Sol

Sol
Sol y

lunes, 6 de febrero de 2017

Septiembre 5, 2008 RAM Hablando sobre la Plenitud y la Transparencia

EL CAMINO HACIA EL SILENCIO INTERIOR


El Camino del Corazón



Hablando sobre la Plenitud y la Transparencia

RAM

5 de Septiembre 2008

Yo soy RAM.  Reciban la paz.  Reciban la plenitud. Vengo a proseguir con ustedes las enseñanzas y las transmisiones.  He abordado ya con ustedes algunas ideas.  El silencio, el Despertar, la plenitud.  Hoy vengo a hablarles de lo que es el vínculo y el aglutinante y la justificación del conjunto de la creación y de lo increado.  La justificación misma de vuestra forma en la cual están.  Esta justificación va a permitirles entender lo que llamé en mi última visita la finalidad.  La finalidad es el Amor.  La finalidad es la Luz.  Hablo, obviamente de la Luz increada, de la Luz original, del Espíritu de Dios, si prefieren, o de la Divinidad.  Hay en primer lugar, el concepto que deben entender totalmente y, si lo permiten, les haré vivir este concepto, primero con las palabras pero, también a través de la plenitud, el silencio y la Luz.  No existe manifestación en la forma que no sea Dios.  El Angel es Dios.  Las dimensiones mismas y los contenidos de estas dimensiones es Dios.  Dios (la Luz, el Espíritu) llena todas las cosas, todo instante, toda eternidad y toda negación incluso de su presencia.  Dios es presencia, inmanencia y transcendencia.  Ustedes están en este camino de la forma y de la encarnación para encontrar a Dios. Ahora bien, Dios está ya allí.  Dios está en la mariposa, Dios está en la respiración, Dios está en todo lo que está manifestado en vuestra dimensión. Y por lo tanto deben encontrarlo. ¿Qué es lo que esto significa?  Significa simplemente que deben revelarlo. Él está en el silencio y la plenitud y ustedes, ustedes están en el ruido y en la incompletud.  En este sentido, la meditación, en este sentido, lo que han llamado plegaria son los espacios de tiempos privilegiados que van a darles el acceso a la reconexión a este Dios que, por lo tanto, es también parte integrante de la totalidad de lo que son.

La proyección de vuestra conciencia en esta dimensión los ha hecho salir de la inmanencia y de la Eternalidad.  El propósito de toda dimensión, digo bien de toda dimensión, es desarrollar totalmente la inmanencia de Dios.  Esto concierne, en vuestra dimensión, también en los reinos dichos inferiores como los reinos situados directamente encima de ustedes. Por lo tanto deben, a través de un concepto que es la polarización de la conciencia y la reversión de los sentidos de los valores, ir hacia el reconocimiento de la transcendencia y de la inmanencia de Dios en vuestra dimensión.  La dimensión de la Sombra, que es la manifestación también de vuestra dimensión, es también portadora de la totalidad de Dios.  De este modo, muchos Maestros e iniciados les han dicho de no juzgar, de no poner una mirada que separe y que divida ya que esta mirada separada y dividida también aleja seguramente de la inmanencia de Dios como la incredulidad la más total.  Ustedes están aquí para realizar la completud de Dios. 

Tan paradójico que esto pueda parecerles, con vuestro resto de división y de separación, ustedes son la totalidad de los universos y de la creación.  Hay en cada átomo, en cada corpúsculo, en cada llama, en cada alma, la totalidad de los posibles y no puede ser de otra forma.  Es una cosa aceptarlo a través de palabras o a través de conceptos pero es otra cosa vivirlo en la Verdad de la plenitud, del silencio y del Amor.  Sin embargo, esta etapa es una etapa previa ya que ella va a crear una tensión de vuestro ser hacia un objetivo que es considerado al principio, como exterior a ustedes, proyectándose en el objetivo a alcanzar, también a través de la imagen de un Maestro, de una religión o de todo otro concepto que va a permitirles ejercer esta tensión hacia este objetivo.  Pero esto es una ilusión.  Ustedes son, en la instantaneidad del instante, la totalidad de la divinidad.  No puede ser de otra forma. No hay espacio sin Dios, no hay vida sin Espíritu.  No podría haber vida sin Luz.

La Luz es, les recuerdo, el vínculo y la cohesión de la manifestación y de lo increado.  Existe un filtro vinculado a vuestra encarnación que los hace imaginar vuestra existencia como separada de Dios y de la Verdad. Nada de eso.  Y por lo tanto no es que lo viven porque yo lo digo.  Porque lo que conocen ya y que ha sido llamado las ideas (pero también las creencias, cualesquiera que sean) los ha alejado poco a poco de esta verdad esencial que es la inmanencia, la transcendencia de Dios.  Dios está más allá de un concepto.  Dios está más allá de toda definición.  El es a la vez la totalidad de la Unidad.  Ustedes por lo tanto son la totalidad y la Unidad.  Ustedes están exteriorizados a través de una forma porque el Espíritu, desde tiempos inmemoriales, ha decidido esta exteriorización.  Pero, incluso en esta exteriorización, deben recobrar la inmanencia y la transcendencia.  Este es el único objetivo verdadero de vuestra vida.  Todo el resto no es más que los elementos de disipación y los elementos que van a agregar creencias sobre otras creencias.  Y, de creencia en creencia, se separan un poco mas de esta Verdad que  no obstante nunca está separada de ustedes.  Entiendan bien que se trata únicamente de vuestras creencias.  Pero estas creencias, estas ideas a las cuales se adhieren, construyen alrededor de vuestra exteriorización, llamada encarnación, un muro, una separación que no existe más que para ustedes ya que Dios no puede estar separado de ustedes.  Ustedes creen que  hay un obstáculo infranqueable entre la forma y Dios pero esto no puede ser verdad. Obviamente, cuando están enredados en lo que ustedes llaman vuestras relaciones inter-humanas (la relación siendo definida en principio por la relación entre ustedes y algo que es exterior a ustedes), todo lo que sostienen a través de las relaciones es la distancia porque estar en relación necesita una exteriorización suplementaria que les hace perder de vista la esencia de la Verdad primera.  Cuando se dan cuenta de la ilusión de esto, vuestra vida y vuestra forma y vuestra encarnación ya nunca puede ser la misma.

¿En que reconocen que entran en un camino, no ya de tensión, pero esta vez de abandono a la Verdad primera? Y bien simplemente porque vuestras resistencias, que hacían parte misma de vuestras relaciones, se licuan y se disuelven en la Luz que ustedes devienen.  Esto se produce en un momento dado.  Hablo  del momento dado porque hay un antes y un después de este momento.  Antes, ustedes se sentían separados o vuestra creencia se los hacía creer.  Y después las creencias, las tensiones se resuelven totalmente.  Se trata más bien de las tensiones vinculadas a la relación que las tensiones en vuestro cuerpo.  Cuando ya aceptan conceptualmente, la no separación, y la no separatividad, vuestro cuerpo no puede estar ya en resistencia.  La cantidad de Luz presente en las células va a aumentar de manera exponencial.  El resultado visible para vuestra conciencia analítica va a ser la desaparición de todo lo que era resistencias. ¿Qué son las resistencias?  Ellas son enfermedades.  La Luz va a sanarlos instantáneamente por su presencia como ya lo han sentido, algunos de ustedes hace algunos días.  Dios no es resistencia.  Dios es Luz, sincronicidad, armonía, curación y total transparencia.  Devenir Dios es devenir transparente.  Devenir transparente es ya no hacer pantalla con los muros construidos a la Luz que son.  Entre más entren en transparencia, mas los obstáculos de vuestras construcciones, del mental, de vuestras creencias, ideas, incluso, van a dejar lugar a la plenitud y a la inmanencia del instante.  Entonces, hemos expresado esto a través de las palabras.  Ahora si lo quieren bien, voy en primer lugar a expresarlo en el silencio.

...Efusión de energía...

Vamos ahora a expresar lo mismo por la Luz.

...Efusión de energía...

Ahora vamos a expresarlo por la plenitud del instante

...Efusión de energía...

Entrar en transparencia es este estado, a la vez de plenitud y de Luz, y de banalidad del mental y de las emociones.  Dios no puede revelarse en el mental y en la emoción.  El aparece en vuestra conciencia cuando vuestro mental y emociones hacen silencio.  Dios aparece también a partir del momento donde el cuerpo no está en resistencia o tiende a no estar en resistencia.  Ustedes están en camino de vivir este comienzo de transparencia a través de la vibración de la Luz blanca que se manifiesta ahora en vosotros.  La Luz aclara y vuelve transparente. Preciso también, ya que esto es importante para muchos de los asistentes (que esto sea desde hace varias veces o por primera vez), que mi linaje es el linaje de una característica de Dios llamada RAMA. Deposito en ustedes, destilo en ustedes en cada conciencia de mi presencia, una conexión voluntaria y deseada al origen de este linaje.  Ustedes forman parte integrante de mi manifestación. Sobre todo, no vean en esto un compromiso sino más bien una ofrenda de mi linaje a vuestra forma.  Esto está relacionado a la importancia de lo que viven y al interés que portamos nosotros desde nuestra dimensión, de verlos irradiar este estado de transparencia en el mayor número.  Para esto, deben también mantener este estado.  Esto se realiza por el silencio por la Luz y por la plenitud.  Cuando conecten vuestra conciencia a nivel del corazón, estarán de ahora en adelante  inmediatamente conectados a mi irradiación.  Por lo tanto he creado, una ofrenda particular, una apertura en vuestro corazón extremadamente precisa vinculada al silencio, a la Luz y a la plenitud. Les corresponde a ustedes acrecentarla y manifestarla cada vez más, en forma colectiva e individual.  Pueden también, por lo que he instilado en ustedes y que voy a continuar instilando ahora, hacer un llamado a mi presencia.  Ciertamente, para cada forma diferente que ustedes son, mi presencia puede revelarse por las palabras, por mi Luz, por mi plenitud, o por mi silencio. En el seno de una de estas cuatro manifestaciones, encontrarán instantáneamente la respuesta a vuestras preguntas.  Con todo eso, no hemos terminado las enseñanzas y las transmisiones.  Vamos a crecer aún en plenitud a fin de estabilizar esto en ustedes, es vuestro corazón.  Entonces, si tienen preguntas en relación a lo que vine a decirles, quiero bien responderles voluntariamente, mientras que la transparencia aumenta.  Y este estado, por supuesto,  solo deja poco lugar a las preguntas pero tengo cuando menos necesidad de algunas de ellas a fin de instilarles aún mas esta transparencia.

Nde: Ninguna pregunta.

Entonces, antes que nada les doy las gracias por vuestra transparencia y vamos, si lo quieren bien a proseguir aún un poco.  Más allá de las palabras, ahora vamos, si lo quieren a reforzar en cada uno de ustedes lo que es convenido llamar la inteligencia suprema o la inteligencia creadora.

...Efusión de energía...

¿Hay algunas preguntas?

Pregunta: ¿Cómo dejar menos lugar posible al mental?

Aprendiendo a vivir la gracia de la ofrenda que les he hecho del estado de plenitud y de transparencia.  Es necesario cultivar este estado lo más frecuente posible durante vuestros días y vuestras noches.  Es preciso prever los tramos de tiempo donde van a dejar a esta transparencia expresarse en silencio en el interior de ustedes.  A medida que tomen el hábito de hacer crecer este estado, crecerán en transparencia y el mental no podrá ya tener control.  Deben abandonarse totalmente, no a vuestro sentir, no a vuestro placer, no a vuestra voluntad, sino a lo que les dicte este estado de transparencia.  Si cuando estén en este estado  les dice salir a pasear, vayan de paseo.  Si les dice abrazar a tal ser humano, abrácenlo, si les dice decir algo a tal persona, díganselo.  Pero eviten de tomar en vuestros brazos,  decir e ir de paseo en los momentos cuando no estén en este estado.  Aprendan a escuchar la vía del silencio y de la plenitud. Cara a una interrogante, la respuesta no está vinculada a una interrogación.  La respuesta está vinculada a la actitud interior que van a ser capaces de manifestar en relación directa con la transparencia y la plenitud.  El problema es que el ser humano tiene un razonamiento de tipo binario y analógico.  Es decir que a una pregunta ustedes oyen una respuesta pero la pregunta es mental y la respuesta es mental.  Por el contrario, si la pregunta se manifiesta en este estado de transparencia, la respuesta solo puede ser espiritual, lo que es totalmente diferente ya que la transparencia no puede engañarlos.  La transparencia es Verdad, ella es totalmente independiente del mental, de vuestros deseos, de vuestras emociones, de vuestras proyecciones y de vuestras creencias.  Esto necesita vivir totalmente en el instante presente.

Incluso en relación a una proyección de un futuro próximo, no pongan la pregunta de cómo ni de por qué.  Pónganse en transparencia del instante y, allí, llega la respuesta.  En transparencia recuerden que no hay resistencia, que no hay oposición.  La transparencia es un estado de resolución.  La Transparencia es un estado de fluidez.  La transparencia es un estado de Unidad.  A partir del momento donde hay duda o interrogación entre tal o cual cosa, entre tal o tal otra persona, entre tal o tal otra opción, esto solo viene del mental.  La transparencia es citación clara, no es discursiva, no es interrogativa pero ella es la solución.  Aprendan a cultivar las respuestas que estén en estos momentos y olviden las respuestas que no estén allí.  Este es un aprendizaje que pueden realizar extremadamente fácilmente si aceptan las reglas del juego.  Cuando quieran hacer algo, la primera cosa que pasa en relación a vuestra acción, en relación a ustedes mismos, es un juicio de ustedes mismos y de vuestra acción.  Ahora bien, la transparencia no puede ser juicio.  Ella es acción, ella es transparencia total y ella es instantaneidad total porque ella es divina.  En este espacio allí, y en este momento allí, no puede haber dudas. Aprendan a identificar las respuestas del estado de transparencia.  Tendrán también la respuesta a todo lo que pueda surgir en el curso de vuestra vida.  Vivamos ahora este en la plenitud.

...Efusión de Energía...

Si lo permiten, ahora a cada uno de ustedes  voy a abrevarlos a la Fuente última,  durante algunos instantes y después construiremos juntos un espacio de transparencia. Entonces, ante todo, la primera parte.

...Efusión de energía...

Y aquí ahora este espacio de transparencia.  Después les dejo y descansarán algunos instantes, en esta transparencia entre ustedes.  Les colmo de mis gracias. Sean colmados de Luz, sean colmados de la plenitud y vivamos ahora la transparencia. 

...Efusión de energía...

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot

Traducción: OD.