Schnebly Hill

Schnebly Hill
la Puerta

miércoles, 8 de febrero de 2017

Septiembre 6, 2008 RAM El Silencio es Plenitud

EL CAMINO HACIA EL SILENCIO INTERIOR

El Camino del Corazón

El Silencio es Plenitud

RAM

06 de Septiembre 2008

Vengo con ustedes a fin de proseguir las enseñanzas a través de las palabras, a través de la Luz y a través del silencio y la plenitud.  Vamos esta tarde, a abordar, de manera más profunda, algunos conceptos en relación con el silencio.  Como todas las tradiciones sobre esta Tierra lo han afirmado y demostrado el silencio es el acto esencial que acompaña los momentos espirituales particulares llamadas iniciaciones.  Todo pasaje, toda revelación, toda transformación, solo puede vivirse a través del silencio.  Más allá de esta simple palabra, ¿cuáles son los conceptos que son vehiculados por el hecho de hacer silencio y cuáles no lo son?

Lo primero es comprender que el silencio es plenitud.  El ruido es la ausencia de plenitud.  Las palabras, la música, los pensamientos, las relaciones forman parte del ruido.  El ruido es hecho para mantener un estado.  El silencio es hecho para transformar y pasar de un estado a otro. Lo que significa que, para pasar de un estado a otro de densidad vibratoria más fuerte o más densa, es preciso cesar el ruido de la dimensión correspondiente.  En la encarnación de la forma donde ustedes están, el ruido está esencialmente compuesto de vuestras palabras, del estrépito de vuestros pensamientos, de vuestros movimientos y de todo lo que mantiene la dualidad.  Todos los ritmos de la forma y de la encarnación son, por esencia, duales.  Participan del mantenimiento de la dualidad.  El ruido es por esencia dual. El silencio participa, en cuanto a él, de la Unidad.  Hacer silencio es el primer paso hacia el cese de una manifestación dada que prepara un pasaje en Unidad.  Los mundos llamados espirituales están definidos por la presencia de la Luz y la presencia del Espíritu.  El mundo dual, y los mundos duales están caracterizados por la ausencia de esta dimensión propia al silencio.

¿Esto quiere decir que los mundos espirituales son silenciosos? No.  Por el contrario, el pasaje necesita el silencio.  Ustedes viven, un momento de pasaje a nivel individual, y a nivel colectivo.  Momento de pasaje extremadamente importante ya que concierne al acceso de una forma de manifestación de vida situada más allá de la dualidad.  El pasaje no puede hacerse que en el silencio. Por lo tanto deben aprender a cultivar el silencio.  Este es el elemento motor y detonante del pasaje. Por lo tanto deben buscar activamente el silencio. Incluso diría que deben cuidar de los espacios de silencio.  El silencio no es la meditación.  El silencio no es la plegaria.  Algunas meditaciones tienen por objetivo ir hacia el silencio.  El silencio interior es algo que debe crearse y desarrollarse.  Crear el silencio va a pasar primero por la realización y concretización de momentos privilegiados donde ya nada existe en el exterior ni la palabra, ni los gestos, ni las personas, ni los objetos, ni las actividades.  Es un momento particular vinculado a una reversión del exterior hacia el interior.  Este momento debe durar, obviamente más allá de una simple respiración. Este tiempo y este momento son eminentemente variables según los seres. Deben durar un cierto tiempo ya que es en el silencio que se manifiesta la revelación, la realización, la iluminación, el Despertar, la fusión y la ascensión.  El silencio es por tanto un elemento mayor y motor del acceso a vuestra divinidad.  Esto podría ser llamado una pequeña muerte. Deben morir de manera temporal a vuestras actividades, a vuestros compañeros, a vuestras relaciones, a vuestros pensamientos.  Deben ponerse en silencio para escuchar la vibración superior.  El silencio es un hecho esencial que el solo permite, debido a las circunstancias vibratorias particulares colectivas, la situación propicia para el Despertar.

He aquí porqué a través de mi presencia y la plenitud que les ofrezco, se acercan, a pesar de las palabras, del silencio. He aquí porqué mis respuestas se hacen por las palabras pero también por el silencio.  Se darán cuenta que, si se acercan del silencio volteando vuestra conciencia hacia el interior, devendrá entonces mucho más fácil detener las turbulencias de los pensamientos y del mental.  En el momento donde decidan entrar en el silencio, el mental sufre una sideración de su propia actividad ya que el mental es el ruido que los mantiene en encarnación.  La forma en la cual están es una creación de vuestro mental antes de ser una creación particular de experiencias.  Esta creación es hecha posible por la actividad del mental ya que no hay emociones afuera del cuerpo.  Por el contrario, existe un mental fuera del cuerpo.  Mental que está el mismo subdividido en dos porciones: Una porción extremadamente vibrante que vibra mucho más allá de los límites de la encarnación y que es la representación del Espíritu.  Y otra parte conectada a la adhesión a las creencias particulares que van a precipitar vuestra irrupción en la forma.  Estas creencias que los precipitan en el ruido de la encarnación tienen por nombre: reencarnación, voluntad de experiencias, deseo de ayudar a los demás.  Se trata de creencia y no de una ley dictada por el Espiritu. Ustedes están identificados a vuestras creencias.  Esto explica vuestra presencia en la forma.  Toda forma en encarnación es la resultante de una creencia. Materializan a través de la forma en la que ustedes están, a través de la morfología que presentan y que dan a ver, la encarnación total de vuestras creencias.  La vida en encarnación, la experiencia de la dualidad y también una creencia que los aleja, en cierta medida del silencio pero que inexorablemente, como un elástico que se tiende y que regresa a su punto de partida, los traerá de vuelta hacia el silencio. La tensión es un ruido, la pasividad es silencio.  No pueden encontrar vuestra eternidad en el ruido.  Incluso si tienen la oportunidad de vivir ciertos momentos luminosos correspondientes al Despertar, al reencuentro conciente con la Luz, esto con todo eso, no es que hayan llegado al fin de la experiencia.  El reencuentro con la Luz es el principio de otra experiencia que debe alcanzarse por la desaparición de la forma y del conjunto de creencias.

La mejor manera de eliminar las creencias no es ciertamente parar de creer ya que ellas serán inmediatamente reemplazadas por otras creencias que son características de este nivel de manifestación en el cual están que es la creencia.  La creencia es una emanación del mental.  La creencia es algo en que ustedes creen y llega incluso a hacerlos creer en la perennidad de la forma, si no de la vuestra, en todo caso de la perennidad de una montaña, de una piedra, de todo un reinado.  Y sin embargo, esto es solo el velo de la mente que recubre al pensamiento.  La etapa colectiva que ustedes viven los comprometa a retirarse de estas creencias.  La única forma de  lograrlo es el silencio, cualquiera que sea, lo repito, el nivel de Despertar que hayan vivido, cualquiera que sea la forma en que esto es revelado y realizado, ustedes con todo eso no han llegado.

Sin embargo, la experiencia del silencio los acerca a grandes pasos del objetivo. Recuerden que esto concierne a la época y al momento en el cual evolucionan.  El silencio es plenitud.  Este es un lugar donde la Luz no puede encontrar obstáculos.  Es un lugar donde la Luz deviene, de alguna forma, llena, fija e inmutable. Deben hacer cada día el esfuerzo de descansar en el silencio.  En efecto, el silencio es regeneración.  El silencio es por lo tanto plenitud, Luz y regeneración. Así pues, yo le propongo, antes de abrir un espacio de preguntas, de llenar nuestro espacio de manifestación por el silencio.  Vamos a vivir esto ahora, antes de que los comprometa a entrar en las preguntas.

...Efusión de energía...

Ahora vamos a salir de este silencio para recibir vuestras preguntas.  Pero van también a darse cuenta que una vez dada la pregunta, la respuesta se encuentra en el silencio. ¿Quién quiere comenzar el juego de las preguntas?

Pregunta: ¿Cómo guardar silencio en la vida material?
Comenzaré por responder por la respuesta del silencio.

…Efusión de energía…

La respuesta de las palabras es aún más simple: Si aprendiera a generar el silencio en el silencio devendrá extremadamente fácil y rápido encontrar  el silencio en el ruido. Es necesario un entrenamiento modesto para esto: Benefíciense de los momentos de calma, de adormecimiento para vivir el silencio.  Una vez que hayan vivido la reversión que acompaña el pasaje del ruido al silencio, en los momentos de ruido restringido devendrá extremadamente fácil recobrar este estado, sin importar el bullicio del mundo, independientemente las limitaciones impuestas por los objetos o las personas.  He aquí ahora la respuesta de la Luz.

...Efusión de energía...

¿Otra Pregunta?

Pregunta: ¿Parar el movimiento amplifica la experiencia del silencio?
Esto no es una obligación pero esto puede ser necesario para algunas personas, en particular aquellas que tienen el hábito de acompañar las palabras por movimientos de gestos, de músculos, de brazos.  Esto se ve entre ciertos temperamentos donde no puede haber palabras sin gestos.  Ahora, si permanecen sin gestos, pueden ser llevados a expresar los pensamientos que los alejan del silencio. Por lo tanto esto es una cuestión de caso personal.  Ahora voy a darles la respuesta por la plenitud.

...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Pregunta: ¿El silencio puede permitir atenuar los miedos y los sufrimientos?
Respuesta de las palabras: El silencio es transcendencia.  El silencio es suspensión de los miedos y del sufrimiento.  Si se entrenan suficientemente al silencio, el sufrimiento se desvanecerá, cualquiera que sea la causa.  Para la gente en sufrimiento esta es una guía valiosa que va a permitirles saber en cual momento tocan el silencio porque, en ese momento, el sufrimiento puede ya manifestarse a vuestra conciencia.
Aquí la respuesta del silencio y de la Luz al mismo tiempo.

...Efusión de energía...

Pregunta: ¿Los períodos de silencio se pueden vivir en la alegría y en la plenitud?
Todo esto es Verdad. El silencio asociado a la reversión es el lugar donde pueden vivir los estados místicos más auténticos que sean.  El Samadhi, el éxtasis, la intasis, es un momento de silencio intenso.
Aquí la respuesta.

...Efusión de energía...

¿Otra pregunta?

Nde. Ninguna.

A través de las diferentes visitas, comenzarán a experimentar el pasaje del ruido al silencio y del silencio al ruido.  Esto está destinado a hacerlos percibir los mecanismos íntimos y los accionamientos que permiten pasar de un estado al otro y del otro al uno.  Hay allí un fenómeno muy real de aprendizaje al silencio.  Las variaciones incluso de la intensidad de las respuestas por las palabras, la Luz, el silencio y la plenitud ponen vuestra conciencia y vuestro cuerpo en el fenómeno de aprendizaje a la realización del silencio. Esta es ciertamente la parte más importante de lo que voy a darles y a transmitirles. Obviamente, esto participa de mi radiación y de mi guía a su lado. Recuerden que lo que les dije ayer en cuanto a la instilación en vosotros de esta gota, de este cristal, que los conecta a mi Esencia.  Esto no es una ilusión sino una Verdad esencial. Los ayudo, a través de esto, a ir hacia el silencio y la plenitud ya que es el único objetivo aquí abajo. Buscan primero la Luz, después el Despertar, y después aún la realización.  Esto es ya extraordinario en sí, sobre todo en este mundo de la forma y de la dualidad.  Esto demuestra el poder y la tenacidad de lo que son.  Más allá de esto, deben conectarse con vuestra Fuente, vuestro origen, vuestra filiación y vuestra afiliación. Esto es hecho posible por el silencio que permite alegría, plenitud, subida en vibración y esencia que son.  Entonces, les propongo ahora vivir, no ya el silencio, sino la comunión del silencio ya que en el silencio también se encuentra la abolición de la distancia entre las conciencias, tanto entre vuestras diferentes conciencias que entre la totalidad de vuestras conciencias con la totalidad de las otras conciencias vividas hasta el presente como exteriores a ustedes.  Entonces, de ahora en adelante vamos a vivir esto y de ahora en adelante  les digo paz, Amor y fraternidad.  Viviremos esto algunos instantes antes de que los deje por esta vez.

…Efusión de energía...

Reciban mi paz, reciban la gracia y reciban la plenitud.  Ábranse hacia este silencio y les digo hasta muy pronto.

Canalizado por Jean Luc Ayoun
Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD.