro, para el que lo ejerce.
Por ejemplo la cólera, puede sobrevenir más fuerte. Las nociones de separación, entre un ser bajo control, van a manifestarse es decir que habrá un él que es el mejor y los otros que son menos buenos. El pone una distancia inconmensurable entre él y los demás, y si está en el camino espiritual, todo haciendo gárgaras, obviamente, del Amor.  Pero él no está en maestría sino en control. El puede dar la ilusión de sabiduría, la ilusión de la Luz pero en ningún caso es la Luz.  La Luz es compasión, la Luz es Amor.  Cuando ustedes están a lado de un ser en maestría, inevitablemente deben sentir este Amor hacia ustedes.  Cuando están cara ante tal ser que está en maestría sentirán que ustedes son únicos y esenciales, pero también aún más importantes que él mismo.  Esto es lo que ilustró Cristo a través de sus palabras, en todo lo que el dijo.  Cuando el le lavaba los pies a los apóstoles, el era realmente el más pequeño entre ellos. No jugaba el rol de la humildad, el era humildad.
Entonces, aquel que los mira desde su pedestal y que los mira superior a todos, no es un Maestro.  El Maestro es el más pequeño entre los humanos. Esto es algo que es importante de integrar en vuestro mental. No es Maestro quien no esté en la humildad.  Si la humildad está ausente se trata de alguien que ha entreabierto la puerta del Despertar y que deriva las energías del Despertar para su propio ego y no para la Luz de Dios. Estos seres son los falsos Maestros.  La maestría es humildad, totalmente.  No puede ser de otra manera.  Cualesquiera que sean los linajes vinculados a la maestría ellos conducirán necesariamente a la humildad.  La maestría, lo repito otra vez, es humildad.  No puede haber maestría sin humildad, no puede haber maestría sin un total don de sí mismo.  Esto es, el total don de sí mismo, y nada más. Pueden, como lo dijo, creo, el Cristo, regalar todas vuestras vestimentas, pueden tener conocimiento de todos los misterios, pero si les falta el Amor, no son nada. He aquí el problema, hoy, en este siglo XXI que viven. En el siglo XXI la Tierra ha sido recorrida, más que nunca, por muchos grandes Maestros que prepararon (y que preparan hoy, desde allí donde están) el advenimiento de una nueva era. Pero recuerden también lo que Cristo dijo: habrá falsos Maestros, gentes que buscarán engañarlos y llevarlos fuera de vuestra propia maestría haciéndose pasar como los únicos Maestros aptos para mostrarles el Camino.  Esto es una ilusión y tiempo perdido pero no tienen que preocuparse por nada mas en vuestro camino porque para aquellos que cometan el error, también es una experiencia importante a vivir para entender esto.
No se trata de señalarlos, si ustedes los señalan, participan del error.  Por el contrario les es pedido estar totalmente concientes de este error y, quizá, aumentando aún más vuestra calidad de silencio y de irradiación,  devenir un ejemplo de humildad.  En este momento, uno que nos encontraremos un día y que haya encontrado un Maestro que ejercitaba el control, va a poder ver la diferencia.  Esto es extremadamente importante ya que, obviamente, en los mundos espirituales y en muchos advenimientos que se preparan en la superficie de este planeta, existe lo que uno llama las jerarquías, existen las dimensiones diferentes y tienen seres que van a intervenir desde las dimensiones diferentes. Empleo a propósito la palabra “dimensiones diferentes” porque las dimensiones diferentes pueden ser las manifestaciones y las dimensiones de la Luz verdadera mucho más elevada que la vuestra.  Pero esto también puede ser las dimensiones diferentes más alejadas de la Verdad, aún, que ustedes, y  que buscan, por supuesto, tomar el control de ustedes, de lo que ustedes son, de vuestro cuerpo, de vuestra esencia, de vuestra divinidad. No sirve de nada denunciar pero deben sentir, en lo más profundo de vuestro ser, lo que pasa: ¿Es que vuestro corazón se abre? ¿Es que esto les procura de la paz, de la alegría, de la serenidad y es que esto aumenta vuestro propio silencio interior?  La única Verdad está en este nivel.
Todo el resto no son más que apariencias y las apariencias pueden ser engaños que esto sea a nivel de las manifestaciones extraordinarias presentadas por tal o cual falso Maestro.  Entonces, no dejen abusarse ni por las palabras ni por las cosas sensacionales.  Solo es importante la humildad de ser, de un Maestro.  Cuando cruzan su mirada saben que el los ama y sobre todo que son lo más importante que el mismo porque el que ha comprendido que dirigiéndose a ustedes, que no están aún Despiertos, el se dirige a una parte de sí mismo.  Mientras que el falso Maestro no puede concebirlo ya que el se considera eminentemente superior.  El verdadero Maestro es, el, inferior, el es el más pequeño, como Cristo que dijo “yo soy el más pequeño entre vosotros”. Muchos verdaderos Maestros han pronunciado estas palabras. No es necesario confundir el conocimiento de las escrituras, las reglas energéticas, el conocimiento, incluso espiritual, con el acceso a la maestría y al Espiritu.  Las Leyes espirituales son también conocidas por los falsos Maestros, y usan y abusan en su beneficio.  El verdadero Maestro solo tiene un objetivo: que es que ustedes realicen lo que son y nada más.  Eh aquí los elementos que me parecen importantes de que comprendan hoy en lo que llega hacia ustedes.  Entonces, queridas almas de Luz que son, también queridos amigos, como he ansiado decir, cualquiera que sea vuestro camino, quise hablar con ustedes sobre esta noción importante y fundamental, más allá, una vez más, de las manifestaciones energéticas porque es allí un punto capital que deben asimilar con vuestro intelecto y sentir, después, con vuestro corazón.

Pregunta: ¿Cómo hacer la diferencia entre maestría y control en nuestros actos? 
De manera muy simple.  Más allá de la energía, más allá de la comprensión mental o intelectual, desde que abren la boca, si esto es para decir algo sobre alguno que no está allí, ustedes están en el control, no están en la maestría.  La maestría, recuerden, es humildad.  Y, como Maestro, cuando llegan a este nivel, ustedes son lo más humilde.  No hay ya oposición o contradicción. Lo que viva un ser, que esté presente o no, está siempre en su lugar justo.  No hay error, sea lo que sea.  Todo está en su lugar.
Pregunta: ¿Cómo hacer la diferencia entre la humildad y el sentimiento de inferioridad?
El sentimiento de inferioridad, cuando se ejerce con frecuencia, es un aprendizaje de la maestría.  Hay muchas historias que circulan en las diferentes tradiciones a propósito, en particular, de la reencarnación.  Uno se pregunta por qué hay tantas reencarnaciones de reyes, de princesas y nunca de mendigos o de muy pobres.  Un Maestro es siempre la reencarnación de uno u otro gran Maestro, por supuesto.  Cuando yo digo: “por supuesto”, es irónico. Es necesario entender por qué uno no ve nunca reencarnaciones de mendigos o de pobres.  La razón es simple: Aquellos que han comprendido todo, no tienen necesidad de jugar un rol, esto se llama renunciamiento.  Entonces, el sentimiento de inferioridad puede también causar los desagrados en la vida de todos los días, porque no nos atrevemos a decir, o no nos atrevemos a hacer, por miedo.  La diferencia es que la humildad les da la fuerza, el sentimiento de inferioridad los desvaloriza pero no los hace pequeños porque el miedo está presente.  En la verdadera humildad no hay temor porque todo está en su lugar y a partir del momento donde un ser es humilde, un verdadero Maestro, ve al otro ser, considerándolo como la más bella de las cosas que pudiera encontrar.  El se ve a sí mismo, y no hay la menor distancia entre el y el otro.

Pregunta: Usted se nos ha presentado como RAM pero ¿Cuál fue su última reencarnación?
Esto es difícil de decir ya que soy la entidad que ha recorrido una cierta vía que han conocido pero también, tengo en mí, la totalidad de las encarnaciones. No me pueden limitar a una forma porque la dimensión de donde vengo está más allá de esta forma incluso que tuve en mi última encarnación.  Lo que expreso está mucho más allá del individuo que he sido en mi última vida porque soy eso y mucho más que eso. Soy la encarnación total de la corriente de RAMA.  Entonces como ustedes tienen necesidad de una forma, he encarnado esta totalidad en un cuerpo que ha sido el de RAM SHANDRA pero pueden ver, también, en mí al que he sido antes.  No hay barrera o separación vinculadas a dos cuerpos presentes al mismo tiempo porque hay un principio esencial en la maestría que es la fusión con el linaje del que hablé ayer.  Entonces, soy también el propio Maestro de mi-mismo en mi última encarnación y, mucho más lejos, soy RAMA; soy RAMA KRISHNA pero podría decir también que soy MUKTANANDA.  Podría decir también que soy SRI AUROBINDO.  Soy el conjunto de las Luces que han tomado forma en diferentes formas.  Esto les parece difícil de entender pero cuando son la Luz más allá de las dimensiones de la forma, pueden habitar en diferentes individualidades que ustedes llaman vidas, de tal o tal persona.  Cuando Cristo dijo: “yo y mi Padre somos Uno”, esto no es una metáfora. Esto era la estricta Verdad ya que el era capaz de encarnar el cuerpo en el que el estaba, pero también todos los otros cuerpos.  Este es uno de los más grandes misterios que corresponden a la maestría: la Luz que habita el cuerpo que yo he sido, es al mismo tiempo, la Luz que habita los otros cuerpos.  Se trata del mismo Espíritu. Si lo prefieren, es lo que he llamado ayer los linajes de la maestría, de la filiación.  Entonces pueden llamarme RAM, simplemente.

Pregunta: ¿Cuando habla de vuestra última encarnación como RAM SHANDRA, era del que llamamos BABUJI o Lalaji?
Los dos a la vez pero, efectivamente, como Lalaji he vivido por fusión.  Creo que tienen una palabra hoy que expresa esto en vuestro lenguaje, se llama walk-in (caminante). He dejado mi integridad como Lalaji para penetrar y devenir Babuji. El que está fusionado a mí-mismo.

Pregunta: ¿por cuales razones interviene hoy con nosotros?
Amar, Irradiar, Servir.  Y también prevenir de lo cual les he hablado en relación a la noción del linaje porque, durante los últimos tiempos que viven, habrá muchas, muchas gentes llamadas, muchas gentes que van a encontrar su Luz interior bajo la forma diversa de Angel, de su individualidad, de su Esencia, de su Luz interior.  Muchos van a servirse de esta Luz al servicio del ego, esto, uno lo sabe.  Pero otros, en un enfoque auténtico tratarán de acercarse de ciertos seres que pueden parecer muy altos pero que, en realidad, son más bajos.  Entonces, es importante saber esto.

Pregunta: ¿Cómo evitar estas dificultades?
Humildad y silencio.  Silencio no queriendo decir callarse todo el tiempo pero queriendo decir sobre todo estar a la escucha de vuestro silencio interior.

Pregunta: ¿Cuál es la relación entre maestría y fusión?
La verdadera maestría resulta en la fusión real. El hombre, durante su camino espiritual, va a Despertarse, un día o el otro iluminarse.  Va a construir su vehículo de eternidad.  Pero, más allá de esta construcción, un día va a devenir necesario fusionarse no ya con su Fuente como alma sino, como Espíritu, de recobrar la filiación o el vínculo, que no sea verdaderamente un vinculo o una filiación, sino el origen de su propia Fuente que es la Fuente de la Fuente. En ese momento, el proceso ya no es de iluminación o de Despertar, ya no es, ya no, realización.  Esto va más allá.  Esto lo acerca cada vez más de su divinidad total.

Pregunta: ¿La Fuente de su Fuente es la Fuente primera, la Fuente de todas las cosas?
La Fuente una, en cuatro, de hecho.  La subdivisión en cuatro linajes es la misma cosa.

Pregunta: ¿Tiene usted la intención de manifestarse en público?
Si tal es pedido, si.  Únicamente sobre los mecanismos espirituales. Nada, pero absolutamente nada de vuestro destino en la forma me concierne.

Pregunta: ¿Cuáles son las mejores condiciones hoy del regreso hacia sí?
Silencio, Humildad y Compasión.

Pregunta: ¿qué piensa usted de la empatía?
La empatía puede tomar diferentes formas, entre ellas la de la compasión.  La empatía puede ser desviada de su vocación primera, y ella deviene entonces seducción, queriendo conducir al otro en sus creencias.  La empatía es un arma de doble filo.  El camino que es bueno es el que los llena de gracias.  Es el camino donde todas las cosas que les parecían difíciles devienen simples.  Es el momento donde no hay ya resistencias.  Es el momento donde uno se abandona, como ustedes la nombran, a la Divina Providencia, que es una realidad.  Es el momento donde uno acepta, como dijo, creo vuestro Cristo “que se haga tu voluntad y no la mía”.  En este abandono, todo deviene fácil.  Es la resistencia que es difícil.

Pregunta: cara a otras personas, el abandono parece algunas veces muy difícil.
¿Quién les ha pedido abandonar a una persona? Ustedes se abandonan a una voluntad superior a la vuestra pero que absolutamente no está encarnada en una persona, cual que ella sea.

Pregunta: ¿Cómo se sitúa este nivel del corazón en el proceso del Despertar?
El despertar no se sitúa a nivel del corazón.  El Despertar se sitúa a nivel de la cabeza.  La maestría, ella, es la fusión, relacionada al corazón pero no puede haber fusión o maestría sin Despertar.  Dicho de otra forma, pueden pasar muchas vidas meditando sobre el corazón y no alcanzarán nunca el Despertar porque este no es el objetivo del corazón.  El Despertar, en el sentido etimológico, quiere decir “estar conciente de su Fuente”.  La Fuente de la Fuente, la maestría, la fusión, se sitúa a nivel del corazón pero ¿cómo van a encontrar la Fuente de la Fuente si no han encontrado primero la Fuente?

Pregunta: ¿Esto significa que convendría mejor comenzar a meditar sobre la Frente para, a continuación, hacer un trabajo sobre el corazón?
Ni lo uno, ni lo otro.  La característica y la especificidad de la época que ustedes viven es una época diferente en el sentido que ella es el fin del Kali Yuga, el fin de la edad sombra.  Es la época donde la Luz se presenta a ustedes y la Luz penetra allí donde esté abierto y, a continuación, su camino es descendente.  Entonces, si meditan sobre el plexo solar, abren el plexo solar, la luz va a penetrar en el plexo solar y va a descender para Despertar la serpiente, la Kundalini.  Si meditan sobre el corazón, el corazón va a abrirse y entonces la energía va a penetrar en este nivel y, a su turno, descender. ¿Pero entonces que pasa?  La Luz no habrá tenido acción sobre los chakras situados arriba.  Entonces ¿qué va a pasar?  Obviamente,  puede haber si el aspirante es puro, un Despertar de la Kundalini.  Pero las resistencias que van a ser encontradas, porque la Luz preparatoria de Dios no habrá pasado a nivel de los chakras de arriba, va a crear bloqueos. Y estos bloqueos pueden ser terribles ya que pueden entrañar procesos relacionados a la personalidad que está aún presente a nivel de los chakras de arriba.  La personalidad no está únicamente alojada en el segundo o tercer chakra.  Ella está presente en todos los niveles.  La meditación sobre un punto del cuerpo va a purificar ese lugar y Despertarlo pero esto no es el Despertar.

Pregunta: ¿qué decir entonces de los caminos espirituales que invitan a meditar exclusivamente sobre el corazón?
Estos son buenas vías espirituales para abrir el corazón, pero no confieren el Despertar, la iluminación y aún menos la realización.  ¿Han visto muchos seres humanos realizados o alcanzado el estado de maestría pasando por allí? Esto podría ser las vías largas, presentes en vuestras diferentes encarnaciones precedentes, pero no hoy.  Esto era la etapa esencial a vivir en este momento allí ya que la conciencia del ser humano estaba centrada sobre el plexo solar.  El hecho de poner la conciencia sobre el corazón era el camino más noble, el camino real.  Esto era el caso durante los milenios pero, hoy, recuerden que la Luz viene a tocar a la puerta y la Luz viene a penetrar al punto más alto y no el punto de en medio.  Lo que los individuos han dicho, en esta época, es cierto, pero algunos tienden a olvidar que estamos en una época diferente y quieren mantener los esquemas que pertenecen a este pasado (no tan pasado pero sin embargo pasado)

Pregunta: ¿Hoy es por lo tanto más importante meditar sobre la frente?
Ni lo uno ni lo otro.  Pueden meditar sobre lo uno u lo otro pero es importante meditar sobre la Luz.  Efectivamente, el punto del Despertar está situado en medio de la frente pero, después, debe remitirse a la parte superior del cráneo.  Pueden meditar sobre la parte superior del cráneo, pero la conciencia no se rendirá.  La conciencia se hace a partir del momento donde el punto de meditación es el plexo solar (lo que es el caso de todos los seres humanos), el corazón o la frente, aún menos la garganta.  Hay dos puntos esenciales, sin embargo es mejor despertar el punto que está en la frente, pero que está en un nivel muy peligroso, el trabajo más difícil.  Recuerden que habrá muchas gentes que van a vivir el despertar de la frente pero que permanecerán bloqueadas en este nivel porque no tendrán la fuerza (o la potencia o la voluntad suficiente) para reemplazar lo que pasa a nivel de la frente, al nivel del séptimo chakra, a fin de que la Luz pueda descender abriendo todos los chakras.

Pregunta: ¿La intervención de un Maestro, en este momento, es importante?
Un Maestro verdadero puede, con una mirada, sin ningún ritual, conferir el Despertar.  ¿Qué pasa cara a un verdadero Maestro?  Van a tener la vibración de vuestra frente que va a activarse.  Van a sentir vuestra cabeza.  Van a tener el Siddhi que va a aparecer (o el sonido del alma). Allí, están cara a un Maestro verdadero.  No hay necesidad de adorarlo.  No hay necesidad de postrarse ante él. No hay necesidad de visualizarlo.  Todo es así de simple.  Su presencia física no es incluso indispensable.  Esto pues producirse simplemente en pensamiento.

Pregunta: ¿Es que este trabajo sobre el corazón podría ser un freno en el camino espiritual?
Felizmente no para un ser puro.  Sin embargo, para un ser que estaría muy en el control le reforzaría la noción de poder sobre los demás.
Si lo quieren bien, vamos a compartir un espacio de silencio como ayer, en el corazón.

... Efusión de energía...

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot



**********************


22 DE AGOSTO DEL 2008
 

Sobre la Maestría

RAM

 22 de Agosto 2008

Mi nombre para ustedes, es RAM.  Saludos de Luz y saludos fraternales.  Por favor denme algunos minutos de silencio de manera que mi vibración pueda acordar totalmente con el canal en el que estoy.  Vengo con Paz y Amor para darles un cierto número de elementos a veces difícilmente captados en este mundo a pesar de las aperturas vividas y a pesar de un estado vibratorio que es propicio para vivir la dimensión del amor, que es esencial.  El ser humano, tras una fase vinculada a su despertar, debe fusionar en él, un cierto número de elementos importantes.  Esta fusión con la otra parte del Si va a realizar un estado particular.  Este estado particular se asemeja a una integración particular de niveles de Luz, diferentes de los alcanzados durante la fase de Despertar, o de reanimación  si lo prefieren. Lo que ustedes llaman un Maestro (de Luz o encarnado) es una entidad habiendo vivido la fase inicial del Despertar pero habiendo también vivido un cierto número de fusionamientos particulares.  Estos fusionamientos concernientes a la capacidad de un ser despierto para contactar a su propia Fuente, no tanto a su Fuente de alma, sino a su Fuente divina. En esta Fuente divina existen lo que llamaría las corrientes comparables, si lo prefieren a las afiliaciones.  Estas corrientes, son sin embargo, solo la expresión de la misma Verdad y de la misma realidad.  Sin embargo, el Maestro va a unirse en función de la tradición que proviene, de su propia experiencia, de sus encarnaciones pasadas y de sus afinidades de resonancia, va a desposar, en el momento de la maestría, una corriente  energética particular.  Esta corriente energética particular va a colorear sus manifestaciones, tanto para este mundo como en los otros mundos.  Esta coloración particular es la etapa previa a la adquisición del estado de maestría.

El Maestro, más allá incluso de la dimensión de la encarnación, es aquel que ha sido capaz de incorporar en él una corriente, un linaje, una filiación. Así, del otro lado como de este lado aquí donde ustedes están, existen las órdenes espirituales no encarnadas. Una de ellas, que ya se está en vuestro conocimiento, es la orden de los Melquizedec.  Esta orden está en relación con una filiación y una afiliación a una corriente energética y de conciencia particular.

Existen otras órdenes, por supuesto, todas en relación con un linaje de evolución particular.  Mi linaje (si es que uno puede emplear la palabra de “mi” linaje), el linaje que me fue revelado durante mi última encarnación, colorea, de forma infinita y eterna, la cualidad energética de mi conciencia hasta la disolución total de todas las formas más allá de una cierta escala dimensional.  El Despierto debe ser capaz de adquirir la maestría fusionándose con su Fuente con la Fuente de la Fuente, en una corriente evolutiva.  Las corrientes evolutivas han sido creadas desde tiempos inmemoriales por algunos grandes seres.  Así, como dije, han oído hablar de la orden de los Melquizedec.  Existen también los linajes diferentes: por ejemplo el linaje del que ustedes han llamado Juan el Bautista, surgido del linaje de las Águilas, en relación por el nombre mismo, con una filiación espiritual, pero también solar, particular.  La filiación que ha sido la mía está vinculada mismo a la estructura de mi nombre que les doy hoy que es el linaje de RAMA KRISHNA. En India esto corresponde al Dios RAM y a RAMA.

Así pues, cada tradición ha visto emerger los Maestros después de su fase de Despertar.  Se trata, de alguna forma, de una bendición que va a marcarlos, de un sello indeleble, de vuestra pertenencia a una corriente viniendo del Espíritu directamente más allá de todas sus manifestaciones dimensionales.  Entonces, la cuestión que llega a plantearse sin falta es: ¿Hay libertad, tras el despertar para afiliarse a una corriente en lugar de a otra? De hecho es un problema de resonancia y de afinidad vibratoria.  Esta afiliación va a ser en función, por una parte, de vuestra propia polaridad de alma y de vuestras funciones evolutivas en encarnación.  Pero también, de alguna forma, de la historia de vuestras propias encarnaciones y de vuestras propias afiliaciones vinculadas a vuestros juramentos anteriores, uniéndolos a vuestra Fuente y en vuestra Luz original.  Este principio de resonancia o de afiliación es algo muy importante, ¿Por qué?,  porque va a conectarlos a un conocimiento particular y a una Luz particular que va a hacer que, tanto en los mundos encarnados como en los mundos no encarnados, la entidad va a ser capaz de transmitir el conocimiento y la Luz vinculados a esta afiliación de alma.   Así, en el ejemplo de los Melquizedec, esto está vinculado a la iniciación solar y al fuego.  En el linaje de las Águilas, la Luz y el conocimiento están vinculados a la noción de aire pero también a una forma de conocimiento muy particular.  La peculiaridad que ha sido la mía, que me conecta a la corriente de RAMA, está directamente conectada a la influencia del corazón. No he dicho voluntariamente el Amor, porque todos los Maestros, todas las corrientes, todas las afiliaciones son polarizaciones del Amor, refiriéndose inevitablemente al Amor original y principal.

Por el contrario, cuando hablo del corazón, hablo de alguna forma, de la vía de enmedio es decir la que ha sido llamada también en vuestra tradición alquímica occidental, la vía húmeda, contrariamente a la vía seca (Nde: Agua y Fuego). Expreso esto porque a menudo han presentado mi encarnación y lo que he hecho como una vía intelectual.  Esto es falso.  La vía del corazón o camino de enmedio es una vía totalmente independiente del intelecto.  Consiste en desarrollar una cualidad esencial que es justamente el silencio del intelecto.  El silencio del intelecto comienza también y en primer lugar, prioritariamente, por el silencio de las palabras.  Desde que una palabra se expresa tiene la particularidad de hacer salir al ser encarnado del camino de enmedio.

Durante mi vida muchas veces insistí sobre la necesidad de la meditación y del silencio, siendo los prerrequisitos indispensables para establecerse en la Verdad del corazón y a estar afiliado a la dimensión del corazón.  Esto necesita el silencio de los sentidos, el silencio de la palabra pero también el silencio del intelecto.  Preciso que el pensamiento jamás podrá hacer penetrar a un Despierto en el corazón.  Hay los caminos que, después del Despertar, pueden pasar por el pensamiento.  Se trata de la Vía seca.  Diría que hoy en día, la forma más directa de adquirir (o de abrir, esto es lo mismo) el estado de maestría (que está más allá del Despertar o incluso de la realización) pasa por una vía de más grande facilidad que es la vía del corazón que necesita el silencio.  Una vez establecido el contacto con la divinidad, se necesitará cultivar el silencio interior, el silencio de las palabras, a fin de permitirse encontrar vuestra afiliación.  Lo interesante es que todo ser humano Despierto no está necesariamente afiliado al corazón pero vuestra afiliación, que es una fusión con la Fuente de la Fuente, se realizará hasta más fácilmente que si se dirigen sobre la vía del corazón.  Por el contrario y sobre todo ahora, es ilusorio creer que la apertura del corazón por el silencio y la meditación pueda conferir el Despertar.  Esto es imposible.  Si ustedes trabajan sobre el corazón antes de haber vivido el Despertar, van a crear una relación de dependencia y no de liberación.  Esta dependencia va a hacerse a través de lo que llamamos un gurú, incluso si este es un verdadero Maestro y no un Maestro falso. Si ustedes mismos no viven el período de Despertar previo no podrán en ningún momento, llegar a la maestría.  Esto será la ilusión de una maestría. ¿Está esta noción clara para ustedes? Ya que es fundamental para la continuación de mi intervención, ahora, pero también de intervenciones, yo diría ulteriores, si tal es vuestro placer.

Pregunta: ¿Por qué  algunos han presentado vuestras enseñanzas durante vuestra última encarnación como la vía del mental, mientras que usted trabajó en la vía del corazón?
Porque esto ha sido mal explicado y entendido.  La vía del corazón es la vía del Supramental, tal como los yoguis lo han demostrado.  Todos los yoguis encarnados como Maestros realizados o Maestros Despiertos, durante el siglo pasado, han descubierto esta dimensión que está más allá del mental pero esto ha sido interpretado equivocadamente. La herramienta mental va a permitir, por una orientación, dirigir el flujo y la cantidad de energía y la cantidad de energía de la conciencia, hacia el corazón, por la auto-conciencia de todo acto.  Esto es un entrenamiento mental.  Lo que no quiere decir que es la vía del mental.  El abuso del lenguaje viene de allí.  Sin embargo, yo he buscado durante toda mi vida, de favorecer la emergencia de esta técnica que algunos han llamado la vía del mental.  Estos son los ejercicios espirituales, de la misma manera que han tenido en la tradición occidental, algunas enseñanzas por los Maestros que han entregado las técnicas mentales es por esto que uno llama eso la vía mental. Es la herramienta mental que va a servir una vía pero no es por lo tanto la vía del mental.

Pregunta: ¿Existe ahora un Maestro encarnado que refleje y encarne esta vía del corazón...?
En la época que correspondió aproximadamente al período cerca de mi muerte y la muerte de muchos grandes Maestros (si Han observado cuando murieron la mayoría de los maestros del siglo veinte, Maestros realizados, digo) constatarán que en el siglo veinte, hubo una abundancia mucho más que en otra época, de aparición de verdaderos Maestros. Y son numerosos en todas las corrientes tradicionales, tanto orientales, extremo orientales pero también occidentales. Y que se extinguieron después de haber dejado un conjunto de conocimientos, saberes y técnicas.  En la época en que ustedes viven hoy (que ha comenzado como lo dije justo antes de mi muerte) se necesita encontrar, porque están en el final de ciclo, la maestría por ustedes mismos.  Tienen un montón de Despiertos que pueden transmitir el Despertar y la Luz pero, hoy, les es pedido de afiliarse ustedes mismos a vuestra corriente espiritual, a la Fuente de la Fuente.  Lo que, anteriormente, es decir, solo hace una generación, era válido después de miles de generaciones, se necesitaba efectivamente estar afiliado a un Maestro vivo para poder esperar adquirir y desarrollar el mismo tipo de Maestría.  Esto es también verdadero en ciertas tradiciones occidentales, que ellas sean religiosas, alquímicas u otras.  Pero hoy, por la influencia de ciertas características de irradiaciones cósmicas, solo deben contar en ustedes mismos, no para el Despertar (una vez más, que es transmisible) sino para la maestría.  Por otra parte, los Maestros, hoy, no crean movimientos.  Su vía, en la simplicidad, basta.  El tiempo de las afiliaciones y de los movimientos es definitivamente superfluo. Les es pedido no de hacer este trabajo solos (porque están acompañados de muchas maneras) pero les es pedido afiliarse directamente a la corriente espiritual de la cual proceden y no a través de algún Maestro encarnado, sino directamente, por las características energéticas y de conciencia de esta época.

Pregunta: ¿Puede usted confirmar a las personas aquí presentes su filiación espiritual?
Esto lo tienen que descubrir solos.  No puede haber regla promulgada por una autoridad externa, incluso sobre los planos dimensionales más elevados.  Como las ayudas a la Luz, como lo que ustedes llaman el cuerpo de Samadhi o el cuerpo inmortal puede ser una fase iniciática creada y generada por otro ser humano, como la maestría es un descubrimiento de Si cara al Si superior es decir de la Fuente de la Fuente.  En ningún caso puede ser definida y no debe ser definida del exterior.

Pregunta: ¿Cuál diferencia hace usted entre el Despertar y la Maestría?
El Despertar consiste en activar ciertos chakras, ciertas funciones, ciertos centros de consciencia que permiten constituir lo que ustedes llaman el cuerpo inmortal y lo que yo llamo el cuerpo de Samadhi o lo que ha sido llamado el supra-mental.  Ahora, la Maestría es justamente el acto de fusionar con su propia filiación es decir de recobrar la Fuente de su Fuente.  Esto está más allá de lo que ustedes llaman chakra, esto está más allá de la construcción de nuevos chakras en ustedes.  Esto es la fase final, si prefieren, final no según un desarrollo lineal temporal, ni según una gradación energética particular, sino realmente un acto consciente de fusión (o esponsales si lo prefieren) de vuestra Fuente con la Fuente de la Fuente.

Pregunta: ¿Cómo se sitúa la Realización en este proceso?
Ustedes están realizados desde que han despertado y constituido lo que es llamado el cuerpo de Samadhi.  La Realización no les permite suprimir totalmente lo que llaman encarnación en esta dimensión o, en esta época particular, en la dimensión llamada quinta dimensión.  La Maestría, por el contrario, les da la libertad total de vuestro devenir.

Pregunta: ¿Qué llaman ustedes iluminación?
La iluminación es la primera etapa correspondiente al primer encuentro con la Luz.  Es algo que es vivido por la activación de algunos chakras situados en lo alto del cuerpo.  Es la experiencia que es vivida por aquellos que viven un encuentro fuera del cuerpo con la Luz.  El Despertar y la activación es sensiblemente la misma cosa que la iluminación.  El Despertar, es entregar la iluminación a una voluntad superior y no desviarla para sí.  La iluminación corresponde a la recepción de la Luz, el Despertar corresponde a la aceptación de que esta Luz que recibimos no es el poder.  A continuación viene, durante un tiempo que es eminentemente variable,  a veces nunca, lo que uno llama la Maestría que está más allá de la constitución de los cuerpos de Luz o cuerpos de Samadhi.  No puede haber Maestría sin Despertar y sin Iluminación.  Es en este sentido que ha habido deformación de lo que he podido enseñar en la medida donde uno no puede controlar algo que no está Despierto.  Uno solo puede controlar el mental pero esto no concierne al Despertar.

Pregunta: ¿El término filiación puede ilustrar, paradójicamente la idea de una rama que se divide?
Salvo que allí, el movimiento está en el otro sentido. Se remontan al origen de la división y por lo tanto se remontan a la Unidad.  Se trata de una generación ascendente puesto que, recuerden, la palabra Clave es la fusión que se pasa, efectivamente en el corazón.

Pregunta: ¿Hay un medio particular para ayudarnos a encontrar nuestra filiación?
Encontrar su filiación es un acto de fusión conciente con la Fuente de vuestra Fuente.  Esto de antemano necesita constituir lo que ustedes llaman, lo que yo llamo, el cuerpo de Samadhi.  Esto pasa por la activación de la Shakti, de la Kundalini, de todos los chakras y, también, de ciertas nuevas funciones espirituales.  A partir de este momento, y solamente a partir de este momento, no antes, va a devenir posible, a través de la puesta en práctica del silencio durante los períodos llamados la cesación de la palabra, (simplemente por el hecho de cesar de hablar durante algunas horas), a las energías, a centrarse naturalmente en el corazón.  En el momento donde lleguen al centro del centro de vuestro corazón, en ese momento allí, la filiación podrá revelarse, en este sentido que deben practicar la conciencia permanente de todas sus acciones y, aún más, el control de vuestras palabras y de vuestros pensamientos. Eso es todo. Utilizando por supuesto la herramienta mental y siempre que esto no devenga una vía mental.

Pregunta: ¿Qué es la noción de control de los sentidos?
Controlar los sentidos simplemente quiere decir estar conciente de lo que genera una actividad de los sentidos.  Tomemos por ejemplo la noción de deseo, que este deseo sea alimenticio o de otra naturaleza.  El deseo es un impulso hacia la satisfacción de este mismo deseo.  ¿Dónde nace el impulso?  ¿Se origina en vuestro ser Despierto o surge justamente en el mental?  No tienen medio de saberlo a priori.  Por el contrario, en los períodos de silencio, de recogimiento, de meditación, esto les aparecerá claramente. ¿Es que es algo que viene de vuestro mental o bien es algo que viene mucho más profundo y mucho más alto? La diferencia es esencial.  Un deseo alimenticio que es por ejemplo, exigido por el cuerpo, no está necesariamente conectado al cuerpo. El hambre puede ser generada por vuestro mental.  Por ejemplo, pueden experimentar un miedo y, como son un ser Despierto, el miedo no se manifiesta como emoción: el mental va a traducirlo por un deseo de comer.  De la misma forma es exactamente así para todo otro deseo.  El deseo sensual y sexual puede ser guiado por el alma como un medio de acceder a una forma de fusión pero puede ser también decidido por el mental y la finalidad no es la misma.  El deseo decidido por el mental los lleva hacia una dependencia y una pérdida.  El deseo expresado por el alma es al contrario gratificante al sentido de vuestro corazón y de la Luz.  Es necesario ejercitarse un mínimo y ejercitarse gracias a vuestra conciencia pero también al mental.

Pregunta: ¿Cuáles serían vuestras recomendaciones para la puesta en práctica del silencio?
Ellas son diferente para cada entidad pero no puede haber Maestría sin pasar por el silencio.  Las más grandes Maestrías fueron siempre realizadas en el momento donde los seres estaban solos.  Esto ha sido ilustrado muy bien por los grandes místicos de todas las tradiciones e incluso también, creo, por el Cristo mismo que estado aislado en el desierto durante cuarenta días, solo cara a sí mismo, para encontrar la Maestría.  Dicho de otra forma, la Maestría es el silencio.

Pregunta: ¿Han hablado de las nuevas funciones espirituales, cuáles son?
Ellas corresponden a lo que creo que ustedes llamaron los nuevos cuerpos. Esto es las funciones precisas pero que no deben hacerles perder de vista que ellas no les conferirán nunca la Maestría.  Pueden haber activado un nuevo cuerpo y tener la capacidad total de comunicar con todos los planos, de tener el conocimiento absoluto, pero esto no les conferirá la Maestría.  Recuerden que la Maestría se pasa en el corazón.

Pregunta: ¿En este espacio del silencio no puede haber igualmente proyecciones?
Absolutamente no.  Esto viene del sentido de orientación de la energía y de la conciencia.  Lo que les digo es válido, por supuesto, para los seres dichos Despiertos.

Pregunta: ¿Cómo vuestro linaje de RAMA KRISHNA se integra con el de los MELQUIZEDEC?
El linaje de Rama Krishna está directamente vinculado a una coloración de Luz que es la Luz azul, a diferencia del linaje de los Melquizedec que están, les recuerdo, vinculados al fuego.  El linaje de los seres azules está vinculado al silencio.  El linaje de las Águilas está vinculado al aire y por lo tanto al movimiento.  Los linajes ilustran perfectamente las cuatro energías primordiales que ustedes llaman, creo, en vuestra tradición, Hayoth Ha Kodesh.

Pregunta: Entonces, ¿vuestro linaje corresponde a cual Hayoth Ha Kodesh? 
Al linaje del agua.

Pregunta: ¿Cómo sobrepasar el mental para beneficio de la conciencia del momento?
Y bien, para un mental muy activo, es necesario por supuesto ocupar este mental antes de dejarle ocuparse de los miedos, mejor obligarlo a ocuparse en permanencia a desarrollar lo que les he dicho.  Es decir, cuando el mental va a exaltarse con una preocupación o un miedo del momento, una contrariedad, cualquiera que ella sea, el mental no tiene que ir a ocuparse de lo que pasa en el cuerpo, por la respiración, por los movimientos repetitivos con una parte del cuerpo, uno desvía la energía del mental hacia algo diferente de sí mismo.  Esto es un ejercicio para poner a la obra.

Pienso que habrá la ocasión de volver alguna vez.  Voy a cerrar ahora mi intervención.  Esto va  hacerse, por supuesto en un silencio particular donde deben pensar únicamente en vuestro ritmo cardíaco y en vuestra respiración, durante algunos minutos de vuestro tiempo.  Para mí esta es la forma de transmitirles la Luz de la Fuente.  Les digo, espero, hasta pronto donde podremos continuar con esta enseñanza verbal y sobre el silencio, sobre la Maestría.  Entonces, descansemos algunos instantes en el silencio.  Gracias a ustedes.

...Efusión de Energía...

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD.