Schnebly Hill

Schnebly Hill
la Puerta

sábado, 7 de marzo de 2015

RAM "El Camino del Corazón" 2009 2a. Parte

RAM 6 de Julio al 7 de Noviembre 2009


MAESTRO RAM 6 de JULIO al 7 de NOVIEMBRE 2009


Los recomendamos leer en secuencia, comenzando con el del 22 de Agosto del 2008, e ir leyendo los que dio a continuación progresivamente hasta llegar al año 2012 en que finalizó su enseñanza.  Lo que RAM nos enseñó es un procedimiento muy eficaz para la apertura del corazón.

07 de Nov. 2009...............  El Amor es la Respuesta Absoluta
04 de Nov. 2009 ............... Segunda Etapa “Conducir la Conciencia al Êtreté”
30 de Oct. 2009................ La Vibración del Corazón y la Vibración de la Luz   
11 de Oct. 2009 ............... Entrando en la Dimensión de lo Sagrado
26 de Sept. 2009............... La Vía del Corazón, Vía de la Simplicidad. 
02 de Ags. 2009 ............... Las 6 Virtudes y los 6 Puntos de Conciencia
06 de Julio 2009............... El Corazón es Unidad


07 de NOVIEMBRE 2009



El Amor es la Respuesta Absoluta
RAM
7 de Noviembre 2009
Yo soy Ram.  Reciban mi Paz, reciban mis bendiciones.  Vengo con ustedes, acompañado por la Vibración del conjunto de nuestra reunión de Melquizedec. Vengo acompañado por el conjunto de la Radiación Arcangélica.  Bien amados hermanos humanos, hoy y ahora, es un día capital en el espacio de la Presencia del Corazón, por la preparación que la Humanidad ha vivido desde hace un cuarto de siglo.  Entran en los últimos preparativos del acceso a vuestro Corazón, del acceso a la Unidad y al Êtreté.  Para algunos humanos, la preparación ha sido larga, para otros, ella ha sido más fácil, pero poco importa, en definitiva, ya que el conjunto de la Humanidad ha llegado a un punto preciso donde las puertas de la interioridad se abren a fin de revelarles a vuestra verdadera Dimensión, más allá del Humano y no obstante Humano. Vuestra multidimensionalidad se revela a ustedes por la puerta del Corazón.  Yo los he instruido y enseñado sobre la forma de alcanzar de manera simple, al Corazón (Nde: la meditación sobre el corazón, 26 Dic. 2008 puesta sobre nuestro sitio) Hoy, la apertura de vuestro Templo Interior llega a su término, este Templo Interior que se apresta a acoger al Maestro de la Luz. Desde ahora, ustedes captan las primicias por la percepción de la Conciencia de la Irradiación Arcangélica, por la percepción de mi Presencia y de la Presencia de los Melquizedec.

Vuestras lámpara se encienden, las claves de Luz vibran en vosotros. Esto que viven es Verdad y Eternidad.  Vuestra conciencia se abre a los territorios, para la mayoría de ustedes, desconocidos, y que no obstante, son los vuestros de toda eternidad. Ustedes despiertan a los espacios infinitos. En el seno de esta espacio infinito, no hay ninguna necesidad, ningún habito, hay solo la Alegría y el Ser. Y tomando la costumbre de sumergirse en esta Vibración, la Luz llenara vuestra Conciencia ya que es lo que ustedes son. Aceptar y acceder a esta dimensión ustedes mismos, procurará Alegría, Felicidad.  Las bodas que se anuncian, vuestro reencuentro con ustedes mismos y con el Maestro de Luz, firman vuestro regreso a los mundos Unificados.  Los velos caen, las posesiones, las creencias, ellas también se alejan de ustedes.  Algunos pueden estar confundidos, comprendan bien que esta etapa es también de alguna forma, un duelo que no tienen que menospreciar, que tienen también que respetar. La Conciencia que tenían en esta densidad era respetable, cualesquiera que fueron estas limitaciones y estas insuficiencias.
Hoy, preparan vuestro regreso a la inmensidad, hoy, la vibración del Corazón pone y construye las primicias de vuestro reencuentro con ustedes mismos y con el Maestro de la Luz.  Van a vivir en Verdad y no solamente palabras, y comprenderán por lo tanto y vivirán, que esto no eran palabras vanas cuando los llamamos “Semillas de estrellas”,  “Hijos de la Luz”, “Hijos de la Ley del Uno”.  Esto será, cada vez más, vuestra Verdad. En este espacio ilimitado donde vibra la Luz auténtica, la Alegría está por todas partes. Devienen ustedes mismos esta Vibración y esta Conciencia. El resto muere y se aleja. Bien amados, hoy, no haré grandes discursos ya que, ahora, están preparados, aquí en el seno mismo de la Humanidad, para vivir la Unidad y la Alegría habiendo superado (o estando en curso de hacerlo) la dualidad.  Sobrepasando las vicisitudes de las leyes crueles de la ilusión de este mundo, no aportando ya vuestra Conciencia a los conflictos, al desarrollo exterior de lo que está a vuestras puertas, replegándose en vuestro ser interior, se despliegan en la nueva Dimensión que es el Amor y Eternidad.
El Amor es la respuesta absoluta.  El Amor, en la Luz Vibral, es lo que son.  Es esto que, hoy (y en preparación de la etapa mayor que les propondrá el Cónclave y el Arcángel Miguel) todos, a vuestra manera y a vuestra forma, incluso sin poder siempre expresarlo claramente, están en camino a vivir: a la vez, este duelo y esta alegría.  La vieja piel, la vieja Conciencia va a alejarse de ustedes.  Van a ir, si lo desean, a penetrar de lleno en el seno del Corazón y de la Unidad, en la Verdad.  No  tendrán palabras ni términos adecuados para explicar la Vibración y la Luz que los recorrerán ya que habrán devenido la Vibración y la Luz.  Hoy, acompañado del conjunto de la Vibración de los Melquizedec y del conjunto de la Radiación Arcangélica (el conjunto, supervisado por la Divina María) y por efecto de la Fuente, vamos, por el silencio y por la Vibración a penetrar el espacio sagrado.  Esto es ahora.  Los amo.
…Efusión de energía…
En la Luz del Fuego del Amor, bien amados Hijos de la Luz, avancen sobre vuestra ruta, humildes y plenos. Nuestro Resplandor,  nuestras  Radiaciones, y nuestras Presencias los acompañan. Ustedes son los Hijos de la Ley del Uno, los Hijos de la Unidad.  Se han parido ustedes mismos en la Luz. Los dejamos, ahora, a vivir esto juntos y solos, cara a cara, Corazón a Corazón.  Les decimos hasta pronto, inmediatamente a continuación, aquí y ahora, en vosotros.  Los bendigo.  Los bendecimos.
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : OD  

*****************



04 de NOVIEMBRE 2009

Segunda Etapa “Conducir la Conciencia al Êtreté”
RAM
4 de Noviembre

Yo soy Ram. Reciban mi Paz.  Reciban mis bendiciones. Hermanos y hermanas, algunos de ustedes ya me conocen. Deseo, antes de seguir, precisar una de mis funciones, en el seno de la Luz Vibral, en cuanto a vuestra transformación.    Yo soy el Maestro del Aire. Resido en la puerta del Este, en la Asamblea de los 24 Ancianos. Algunos de ustedes ya lo saben, he estado encarnado entre ustedes, aquí hace poco tiempo.  Intervengo en relación directa con el Arcángel Anaël, como relación del Aire con el Corazón. Les he dado, aquí hace más de un año de vuestro tiempo, una enseñanza Vibratoria sobre la mejor forma de despertar vuestro Corazón a su dimensión unitaria, a su Vibración de Alegría.  Hoy, vengo a proveerles una segunda etapa.  Esta etapa va a permitirles conducir vuestra Conciencia en el pasaje del Corazón Unitario, al Corazón de la Alegría y de la Vibración, sobretodo del Êtreté. Muchos intervinientes, en este canal, les han hablado y demostrado Vibratoriamente que el acceso al Êtreté se hace por el Corazón solamente. La etapa previa es colocar su Conciencia al nivel del Corazón; esto corresponde a lo que he les he dado desde hace 13 meses, llamado la meditación del Corazón.  Hoy, desde hace algunas semanas, ha sido realizada una etapa fundamental que es el anclaje, en vuestra Corona de la cabeza, de la Vibración de las Claves Metatrónicas.  La Corona radiante de la cabeza debe, en un poco tiempo, realizar la fusión y la alquimia con la Corona del Corazón.  En este momento ahí, tendrán libertad total para ir en vuestra Eternidad y para permanecer allí, si tal es vuestro deseo.  La Vibración del Corazón vinculada al aire es la primera etapa.  Ella permite, llegado el momento, para cada uno de ustedes, de recibir el Fuego del Amor.  El Fuego del Amor en su puerta de entrada en la Corona de la Cabeza y materializarse en vuestra Dimensión, en el Corazón. Por lo tanto, el Corazón está así preparado Vibratoriamente, para la Unidad y al Fuego del Amor.  Este Fuego del Amor que, en muy pocos días va a penetrar en vuestra Dimensión, de manera permanente y no ya por impulsos, necesita en ustedes un ajuste importante de la Conciencia del Corazón así como se  los he revelado, pero también en la puesta en Vibración de las Claves de Luz Metatrónicas en vuestra cabeza.  La Vibración del Fuego del Amor percibida en la Corona radiante de la cabeza, debe bajar y penetrar en la Vibrancia de vuestro Corazón. Ustedes alcanzan ahora la etapa de la cual les habló Anaël, llamada el abandono a la Luz.

Hoy, van a vivir, para aquellos que no lo han aún vivido y hasta la llegada efectiva de la Vibración total del Arcángel Metatrón, la posibilidad de encender el fuego en vuestra Unidad. Encender el Fuego en la Unidad consiste en vivir y en conectar al Êtreté, en vuestra Dimensión. 
El Arcángel Uriel, el portador del nuevo Evangelio y de la Conciencia de la Reversión (o punto de cambio), favorece esto.  Poniéndoles en la Presencia después de haber abierto la Vibración del corazón, esta Vibración de la Presencia va a permitirles vivir el Êtreté, de penetrar de lleno y en plena Conciencia la Vibración y después la Conciencia de este estado multidimensional.  Esta etapa transciende, allí también, las diferentes etapas de la Alegría y de su manifestación.  El Fuego del Amor, vivido en la Unidad del Corazón, permite el acceso al Êtreté y también a lo que yo llamaría, si lo quieren bien, la Alegría de la Presencia.  Se trata allí de lo que yo podría calificar (pero dejaré al Arcángel Miguel explicarlo más largamente) de las Bodas Unitarias.  La experiencia del Fuego del Amor y de las Bodas Unitarias desencadenará en vuestra densidad en vuestra Vida, los reajustes fuertes en cuanto a lo que son y a lo que hacen en esta densidad. Necesitarán entonces ir en el sentido del movimiento, en el sentido del Corazón y en el sentido del Fuego del Amor. Una nueva fuerza acompaña esta Verdad, un impulso fuerte podrá nacer, centrará y se realizará en vuestra Vida, a fin de permitirles trabajar, cada vez más, con vuestra Dimensión estelar y por lo tanto en el sentido de vuestra Esencia.  Este trabajo se hace en Vibración Unitaria, en Vibración Unificada.  El aprendizaje podrá a veces parecerles rápido, casi instantáneo.  Esto querrá decir que interiormente las cosas y los eventos, devendrán cada vez más evidentes y simples. Cualquiera que sea la confusión exterior, vinculada a las manifestaciones exteriores de  la Vida en esta densidad, de vuestras funciones incluso en esta densidad, el despertar del Fuego del Amor y de vuestra Dimensión estelar firma la entrada en un proceso mayor para la Humanidad. Necesitan, abandonándose, dejarse llevar y dirigir por la inteligencia de la Luz. Notarán que penetrando esta esfera y esta Vibración de Conciencia, tendrán agrado para emerger, sumergirse, para dejarse penetrar por la Vibración del Fuego.  El Aire, establecido de una manera previa por la Unidad en el Corazón, permitirá a este Fuego del Amor irradiar la totalidad de vuestros cuerpos físicos y sutiles, permitiéndoles también la elevación Vibratoria y permitiendo también, llegado el momento, la translación Dimensional.
Entran ahora, en la preparación última de vuestra transformación y de vuestra salida dentro de la Unidad y de la Verdad. Obviamente, la preparación de cada uno es diferente pero deben ir en el sentido de la corriente, deben evitar las situaciones bloqueando y frenando el acceso a vuestro Êtreté. Serán ayudados, cada vez más, no por el mental sino por la Vibración.  Cara  a los seres, cara a las situaciones, cara al propio desarrollo de vuestra Vida,  la elección se impondrá por sí misma ya que  habrá lo que harán, lo que les hace ir en el sentido de la atenuación y del desarrollo del Fuego del Amor Vibratorio y, por el contrario, habrá las circunstancias que entrañarán una densificación, un entorpecimiento y un alejamiento del Fuego del Amor. Tendrán también, en ustedes, el marcador de la Verdad, por el intermedio de la Vibración.  No olviden, como lo he dicho, que el impulso de Luz no será ya uno, sino que devendrá permanente en muy pocos días en vuestra densidad.  Deben vivir según una línea de menor resistencia, en vosotros y a su alrededor. Toda la Vida, vuestra Vida, devendrá señal de esta Unidad incluso si, en el exterior de ustedes, esto podría parecer ser al contrario.   Por los fenómenos de resistencia, podrán observar la ausencia de Unidad y la ausencia de aceptación del Fuego del Amor, por un fuego de la personalidad que es lo contrario del Fuego del Amor.  Este Fuego de la personalidad es el que quema y el que destruye físicamente. En este espacio de resistencia, podrán observar, exteriormente a ustedes, las cosas a veces muy densas y pesadas. Entiendan bien que ellas no les pertenecen. La única cosa que les pertenecerá es la Vibración de vuestro Ser, la Vibración que vivirán en la personalidad, poniendo en concordancia y en ajuste la Vibración del Êtreté en la personalidad. Algunos entre ustedes descubrirán que pueden viajar en este cuerpo de Êtreté, otros, aún no pero, sin embargo, todos, incluso en esta Dimensión, que estén involucrados en este camino de regreso a la Unidad, tendrán entonces la oportunidad de beneficiarse de esta afluencia permanente de la Luz Vibral.   Acogiendo y abandonándose a la Vibración de la Luz, al Fuego del Amor, en vuestro cuerpo de Unidad, en el Corazón, expandirán considerablemente vuestros campos de Irradiación y vuestros campos de Alegría. La noción de la Presencia tomará para ustedes un nuevo sentido, un sentido mayor ya que, en esta Dimensión de la Presencia a Si, de la Presencia al Ser, no hay ya otra cosa que la Vibración de la Luz, no hay ya deseos llevados hacia el exterior sino simplemente un estado de Ser que se densifica en ustedes y que procura una ligereza. Esta densificación de la Vibración de la Luz en vuestras estructuras, participa en la transmutación final, permitiendo, llegado el momento, vuestra translación dimensional que los llevará allí, donde deben ir, por resonancia y por atracción, para encontrar vuestra Semilla de Estrella.

Son llamados a encontrar la paz y a generar la paz. Son llamados a establecerse en la Luz, en la Verdad. Esto está ahora en camino hacia ustedes. El Fuego del Amor podrá también demostrarse a nivel, no del hombre sino a nivel incluso de los eventos o del cosmos o de la Tierra por las manifestaciones elementales exacerbadas.  La Tierra vive también su liberación.  De la misma forma que nosotros, desde nuestro espacio, hemos liberado vuestro Cielo, esta liberación se prosigue y penetra ahora el orbe de la Tierra y las Conciencias que ahí están. Vuestro objetivo, o si lo prefieren vuestro deber, o si lo prefieren vuestra función, es acoger, en vuestro Corazón, esta Vibración del Fuego del Amor, y  dejarla trabajar ya que ella sabe pertinentemente lo que es bueno para vuestro Êtreté.  También en los cambios, las transmutaciones o ajustes necesarios que deberán producirse, la Vibración del Fuego del Amor guarda la Verdad, para ustedes y en ustedes. No tienen que interesarse en lo que resiste; lo que resiste pertenece a la personalidad, al mental. No sirve de nada luchar contra esto. Es mucho más interesante y favorable acoger esta vibración, dejar, en vosotros, el Fuego del Amor purificar lo que debe serlo, sin esfuerzo de voluntad, sin técnica, simplemente diciendo “si” a la Luz, a la Vibración y al Fuego del Amor. No hay otra cosa a realizar, previo, que estar alineados y centrados en vuestro pecho.  El Fuego del Amor que penetrará, como una Vibración intensa y rápida, por la parte superior de vuestra cabeza, se dirigirá espontáneamente hacia el Corazón. Si han  preparado vuestro Templo Interior por la Vibración del Corazón, descubrirán en esta Vibración, una vez más, la Alegría de la Presencia. Constatarán con facilidad que se sumergen en el seno de esta Presencia y vuestra meta y destino.  Poco a poco, el desarrollo de esta Vibración en ustedes y a su alrededor, cambiará de manera radical las condiciones mismas de vuestras vidas en esta densidad. No habrá que querer, no habrá ya que decidir ya que los fenómenos de sincronicidad y de fluidez se establecerán cada vez más fácilmente en vuestras vidas. La Alegría de la Presencia es esto.  El Fuego del Amor es esto. Las cosas, las personas, los eventos, las circunstancias, se pondrán en lugar espontáneamente. Esto podría tener incluso, un lado mágico, pero no es nada, esto será vuestra naturaleza y esto será natural. La dimensión que se abre hacia ustedes, en el Fuego del Amor, les permitirá experimentar los niveles de Alegría y de Presencia que ninguno entre ustedes han podido experimentar, que algunos Seres han experimentado al final de su vida o durante un proceso místico particular que ha sido llamado elevación al Cielo, como históricamente esto fue el caso,  por Enoc, por Elías, por Cristo, por los Inmortales.  Penetran ustedes ahora de lleno las esferas de lo Sagrado, en su sentido el más puro. No tienen que luchar en contra. Solo tienen que acceder a esta Vibración de la Luz, a este Fuego del Amor.  Las condiciones de la aparición de esta Luz Vibral en esta densidad les serán desarrolladas de manera más precisa por el  mismo Arcángel Miguel. En cuanto a mí, quería darles la receta y esta receta es muy simple,  es acoger y abandono. Es, dejar trabajar la Corona radiante de la cabeza a fin de que ella descienda en la Corona Unitaria del Corazón. Las primicias de la alquimia entre estas dos Coronas serán las primicias de la activación de las 7 últimas Claves Metatrónicas en ustedes. Sumergiéndose ustedes en esta Vibración, atraerán la fuerza, la Luz, para llevar a cabo vuestra Vida exterior. En el momento donde esta Vida exterior no pueda ya nutrirlos de ninguna manera, encontrarán en el interior, este alimento. Esto es querido.  Esta Reversión del exterior hacia el interior es una Reversión esencial. Comprender, captar y vivir lo que les nutre, lo que los sostiene, lo que los pone en Alegría, no podrá ya ser al exterior sino del Ser interior, de vuestro Êtreté y del Fuego del Amor. Hermanos y Hermanas, si tienen en relación a esto y solamente en relación a esto, las interrogaciones a las cuales yo pueda contestarles, entonces, les ruego hagan las preguntas.

Pregunta: Cuando uno siente los puntos del corazón, tal como los ha dado, ¿cómo saber si uno está realmente en la Vibración del Corazón?
No pueden estarlo si no lo sienten.  La Vibración es una realidad percibida, ella no es imaginación. Sin embargo, esta Vibración del Corazón se activará muy fácilmente a partir del momento donde el impulso de la Luz Vibral devenga permanente sobre la Tierra. Estar en el Corazón no es una vista del Espíritu, no es un pensamiento sino una realidad Vibratoria, percibida y sentida en el Corazón y no en la cabeza. Esto que es percibido en la cabeza y no en el mental, es la Vibración correspondiente a la activación del Espíritu Santo, manifestándose por las presiones a nivel de los chakras superiores y será transformado por la Vibración del Fuego del Amor, por una Vibración mucho más rápida y ardiente, manifestada a nivel de la cabeza.  Existe una resonancia y puesta en sintonía entre la Vibración de la cabeza y la Vibración del Corazón.  De manera que no sentir, hoy, la Vibración del Corazón, significa no estar en el Corazón o estar simplemente en idea o en la mente, lo que es profundamente diferente. Pero no tienen que desesperarse, ni a estar preocupados: los Seres habiendo anclado la Luz en esta dimensión son hoy muy numerosos. En el momento del impulso de la Luz, que devendrá permanente a partir del 17 de noviembre  (Nde: Hablando del 17 de noviembre del 2009), constatarán que por la meditación del Corazón, tendrán más facilidad a establecer, espontáneamente,  la Vibración del Corazón.  Una vez más, la Vibración del Corazón no es una idea o un concepto, es una Vibración real, percibida en el cuerpo de carne, a nivel del Corazón.

Pregunta: ¿Por qué practicando la meditación sobre el corazón, la conciencia  “decae” algunas veces?

Hermanos, esto puede corresponder simplemente a un Corazón congestionado, el Templo Interior no está suficientemente apaciguado y purificado. Sin embargo, las etapas preparatorias son importantes. Las diferentes etapas de las Bodas Celestiales y la Etapa de la 3ª. Marcha, permitirán a un nuevo contingente, así como lo dijo el Arcángel Miguel, a una nueva ola vivir esto.  Prepárense ustedes, apacígüense, Alíniense, y lo vivirán.

Pregunta: Cuando uno siente la Alegría interior, sin sentir los diferentes puntos de la Vibración, ¿está uno todavía en la Vibración del Corazón?
No es cuestión de sentir los puntos de las Vibraciones que he dado. Es cuestión de llevar la Conciencia más arriba y de sentir el Corazón. El Corazón es un Fuego, el Corazón es Vibración, no los 6 puntos y el conjunto del pecho. La Alegría puede manifestarse por oleadas. Esto firma las primicias de la proximidad a su dimensión Unitaria. A medida que la Alegría devenga cada vez más presente y potente, ella estará conjunta a la Vibración del Corazón. La mayoría de las dificultades de la humanidad en camino hacia la Unidad, hoy, es que la Conciencia no está aún estabilizada en el Corazón.  A menudo, los Seres en camino perciben la Vibración a nivel de la cabeza, la Vibración del Espíritu Santo, la Vibración de la Fuente, la Vibración de las Claves Metatrónicas.  Ellas trabajan en vosotros, dan las precepciones, precisas, vibratorias, a nivel de la Corona de la cabeza. Pero lo más importante ahora, es vibrar en el Corazón. La Clave está en el Corazón y no en la Vibración de la cabeza, incluso si por el momento, pasa en la cabeza, por razones fisiológicas y energéticas.

Pregunta: ¿Todo esto  nos lleva a reconectar la Conciencia de la primera Humanidad sobre la Tierra?
Absolutamente no. La meta es que encuentren vuestra Dimensión de Semilla de Estrella. Todos ustedes vinieron en distintos momentos en esta Humanidad, atrapados o voluntariamente.  Hoy, lo que van a encontrar es anterior a eso. Vuestra Semilla de Estrella es anterior a esta Dimensión.  Vuestra Semilla de estrella, que ha sido llamada Ascensión, no es en sentido estricto una evolución, sino que es un regreso a la Fuente, a vuestra Fuente. Por lo tanto no es cuestión de datos históricos, tampoco de nivel recordando o trayendo de vuelta algo sino mas bien el descubrimiento total de lo que son, de una manera u otra, antes de haber participado en este plan. Van a descubrir  el sentido de lo que son y el porqué han participado, de una manera u otra en este plan.  Se trata de una reconexión a la Eternidad y no a la historia.

Pregunta: ¿Nuestra fuente es lo que algunos llaman nuestra mónada?
Esto no son más que palabras. ¿Cuál representación tienen de la palabra mónada? Hemos voluntariamente inventado las nuevas palabras a fin de que no pudieran ustedes volver a referencias anteriores o históricas. La palabra Reliance, Radiance, Etreté (Confianza, luminiscencia, Etreté) los alejan de toda referencia y de todo apego a los conceptos o las definiciones.

Pregunta: ¿En relación a la Vibración del corazón? ¿hay algún medio particular de prepararse a esta próxima marcha o a las próximas?
Ellas son siempre las mismas, no hay nuevas reglas: alineación, beber mucha agua, comer menos de lo habitual, evitar lo que esté impidiendo, lo que es resistencia, ir en el sentido de la simplicidad, de la Unidad de la bienvenida, en predisposición del abandono y de acoger y dejar actuar.

Pregunta: ¿Esto significa o esto implica que debe uno desaprender todo?
Desaprender, esta palabra incluso necesita una voluntad. Estar en el Ser necesita, ya al nivel del instante e incluso de la personalidad, de Ser. Poner la personalidad en reposo podría ser llamado, eventualmente, meditación, Vibración, el término más exacto. 

Pregunta: Cuando, en nuestra vida encarnada de 3ª.Dimensión, uno está sometido a las restricciones o las contrariedades, ¿cómo tener acceso, a pesar de todo, al fuego del Amor?

Es necesario comprender que las restricciones o las contrariedades que  se manifiestan en vuestra dimensión, así como lo dices, no son más que los resultados de vuestra ausencia de Unidad pasada. Querer  responder es hecho para hacerlos retroceder en la dualidad y la materialidad y mantener de manera infinita, el Fuego de la dualidad y de la fricción que llaman restricción y contrariedad.
Pon en práctica estar en el Fuego del Amor y percibirás que las restricciones y las contrariedades ya no existen. No se trata de negarlas, no se trata de no verlas, se trata, también, de transmutarlas. Así pues, un evento llamado contrariedad se manifiesta a ustedes cuando el principio de atracción y de resonancia que es el vuestro no es el de la Unidad. Penetrando de lleno etapa por etapa, en vuestra Unidad, se darán cuenta que el principio de resonancia y de atracción aportará y llevará a ustedes los eventos, las cosas, las personas, que no están en este principio de dualidad sino mas bien en relación con la Unidad que se manifiesta en ustedes. Mientras que se manifieste, de manera estrepitosa en vuestro medio ambiente las manifestaciones de tipo dual o de fricción (que esto sea a través de personas, o de eventos, o de objetos, incluso) esto únicamente significa la distancia que les queda por recorrer para estar en Unidad. Pero esta distancia solo es un punto de vista, no es un desarrollo o un trabajo. Es una actitud interior. Por lo tanto, las contrariedades que vienen hacia ustedes solo son la expresión de vuestra propia dualidad.

Pregunta: la primera marcha era el 17 de Octubre (2009), ahora bien, usted habló de la 3ª. Marcha como del 17 de Noviembre (2009).
Exactamente, por lo tanto, ustedes se han saltado una marcha porque desde nuestro punto de vista, el tiempo se está desplegando, se está acelerando. Hay en realidad, a partir del 17 de noviembre (2009) la integración de la 2ª. y de la 3er. Marchas, y así pues, al mismo tiempo.

Pregunta: Si subimos 2 marchas a la vez, ¿el tiempo de las 7 marchas queda igual?
Si, lo que quiere decir que, durante los 2 meses (las 2 supuestas marchas del 17 de Noviembre y del 17 de Diciembre del 2009) habrán atravesado dos marchas de un solo golpe.

Pregunta: ¿La secuencia quedará idéntica, después?
Exactamente.  Simplemente, se quedan dos meses sobre la misma marcha.

Pregunta: ¿Es necesario alejarse de lo que está contrariando para quedarse en la Vibración del Corazón?

Quien dice alejarse, dice reacción y por lo tanto movimiento y por lo tanto acción en esta densidad.  Deben concentrarse en la Vibración a fin de que ella misma solucione la problemática. Existe, en este nivel allí también, un aprendizaje de la acción de la Vibración en vuestras limitaciones y vuestras contrariedades. Remplazar el Fuego de la fricción y de la personalidad por el Fuego del Amor no es una voluntad personal sino una aquiescencia. Por lo tanto, algunos de ustedes deben ser pacientes, en el establecimiento de esta Verdad de la Unidad. Para algunos esto se hace instantáneamente.  Para otros es un aprendizaje. Tienen una cantidad de tiempo, meses, y marchas para lograr esto. Sin embargo, deben comprender, o mejor dicho, captar la sutileza.  Si aceptan la Vibración del Fuego del Amor, constatarán que el Fuego de la personalidad, vinculado a lo  que ustedes llaman contrariedades, se alejará espontáneamente  haciendo jugar el principio de atracción y de resonancia. Remplazar la acción/reacción por la acción de la Gracia es una Verdad, esto no es una ilusión o un desvío de los problemas existentes. Esto corresponde realmente a una transcendencia de los problemas existiendo en vuestras Vidas.

Pregunta: ¿Cómo reemplazar la acción-reacción por la acción de la Gracia?
Por la Vibración de la Unidad del Corazón. Esto no es un acto mental  consciente, es un acto de Conciencia en el seno del Corazón, cambiando de punto de vista, abandonando también los modos de funcionamiento duales. Esto es realizado abandonándose uno mismo a la Gracia de la Luz y de la Verdad. Abandonarse al Fuego del Amor hace desaparecer el Fuego de la personalidad, las resistencias, las tensiones, las oposiciones y las enfermedades.

Pregunta: ¿Qué es lo que ha justificado estas 2 marchas pasando al mismo tiempo?
Esto corresponde a vuestro nivel de respuesta,  como individualidad Humana en esta densidad, de vuestra capacidad de Vibrar.  Un cierto número de bloqueos, inherentes a vuestras estructuras fisiológicas, han sido levantados, como ya lo saben. Hoy, efectivamente, pueden subir esta escalera más rápido. Yo diría incluso que nosotros preferiríamos que tomaran el ascensor.

Pregunta: ¿Por qué razón lo preferirían?
La confrontación del Fuego del Amor y del Fuego de la personalidad, no ya en vuestros sistemas individuales sino incluso en las fuerzas en presencia a nivel de la Tierra, activan una serie de procesos de desconstrucción pudiendo a veces alterar ciertas estructuras individuales.  Sin embargo, al igual que nosotros no somos Maestros del tiempo, ustedes no son Maestros de este tiempo que es una ilusión. Este evoluciona en función del principio de acción-reacción, como lo saben. No es aún Unitario, incluso si está en curso de unificación.

Pregunta: ¿Esto significa que el tiempo dado para subir estas marchas queda “inmutable” en relación a nuestro propio tiempo?
Totalmente. Existe una serie de marcadores.  Estos marcadores (puntos de referencia) son a veces los límites, x, vinculados al reloj del Cielo.  Estos son inmutables. Sin embargo, en este límite, el tiempo es elástico. Los límites no pueden por lo tanto cambiar de espacio y de tiempo las coordenadas.  Sin embargo, entre 2 límites, todo es posible.
Pregunta: ¿Es porque estos acotamientos (límites) son las referencias astronómicas?
Es exactamente lo que he dicho.

Pregunta: ¿Los datos astronómicos están cambiados por la modificación del espacio/tiempo?
Ellos de vuelven conformes.

Pregunta: ¿Esto significa que habría una forma de referencia absoluta del tiempo?
Si. Yo lo llamaría “el tiempo fuera del tiempo”. Esto no puede ser explicado a través de las palabras. Para esto, necesitan entender y vivir el Êtreté, para comprender la Esencia y los sentidos.

Hermanos y hermanas, si lo quieren bien, va a ser tiempo ahora, como es mi costumbre (y de manera un poco particular porque el Arcángel Uriel va a unirme a mí), de vivir este intercambio que hemos tenido a través de la Vibración y de la Luz. Les doy en cuanto a mí, otra vez, mi Paz y mi Bendición. Vamos a acoger ahora en el silencio, en la Vibración y en la Luz, el Fuego del Amor.
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : OD  
*****************



30 DE OCTUBRE 2009


La Vibración del Corazón y la Vibración de la Luz

RAM

30 octubre 2009

Soy RAM. Recibid amadísimos humanos, mis saludos y bendiciones. Como algunos de vosotros sabéis ya, soy el Maestro del Aire. Soy el que desde hace más de un año, os ha comunicado cierto número de claves Vibratorias y claves de Consciencia para que podáis acceder a la Vibración del Corazón. Quisiera, si os parece bien, dialogar con vosotros ahora, sobre lo que es la Vibración del Corazón y la Vibración de Luz.

El ser humano habla mucho del Corazón. El ser humano habla mucho de Luz. Hablar del Corazón no es el Corazón. Hablar de Luz no es la Luz. El Corazón no es una idea. El Corazón no es un concepto. El Corazón no es un comportamiento. El Corazón, ante todo es Vibración percibida, es Vibración sentida en el pecho. De igual forma, la Luz puede verse, puede ser conceptualizada, la Luz puede ser imaginada. La Luz puede verse con los ojos abiertos o los ojos cerrados y, sin embargo eso no es la Luz. La Luz, como el Corazón, es Vibración. La Vibración de la Luz es una Vibración que recorre el cuerpo y que amplifica los cuerpos sutiles, desde el cuerpo etérico hasta los cuerpos más sutiles. El ser humano está muy dotado para poner nombres a la Luz y al Corazón, pero acordaros que ni la Luz ni el Corazón son palabras y, antes de ser modificaciones de la Consciencia en vuestra Vida, son ante todo, Vibraciones. Hablar del Corazón sin experimentar Vibraciones, no es el Corazón. Decir y afirmar estar en la Luz o vivir en la Luz, sin percibir la Vibración, no es la Verdad. Si la Luz está en vosotros, la Luz vibra. Si el Corazón está en vosotros, entonces, el Corazón vibra. Si el Amor está en vosotros, entonces el Corazón y la Luz vibran. Cualquier otro Amor solo es una aproximación al Amor auténtico, al Amor Vibración. El ser humano llama Amor, atracción. El ser humano llama Amor, deseo, emoción. El ser humano llama Amor, concepción, o incluso filosofía, o religión. Y por lo tanto, permanece en el dominio de los conceptos, en el dominio de las palabras y de la Ilusión. Mientras que no haya Vibración, en lo que concierne al Corazón, el Amor y la Luz, no hay Verdad, hay Ilusión de la Luz, Ilusión del Corazón e Ilusión del Amor.

Evidentemente, el ser humano, entre las primeras palabras que aprende y repite, son las palabras “te amo”. Pero frecuentemente, detrás de estas palabras hay otra cosa y, sobre todo no hay Vibración. Sé que estáis aquí a propósito de las Dimensiones y a propósito de la Luz. La Luz de vuestro mundo no es la Luz de la Quinta Dimensión. La Luz de la que hablan los seres que han alcanzado o penetrado el Despertar, no es la Luz que vosotros veis. Vivir la Luz, vivir un estado de despertar, se acompaña de Vibraciones y se acompaña también de modificaciones de la Consciencia habitual, hacia una Consciencia más unificada, más sosegada y más en Vibración. Yo te amo, es la frase que después de “mamá”, es ciertamente la más utilizada en la Humanidad, y sin embargo, estas palabras están frecuentemente, privadas de su Vibración. A menudo estas palabras están privadas de su Luz, y aun más a menudo, estas palabras están privadas de Corazón. Amar es dar. Amar es darse haciendo abstracción de Sí. El ser humano ama para sí y no para el otro, mientras que amar es entregarse al otro y no darse a Sí. Volvamos a la noción de Vibración. La Vibración es algo que se percibe como un movimiento más o menos regular, o más o menos rápido y por tanto, una amplitud y una frecuencia que le es propia. La Vibración puede ser calmada. En ese momento, no la percibís. Se hace perceptible cuando se modifica, cuando se amplifica o se ralentiza en relación a vuestro estado tranquilo o normal. Percibir, captar la Vibración es por tanto, una modificación de la Consciencia Vibral, calmada o normal. Esta Vibración puede amplificarse o disminuir, ralentizarse o acelerarse, localizarse en un punto o una zona, o estar difusa en todo el cuerpo. Entonces, la cuestión primordial que se os debe plantear en vuestro camino evolutivo, particularmente en estos tiempos y en estos momentos, es la capacidad de vuestro cuerpo para percibir la variación de la amplitud y la variación de frecuencia de la Vibración. ¿Cuál es el movimiento generado en vosotros, de manera general, o de manera local? La Vibración que se amplifica y por tanto se acelera la frecuencia, participa innegablemente de la ampliación de vuestra Consciencia. Solo la Luz, solo el Amor es capaz de desencadenar esto. Evidentemente, en la descripción que os he hecho, no hablamos de máquinas, no hablamos de tecnología sino de la Vibración emitida por una Consciencia, sea de este plano o de otros planos. Si la Vibración se hace más lenta, si la amplitud disminuye, si la frecuencia se ralentiza, entonces la Consciencia que emite esta Vibración no participa de la Luz y del Amor.
Ahora, os he dicho que la Luz Vibral de vuestra dimensión solo es el pálido reflejo de la Luz Vibral de la quinta dimensión. La Luz es, ante todo Vibración. Cuando la Luz se conjuga con el Amor, se convierte en Fuego. Fuego del Amor, Fuego que crepita, en sentido propio como figurado, en vuestras lámparas, en vuestros chakras, pero también a escala del cuerpo. En todas las tradiciones, y no solamente en la mía, los seres que han vivido y realizado el despertar de la transcendencia, todos, sin excepción, han descrito los mismos procesos. No hablo solo de los movimientos de la Consciencia y de la energía en el canal medio de la columna vertebral, llamado Sushumna, no hablo solo del descenso a las lámparas o chakras, de la Shakti o Espíritu Santo. Hablo de un proceso mucho más general que vosotros estáis llamados a vivir hoy, si lo aceptáis. La Vibración es la garantía de la autenticidad de la Luz y de la autenticidad del Amor. El Amor sin Vibración no es Amor. La Luz sin Vibración no es la Luz. El Amor es la Luz. Sin Fuego del Amor, no está la Luz y la Vibración. El lenguaje del humano está llamado a cambiar. Vuestro lenguaje está hecho de palabras, de Vibraciones sonoras. Debe pasar a la Vibración de la Consciencia, reemplazar el lenguaje por el Verbo. El Verbo es el agente Creador, el Verbo es Vibración, no solamente Vibración sonora, sino Vibración de la Consciencia. El Amor y la Luz verdaderos participan de la Consciencia y por tanto, de la Vibración. El lenguaje de las Vibraciones es un lenguaje cuyo aprendizaje es fácil, la calidad y cantidad de la Vibración, determinan y condicionan la realidad y la Verdad de lo que percibís en Amor y en Luz. El trabajo de la Vibración y la percepción de la Vibración, es la única prueba y la única garantía de la autenticidad de lo que vivís, o de lo que viviréis.

Más allá de vuestra reunión aquí, en este lugar, la Tierra, el Sistema Solar, está sometido a Vibraciones nuevas, Vibraciones destinadas a elevar en vosotros, el corazón y la Luz. Esta Vibración ante todo,  debe hacer resonar vuestra Consciencia para abrirla y permitir captar y resonar, con el fluido de las Vibraciones que vienen de otra parte, fuera de vuestro Sistema Solar. Este aflujo de Vibraciones está destinado a permitiros, si lo deseáis, vivir otra octava de la Creación. Y vivir otra octava de la Creación, no es una elección deliberada sino una elección de la Vibración de vuestra Consciencia. Solo la Consciencia que supera la esfera de la personalidad, solo la Consciencia que tiene acceso a la Radiación de la Presencia, a la Radiación del “yo soy el que soy”, es capaz de despertaros a esta Vibración. La Vibración que viene, es Amor y Luz. Es Amor y Luz porque cuando la captáis, cuando resonáis con ella, sois capaces de percibir la rapidez y amplitud que recorre vuestras lámparas y vuestro cuerpo. Esta Vibración nueva, está destinada a despertaros. El despertar se realiza por la Vibración. El despertar se realiza por la captación de vuestra Consciencia que se abre a esta Vibración. Las palabras pueden equivocar. Los humanos pueden equivocarse. Esto forma parte, tal como lo decís, de la experiencia. Pero la Vibración no se puede equivocar. Ella es frecuencia, es intensidad, capaz o no, según vuestra proximidad Vibratoria, de hacer resonar en vosotros, las puertas adecuadas. Además del sonido, existen las Vibraciones portadas por un lenguaje Vibratorio que no es un lenguaje de palabras, sino un lenguaje silábico, lenguaje de Vibraciones, las Vibraciones que han precedido e inducido la Creación. No hablo de la Creación de esta Dimensión sino de la Creación de la totalidad de las Dimensiones que se ha podido hacer según una arquitectura precisa, con una ordenación precisa de la Vibración Madre. Vibraciones silábicas que se os han remitido, hace algunos meses, las primeras de ellas. No volveré sobre esto.

Insisto de forma efectiva y contundente, sobre esta noción fundamental: no puede haber Alegría si no tenéis esta Vibración. No puede haber Unidad si no descubrís esta Vibración. La Vibración de la que hablo, es la conjugación del Corazón y de la Luz o del Amor y la Luz, por su poder Vibratorio. La conjunción de los dos se llama el Fuego del Amor. El Fuego del Amor es una Vibración que nace, en general, en la parte alta del cuerpo a nivel de la cabeza o a nivel del Corazón. Las dos coronas radiantes del Corazón y de la cabeza, se reúnen entonces en un abrazo de dos círculos, de dos coronas, formando el símbolo del infinito y se desposan. La Vibración se percibe y es percibida a nivel del Corazón y de la cabeza. Es esa Vibración que lleva vuestra Consciencia a expandirse y a alcanzar las esferas de lo indecible que, en la tradición, nosotros hemos llamado Samadhi. El Samadhi es simplemente, la reconexión de la Vibración del Fuego del Amor en el Corazón y en la cabeza. Existen siete octavas diferentes, a veces sucesivas y a veces no. Entonces, estáis aquí para aprender y vivir sobre todo, el lenguaje de la Vibración. La Vibración llamada “Fuego del Amor” es la que está más próxima a vuestra Esencia, vuestra dimensión estelar o de vuestra dimensión de Luz auténtica. Vosotros, por medio de vuestra Consciencia y por medio de la Vibración de cristal y de las sílabas sagradas, vais a penetrar el lenguaje vibratorio del Fuego del Amor.

Lo he dicho, hace ahora un año de vuestro tiempo terrestre: solo hay una puerta de salida de esta Ilusión y esa puerta es el Corazón. No el Corazón chantaje, no el Corazón palabras, no el Corazón idea o abstracción, sino el Corazón Vibración. No hay otras posibilidades que ésta. Otros humanos han vivido cierto número de etapas (desde hace muchos años, muy anteriores a la intervención de los Arcángeles) en relación con la activación, por toques sucesivos y por corrientes sucesivas, en la Humanidad y en la Consciencia, Vibraciones cada vez más altas y cada vez más penetrantes, en vuestros cuerpos y vuestras Consciencias. Esa pulsación, hoy es llevada al máximo por el trabajo de la Humanidad, por el trabajo de grandes entidades de Luz, pero también porque la Tierra y el sistema solar tenían una cita particular con la Luz, con la Vibración, con el Corazón, con el Amor y por tanto con la Luz auténtica. Es esto lo que os ha preparado, a la Tierra y a todas las Consciencias, a vivir lo que viene. El Fuego del Amor es un Fuego devorador, pero que no quema. El fuego del Amor es una Vibración que se extiende de manera muy rápida a partir del Corazón, o la cabeza, o ambos, a la totalidad del cuerpo y que, sobre todo, se acompaña de un sentimiento particular que está más allá de un sentimiento humano normal, de un estado particular en relación con el Ser, con la Presencia, consigo mismo y que es Alegría. La Alegría es Vibración y expansión. Igual que el Corazón es la puerta de salida, la Alegría es el motor. No podéis salir de la Ilusión sin vivir la Alegría. Mirad las experiencias vividas por las Consciencias humanas encarnadas en todas las tradiciones, de todas las religiones. Algunas almas se han consumido en el Amor, por la Alegría. La Alegría de la que hablo, por supuesto no es el placer. La Alegría de la que hablo no puede ser satisfecha porque no es una búsqueda, es un estado. El trabajo vibratorio es el único que no puede induciros a error.

Acordaros sin embargo, que la Vibración de la Luz, en esta Dimensión, no es la Vibración de la Luz de quinta Dimensión. La Vibración en vuestra tercera dimensión es calor. Vosotros lo llamáis magnetismo o electromagnetismo. La Vibración de la quinta Dimensión, la Vibración de la Luz de quinta Dimensión, para ser más preciso, es Fuego del amor y, paradójicamente, no es calor sino picaduras y Vibraciones, es expansión, es amplificación de la Vibración. La Vibración, lo habéis entendido, es el motor, pero también el elemento que os va a permitir, más allá de vuestras concepciones, de vuestras ideas, más allá de vuestra comprensión incluso, percibir y saber si la Vibración es Amor, Luz, Corazón, o si no lo es. Y en vosotros, tenéis la capacidad innata de percibir por la Vibración, lo que es justo y lo que es falso, cosa que no podréis hacer jamás, observando o escuchando palabras o un rostro. El aprendizaje del lenguaje vibratorio hoy, es esencial. Conocer la Vibración y sus manifestaciones os da acceso a la certeza, a la evidencia de lo que es percibido y de lo que es sentido. El acercamiento a la Vibración se puede hacer, tal como ha dado (Ndr: en la rúbrica “protocolo” de nuestro sitio), por la meditación sobre el Corazón pero puede realizarse también, por el acercamiento Vibral directo a esta ola de Luz que viene hacia vosotros.
Algunos pueden decir ¿cómo captarla? ¿Cómo vivirla? ¿Cómo sentirla? Y bien, primero de todo, aprendiendo a escuchar la Vibración, de igual forma que aprendéis a escuchar, siendo niño, al que os habla. De igual forma, debéis escuchar la Vibración. La escucha de la Vibración solo se hará a partir del momento en que la mente ha hecho silencio, sobre otros polos de actividades de vuestras Vidas, a partir del momento en que estéis realmente a la escucha, con la única diferencia que esta escucha, no se hace por la oreja o con los ojos, sino en el reposo e inmovilidad del Corazón y en la noción importante, de acogimiento de la Vibración para desembocar, en un segundo tiempo, al abandono a la Vibración. Muchos seres de Luz os han dicho que la Luz era Inteligente. Lo es, seguramente, mucho más de lo que será jamás un cerebro humano. La Inteligencia de la Luz Vibral es evidencia porque sabe dónde está el bien, sabe dónde está la Unidad. Por eso el ser humano debe enchufarse, ponerse a la escucha de la Vibración. Esta es una etapa mayor en la evolución de vuestra Consciencia, hoy, en este mundo terrestre. La Luz es Inteligente y la Vibración tanto más, puesto que la acompaña. Es incluso el soporte. La Inteligencia de la Vibración puede transmutar en la Consciencia humana, muchas cosas. Si miráis la Vida de algunos místicos que han encontrado esta Vibración, os daréis cuenta de que las necesidades fisiológicas cambian. La Alegría al instalarse, aleja con toda seguridad, del ser que vive esta Alegría, el sufrimiento, aleja el sufrimiento porque en la Vibración no hay sitio para el sufrimiento, ni siquiera para la enfermedad. La Vibración es sanación total. La Vibración es lo que se debe establecer en vosotros, por eso no hay técnica complicada, la que os he dado hace un año (Ndr: “meditación sobre el corazón”, en la rúbrica “protocolo” de nuestro sitio) era muy sencilla y ha propiciado efectos para muchos seres humanos.

Hoy es todavía más sencillo, porque la intensidad de la Luz es más importante que nunca. Y la Luz os pide simplemente que la acojáis que os abandonéis a ella, para dejarla obrar y dejarla transformaros. Entonces, es más fácil para el ser humano realizar este abandono, este acogimiento de la Luz Vibral, por la práctica de ejercicios. No creáis por eso que los ejercicios sean indispensables, pero lo son de una manera particular, para vuestra mente. Hay literalmente un re-encaminamiento de la Vibración para permitirle evitar la mente, pasando por la Vibración silábica, pasando por los cristales, o pasando por lo que llamaríais “trabajos energéticos” de preparación a la Vibración. Esto es lo que realizaréis. Lo que quiere decir también, que hoy, para el ser humano que  quiere encontrar la salida ¿qué es la salida? La salida no es en absoluto, el fin. La salida es quizá un fin, el de las ilusiones. La entrada en Eternidad, en Êtreté, solo se puede hacer a este precio. La pérdida de vuestras referencias habituales no es una pérdida definitiva sino la transcendencia de esas referencias. El ojo de la Consciencia que se abre a la Vibración, desemboca en la Alegría y en la comprensión de lo que muchos intervinientes han llamado “la falsificación de este mundo” y su Ilusión. Muchos modelos tradicionales os han dicho que este mundo era Maya, Ilusión. Pero, evidentemente cuando el cuerpo sufre, es difícil decirle que solo es una Ilusión, cuando los problemas se acumulan, difícil decirse que son una Ilusión.  No podréis convencer jamás, a vuestra mente de que esto es solo una Ilusión, porque para ella es la única realidad y la única Verdad. Solo existe para sostener esto y, fuera de esto, no existe, simplemente.
Entonces, la evolución de vuestra Consciencia en la Luz Vibral, en la Luz y la Vibración del Amor, viene acompañada de la muerte de la mente. La muerte de la mente no necesita un entierro, ni desaparición. La muerte de la mente es simplemente que la Consciencia que ha descubierto la Vibración, va de ahora en adelante, a controlar, no en el sentido de un control sino más bien en el sentido de una envoltura, de una imbricación: la Consciencia se va a superponer a vuestra mente, no podrá ya ser vuestro maestro, sino que estará a vuestro Servicio. Hay por tanto, una reversión y un balanceo de las funciones. Lo más frecuente, en la Vida del ser humano, es que la mente decida y os haga creer que es vuestra Consciencia, y vosotros la creéis. Pero el día en que descubráis la Consciencia Vibral, la mente no puede mentiros más. Está superpuesta y revestida por la Consciencia despierta. La Consciencia despierta es la única que ha aceptado acoger la Vibración de la Luz que se ha abandonado, que se ha sumergido y ha vuelto a surgir renovada. Hoy, vosotros penetráis mundos de Vibraciones cada vez más rápidas, que vienen acompañados por una aceleración en vuestros modelos de Vida, pero también en modelos de Vida de la Humanidad en su conjunto. Vosotros estáis, en ese periodo que muchos textos han llamado “tiempos reducidos” porque se deberían desarrollar muchos fenómenos, pero también porque la Consciencia debería desplazarse de manera ampliada, elástica y extensible. En este periodo, las puertas se abren, muchas revelaciones tienen lugar. Muchas cosas se desvelan y os piden avanzar, cambiar, hacer morir o dejar morir lo que debe morir, lo que os ataba, lo que os impedía ser libre, ser soberano. Todo lo que os controlaba os hace ahogaros. Comprendéis que con la Luz y la expansión de la Consciencia no hay nada de incontrolado. Solo hay que dejar hacer, sin por eso, estar inactivo porque dejar hacer demanda en Sí, un trabajo sobre Sí, de abandono a la acción de la Luz. Ahora habéis llegado a esa etapa. Cada uno lo vais a vivir a vuestro ritmo, en función de vuestras predisposiciones a aceptarlo, en función de vuestras capacidades para elevar vuestras Vibraciones. No puede haber derogación o suspensión. Tal como se os ha dicho, el reloj cósmico es muy preciso. Corresponde a movimientos, cierto, con ajustes, movimientos de mecánica celestial concretos donde las galaxias, los mundos y las dimensiones, interfieren entre ellos, vosotros también debéis interferir y ajustaros a la ola de la Luz, a la ola del Amor. El órgano de ajuste es el Corazón: vuestra capacidad de amar sin palabras pero en vibración, vuestra capacidad de entrar en resonancia con las otras Consciencias presentes en esta Tierra. No solo los hombres sino, la naturaleza y los otros reinos.

¿Cómo daros cuenta, además de la percepción de la Vibración, que estáis en el buen camino? Os basta simplemente, mirar los momentos que pasáis en vuestra jornada, sintiéndoos liberados, sintiéndoos en Alegría. Y, si miráis vuestros días pasados, si esta proporción de Alegría, si esta proporción de liberación no aumenta, entonces volvéis la espalda a la Luz. La Vibración de la Luz es liberación, la Vibración del Amor está ligada al hecho de retirar todas las ataduras, todos los lazos. Es importante comprender y aceptar que, si surge un miedo, os contrae y no puede venir de la Vibración de la Luz. La contracción es lo opuesto de la Alegría. La Alegría es dilatación, la Alegría es liberación. Cuando planteáis los actos, sean los que sean, cuando afirmáis vuestra soberanía, cuando decidís dejar tal cosa, tal ser, tal región o tal situación, esto debe poneros en Alegría, no en satisfacción de un deseo cualquiera sino, mucho más, en un estado de liberación y de apertura. La Alegría es hoy, algo que está a vuestro alcance. La Alegría de la que os hablo no es una Alegría consecutiva a una recompensa, es consecutiva a vuestra liberación. No porque dejéis tal o tal cosa, estáis en Alegría sino porque os liberáis de vuestras cadenas. Si fuerais capaces de tomaros el tiempo necesario para dejar y abandonar vuestros fardos, mirarlos por lo que son: pesos que impiden vuestra ligereza, entonces aceptaríais mucho más fácilmente, deshaceros de esos fardos. La ligereza es lo que permite la Alegría. Cada vez más seres humanos están llamados a vivir y a vibrar esta Alegría. A partir del momento en que ésta se anima en vosotros, os es más y más fácil percibir lo que va en el sentido de la Vibración (y que por tanto, os aligera)  lo que va en el sentido de la ausencia de Vibración (y por tanto os densifica).

El movimiento de liberación concierne a todas las Consciencias y a todo este sistema solar. Necesitáis ir en el sentido de la liberación. Evidentemente la mente objetará; que estáis obligados a prever, que estáis obligados a planificar, que estáis obligados a pensar en mañana, pero todo eso os aleja del instante, todo eso os aleja del aquí y ahora, de la decisión justa: esa que os aligera, esa que os eleva. La Vibración es ciertamente, el elemento motor que os debe permitir ir hacia la Alegría. Sin Vibración no hay Alegría. Si la Vibración aparece, hay Alegría, sean las que sean las circunstancias externas de vuestra Vida. Podéis haber vivido un drama familiar y experimentar sin embargo, esa Alegría. Entonces, esa Alegría llegará a borrar la pesadez y la tristeza, ligadas a la pérdida. Vibrar y entrar en Vibración es escapar a los condicionamientos, es escapar a la mente y a esas trampas, es entrar en libertad, es entrar en liberación. Hoy, la Luz os llama a esta liberación. ¿Queréis responder o queréis persistir en la pesadez? No hay, y cada vez menos habrá, medias tintas. La vía del equilibrio se encontrará después de la ruptura de un equilibrio que habéis tenido, cada uno a vuestra manera, en vuestra Vida. El nuevo equilibrio no está en función de las acciones/reacciones, de las consecuencias de la encarnación sino más bien, un equilibrio en relación con un estado muy particular. Ese estado particular ha sido desarrollado por los Arcángeles y corresponde a lo que algunos de vosotros comenzáis a vivir y a experimentar: la diferencia entre la personalidad y el Êtreté, la diferencia entre la Ilusión y la Verdad, la diferencia entre la pesadez y la ligereza, la diferencia entre la Alegría y el peso. Pero vosotros debéis elegir. La Vibración viene a vosotros para haceros resonar y activar en vosotros, la Verdad de la Alegría.

He aquí, por mis palabras, pero también por la Vibración, lo que tenía ganas de deciros como preámbulo a lo que se anuncia para vosotros, de manera particular, en este espacio. Evidentemente, toda la Humanidad se apresta a vivir esto, algunos sin preparación alguna. La irrupción de la Luz en vuestra densidad será un Fuego de artificio y un abrazo. Para otros será, sea desagradable, sea inexistente por no experimentado. No tenéis que ataros al otro. La mejor forma de hacer adherir no es convencer, sino manifestar la Verdad por la Vibración. Estando en vuestro camino, estando en resonancia con la Luz Vibral, os convertiréis en los testimonios de la Luz, os haréis los Enjambradores de la Luz, los Ancladores de la Luz. Esto excede las palabras, excede la explicación: solo hay que Ser e irradiar. Comprended bien que la época que vivís, es una Gracia infinita. Amadísimos, si tenéis cuestiones en relación a este proceso, quisiera intentar aportar una aclaración suplementaria.

Pregunta: ¿qué significa sentir el corazón como arder, al cruzarse una persona?
El corazón que arde es la premisa de la activación del Corazón. Se trata de un Fuego devorador. El Fuego del Amor es la quemadura del Corazón, esa que es aportada por los Ángeles Ardientes, llamados Serafines, Querubines, a veces por Miguel, pero también, simplemente por otro ser humano.

Pregunta: si parar la mente es previo a la apertura del Corazón o a la Vibración y, si la Vibración puede frenar la mente ¿cómo se articulan los dos?
El ser humano debe aprender a limitar la mente para que la irrupción de la Luz en vuestra Esencia aparezca. Hay casos también, en que el otro sentido es posible, no hay regla absoluta. Hoy, todo experiencia que facilita la irrupción de la Luz, pasa por el protocolo que os he dado (Ndr: “meditación sobre el corazón” en la rúbrica “protocolo” de nuestro sitio), o pasa por un reencuentro humano o un reencuentro espiritual. Hay conjugación y ampliación de los fenómenos de Vibración, haciendo posible la activación del Fuego del Corazón, de diferentes formas. No hay regla absoluta, todo es posible. Lo importante es comprender que la Vibración que recorre el Corazón como un Fuego devorador es la ilustración perfecta de la activación de la Consciencia Vibral.

Pregunta: ¿en el acceso al cuerpo de Êtreté, la mente tendrá todavía un rol de transmisión del supra-mental?
Si he entendido bien lo que pregunta, la respuesta es no. La mente podrá ampararse en la experiencia para tratar de retranscribirla, pero eso no será la experiencia. La experiencia está asociada a la Vibración y no a las palabras. Ciertamente, las palabras son portadoras de una Vibración, pero no es la Vibración de la que hablo.

Pregunta: ¿se puede acceder también a la Vibración en el diálogo con el Corazón, con un animal o una planta?
Sí, de manera indiscutible.

Pregunta: ¿es normal estar como “oprimido” por la energía?
El reajuste entre la Vibración de la personalidad y la Vibración del Êtreté está más presente que antes, a causa de la casi desaparición de lo que se ha llamado franja de interferencia, o franja astral, por la influencia de las radiaciones cósmicas, la Vibración del Êtreté, se ha acercado a la Vibración de la personalidad. Esto pueden vivirlo algunas Consciencias, como un sentimiento de flotar o de encontrarse realmente entre dos mundos, entre el despertar y el sueño por ejemplo, o entre el sueño y el despertar. La Vibración de la Presencia que desciende hacia vosotros ocasiona esto, sin aprehensión. A menudo, en un estado como de separación con respecto a lo que se vive. Esto participa de una manera innegable, en la realización del Êtreté en vosotros y de la Presencia. La Vibración y la Radiación cósmicas que vosotros percibís y sentís en la Tierra pueden manifestarse en periodos de reajustes, a veces importantes, dando efectivamente como una impresión de fatiga o de pesadez, ligada evidentemente, al efecto de la Vibración. Pero la que percibe esto es la Consciencia de la personalidad. La  Consciencia del Êtreté se revela en el momento oportuno en ciertos seres, a partir del instante en que la Consciencia de la personalidad no puede luchar más, contra la influencia de la Vibración de la Luz. Entonces, algunos seres viven reajustes importantes, dando, dentro de una misma jornada, la impresión a veces, de estar desconectados o de estar en un más allá mal definido. O si no, pueden sobrevenir, al contrario, fases de exaltación intensa en relación con la penetración del Fuego del Amor. Cada Consciencia reacciona y vive de forma diferente el proceso, cada ruta es diferente y cada uno de vosotros estáis en una etapa diferente en esta ruta. Lo importante, incluso en ese estado particular de pesadez, es sentir la ligereza. Hay evidencias a pesar de la fluctuación de la Consciencia. Tocando una vez la Vibración de la Alegría y de la Luz auténtica, esto puede bastar para desencadenar transformaciones saludables, cambios saludables. Lo importante es ese impulso inicial. Hay que dejar después, a la Inteligencia de la Luz actuar e interactuar en vosotros. Hay que dejar el tiempo para que se instale, para que tome su lugar y se despliegue. Una vez más, cada uno a su ritmo es lo importante, se viva lo que se viva en el cuerpo y a nivel de la Consciencia, lo que en definitiva, si lo miráis hoy, de todas formas es mucho mejor que ayer. Esto forma parte de los ajustes a la Luz y de los reajustes entre la personalidad y el Êtreté. A partir del momento en que comenzáis a abandonaros a la Inteligencia de la Luz, las Sombras presentes en la personalidad se evacúan, tanto a nivel de la esfera psicológica como de la esfera fisiológica. La Vibración de la Luz os anima a ir hacia una transformación esencial, hacia una ligereza de vuestros pesos y cargas. Evidentemente, esto no se hace en un día, sino que procede por pequeños toques sucesivos, hasta el día en que sobreviene el abrazo de la Vibración, el Fuego del Amor. En ese momento, vuestra Vida y vuestra Consciencia habrán basculado definitivamente. No habrá ya un retorno atrás posible. Nunca más.

Pregunta: ¿por qué lo que se siente, en la Alegría o en el malestar, está amplificado?
La Luz Vibral que viene a vosotros es expansión. Esta expansión es magnificación de la sensibilidad. Es como si lo que era pesado y oculto, se revelara. Entonces sí, todo está amplificado en un sentido como en el otro. Todo depende del sentido de reacción. Es lo que observáis vosotros mismos en los juegos de la Consciencia de la Humanidad entera, en este momento. Las cosas pueden ir muy rápido, los pequeños toques se han sucedido y se siente bien que la Humanidad, en su totalidad, puede ir en un sentido u otro, y muy rápidamente. Pero los dos sentidos, aunque sean lo más opuestos posible, conducirán ineludiblemente a la instauración de una nueva dimensión y a la instauración de un nuevo estado de Consciencia y de Vida. Tenéis, simplemente que acoger, repito, ser bañados lo más libremente posible, en esta ola de Radiación. En ese momento, descubriréis de forma muy rápida, que la naturaleza esencial y fundamental de vuestra dimensión de Semilla de estrella, en esta personalidad, es la expresión de la Alegría y que no puede ser de otra forma.

No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.
Entonces amadísimos, Maestros de la Luz, os propongo un instante de comunicación Vibratoria. Esto me permitirá aportaros mis bendiciones y desearos lo mejor. Os bendigo. Comulguemos.

Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : S.M.  



********************

11 de OCTUBRE 2009

Entrando en la Dimensión de lo Sagrado

RAM

11 de Octubre 2009

Yo soy Ram. Reciban mis bendiciones. Aquí ahora hace un año de vuestro tiempo terrestre, les comuniqué la forma más simple de activar, en vosotros la Vibración de vuestro Ser a nivel de vuestro Corazón.  Acceder a la Vibración del Corazón fue una preparación para vivir las Bodas Celestiales propuestas por los Arcángeles.  Vengo hoy, a darles una serie de elementos en relación con este mismo Corazón. Hace un año, les definía lo que era el Corazón y su Vibración. Les dije también que el Corazón era la puerta que conduce a la Realización de Si. Me gustaría traer vuestra atención en relación a los conocimientos nuevos revelados por los Arcángeles., concernientes a una problemática mayor del Ser Humano, en relación con la dualidad y en relación con la Unidad.  Todos los Seres habiendo recorrido el camino del Si, en las diferentes tradiciones y los diferentes siglos, han todos insistido sobre el acceso a una dimensión interior, más allá de las vicisitudes de este mundo y de la dualidad del mismo. Todo manteniendo su cuerpo y su Conciencia en esta dualidad, ellos han explorado los territorios interiores, aislándose, de alguna forma de la realidad dual para penetrar por las técnicas o los medios, como la meditación, en un santuario donde en todas las tradiciones, se han incorporado los sentimientos y las vivencias en relación con la paz y la Unidad. Estos son expresados bajo formas diferentes, en relación con la Luz, en relación con la Alegría, en relación con un estado particular llamado estado de ser, Presencia, Realización del Si o aún Samadhi. Algunos de los Seres que han tenido acceso a este estado han hablado de un estado donde el espacio no es el mismo, donde la conciencia no es la misma, donde otra realidad se hacía presente, realidad que era capaz de transformar y de iluminar en alguna forma el camino de su Vida, en el seno de la dualidad. De todo tiempo, en toda tradición, el Corazón ha sido la puerta. Y solo ustedes mismos, por un enfoque conciente, pueden entrar. No tienen necesidad de cualquier cosa que pertenece a este mundo para penetrar sino solo tratar de hacer abstracción de este mundo, no para extraerse, sino simplemente para capturar una nueva conciencia. Muchas avenidas así, han surgido en particular a nivel del Oriente con diferentes formas de yoga, entre ellas una que he favorecido durante mi vida. Sin embargo y lo han comprendido, hoy, penetrar el santuario del Corazón llama a vivir otras experiencias nuevas.  Pero se trata del mismo principio, del mismo esquema y del mismo funcionamiento.

La gran diferencia, la han comprendido, es que, durante algún tiempo, fue un camino que el Ser recorría solo hacia Si. Esta ruta hacia Si era solitaria, cualesquiera que sean las técnicas. Hoy, y como algunos de ustedes lo han comprendido y captado, los Seres particulares, escapando a este mundo donde ustedes viven y donde yo he vivido, se manifiestan por su Vibración y por su efecto sobre la Conciencia. Ellos los ayudan. Les permiten iniciar un camino, este camino de regreso hacia Si. La gran novedad es su manifestación a una escala como nunca ha existido en la historia de esta humanidad.  Por lo menos a nivel de los libros sagrados, salvo, quizá, en los escritos antiguos como el Mahabharata, remitiéndoles a las epopeyas poniendo en obra, en escena y en acción, los principios Creadores, bajo forma de Entidades luminosas recorriendo el Cielo sobre los carros Celestes y de Luz.    Durante mucho tiempo, el Ser Humano ha sido cortado de esta comunicación con estos planos.  Hoy, como vuestra mirada puede constatarlo, muy numerosos Seres humanos descubren, yendo hacia Si, muchas otras cosas que el Sí y, en particular, esta conexión posible con los Seres no existiendo en vuestra realidad dual.  Esta es una Verdad importante.  Sin embargo, esto no cambia el principio del regreso hacia Si, sino simplemente en este descubrimiento, la interacción del plano del Si con los planos multidimensionales viniendo a vuestro encuentro. No hay a este nivel, nada sospechoso o extraordinario, si esto no es, para vuestra Conciencia experimentando este regreso hacia Si (a través de escritos o de testimonios), el descubrimiento de una dimensión suplementaria que está incluida.  Sin embargo, la puerta del Corazón es y seguirá siendo siempre el elemento central del regreso a esta Unidad.  Sin embargo, esta manifestación de Entidades viniendo de otras dimensiones, viene, en cierta medida a modificar la comprensión que tenían, o la experiencia misma que tenían, como se describe en la tradición oriental indo-tibetana, de un principio de reencarnación en orden de avanzar progresivamente hacia el Si, a fin de extraerse de esta dualidad, sin precisar, en ninguna parte, que este camino hacia Si estaba poblado de otras dimensiones, otras Entidades ya que esto no había sido revelado aún. No hay en este nivel allí, cambio de Ley, sino más bien, cumplimiento y resultado de esta Ley.

Así, los seres humanos que hace algún tiempo, encontraron esta dimensión de lo Sagrado, adoraban la Luz, el Sol, la Conciencia Unitaria y ellos permanecieron, al mismo tiempo encarnados.  Así ustedes han tenido, en el siglo 20, muchos-de lo que ustedes llaman-Maestros, realizados y despiertos. Pero, en este Despertar, hablaban de los Grandes Seres como los recuerdos o las historias o los símbolos o las Vibraciones pero jamás como las Conciencias que ellos podían encontrar y con quien podían dialogar o interactuar. Esto es por lo tanto la gran noticia.  Porque yendo hacia el Si, encontrarán las cosas inéditas, las conciencias que están allí y que les aguardan.  Entonces, estas Conciencias ¿son exteriores a ustedes? ¿Son como algunos querrían pensarlo o creerlo o imponerlo, ajenas a la Luz? ¿Ajenas a vuestro camino? No. Penetrando en el Si, desembocan sobre un espacio interior y este espacio interior no está vacío.  Está lleno.  En este espacio interior, muchas Presencias se revelan a vuestra propia Presencia.  Así que, recorriendo este camino hacia el Centro, hacia el Si, ustedes descubren otras Conciencias de otros Seres Unificados en el seno de otras dimensiones.  Pero más allá incluso de esto, hoy, les es permitido vivir en espacios no confinados, en los espacios exteriores a vuestra dimensión. Así descubren, poco a poco, que en vuestro espacio interior, hay todas las otras Presencias interiores. Así, viajando en el Si, viajan en el Sol, viajan sobre las alas de los Arcángeles, encuentran a María. Pero ¿dónde los sitúa todo esto? ¿Es exterior a ustedes? No. Esto forma parte de ustedes. Esto es Verdad. Pero esto es sobre todo la reconexión a vuestra Esencia ilimitada. Hay allí una Fuente. Hay allí una Vibración que está ahora llegando hacia ustedes.

Así, estas manifestaciones nuevas, estos reencuentros nuevos a otro nivel de ustedes mismos, no son algo que es completamente nuevo sino que se revelan de forma nueva. De este modo, en este espacio interior, en el espacio del Si, se encuentra el conjunto de lo que ustedes ven al exterior.  El sol que observan al exterior está también dentro. Los grandes personajes y las grandes Conciencias habiendo recorrido este mundo no son ya exteriores. Ellas también están dentro.  E incluso los Arcángeles, estos Seres tan particulares, estas Conciencias magnificas están también en ustedes. Ellas se manifiestan en ustedes por intermedio del Corazón. De hecho, es yendo hacia este Ser interior que es uno mismo, que descubren la Unidad de la vida, la Unidad de las dimensiones. Por lo tanto, es muy fácil para el hombre considerar que esto es exterior o vinculado a las manifestaciones particulares reservadas a algunos Seres.  Sin embargo, todos, sin excepción, si van hacia vuestro Corazón, más allá de las creencias y de los prejuicios, si se vuelven como un Niño, todas estas Presencias y estas Conciencias estarán ahí. Hay ahí, como el Arcángel Uriel les dijo hace muy poco tiempo, una reversión.  Lo que habían considerado hasta entonces como exterior a vosotros en otro Estado, en otro lugar, en otro espacio, está de hecho en el interior de ustedes. El sol, el Cristo, las estrellas, el conjunto de la creación manifestada a nivel de vuestra mirada exterior, se encuentra, bajo su forma original, en el interior de ustedes. Por lo tanto, cuando encuentran el interior, no hay diferencia entre lo que es interior y lo exterior. Sin embargo, ustedes me dirán, que lo que observan en este mundo, que hace vuestra realidad, no tiene nada que ver con esta Luz.  Así como las enseñanzas orientales lo han dicho, este mundo que recorren es Maya, Ilusión. Si, Ilusión que solo tiene existencia por vuestra mirada exterior y que es llamada a desaparecer, no para un ser habiendo encontrado la Luz sino para el conjunto de la humanidad. Hoy es urgente y fundamental de ir hacia la Verdad de vuestro Corazón, de abandonarse a la Luz y de abandonar todo lo que los aleja de la simplicidad.

Obviamente, este cambio, esta resolución necesita, así como el Arcángel Miguel se los significó desde el principio de este año, una desconstrucción total de esta Ilusión. Esto puede parecer a veces difícil, no habiendo penetrado en la totalidad del Corazón, de concebir que el muro que está ante ustedes no exista y que solo sea una proyección de una multitud de Conciencias, al exterior de la Verdad, favorecida, amplificada y mantenida por ciertas formas de Conciencias densas, agobiantes y pesadas. Hoy, la revolución está a vuestras puertas. No se trata de una revolución de violencia, sino de una revolución interna donde el velo se desgarra, haciéndoles aparecer a la Luz en Su Majestad, simplicidad, y su Vibración. Por supuesto, los seres humanos en número importante no querrán esta Verdad. Ellos prefieren atribuir la Verdad a su Ilusión. Y es su elección. Y es su libertad. Ustedes que han tenido la oportunidad de recorrer este camino y de acercarse a la Eternidad y de abrir vuestro Corazón a la Verdad, les pertenecerá, cada vez más, de una u otra manera no nutrir más la Ilusión. Esto necesita, allí también una revolución en cuanto a vuestras creencias, en cuanto a vuestras adhesiones, en cuanto a vuestros roles, cualesquiera que estos sean en esta sociedad y en esta Ilusión. Descubriendo la Verdad y la Unidad de la Luz, en vuestro Corazón, contribuyen, sin violencia, a establecer el reino de la Verdad y de la Unidad.  La translación, llamada dimensional, corresponde a esto.  El establecimiento, en vuestro Si, en la Alegría y en la Paz.  El resto se construirá el mismo en vuestra vida, como en la vida de la humanidad.  Serán ayudados en esto por las nuevas vibraciones que llegan ahora, hacia ustedes de manera mucho más elocuente y evidente. Entonces, continúen enfocando vuestra mirada sobre la Vibración de vuestro Ser. A medida que esta se ilumine, ella transformará literalmente vuestra visión y vuestra percepción de lo que es la Verdad y de lo que es la Ilusión.

No tienen que aferrarse en combatir esta Ilusión. Ella se alejará de ustedes a medida que acepten el Sí. Esto no es un combate. Esto es una Revelación, una revolución en la paz y en la Alegría. Solo aquellos que querrán resistir, luchar, oponerse al establecimiento de la Verdad en la Unidad, podrán ser afectados de una u otra forma por su propia resistencia, generando entonces la Ley inexorable de la dualidad que es el sufrimiento. Pero esto, entiendan bien que la Luz, entiendan bien que la Fuente o que ustedes mismos, no tienen que ver absolutamente nada y sobre todo no pueden hacer nada. La única cosa que podrían desarrollar cada vez más, es vuestra Conciencia del Si, la Conciencia del Amor, de la Verdad, del Honor también, de manifestar, en este mundo de Ilusión que recorren, lo que es la Verdad y lo que es la Alegría.  No hay nada más que emprender y esto debe llevarles toda vuestra vida. Manifiesten lo que viven interiormente, lo que se encuentra en el interior de ustedes, en esta Ilusión. Se darán cuenta, a través de la Vibración del Corazón que está en   ustedes, que poco a poco, los sufrimientos, las zonas de Sombra que se adherían a la piel y a la Vibración, los obstáculos que se interponían en sus vidas, se disolverán. Incluso las creencias, las más enraizadas, en esta dualidad, se disolverán.  Entonces, por supuesto, querrán responderme, para aquellos que no están suficientemente en el Ser interior, que el sufrimiento está omnipresente, que los seres sufren de todos los tiempos, ¿y si el sufrimiento no viene solamente de allí? Y yo les aseguro que solo viene de allí.  Por supuesto, el Ser embarcado en un camino de dualidad y de sufrimiento no tiene acceso, al menos inmediatamente, a la Unidad.  Pero ustedes están ahí para esto. No para convencer. No para imponer,  ya que esto haría el juego de la Ilusión, sino mas bien para entrar en vuestro Ser interior e irradiar, la Luz que ustedes son hacia esta Ilusión.  Esta es vuestra misión.  Esto es el único sentido de la vida que está para ustedes ahora y que viene. No hay nada más que hacer. No hay nada más que pensar. No hay nada más que construir. Solamente Ser en el seno de esta Vibración, en el seno de esta Presencia, acompañados por los Seres que están ya sobre otras dimensiones. Porque a partir de este momento, la inteligencia de esta Conciencia, la Inteligencia de vuestro Corazón, la Inteligencia de la Vibración y de la Luz conducirán vuestra vida hacia un florecimiento que nunca osaron esperar.

Estableciendo esta Verdad en esta manifestación, que es la vuestra, en este mundo, concurren a establecer la justicia y la Verdad, para establecer la Luz y la Vibración.  Esta revolución y esta Revelación están en camino. Nada podrá ya ahora impedirle manifestarse, concretizarse, acelerando, y estando cada vez más intensa y cada vez más perceptible y vívida en el seno de vuestra Presencia, en el seno del Sí.

Muchos Seres humanos teniendo acceso al Corazón descubrirán las múltiples dimensiones, entrarán en contacto con ellas. La exactitud de la Vibración del Corazón es vuestra salvaguarda. Ninguna Ilusión puede alcanzar en una u otra forma, al Corazón. Por lo tanto devienen los guerreros de la paz. Devienen por lo tanto la Unidad.   La Luz, la Verdad, la Vibración y su Inteligencia vienen a entregarles, a condición de entregarse a ella. Entregándose a ella, aceptan la libertad ya que la Luz es Libertad y  liberación.  Aquí las palabras que quería añadir al trabajo que hemos efectuado aquí, como en otras partes, de diferentes formas. No tienen que avergonzarse, ni sentirse grandes en relación a esto. Tienen simplemente que Estar en vuestro lugar, en esta Verdad. Y este lugar es justo. Ya que es la Verdad. No pueden jamás imponer esta Verdad. Ya que quien no los sigue en sus experiencias y en vuestro vivir, no lo puede acceder. Entonces no lo juzguen.  Conténtense de Ser aún más en esta Verdad del Ser. Y esto bastará para transformar todo, cambiar todo y realizarlo. Les transmito mi paz, por la Vibración, por la Luz y por el Silencio. Y les digo hasta pronto.
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : OD 


*******************



26 de SEPTIEMBRE 2009


La Vía del Corazón, Vía de la Simplicidad

RAM
26 septiembre 2009

Soy Ram. Amadísimos Hermanos Humanos en encarnación en esta densidad, os pido aceptar mis homenajes y bendiciones. Algunos de vosotros me conocéis ya, a través de ciertas enseñanzas que he dado, hace ahora, casi un año de vuestro tiempo, para permitiros encontrar, en la vía de la simplicidad y en la vía del Corazón, el sentido de vuestra Esencia, la vía de vuestro Corazón. Soy el Maestro Instructor del Aire. Como tal, se me ha demandado intervenir en este periodo final de lo que se ha llamado por los Arcángeles, las Bodas Celestiales. En la medida que las semanas vayan llegando a vosotros, debéis aprender a centraros, a recentraros y a vivir la Vibración del Corazón de manera simple. El Corazón, tal como he dicho, es Fuente  de Alegría, es Fuente de contentamiento. En el Corazón y en la Vibración del Corazón, no hay sitio para el miedo, no hay lugar para la duda, no hay lugar para la razón. Hay simplemente, lugar para la evidencia, para la Verdad, para la simplicidad. Hoy más que nunca, encontrar el Corazón es primordial y esencial para encontrar la calma y la Vibración necesaria para permitir a vuestro Ser, superar la dualidad en la que vivís, acercaros a la Unidad, acercaros a lo que los Arcángeles han llamado el Êtreté, de esta dimensión sublime donde el Ser humano descubre el sentido de lo que es, el sentido de sus vidas y el sentido real de su devenir. Os he dado entonces, un protocolo, un ejercicio muy simple que os permite, si ese es vuestro deseo, realizar la Vibración del Corazón, la Vibración de la Unidad, la Vibración de la paz y la Vibración de la Alegría. (Ndr: la meditación sobre el corazón, situada en nuestro sitio, en la rúbrica “protocolos”). Os incumbe y os incumbirá cada vez más, abocaros a esta Vibración que será como un bálsamo que os consolará y os permitirá vivir totalmente, la dimensión del Espíritu y de la Verdad, la dimensión total de vuestro Ser y de vuestro Êtreté. La Vibración en la Esencia del Corazón, es percepción y sensación en la zona de este Chakra, de esta rueda de energía. En la medida que vuestra alma, vuestro cuerpo y vuestro Espíritu reciban y acojan las energías del cosmos, en su globalidad, en la medida que vuestro Ser acoja las Vibraciones elevadas de la Tierra, en respuesta a estas Vibraciones del cosmos, os tocará conducir las Vibraciones y esas Luces a vuestro Corazón porque es en ese lugar y solamente en él, donde se encontrará la paz, la seguridad, la dimensión de la Alegría que os permitirá, al encontrarla, hacerla irradiar, hacerla retransmitir en torno de vosotros, en vuestros lugares de Vida, cerca de vuestros allegados y así crear una dimensión particular en vuestro entorno. La paz, la Alegría, la Vibración del Corazón, la Vibración que vosotros llamáis Amor, debe transformarse en Fuego. El Fuego no quema aunque queme. Le Fuego del Amor está atizado por el aire. El aire de la Vibración y de la rotación de vuestro Corazón dará el combustible al Fuego. Ese Fuego que es la realidad del abrazo del Amor en la dimensión espiritual, en la dimensión eterna, os permitirá entonces, transcender las emociones y agitaciones de este mundo y os permitirá entonces y os permitirá entonces, mostrar el rostro y la energía de la paz, el rostro y la energía de la Alegría, que será un bálsamo para aquellos de vosotros que no lo conozcan pero que, sin embargo, lo reconocerán a través de vuestra Presencia, a través de vuestra Radiación, a través de vuestro Ser. Así como os ha dicho el Arcángel Miguel muchas veces, encarnando esta Luz, encarnando en vosotros esta nueva Vibración de la Esencia, vosotros permitís a los que os rodean, a los que están a vuestro lado y a los que os encuentran, percibir, más allá del velo de la Ilusión de vuestra encarnación, la Inmanencia y la Permanencia de la Alegría, a través de vuestra Presencia. No hay nada que comprender en este nivel. Simplemente hay que Estar en la Vibración y en la Presencia. Amadísimos Hermanos Humanos en encarnación en esta densidad, esta densidad que es la vuestra, debe vibrar también, debe transformarse en algo más luminoso, en algo menos denso, en algo más armonioso. Vosotros estáis ahora, en la aurora de la Revelación en esta densidad, de la Verdad y de la realidad de la Luz y de la Vibración, de la realidad del Amor que soporta cualquier Vida, incluso la más corrupta. Dentro de la afirmación de vuestra Presencia, centrada en la Vibración de vuestro Corazón, aprenderéis a vivir en Unidad, más allá de las emociones, más allá de la razón, en la permanencia de la Unidad, en la permanencia de la Luz y en la permanencia de la Verdad. Los días que se abren ante vosotros, son días nuevos, días de esperanza, días en que la paz podrá contemplarse en el desorden. Todos los que la habéis acogido en vuestro seno, a diversos niveles y en intensidades diversas, sois los Transmisores de esta Luz y más allá de esta Luz, debéis haceros los Transmisores de la paz, los Transmisores de la Alegría, para que vuestro estado y vuestra Vibración se hagan contagiosos, para que el desorden no pueda instaurarse, para que la libertad eclosione dentro de cada Ser, para que la apertura de Consciencia vinculada a la Revelación de la Luz y de la Verdad permitan a vuestros hermanos y hermanas aprehender, sentir esta nueva Vibración, esta nueva Consciencia. En la medida que vibréis en vuestro Corazón, os convertiréis en Seres de lucidez cada vez más grande, Seres de calma, Seres que no sufren más, Seres que no están ya afectados por lo que viene de vuestro lejano pasado, o vuestro pasado más reciente. Vuestra condición se hará independiente de vuestro pasado, vuestra condición se hará independiente de vuestra proyección en el futuro, porque al estar centrado en la Vibración del Corazón, el instante presente desarrollará en vosotros su Majestad, desarrollará en vosotros la intensidad de su Alegría y la intensidad de el Amor intemporal e incondicional que llegaréis, en ese momento, no ya a esperar, sino a vivir realmente y a manifestar. Así como he dicho, en muchas ocasiones, la vía del Corazón es la vía de la evidencia, la vía del Corazón es la Vía de la simplicidad. La vía del Corazón no tiene nada que ver con técnicas, prejuicios, enseñanzas. La vía del Corazón es enseñanza. Cuando vivís la integración del Corazón, os hacéis Uno con la Fuente, os hacéis Uno con el Cristo, os hacéis Uno con la Verdad. Escapáis así, a los condicionamientos de la dualidad que os han afectado. Esta etapa que se os ha abierto hoy a lo grande, está ligada a vuestro esfuerzo de Luz, a vuestro esfuerzo de probidad, a vuestro esfuerzo de integridad y a vuestro esfuerzo de transparencia, al que responde el derramamiento de las Vibraciones de Luz, de las Vibraciones galácticas, las Vibraciones solares y las Vibraciones de los Grandes Seres que se han situado por encima de vuestra Consciencia y que esperan paciente y humildemente, vuestro Despertar. El Despertar del que os hablo, es simplicidad. El Despertar del que os hablo es Unidad y Verdad. Como de costumbre, después de haber expresado este concepto de la vía del Corazón a través de palabras, os propongo vivirlo, antes de daros la palabra, por la Vibración y por la Luz.

…Efusión de Energía…

Antes de daros la palabra para vuestras preguntas, terminaré con estas palabras: en la medida que involucréis la totalidad de vuestra Consciencia en la vía del Corazón, descubriréis cosas inesperadas sobre lo que sois, sobre lo que yo llamo vuestras filiaciones espirituales, vuestros linajes, vuestros orígenes estelares. Descubriréis por la vía del Corazón y de la simplicidad que sois, en definitiva, desde ahora, Seres de Perfección, Seres de pura Luz. Os atañe acoger las revelaciones procedentes de la activación de la vía del Corazón, con humildad y persistiendo en la simplicidad. No hay ninguna Gloria que retirar de lo que sois, para dársela a vuestros hermanos y hermanas, porque son lo mismo que vosotros, cierto, en un estado diverso de Revelación de esa Gloria y de esa Luz. Hoy las puertas se abren, descubrís algunos de vosotros de manera ya muy avanzada, la Vibración de la Esencia y la Vibración de la Luz. Descubrís que funcionáis a otros niveles que los habituales y ordinarios de vuestra Consciencia disociada y separada. Evidentemente, algunos de vosotros estáis mal al hacer coincidir y fusionar el aspecto de la Luz Unitaria que sois y el aspecto disociado y separado que recorre vuestra Consciencia, todavía durante cierto tiempo. Me gustaría deciros: no os preocupéis de esta distancia porque está llamada a desaparecer por sí misma, en la medida en que vuestra Consciencia acepte las informaciones que vienen de vuestro Êtreté, viniendo de la Luz y de la Vibración, sin plantear la cuestión, pero acogiendo, respetando el abandono a la Inteligencia de la Luz. Todo esto se os facilitará en un aprendizaje acelerado, porque para vosotros no es nuevo, aunque lo hayáis olvidado. Pero la reconexión despertará en vosotros, la Verdad de vuestro Êtreté. Habéis permitido por todo este planeta, a través de vuestro trabajo vibratorio y de aspiración a la Luz y a la Unidad, la posibilidad de alcanzar, por la Consciencia, vuestra dimensión de Eternidad. Por eso, y cualquiera que sea la etapa que vivís hoy, habéis permitido al conjunto acercarse al instante en que el velo de la Ilusión, el velo de la separación, se rasgará y dislocará permitiendo así al estallido de la Verdad, al estallido de la Luz, invadir la totalidad de vuestra Consciencia. En ese momento seréis devueltos a vuestro estatus de Ser de pura Luz y comprenderéis entonces y solamente en ese momento, no antes, podréis en ese momento únicamente, entender el alcance y la intensidad de eso a lo que habéis contribuido en este periodo, en vuestras vidas, en esta misma densidad. De nuevo (y os doy la palabra) he aquí las mismas palabras, dichas en Vibración, en Luz y en silencio.

…Efusión de Energía…

Queridos Hermanos Humanos, os doy ahora la palabra para vuestras preguntas en relación con esta vía del Corazón. Si puedo aportar una aclaración más, lo haré con Alegría.
Pregunta: si hoy es importante dejar los rituales, entre comillas ¿qué hay de las prácticas energéticas que tengamos por costumbre?
Lo importante, amadísimo Hermano Humano es vivir en Verdad. Si la intención es justa, si la intención es luminosa, si es Unitaria, entonces no tenéis ya que complicaros con rituales porque, a partir del momento en que conectáis la Luz y la Vibración, conectáis la Inteligencia Suprema que actúa por sí misma, en virtud de las leyes de Amor, las leyes de atracción y las leyes Unitarias, sin hacer uso de cualquier poder. El abandono a la Luz que vosotros captáis es lo inverso a la voluntad de dar dirección a la Luz. La Luz sabe. La Luz, es Amor. La Luz es Vibración inteligente. Si estáis vinculados a ella, actuará a través de vosotros, sin voluntad alguna. En este contexto de vinculación a la Unidad, no hay necesidad efectivamente, de complicaros con otra cosa que Ser, de alguna forma, el canal de la Vibración de la Esencia y de la Verdad. A partir de ese momento, descubriréis la confianza en la Vida, la confianza en la Luz y no en una técnica, aunque fuera experimentada, aunque fuera mayor. La época y los instantes que vivís hoy, son instantes que transcienden los obstáculos del tiempo y los obstáculos del aprendizaje, así como se ha enseñado desde tiempos inmemoriales. Esto no tiende tanto a la transformación de las leyes existentes, sino al cumplimiento de la Verdad y de la Luz en vuestra dimensión y la Luz, acordaros, es simple, la Luz es inteligente, mucho más que lo será jamás vuestra razón o vuestra mente. A partir de ese momento y a partir del momento en que estéis conectados, es necesario someteros a la Inteligencia de la Luz y, en ese momento, efectivamente, no tenéis más necesidad de otra cosa, porque os habéis convertido en la Verdad, la Unidad y la simplicidad.
Pregunta: ¿es lo mismo para la utilización de útiles como cristales o péndulos?
Amadísimo Hermano Humano, si estás conectado a la Luz y a la Verdad, la Luz y la Verdad te libera de todo sistema de conocimiento. En Verdad, a partir del momento en que la Consciencia tiene acceso, en humildad y simplicidad a la Luz, ésta se abre y los útiles, sean los que sean, ya no tienen razón de ser porque el Espíritu se convierte entonces, en el conductor de la Luz. Éste se abre en Inteligencia para paliar todo desequilibrio ligado a la Presencia de la dualidad, a la Presencia de la Sombra y de la Luz, en vuestra dimensión disociada. Al transcenderla, entonces sí, en ese momento el Milagro puede convertirse en cotidiano y permanente. El Milagro solo es la irrupción en vuestra densidad, de la Luz. Lo que ayer era raro, o muy raro, está llamado a hacerse importante en vuestro modo de funcionamiento. Así, la luz al revelarse, es capaz con toda Inteligencia, a causa de su Presencia y de su calidad de Vibración de Amor, de transcender todo sufrimiento presente en vuestro mundo, porque disuelve totalmente la dualidad. Por supuesto, esto demanda en vuestra Consciencia, una confianza, una forma de aprendizaje, un abandono total de vuestra propia voluntad. Lo que no quiere decir volverse sin voluntad, sino de someteros al principio Unitario, someteros a la simplicidad y ante todo, a la humildad. La humildad de aceptar que la Inteligencia de la Luz obrará mucho más precisamente, mucho más poderosamente, mucho más simplemente que todas las técnicas, por elaboradas que sean. Entonces, esto se puede realizar en un instante. Para la mayoría de vosotros tomará al menos, un cierto tiempo porque necesitáis aprender a desaprender, os hace falta aprender la confianza, porque habéis vivido en un mundo en que la confianza era tributaria del principio de causalidad, del principio de acción/reacción y del principio de discernimiento. Hoy, se abren a vosotros  dimensiones desconocidas, en cuanto a sus mecanismos de funcionamiento y, sin embargo, son vuestra Esencia y vuestra Inmanencia. Tenéis que dejarlas expresarse para encontrar la totalidad. Eso pasa por la vía del Corazón, la vía de la humildad y la vía de la simplicidad. En la medida en que aceptéis la simplicidad y el Corazón, descubriréis la potencia y la Gloria de la Luz y de la Vibración, pero esto pide lo que el Arcángel Anael ha expresado ampliamente: un abandono total y una fe total en las posibilidades de la Luz y de la Vibración. Esto, una vez más, es aprendizaje más o menos largo, según las vías que habéis recorrido en esta densidad, en esta Vida y en otras vidas. Os corresponde experimentar y manifestar la Vibración del Corazón y tratar, pidiendo a la Inteligencia de la Luz (o a sus representantes, Ángeles, Arcángeles y Seres de otras dimensiones) manifestar su Luz para iluminar vuestra Vida, para iluminar vuestro cuerpo, para iluminar lo que vosotros llamáis problema y hacerlo con fe, con probidad, con integridad. Observaréis entonces, muy rápidamente y de manera, yo diría instantánea, los efectos en vuestra Consciencia y en el desarrollo de vuestra Vida.
Pregunta: ¿a qué va a parecerse la Tierra cuando nosotros pasemos de 3ª a 5ª dimensión?
La cuestión que me planteas, amadísimo Hermano Humano, requiere una respuesta particular. Lo que vosotros concebís como lo que llamáis Tierra, no es la Tierra  de la Nueva Dimensión. La transformación que vivís por la Luz y por la elevación de vuestras Vibraciones, afecta de manera positiva también, a la Tierra. Ella también vive, a su manera, las Bodas Celestiales. No es posible hablar de la ordenación de la nueva Tierra porque con seguridad, es una nueva Tierra. Las palabras hoy, serían muy pálidas y solo podrían induciros a un error sobre la calidad y la cantidad vibratoria de Luz y de Amor en que se convertiría la Tierra, en su dimensión sagrada, en su Ascensión. Muchos elementos serán transmutados. No puedo decir más, pero vosotros descubriréis en la medida en que entréis en esa simplicidad, en el instante presente, descubriréis la visión de un futuro probable y real. Os corresponderá sacar conclusiones vosotros mismos, en cuanto a lo que percibiréis y sentiréis. La Tierra ascendida es Vibración y Luz. La vieja Tierra será, de alguna forma, un fósil, un recuerdo, igual que hoy, vosotros, como entidades, sois el resultado de lo que habéis vivido. Pero ¿podéis decir hoy, que tenéis la misma forma y el mismo pensamiento que teníais hace tiempo? Os reconocéis como el mismo y sin embargo, sois muy diferentes. Es lo mismo para la Tierra.
Pregunta: ¿cómo vivir la Alegría sin emoción? ¿Cuál es la diferencia entre las dos?
La Alegría no es el placer. La Alegría no es la emoción. La Alegría es, estado de Ser dentro de la Vibración del Corazón. Viviendo en la Vibración del Corazón, la Alegría sin objeto se ensancha naturalmente. La Vibración del Corazón desemboca, sin falta, si la dejáis actuar en vosotros, en esa Alegría, esa Alegría que puede invadir y hacerse Samadhi. Samadhi de diferentes formas y de diferentes manifestaciones, así como lo han manifestado, en todas las corrientes tradicionales, los Seres Despiertos a nivel de su Corazón. El Corazón es Alegría. El Corazón, el Amor, la Vibración de la Vida es Alegría. Así, la Alegría no puede ser condicionada por una satisfacción efímera de un deseo, sea el que sea, incluso espiritual. La Alegría es realmente el estado de ser que la Consciencia establece en la Vibración del Corazón y nada más. Es un Estado que se cultiva y que se mantiene. Cultivar la Alegría, cultivar el reír sin objeto, permite alumbrar realmente la dimensión del Êtreté, porque sois Seres de Alegría, aunque no tengáis todavía, totalmente Consciencia ni hayáis integrado la dimensión. Cuando descubrís los espacios interiores ligados al Corazón, a la Luz y a la Vibración, recorréis la Alegría y os convertís en la Alegría. Mirad cómo ciertos Seres (tanto en vuestra tradición, como en las tradiciones orientales, como en los Sufís, como en otras tradiciones llamadas primitivas) que han alcanzado el Êtreté y la Eternidad, se han transformado en Seres de Alegría. La Alegría era su Ser. La Alegría era su manifestación porque ellos eran la Alegría. La Alegría no puede ser asimilada a una satisfacción. La Alegría no puede ser asimilada a algo que debéis buscar fuera. La Alegría emana de vuestro Ser cuando lo encontráis, cuando lo dejáis ensancharse, cuando la emoción permanece atrás, cuando la mente se calla. Así, expresarse sobre la Alegría no es Alegría. La Alegría es simplemente, una Vibración donde hay coincidencia entre el Êtreté y la personalidad, donde no hay más distancia entre lo que sois vosotros, en Verdad y lo que manifestáis en esta dimensión.
Pregunta: ¿podía hablarnos de Cristo en los aspectos de energía de sanación?
Cristo no pudo definirse mejor y no puede definirse mejor hoy, que siendo la Vía, la Verdad y la Vida. Descubrir a Cristo es también, manifestar la Vía, la Verdad, la Vida y por tanto, la Unidad. En Unidad no hay lugar para la enfermedad. La sanación es instantánea. Os remito a lo que pertenece a vuestra historia y a algunos pasajes históricos donde el Cristo dice: “vete y no peques más”, o dice también: “tu fe te ha salvado”, o dice también; “¿quién me ha tocado?”. Cristo es la Fuente de agua viva. Cristo es la Fuente de Fuego, Fuego Redentor y Fuego de Amor, Fuego que consume y quema, literalmente, las Sombras o lo que vosotros tendríais tendencia a llamar, algunos de vosotros, los pecados, las Sombras o las enfermedades. Cristo es la dimensión de Êtreté, encontrada totalmente y manifestada en totalidad, en esta densidad. Cristo es un estado de Ser. Recorrer la vía de Cristo consiste en darse a sí mismo a la Luz, consiste en entregarse a la Inteligencia de la Luz y consiste pues, en manifestar el sentido más absoluto del Servicio. Servicio a la Vida. Servicio al otro. Servicio y entrega, no hay otra alternativa para encontrar a Cristo y encontrar la sanación.
Pregunta: ¿qué es el Despertar y la Iluminación en el camino espiritual?
El Despertar corresponde al proceso que va a manifestar la prueba, para vosotros, de la Verdad de la Luz misma, si ésta no está establecida de manera estable y definitiva en vosotros. La Iluminación corresponde al reencuentro, en Verdad con la Luz. La Realización corresponde a la terminación del trabajo de la Luz. En la Resurrección es el reencuentro con vuestro vehículo de Êtreté, con vuestra Eternalidad y con el Fuego del Amor.  Esto se ha ilustrado muy a propósito, por el desarrollo de la Vida de Cristo de la que habláis vosotros. Hay un Nacimiento, hay un Bautismo, hay una transfiguración, hay una Crucifixión y hay una Resurrección: cinco etapas iniciáticas que participan en vuestra ruta y vuestro camino hacia vuestro encuentro con vosotros mismos. No en esta dimensión limitada, sino en vuestro Êtreté. Esto se propone hoy a toda la Humanidad de una forma acelerada, por la característica precisa de los tiempos que vivís en esta densidad. En mi última encarnación, esto no era posible todavía. Nosotros estábamos sometidos a leyes antiguas e inmemoriales, estábamos sometidos a limitaciones que desaparecen. Hoy, cierto, muchos Seres Humanos no pueden creer todavía que son Seres Ilimitados, que han recorrido una y otra vez, los caminos de la limitación. Sin embargo, esto se desvela a vosotros, cada vez más. Cada uno a vuestra forma, descubriréis espacios nuevos, Luces nuevas, Vibraciones nuevas que contribuyen a hacer de vosotros Seres Despiertos, Seres que se ponen en camino hacia la Verdad de lo que son, a fin de permitir al un gran número, acceder, llegado el momento, a ese Êtreté, a esta dimensión de Resurrección que os hará pasar directamente del Despertar a la Resurrección, sin siquiera pasar, la mayoría de vosotros, por la crucifixión o aun por la Transfiguración. Esto es el Milagro del tiempo que vivís, tiempo llamado por los Arcángeles y por San Juan, Apocalipsis, que significa simplemente Revelación: lo que estaba oculto y oscuro, debe desaparecer ante la grandeza de la Luz. Amadísimos Hermanos Humanos en encarnación, voy a transmitiros mis bendiciones más fraternales, mis homenajes y mi Amor. Os bendigo.
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : S.M.  


*********************


02 de AGOSTO 2009


Las 6 Virtudes y los 6 Puntos de Conciencia
RAM
2 agosto 2009

Soy Ram, recibid mis bendiciones y el Amor. Soy el Maestro instructor de aire, en la vía del corazón. Os he comunicado y revelado ciertos medios de abrir vuestro corazón. Esta es en efecto, a mis ojos, la etapa fundamental y previa a la ascensión del corazón a vuestra nueva Verdad. Por eso, hace falta emparejar el corazón, revelado a través de sus seis virtudes, los seis puntos de Consciencia que os he comunicado. Por la verticalidad de lo que habéis aprendido aquí, vais a poder trasladar la Verdad del corazón en vuestro Templo Interior, a la Verdad de la cabeza. Esto corresponde a iluminar la cabeza por el corazón. Esto es importante. El paso de las seis virtudes del corazón, a las cinco claves de Luz en vuestro cerebro, se hace de nuevo, por cinco puntos de Consciencia, cinco puntos de Vibración que permite reproducir la imagen y la Vibración del corazón en vuestro último chakra, en esta densidad, explicando así que, en las tradiciones orientales, en vuestro 7º chakra llamado Sahasraha, tenéis la imagen de Anahata chakra. El Misterio del paso del plano cardiaco despierto, al plano cefálico despierto y elevado, requiere la activación de cinco nuevas frecuencias en vuestro cerebro, de igual forma que el despertar del corazón ha correspondido a la activación de seis puntos de Consciencia a nivel de éste. Existe un punto de paso, vinculado al Misterio y al Verbo y por tanto a la garganta, que permite el paso de la imagen del corazón, estabilizada a través de la Consciencia seis, a la Consciencia cinco de la cabeza. Algunos de estos puntos os son, desde ahora, conocidos y revelados. El trabajo de la Consciencia sobre el cerebro permitirá aniquilar totalmente en vosotros, el velo de la separación y el velo de la división y os permitirá manifestar, dentro de esta densidad, el Êtreté, el cuerpo de Samadhi, totalmente. La etapa del corazón ha permitido encontrar la paz. La etapa del corazón ha permitido estabilizar en vosotros, las nuevas fundaciones de la Vida. Habéis realizado aquí, un trabajo de Ascensión a través del paso de las cinco Vibraciones fundamentales de los universos. Os queda ahora, revelarlas a nivel de vuestra cabeza, para acabar el trabajo. Pasar del plano cardiaco al plano cefálico requiere una conexión por el sonido Si y, en fin, llegar al silencio. El lugar elevado AL, la cabeza, debe irradiar la Gloria del corazón y no la esterilidad del intelecto. Por eso, necesitáis literalmente, desvelar y despertar cinco nuevas frecuencias, cinco nuevos puntos de Consciencia a nivel de la cabeza, que voy, si os parece bien, a daros ahora. No me detengo sobre las virtudes de estos puntos de Vibración, lo importante no es comprender el significado, sino activarlos. Os daré, sin embargo, los símbolos porque son claros y clarificadores.
El primer punto de Vibración está situado detrás de la cabeza, justo encima de los cabellos en el hueco de la nuca, en medio y no lateralmente. De ese 1er punto, se eleva una Vibración que sube hacia arriba de vuestro cráneo. De ese 2º punto, se establece una Vibración que va hacia adelante, a la raíz de implantación de los cabellos hacia adelante es el 3er punto. 4º punto que parte del 2º punto, es decir de lo alto del cráneo y se dirige lateralmente al lado izquierdo, encima de la oreja izquierda. 4º punto. 5º punto que parte del 2º punto, es decir de lo alto del cráneo y se dirige encima de la oreja derecha. Tenéis pues, un punto central en lo alto, que se despliega en las Cuatro direcciones del espacio, imagen en vosotros, de los Cuatro Vivientes y de las Cuatro letras YOD EH VAV HE, transformadas e invertidas, pero vueltas al origen por el poder de Shin que se sitúa en el centro. El 1er punto es el ojo que ve detrás de sí. La 1ª Vibración se extiende de ese 1er punto al 2º punto, es una banda vibratoria asociada a una enormidad de cosas. Dejaré por eso, a aquél en el cuál yo soy tú, explicar los fundamentos que conoce. La 2ª Vibración, que parte de lo alto del cráneo y va hacia la raíz de implantación de los cabellos, termina en un punto que es la resonancia de lo que se llama el Vajra o Bindu, el punto de Consciencia llamado “el punto de las estrellas” porque os pone en contacto con la Vibración de vuestro Êtreté, con vuestra filiación cuádruple. Esta banda de frecuencia es asimilable a la conexión en sentido Divino, es asimilable a lo que vosotros llamáis cuerpo calloso, la pineal, el hipotálamo, Vibración central que os religa a la Esencia. La 3ª banda de frecuencia está extendida entre el 2º punto y el 4º punto por encima de la oreja izquierda. Esta banda de frecuencia es el acceso a la Vibración de los Arquetipos, su corolario es simétrico, partiendo del 2º punto en lo algo del cráneo y va por encima de la oreja derecha. También, Revelación de los Arquetipos y crea la imagen en espejo, haciendo posible la dualidad y la manifestación. Así, a nivel de vuestra 7ª lámpara, llamada Sahasraha chakra, existe el anclaje de la cruz, el símbolo de la Unidad.
Despertando estos cinco puntos de Vibración, en el Orden en que os he dado, después de haber activado los 6 puntos de Consciencia, de la Consciencia del corazón, realizando el silencio en vosotros, vais a permitir que vuestra filiación se despierte y os devuelva la memoria original. Mediante la activación de cinco, mediante la realización de seis más uno, de cinco, penetráis el Reino de la Unidad, el Reino de la inmortalidad. Habría que decir muchas cosas sobre estos puntos, tanto de los del corazón, como de los de la cabeza, pero sin embargo, a causa de las Vibraciones nuevas que penetran actualmente vuestra Consciencia y esta Humanidad, la comprensión no pasará por el intelecto sino por la propia Vibración. Por tanto, no hay necesidad de preocuparse sobre el significado preciso de cada uno de esos puntos y también de las bandas vibrales que los unen. Basta con llevar vuestra Consciencia /Vibración a cada uno de esos puntos para realizar la puesta en resonancia de los cinco, reunir la horizontalidad, la verticalidad, tal como vais a hacer. Permitidme, antes de que realicéis esto en vosotros, antes de realizarlo de forma individual, permitiros vivirlo por la Vibración, por el silencio y por la Luz,  como tengo por costumbre. Habiendo trabajado en la elevación de vuestro corazón, hoy es posible, por la iniciación del Cónclave Arcangélico y, en particular, del Arcángel de la relación Anael, poder entrar en resonancia con cada uno de vosotros, a nivel de esos puntos, para ayudaros en su Consciencia vibratoria, en vosotros. Entonces, comienzo ahora, antes incluso de daros la palabra para un espacio de diálogo, si tal es vuestro deseo.

Vibración / Luz 1er punto.

…Efusión de energía…

Vibración / Luz 2er punto, alto del cráneo.

…Efusión de energía…

Vibración / Luz 3er punto, raíz implantación de los cabellos delante de vuestra frente.

…Efusión de energía…

Vibración / Luz 4º punto, encima de vuestra oreja izquierda.

…Efusión de energía…

Finalmente, Vibración / Luz 5º punto, encima de la oreja derecha.

…Efusión de energía…

Puede ser que algunos de vosotros percibáis ya la conexión existente, por el eje central, con el corazón. He aquí pues, la enseñanza Vibral de la Consciencia y del silencio, dentro de la Luz. Por esta Vibración conjunta, en vuestra Esencia y en vuestra cabeza, realizáis así la Unidad y la capacidad de filiación, de resonancia y por tanto de Êtreté. Esta Vibración se desarrollará en vosotros gradualmente, a medida que pase el tiempo. Seréis ayudados por la Luz y por las explicaciones más importantes que las localizaciones / Vibraciones que os he dado, porque algunos seres tienen necesidad de comprender las palabras con el intelecto, antes de integrarlas, pero la integración Vibral es por otra parte, más importante. Acordaros: penetrando el Misterio del 12, los velos se desvanecen, la reversión y sus efectos desaparecen en esta misma dimensión. Entonces, amadísimos hermanos, si deseáis preguntarme sobre los aspectos vibratorios y de Consciencia de esta práctica Unitaria, me gustaría responder.
Pregunta: ¿conviene pegar la lengua contra el paladar cuando se hace esta conexión del plano del corazón al plano de la cabeza?
La conexión de la lengua os puede permitir establecer la resonancia vibratoria entre el plano del corazón y el plano de la cabeza. Es un elemento y, un agente que facilita.
Pregunta: habéis hablado ahora, del 5 más 1. ¿Qué entendéis por “más 1”?
A partir del momento en que la resonancia está establecida en el plano del corazón, y si está establecida de igual forma en el plano de la cabeza, por el cinco, el punto de conexión se pone en resonancia y Vibración, siendo la garganta el lugar de la reversión. La puesta en resonancia del plano del corazón y del plano de la cabeza no necesita el sonido. Ella está en relación con el silencio.
No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.
Amadísimos hermanos en Humanidad, acoged mi Alegría, mis saludos y mi paz.   Podéis reuniros en los dominios de la felicidad eterna. Podéis obrar para la eclosión de la Alegría en este planeta y en esta Humanidad. Esto es a la vez, vuestra carga y vuestra ligereza. Recibid mis bendiciones.
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción :S.M.  
******************




06 de JULIO  2009


El Corazón es Unidad

RAM
6 julio 2009 
Soy RAM. Os transmito mi Paz. Recibid mi Amor y mis bendiciones. Soy el que os instruye y os permite encontrar el espacio de vuestro Corazón. Soy el Maestro del aire. Soy el que os va a dar los elementos concretos y prácticos para llegar a establecer en vosotros, esta Paz del Corazón. Vengo pues hoy entre vosotros, a continuar la misión que me ha sido asignada. El Corazón es el Templo, esto lo habéis entendido. El Corazón es el lugar donde se encuentra la Esencia. El Corazón es el lugar donde vosotros encontráis la Fuente. El Corazón es el lugar dónde nace la Alegría. El Corazón es el lugar donde se desarrolla la Paz. El Corazón es, tal como os ha anunciado Miguel, vuestra nueva fundación. Es en el interior de éste, donde se debe erigir y desarrollar vuestra nueva consciencia. El Corazón es un espacio de no dualidad. Escapa pues, a vuestro espacio dimensional. Así, algunas expresiones que existen en todas las culturas y tradiciones, como por ejemplo, decir que alguien tiene Corazón o no tiene Corazón, no tiene ningún sentido. El Corazón es Unidad. No participa de vuestra dualidad. Esto significa que a partir del momento en que vuestra consciencia se erige y se manifiesta en el Corazón no podéis ya, participar de la dualidad. Salir de vuestro Corazón, en vuestras actividades corrientes en esta dimensión disociada, os impide vivir en el Corazón. El Corazón no tiene nada que ver con vuestros caminos. El Corazón nada tiene que hacer con el desenvolvimiento de vuestras vidas, en esta materialidad. El Amor mismo, con el que pronunciáis las palabras hacia una persona, no es el Corazón. El Corazón está más allá de la posesión. El Corazón está más allá de la declamación. El Corazón está más allá de la afirmación o de la negación. El Corazón es. Como Maestro del aire, inicio el movimiento que permite el no-movimiento. Por eso, me permito establecer en vosotros, lo que demanda la Fuente desde la eternidad. Las rondas de la vida, las rondas de vuestras vidas escapan al Corazón; sin él no habría ronda, no habría Unidad y ausencia de encarnación. Ahí está la paradoja, en vuestras vidas encarnadas, que es encontrar el Corazón que no pertenece a este mundo. El Corazón es Esencia. El Corazón es radiación. El Corazón no es palabra. El Corazón es estado. El Corazón es Alegría. El Corazón es Paz. El Corazón es (otra paradoja) acción y no acción, resolución de la acción en la no acción, y resolución de la no acción en la acción. Estas palabras son importantes. Significan el movimiento y la inmovilidad del movimiento. Encontrar el Corazón es encontrar su Esencia. Establecer la vibración del Corazón, crea en vosotros las fundaciones de la nueva dimensión. Establecer en vosotros la Verdad de vuestra Esencia os permite estar en la Verdad de acción, en conformidad con la Fuente que está en vosotros. Así, la Fuente no puede más que revelarse y despertarse. Vosotros sois la Fuente pero también, los niños de la Fuente. El Corazón permite comprender y resolver las paradojas. El Corazón no puede juzgar porque el juicio ha salido ya del Corazón. El Corazón no puede perecer, el Corazón solo puede ser. Ser en El Corazón es dejar transparentar el estado de ser a través del estallido de la mirada, a través del estallido de la vibración, a través del estallido del Ser, en su totalidad.

Estableceros en vuestro Corazón es la llave de la Eternidad. Estableceros en vuestro Corazón es la llave de la felicidad. Estableceros en vuestro Corazón es la llave de la Alegría, de la Paz y de la Verdad. No hay Verdad común a todos los seres más que en el Corazón. La Verdad de uno no es la Verdad de otro, sino Verdad. Estando en el Corazón, la Verdad de los unos y de los otros solo es Una. Es Amor y fraternidad. Entrar en relación por el Corazón es posible y deseable entre vosotros y todos vuestros hermanos humanos. La relación por el Corazón es posible y deseable entre vuestro reino y los otros reinos. La relación por el Corazón entre vuestro reino, entre vuestra evolución y otras vías evolutivas es posible y deseable. El aire está vinculado al movimiento. El movimiento participa en la inmovilidad. Es movimiento de los astros, en su curso en torno al sol, participa de la creación. El movimiento de vuestro satélite participa en vuestros humores y en vuestra propia creación, reflejando la Luz del sol. Así, la luna es la Luz del astro de ese pueblo maravilloso que, sin embargo no pertenece a los mismos linajes evolutivos que el vuestro, que la humanidad. Establecer la relación por el Corazón con los otros linajes evolutivos hace que no juzguéis, os permite vivir el asombro del instante y la Realidad del contacto con esos pueblos, con sus Verdades diferentes a las vuestras y que, sin embargo participan de la misma Verdad porque, estando en el Corazón, unos y otros, constataréis fácilmente por la vibración y por la visión real de lo que es, la Unidad de todas las cosas, en los diferentes mundos y linajes evolutivos.  Los pasos que dais en el curso de esta vida están destinados a afirmar en vosotros, la Verdad del Corazón. Paradójico también, que incluso alejaros de esta Verdad esencial a través de las experiencias de vuestra encarnación, contribuye a haceros encontrar y reencontrar. Vosotros no podéis escapar a vuestra Luz. No podéis escapar a vuestro Corazón aunque lo creáis; esto solo es una creencia pero no es la Verdad. Todos vosotros, hermanos y hermanas de esta Tierra, seguid vuestros linajes directrices, seguid vuestra propia Verdad y vuestros propios linajes evolutivos. De igual forma que hay muchas moradas en la casa de Padre, hay muchísimos linajes evolutivos que participan de la expresión y de la expansión de la Fuente y de retorno a la Fuente porque, en definitiva, todo proviene y todo vuelve a Ella, a Él. Nosotros somos todos, sus agentes. Nosotros somos todos, sus manifestaciones a un grado diverso, según nuestro punto de vista, según nuestra mirada. Hoy, muchas puertas se abren, se hacen muchas revelaciones, dentro incluso de vuestro sistema solar, dentro incluso de vuestro cuerpo. Hoy, la apertura que se produce está asociada al movimiento: movimiento del sol, movimiento de la luna, movimiento de los planetas cambiando en su orbe y que permite, en vuestras estructuras físicas y etéreas, revelar vuestro Corazón. Repito, la paradoja, el cambio, el movimiento induce un nuevo movimiento que contribuye a establecer el no-movimiento. Vosotros sois los juegos y las danzas del Señor. Vosotros sois el Señor en otro tiempo que Él que está en Eternidad. La Paz es la puerta. La Alegría es la clave. El Corazón es asiento y el punto de impulso en el seno de la nueva Divinidad que debe aparecer y nacer en vosotros, para que reveléis la totalidad de vuestra Esencia en esta materialidad, para borrar las sombras creadas por vuestros caminos, en el curso de vuestras encarnaciones. La Sombra no existe como tal. Solo es la Luz no manifestada aun. El juego de la Sombra y de la Luz es un juego dual en el que la Luz no participa. La Luz habiendo sido, siendo, no puede participar en la lucha entre la Sombra y la Luz. Solo la Sombra cree que lucha. La Luz no lucha jamás. La lucha implica el movimiento. La Luz es movimiento, pero más allá del movimiento y no-movimiento; no puede de ninguna forma, participar en la lucha en esta dimensión. Solo los Arcángeles, en su ronda, en su movimiento, borran las zonas de sombra, que son zonas de ilusión. Pero no luchas, aunque a algunos de ellos los llamemos Guerreros de la Luz, no son los Guerreros de nada más que de las ilusiones creadas por el Hombre, creadas por la necesidad de experiencia. Así, vosotros mismos debéis obrar en vuestro Templo interior, en vuestro santuario. Debéis mantener, como decía el Cristo, vuestra casa limpia, porque Cristo viene, porque la Luz viene. No la busquéis fuera; ella viene a vosotros, para vosotros y por vosotros. No hay otro Cristo que Cristo. No hay otro Dios que Dios. No hay otra Verdad que la Verdad. Solo los movimientos de la inspiración y expiración os hacen creer que lo opuesto es posible. En vuestra intimidad, en vuestra Eternidad, sois seres de Paz. Los únicos combates están ligados al movimiento hacia el exterior; el combate cesa cuando os volvéis hacia el interior. Y cuando alcanzáis el interior, el movimiento cesa totalmente, el tiempo se para en el sentido en que lo entendéis vosotros. Esta dicotomía entre pasado y futuro no tiene ninguna influencia sobre vosotros porque vosotros encontráis el instante y el presente que es el instante de su Presencia.

Así, la Fuente se revela a vosotros en vuestra intimidad. Ella tomará, según vuestra mirada y según vuestro punto de vista, un aspecto diferente, pero el aspecto mismo de la Fuente solo es el reflejo de vuestras creencias últimas. Sin embargo, la Fuente tiene una forma. La Fuente, la más etérea posible tiene la capacidad de ser la más densa posible y habitar total o parcialmente, una forma. Así, la Fuente habiendo expresado el hecho de no haberos dejado jamás, es Verdad auténtica. Es por eso que todas las enseñanzas y todos los enseñantes de la Tierra os han pedido buscar el Reino de los Cielos dentro de vosotros, en el interior de vuestra Verdad y no en cualquier historia o en cualquier experiencia. Lo importante es vivir lo que sois. Lo que sois no es lo que creéis. Lo que sois no es lo que vivís. Lo que sois es la Realidad de lo que sois, en el momento en que no manifestáis ningún movimiento. La Realidad de lo que sois es independiente de toda creencia. La Verdad de lo que sois escapa a vuestros condicionamientos, a vuestros sufrimientos y a vuestras proyecciones. Os corresponde así, crear ese espacio de Verdad en vuestro Templo interior. Os corresponde crear en vosotros, ese espacio sagrado. Os he dado las claves, os daré otra llave esta tarde. Estáis en la jornada del aire. Mañana viene la jornada del fuego que hará falta, a continuación, encarnar en la Tierra y movilizar en el aire y en el agua. Hoy, el aire es lo que es propicio al establecimiento de la Paz; la respiración se serena. Cuando la respiración se despierta, se convierte en fuego. La fricción del aire da el fuego y alimenta el fuego. El fuego tiene un objetivo que es elevarse para permitir el descenso a la Tierra y el movimiento en el agua y, de nuevo, del aire. Cuando los elementos se revelen totalmente en vuestra manifestación, en vuestra corporeidad, permitirán el establecimiento del éter y por tanto, de la Verdad que os era ocultada. Esto es ahora. Esto se revela a vosotros, a vuestro ritmo, pero en el instante. Tenéis cita con el tiempo. Tenéis cita con vosotros mismos, tenéis cita con vuestra Presencia en el instante presente. Vosotros vais a revelar lo que sois, vais a comprender lo que sois, vais a vivir lo que sois. Pero para esto, es necesario hacer silencio y el silencio solo se encuentra en el Corazón. No se encontrará jamás en las palabras. No se encontrará jamás en la elaboración de conceptos, en la elaboración de ideas, porque la Fuente es la idea, la Fuente es la única idea que tiene Realidad, que tiene peso de Verdad y peso de densidad en vuestra manifestación. He aquí amadísimos hermanos, algunas palabras que tenía que daros pero, más allá de las palabras, voy a daros ahora, este discurso en forma de vibración. Ahora.

…Efusión de energía…

Voy a daros ahora la enseñanza por la Luz. La misma enseñanza.

…Efusión de energía…

Os doy ahora la misma enseñanza por el silencio.

…Efusión de energía…

Entonces, ahora, si lo deseáis, vamos a abrir un espacio de preguntas en relación con el aire y no en relación con vuestro camino en el exterior. Donde yo puedo ayudaros es en vuestro camino a la interioridad y nada más.

Pregunta: ¿el espacio entre la inspiración y la expiración es significante en los procesos de despertar?

Sí, la respiración del ser humano es trinitaria o tri-temporal. Entre la inspiración y la expiración, existe el  silencio de la pausa. El silencio de la pausa es el equilibrio. El silencio de la pausa es no-movimiento y puede aparecer cómo el vacío y la nada, pero es el eje del mundo en el que se manifiesta la Fuente. La Fuente es radiación, pero la Fuente es vacio y la Fuente es plenitud. Irradiar la Fuente requiere encontrar el espacio vacío, como ha sido definido por la experiencia de la persona anterior.

Pregunta: volando por el aire, me ha parecido que aire y agua eran ambos como un fluido.

El agua es el aire en otro espacio/tiempo. Así, ir por el aire, acelerando el movimiento hace aparecer el agua y la resistencia del agua. Esto es perfectamente lógico en el sentido que el engendrar los elementos, unos en los otros, participa de la misma Verdad. El agua, el fuego, la tierra, el aire, están constituidos en grados diversos de densificación diferentes, los Agni Deva, partículas Adamantinas. Se trata de un nivel de tiempo y de un nivel de espacio diferentes, participando en dimensiones diferentes y concretándose en vuestra dimensión. En la escala más etérea, los elementos son vehiculados y creados por los Cuatro Vivientes.

Pregunta: ¿cómo encontrar las sensaciones de pérdida de referencias, en vuelo, fuera del cuerpo?

Hermano amadísimo, tú buscas vivir tu presente en relación a una referencia situada en el pasado. Ahora, el presente es siempre nuevo. Mientras que quede la consecuencia de tu pasado, tú te alejas de la Fuente. Entonces, te conviene hacer tabla rasa de las experiencias pasadas. El referencial tiempo, solo existe en el instante. Toda referencia al pasado, sea cuál sea la calidad y la intensidad de la experiencia pasada, te aleja inexorablemente de la Fuente. La Alegría y la Fuente no se encuentran más que en el presente, desacondicionada y lavada de cualquier pasado y de cualquier anticipación. Esto es un aprendizaje. A partir del momento en que la consciencia se centra en el corazón, tal como os he explicado, no puede haber referencia al pasado en relación a la experiencia del instante presente. Tan  solo evocar la experiencia pasada, te aleja de tu presente inexorablemente. Así pues, querer clasificar o seriar o referenciar a cualquier cosa existente, te aleja de la existencia del instante inexorablemente y, por tanto, te aleja de la Alegría y te aleja también, de lo que tú eres.

Pregunta: ¿qué significa “estar en el corazón” y cuál es la relación con las emociones?

El corazón es inspiración y expiración. El corazón es contracción y dilatación, en vuestro mundo, en vuestra manifestación. Pero en sentido espiritual, es entrega. Encontrar el Ser es entregarse a sí mismo, es dar, no es tomar. Dar totalmente es lo que os debe ocurrir, para dejar sitio a la totalidad de la Fuente. Así, ciertos conceptos, ciertas ideas sobre el corazón, están presentes en ti, como están presentes en todo ser humano. Sin embargo la emoción no es el corazón, aunque el corazón lata más rápido o menos rápido. El corazón, en su Esencia espiritual, es entrega. El corazón en su Esencia es Servicio. Servicio y entrega son dos vertientes de la misma palabra que es Amor. El Amor es entrega. El Amor es servicio. El Amor es dar. El Amor es no mirar jamás lo que se recibe, ni tampoco lo que se da. Los ideales mentales, los ideales espirituales no son la mente, no son lo espiritual. El Amor es totalidad de entrega. Entrega de sí. Entrega de todo. No podéis llenaros si no habéis dado todo. Dar todo requiere abandonar los miedos. Dar todo requiere abandonar todas las creencias, sin excepción. La Fuente tiene todo su tiempo para que viváis y aceptéis esto, en este ciclo o en otros ciclos. Yo os he dado las claves de la paz y de la Alegría en el corazón. Las claves de la Fuente, para que ésta se estabilice en vosotros totalmente, y se revele en vosotros íntegramente, es entrega y servicio, en su sentido más noble. Así, la emoción de la palpitación traduce la emoción de mi Presencia, pero también la emoción de tu Presencia, de Ti, en Ti. Sin embargo, encontrar el vacío requiere vaciarse para llenarse. No podéis ser llenados de la gracia de lo inefable si no os habéis llenado antes y el vacío se encuentra haciendo la paz, se encuentra encontrando la Alegría. Más allá de la Alegría y de la paz, se encuentra un espacio de vacío que es Alegría de la Presencia y momento inefable del encuentro de la Verdad de la Fuente. Los medios para llegar a este estado y esta revelación son múltiples, pero el nudo final es siempre el mismo: corresponde a la entrega total de Ti, a la entrega total de lo que tú crees. La filiación, vuestra filiación, vuestras filiaciones, no pueden revelarse más que con esta condición última. La llave última es pues el abandono, la entrega, la entrega de sí, al gran Todo. Solo con esta condición penetraréis en la Eternidad, si no, seguirá siendo experiencia. Pero la experiencia no está perdida nunca en forma de recuerdos, volverá a acosar vuestros días y noches, para permitir que madure en vosotros, el concepto y la idea y la emoción del abandono y la entrega. Y, un día, entraréis en el dar y en el servir para llenar el vacío así creado por la Presencia. No hay otra alternativa.

Pregunta: ¿a qué corresponden los perfumes de naranja y jazmín que siento en meditación?

La Fuente, cuando habla a unos y otros, os dirá que es la danza, que es el movimiento, que es la armonía y que es el perfume. El perfume es la Esencia de la Fuente más sutil, la más etérea, en vuestra manifestación. Evidentemente, algunas presencias etéreas, más cercanas a la Fuente, tienen su propio perfume. Pero la Fuente es vibración, la Fuente es color, todos los colores, todas las vibraciones pero sobre todo, el perfume. El perfume que manifiesta también la rosa en que te conviertes en el momento en que construyes la rosa que eres. Entonces, los perfumes se mezclan, se encuentran en el espacio sagrado de tu corazón. Y entonces, percibes el sabor, la textura. El reencuentro con la Fuente exhala un perfume.

Pregunta: ¿por qué esos perfumes son diferentes?

Es diferente según la hora. Es diferente según la intensidad y la calidad de la fricción, de la fusión entre la Fuente y vosotros. Así, un día es rosa, otro día es jazmín y otro es néctar. Toda la gama de perfumes agradables está en el orden de lo posible, en el curso de esos encuentros, en el curso de esas fusiones, en el curso de esos abrazos, en el curso de esas fricciones.

Pregunta: ¿es lo mismo cuando se sienten esos perfumes fuera de los espacios de meditación?

Sí. La meditación última no es ya meditación. Es la capacidad de vivir el estado interior más profundo, en vuestra manifestación externa. En ese momento, la revelación es total. Mientras que estéis obligados a recorrer espacios interiores para encontrar la Fuente, no habéis revelado la Fuente en vuestra manifestación habitual sino en un estado diferente. Así, la interioridad encontrada, manifestada y expresada en los espacios interiores debe invertirse, para emerger en vuestro mundo disociado, de vuestra realidad disociada. En ese momento, no vivís la experiencia sino que habéis realizado la experiencia.

Pregunta: ¿Cómo no encontrar viejos miedos al volver a sumergirse en la vida “exterior”?

Cuanto mejor se abran los espacios interiores, el miedo encontrará menos agarre y dominio en tu mundo exterior. Por eso la Fuente participa en la inspiración y la expiración, de igual forma. Y vivir la inspiración y la manifestación de la Fuente en los espacios interiores, debe saturaros de paz y Alegría para que llegado el momento, la experiencia se haga estado de Presencia. A fuerza de regar, a fuerza de cultivar en el interior, llega un momento en que la flor eclosiona en el exterior. En ese momento, no hay más miedo. No hay más que Presencia y Alegría en vuestro camino, en vuestro camino exterior. Esto viene de camino. No hay técnica, hablando propiamente. Solo saturando la Alegría en el interior, abriendo al máximo y totalmente lo que sois vosotros, a la Verdad de lo que vivís aquí, podréis esperar vivir esa reversión, aceptar e integrar en vuestra Verdad, sean las que sean las circunstancias de vuestro camino.
Vista la luz que se difunde de ahora en adelante, mi Presencia no tiene razón de ser en este espacio. Es tiempo de encontrar la Fuente, de la que yo solo soy un modesto empleado. Entonces, hermanos y hermanas, os transmito paz, Amor, bendiciones y os deseo en los espacios de la Alegría y la Eternidad. Os dejo ir en vuestro ser interior, vivid esto. Recibid mi paz y mi eterna gratitud.
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : S.M.