jueves, 19 de octubre de 2017

Significado de "Endo-Teofanía"



From: Lucia Montaño


La "Endo-Teofanía" - (Endo: Elemento prefijal de origen griego que entra en la formación de nombres y adjetivos con el significado de 'dentro', 'en el interior') - se realizará ella misma de manera imprevista, en muchos de vosotros, durante los días que se abren ante vosotros.

--

Octubre 17 2017 AA. MIGUEL



MIKAËL

Octubre 2017

Soy Mikaël, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales. Bien amados hijos de la Ley del Uno, acojámonos los unos a los otros dentro de la Eternidad y el Amor.

…Silencio…

Saludo y honro a cada uno de vosotros en su verdad eterna de Luz. Bendito sea el Eterno.

…Silencio…

Hace algunos meses, en términos terrestres, os anuncié el arado de la superficie de la Tierra. Hoy, eso es visible a través de la actividad de los Elementos. Ya sea por el Fuego, ya sea por el Agua, por el Aire o por la Tierra, el Fuego Ígneo se revela a vosotros en cualquier lugar al que dirijáis vuestra mirada. La evidencia de esto, ya no podrá ser ignorada.

El Arcángel Uriel actúa ahora en vosotros para revelar el Blanco de la perfección, de la belleza y de la Verdad.

Como María os ha dicho, no os dejéis engañar por ciertos aspectos impresionantes de mi Presencia -mi Presencia, por supuesto, que está también dentro de vosotros en el Fuego ardiente de vuestro Corazón, en la intensidad del Amor. Eso se vive ahora, de forma directa, concreta y palpable.

Es en vosotros, no en el escenario de este mundo ni en la escena de este personaje, donde se encuentra la única Verdad, accesible por mi arado y acción sobre los elementos; esto permitirá al Ángel Uriel, Ángel de la Presencia, y Arcángel de la Reversión, haceros vivir y ver la Verdad. No necesitáis ningún equipaje, ningún requisito; eso forma parte del don de la Gracia que la Tierra vive en este mismo momento.

No os desviéis de la Verdad, por ningún elemento de vuestro cuerpo o de vuestra vida, o de este mundo; manteneos firmes en la Verdad y todo lo demás os aparecerá con evidencia, no la evidencia de los acontecimientos, sino la de vuestro Corazón. Ha llegado el momento de vivir todo lo que hemos preparado juntos para la celebración final, para las Bodas finales.

Olvidad todo pasado, toda experiencia y permaneced en la desnudez de vuestro Corazón que solo es la Verdad y la belleza inefable, a nada parecido. El Ángel Uriel irradiará todo lo que es falso, todo lo pasajero para que no quede más que la Blancura inmaculada, la inmaculada Alegría.

A partir de ahora -y las circunstancias de vuestras vidas os llevarán también a ello-, solo existe lo esencial: vuestro corazón. Cada circunstancia de este mundo, cada circunstancia de vuestra vida en el personaje y en la historia, os conducirá con fuerza o con suavidad al mismo lugar, a la misma verdad común a todos, allí donde no hay ninguna diferencia, allí donde está la Libertad y allí donde está la Alegría. Como María os ha dicho, únicamente depende de vosotros y solo de vuestra conciencia, que lo viváis y lo reveléis con facilidad y majestad.

Mi arado y mi siembra continuarán de manera más y más intensa, a medida que Nibiru avanza, cuyos efectos son ya perceptibles antes de su visibilidad. Como sabéis, toda la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres, los Arcángeles, los Ancianos, las Estrellas, los pueblos galácticos, están tan preparados como vosotros para vivir esto. Todo lo demás desaparecerá de vuestra vista, la Verdad estará desnuda y todo se regenerará; nada será igual en vuestra densa realidad.

Cualesquiera que sean las sirenas exteriores, sean cuales sean las resistencias y los vínculos o la ignorancia existente en muchos de vosotros, no os alarméis, todo sucederá a la perfección. La majestad de la Luz, así como su despliegue visible, no permitirá el más mínimo error, la más mínima anomalía ni la más mínima desviación. La Verdad está desnuda, el corazón se reencuentra. Recordad que no hay nada más que hacer, nada que emprender, solo estar ahí, estar íntegramente ahí. Todo lo demás lo hará la Gracia, la misma Luz, en su Inteligencia y en su Presencia. Ya nada va a depender de vosotros, si no es para volveros hacia vosotros mismos, no para huir de cualquier acontecimiento, de cualquier elemento de vuestro cuerpo o de vuestra vida, sino para establecer la Verdad de manera visible.

María os ha dicho que no hay ninguna circunstancia previa, ningún estado anterior que constituya un obstáculo para la Verdad del corazón; eso se produce ahora mismo y se reforzará cada día un poco más, hasta el momento de la Llamada y de la Revelación en vuestros cielos.

Vivid simplemente lo que la Vida os propone, tanto en las penas como en las alegrías porque sean cuales sean las penas y las alegrías efímeras, son pasajeras, solo permanece el Amor, solo queda la Verdad.

La llamada del Espíritu, la llamada del Fuego Ígneo os toca cada vez más físicamente a través de diversas manifestaciones. Dejaré para eso, al Arcángel Anaël que os dará algunos detalles, algunos elementos que os servirán tal vez para tranquilizaros y animaros.

A medida que trabajo en la superficie de la Tierra, corto en vosotros, por vuestra aceptación, lo que debe ser cortado, eliminado, para dejaros vivir la Verdad libremente, en la alegría inigualable del Amor.
Os aparecerá de manera obvia, si no está ya hecho, que solo la interioridad del corazón y el silencio, permiten el florecimiento de la Luz, en vuestra Presencia, ayudándoos a la desaparición de vuestro personaje de diferentes maneras específicas en cada uno, antes de la Llamada de María.

Nadie sabe la fecha ni la hora, ni siquiera ahora, en el calendario terrestre, pero solo puedo confirmaros que es ahora. Sea cual sea el desarrollo, sean cuales sean las etapas y lo que se ve, la Verdad está ahí. Sean cuales sean las gesticulaciones relacionadas con el miedo, la evidencia prevalece sobre la confusión.

Todo sucede en la verdad de vuestro corazón. Todo lo que podáis observar fuera -y ese exterior es todo menos el corazón, ya se trate del exterior de vuestro cuerpo, de vuestro entorno, de la escena del mundo-, son solo las agitaciones estériles de los que todavía no se han reencontrado. Perdonadlos, porque ellos no saben todavía lo que son.

Todos los juegos terminan con la misma potencia, destruyendo las ventajas que todavía podían encerrar a vuestro corazón, limitarlo y forzarlo. María os ha dicho que solo tenéis que mirar hacia vuestro corazón para que la conciencia lo siga y vuestro personaje esté en silencio.

La Luz es simple, la persona será cada vez más compleja, también la vida ilusoria, pero la Vida real tomará cada vez más poder. Tanto si lo sabéis o no, como si lo vivís o no, eso no cambiará nada.

Todo está listo, todo se ha cumplido, todo se materializa para desaparecer en el Fuego del Amor. El Espíritu está por todas partes, la Verdad irrumpe en todas partes. Casi no hay zonas desprovistas de Luz y claridad. Son solo los últimos sobresaltos de la agonía de la Ilusión que no tiene nada que ver con lo que sois, independientemente de vuestra persona y de vuestra historia.

La Luz os quiere siempre más disponibles para la Verdad y no para los juegos ni para el sufrimiento. La Luz que sois, ya no puede estar obstaculizada o limitada en ningún sentido o por ningún acto de la locura humana. Ellos no saben lo que están haciendo.

Así que alegrémonos, estéis donde estéis porque todo cambia, todo se transforma para dejar solo a la Verdad. No os preocupéis de nada, solo de ser vosotros mismos, solo de encontraros. La facilidad será entonces vuestro lote diario, la Evidencia será una Gracia enriquecida; se puede decir así.

La Luz ilumina vuestro corazón. Iluminaréis el interior poniendo fin a las luces de neón del mundo, a las imágenes engañosas, a esos sustitutos de la vida.  No puede haber ninguna vacilación, ninguna duda, desde el instante en que vuestra conciencia se vuelve realmente hacia la Eternidad. No tenéis nada que comprender, nada que tomar, nada que justificar ni siquiera explicar.

Solo tenéis que reconoceros a vosotros mismos y eso no puede pasar, en ningún caso, por vuestra cabeza, eso no puede pasar bajo ninguna circunstancia por la linealidad de vuestra historia, independientemente de lo que hayáis experimentado algunos, durante muchos años. Sed nuevos, vírgenes de toda suposición. Así tiene lugar la verdadera aceptación. Poned fin a toda condición, a todo requisito, a toda suposición y os estableceréis instantáneamente en la Verdad eterna, en el Blanco de la Verdad.

Me dirijo a todos los hijos de la ley del Uno, al corazón de cada uno para deciros: “regocijaos”, no sucumbáis ante ningún sufrimiento, no sucumbáis ante ninguna ilusión o desvío. Estad ahí; eso es suficiente. No hay ninguna otra condición ni requisito, no hay ninguna otra preparación. La Paz solo os pide acompañaros en vuestros últimos pasos en este mundo. La Verdad y el Amor son vuestras guías infalibles en el regreso que vivís.

Vivid cada minuto y cada paso que deis en este mundo, con intensidad. Cada minuto es el último, cada paso es el último. No quedará más que la Verdad, sean cuales sean los acontecimientos por los que hayáis pasado o vayáis a pasar. Entonces, la intensidad de la Vida libre os recorrerá no solamente a través de las vibraciones, no solamente a través de las percepciones del cuerpo de Êtreté, aquellos que lo vivís, sino de manera mucho más directa, en el corazón.

Y la misma posibilidad es para todos, dondequiera que estén. Tienen la misma facilidad, la misma evidencia, diga lo que diga su persona o su situación.

…Silencio…

Lo que os digo aquí, aunque parezca insensato, improbable o una locura a vuestra razón, solo es por un engaño de los últimos condicionamientos de vuestra persona. No hay obstáculo y habrá cada vez menos, para los que creen todavía que los tienen. Estos no son más que trampas.

No hay demora, no hay distancia y esto es ahora.

Solo debéis recordar una cosa de todo lo que habéis escuchado, seguido o vivido y es: alegraos, el corazón está presente, habéis encontrado el corazón.

…Silencio…

Mis palabras son menos numerosas porque están acompañadas por la espada de la Verdad y el Espíritu del Sol. Mis silencios son más intensos que mis palabras.

La “Endo-Teofanía” se realizará ella misma de manera imprevista, en muchos de vosotros, durante los días que se abren ante vosotros.

Para aquellos que desesperan de no vivir el corazón, no hay error, no hay demora, no hay anomalía; simplemente dejad que se haga lo que se tiene que hacer. No luchéis, no os agarréis a nada. No tenéis que entender ni incluso explicároslo, porque el corazón es natural, es eterno y vosotros sois Amor, diga lo que diga vuestra vida, penséis lo que penséis. Y esto es simple, y esto se volverá así, si no lo es todavía, muy rápidamente, de manera fulminante; en un instante, muchos de vosotros resucitaréis a la Verdad.

Finalmente, algunos veréis a la Inteligencia de la Vida purificaros, esculpiros en la Eternidad. Confiad, la Verdad está ahí para todos e incluso para los que la ignoran todavía. Simplemente debéis estar en la “Aceptación”, sin proyectar nada ni buscar nada en el exterior de vosotros. Todo ocurre en vosotros y en ninguna otra parte, porque la pantalla del mundo es pasajera y pasa cada vez más rápidamente, sin dejar subsistir ninguna estructura ilusoria.

No hay nada que preparar, estáis todos totalmente preparados, aunque digáis lo contrario, aunque se os escape de momento. Tened confianza en el Amor, tened confianza en la Verdad eterna que sois, aunque no percibáis nada. Lo que os estoy diciendo no es un estímulo sino simplemente la Verdad establecida que crece con estrépito todos los días.

No puede haber amenazas, no puede haber juicio, no puede haber pérdidas en lo que sucede. Y aunque tengáis que perder vuestro cuerpo, ¿qué diferencia hay desde el momento en que estáis aquí presentes en el cuerpo de Eternidad? Porque lo que aparece, nunca desaparecerá; como sabéis, lo viviréis.

…Silencio…

Todos vosotros estáis listos incluso y, sobre todo, los que dicen que no lo están. Id más allá de las apariencias, más allá de lo que pueda pareceros una paradoja, pero que no lo es. Verificadlo, vedlo por vosotros mismos.

…Silencio…

Os bendigo y os honro a todos vosotros en cualquier lugar que creáis estar fuera del corazón. Conozco todos vuestros corazones que son el Corazón Uno.

No se necesitan más palabras ni más claridad porque me dirijo a vuestro corazón y él lo sabe.

Soy Mikaël, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales. En la Paz de Cristo, en el Amor de María, os honro. Y me uno, en este instante, a vuestra humanidad. Aunque no conozca la forma, vuestra transparencia actual me hace ver vuestro corazón. Seáis conscientes de ello o no, es la verdad.

Id en paz, id en alegría y anunciad la buena nueva -dentro de vosotros. Y dejad a cada uno en su libertad de elección. No abruméis a nadie, no enojéis a nadie, sed dulces, humildes y fuertes en el Amor. Os saludo. Siempre en la Eternidad. Siempre en el Amor.

…Silencio…

Adiós.
A través de JL.
Traduccion. Equipo de traductores.



***


Octubre 17 2017 MARIA Reina de los Cielos y de la Tierra

MARÍA

17 octubre 2017



Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Bien amados hijos, rindo gracia a vuestra presencia, dondequiera que estéis en la tierra, a vuestra disponibilidad y a vuestra acogida, para vivir juntos la Teofanía.

Al finalizar y tras la Teofanía, tendré la oportunidad de comunicaros unos elementos acerca de lo que se vive en vosotros durante esta fase final, que no es nada más que el regreso a la Verdad y al Amor. Desde ahora rindo gracia a vuestra acogida, a vuestra sonrisa, a vuestra presencia. Entonces instalémonos juntos en la Verdad, la del corazón, la del Amor, la de la Luz. En el silencio ahora, acogemos.

…Silencio…

Bien amados hijos, rindo gracia a cada uno de vosotros por vuestra acogida, vuestra dulzura, y saludo vuestra eternidad.

Cuando ahora muchos de vosotros tienen la lucidez de ver, en vuestra intimidad como en la pantalla de este mundo, lo que sucede, constatáis que una Paz sin igual impregna vuestra persona, dándoos a vivir, que sea por momentos o de manera cada vez más permanente, la felicidad de la Verdad, contrastando tanto con lo que es visible en la superficie de este mundo, como a veces en vosotros y también a vuestro alrededor. El Amor emerge en el seno de vuestra lucidez, y esto sea cual sea lo que tengáis que vivir a nivel personal, según el lugar donde estéis en la superficie de este mundo.

Las Teofanías que han sido vividas y que se siguen viviendo, son el bálsamo que evita ser llevado por los mecanismos que ciertamente veis en vosotros o a vuestro alrededor. Únicamente el corazón, únicamente la Verdad es a partir de ahora vuestro salvoconducto. Ahora sois muchísimos en vivir el regreso de la Verdad. Más que nunca hoy, os invito al Amor. En cualquier pensamiento, en cualquier mirada o en cualquier acción que tengáis que llevar, dejad ser la Verdad, dejad ser la ligereza.

En este día del 17 de octubre del año 2017, y ya como os lo había estipulado el Comendador, tenéis la posibilidad de observar unas transformaciones, unos acontecimientos. Que sean humanos, que sean sociales, que estén ligados a la Tierra misma o a las radiaciones procedentes de la Verdad, todo concurre a que os establezcáis en la Paz, o al contrario, en la interrogación. El único bálsamo, el único salvoconducto será con evidencia vuestro corazón, vuestra ligereza, vuestra Felicidad, y sobre todo vuestra Verdad.

Cuando el Choque de la humanidad ya está ocurriendo de manera parcelaria por la acción de los Elementos, os queda simplemente estar ahí, plenamente conscientes y presentes, vivir lo que la vida os ofrece, e incluso si os parece alejado de la Verdad, no lo es para nada porque todo a partir de ahora se precipita, todo emerge ante la mirada ordinaria como ante la mirada del corazón, llevándoos, para algunos, a realizar una especie de limpieza, que de hecho se hace por sí sola.

Las Teofanías se realizan de manera cada vez más extensiva, por todas partes en esta tierra. El Fuego Ígneo realiza su obra. El Arcángel Mikaël, que siembra la tierra en innumerables lugares, prepara la Verdad, su majestad y su totalidad.

Aprovechaos de lo que sucede, sea cual sea su naturaleza, en vuestro cuerpo, en vuestra vida, a vuestro alrededor como al otro extremo de este planeta. Todo concurre, incluso en lo que aparece a veces para la persona como violento, para establecer el reino de la Verdad, finalizar la ascensión de la Tierra y vuestra libertad. Tiene que ser experimentado en vuestro interior. Ni vuestra razón, ni siquiera vuestra visión ordinaria puede alcanzar a entender la envergadura de lo que se despliega.

No os oculto que el establecimiento de la Luz ha dado un gran paso desde el 1 de octubre de vuestro año. Tampoco os oculto que lo que podéis observar en vosotros, a vuestro alrededor o por todas partes en el planeta, va a intensificarse de manera desmesurada para la mirada de la persona, pero también en la medida que vuestro corazón se llene de esta Verdad reencontrada y acogida.

Acordaos que no tenéis que premuniros de nada, que no tenéis nada que preparar ni que anticipar, sólo tenéis que estar ahí, presentes en vosotros mismos, presentes a la vida. Todo lo demás, sin ninguna excepción, se realiza por la majestad de la Luz y del Amor, y ya no puede ser por vosotros. Os invito a cada vez más dulzura hacia vosotros mismos, hacia cada hermano y cada hermana, y acordaos que esta dulzura no depende de vuestras palabras, de vuestros discursos, ni siquiera de vuestras intenciones de ayuda o de servicio, sino simplemente de la evidencia con la cual vivís el corazón.

Tal y como os fue enunciado, muchos hermanos y hermanas, muchos hijos míos viven hoy la alegría de la Eternidad sin haber pasado por todos esos estados, que tal vez habéis vivido, llevándoos a constatar que los tiempos finales están realmente presentes y suceden en este mismísimo momento en el plano físico, en el plano ordinario y más palpable de la Tierra.

Lo sabéis, no hay que reaccionar a nada con respecto a esta sucesión de acontecimientos que están ocurriendo por todas partes e incluso a veces en vosotros. Sólo hay, como se ha dicho y repetido, que acoger la Felicidad, acoger la ligereza, en cualquier dificultad aparente. Detrás, lo que viene, en las últimas tramas del tiempo, a partir de ahora está la alegría que cada uno de vosotros puede vivir. No hay ninguna persona que valga, no hay ninguna energía que valga, no hay ningún momento privilegiado, porque esto ocurre en cada minuto, en cada instante, por todas partes al mismo tiempo.

Las señales, en vosotros como fuera de vosotros, son innumerables, pero no olvidéis que muchos de mis hijos todavía duermen y no quieren ver lo que pasa. Vosotros, que estáis con intermitencia o permanentemente en el Amor y en el corazón, estad ahí, presentes, esto basta ampliamente para amortiguar este Choque de la humanidad.

Mi llamada se vuelve apremiante. Muchos de vosotros que me han percibido, oído hace años, hoy tienen la posibilidad de estar felices. Esta felicidad no es una felicidad consecutiva al choque sino más bien a la realidad de vuestro corazón, sean cuales sean vuestras descripciones, vuestras vivencias. Las interrogaciones dejarán cada vez más lugar a la evidencia, a la evidencia del corazón, a la evidencia de vuestra ineluctabilidad. Todo esto se vive en este mismo momento, estéis donde estéis, es cierto de manera muy diferente, pero quiero precisar que viváis lo que viváis hoy en el seno de vuestro personaje, que haya una enfermedad, un sufrimiento, que haya un trastorno a nivel afectivo, en vuestra zona, en vuestro país, sea cual sea su naturaleza, sólo es una invitación a giraros definitivamente hacia el corazón, con el fin de reemplazar los aparentes pesos por la realidad transcendental del Amor que apacigua y aligera cualquier peso. El Amor no tiene límite, el final de los tiempos tiene un límite, el Amor nunca tiene fin.

Más que nunca, todavía hoy, os lo digo como muchas hermanas Estrellas y muchos Ancianos os han dicho: a la medida de vuestras posibilidades, sumergíos ahí donde os revitalizáis, en primer lugar por supuesto girando vuestra conciencia, vuestros pensamientos, hacia el Corazón del Corazón. No hace falta comprender, sentir la vibración o la energía, sino sólo evocarlo, y vuestra conciencia seguirá y se iluminará. Ahí está vuestro salvoconducto, no habrá ninguno más.

De manera inminente, ya no podréis apoyaros en ningún elemento de la comodidad tecnológica moderna, que en definitiva os ha alejado de la Verdad, aunque haya sido útil para muchos de vosotros. No os dejéis abrumar por ningún sufrimiento de vuestro cuerpo, por ninguna enfermedad o por ninguna interrogación, ni siquiera por los acontecimientos presentes. Id también, más que nunca, a la naturaleza, donde no haya ni hombres ni mujeres, donde no haya ninguna ciudad, donde todo esté tranquilo, contrastando con lo que ocurre en vuestras ciudades, en vuestras relaciones y también en algunos lugares.

Dondequiera que giréis vuestra mirada, si aceptáis ver, la mirada de la persona verá el fin, la mirada del corazón exultará de la Felicidad que está ahí, y es a vosotros a quien corresponde elegir. No hay que hacer ningún esfuerzo, no hay nada complicado, no hay ningún camino que recorrer, sólo hay que giraros hacia vosotros mismos, no en el seno de vuestra historia o de vuestra problemática, aunque requiera una solución concreta, sino encontrar lo que sois, y ninguna historia puede serviros para esto. Entended bien lo que digo: es la misma realidad y la misma verdad que están ocurriendo. Por un lado es el fin de una dimensión, y por el otro la Resurrección en la gloria y en la belleza de la Vida.

Todo depende, en cuanto al mismo acontecimiento, de la mirada de vuestra conciencia, de lo que fue nombrado vuestro punto de vista, y vuestro punto de vista os llevará, por así decirlo, a lo que sois, a vivir la Verdad, a celebrar la mariposa en lugar de quedaros en la oruga, como decía el Comendador. Sólo depende de vosotros. No hay ninguna condición previa que tener, no hay ningún conocimiento que poseer, no hay ninguna reflexión que sostener. Sed simples como un niño que recibe su regalo de Navidad o que recibe los regalos de su cumpleaños. Y sabéis que esos regalos sólo son el reflejo de vuestro encierro. El regalo que está ahí no puede ser comparado con ninguna Navidad, con ningún cumpleaños, con ningún amor, aunque fuese el más perfecto que hayáis vivido o que estéis viviendo en esta tierra.

Entonces, vivid la Paz, sólo os espera a vosotros. Incluso en el sufrimiento, incluso en la enfermedad, incluso en la opulencia o en la carencia, no hay ninguna diferencia, cada vez menos. Entended bien lo que os digo: todo depende únicamente desde donde miráis, todo depende de a lo que todavía os apegáis. Y en el corazón no hay nada a lo que apegarse, sólo hay que ser, y esto es accesible, lo repito una vez más, de manera cada vez más simple.

Si el espectáculo del fin puede chocaros, si estáis desestabilizados en vuestra intimidad, por vuestras relaciones, sobre todo poned el corazón, no el corazón de vuestra cabeza sino el santo de los santos. No os preocupéis y no os ocupéis de nada más. Ya lo sabéis, para muchos de vosotros las llamadas de la Luz os han obligado a parar vuestras historias, fuesen las que fuesen, incluso a nivel espiritual, con el fin de volver a centraros y estar disponibles únicamente para la Verdad ‒ y la Verdad no necesita ninguna historia, ningún guión.

Cada cosa que ocurre en vuestra vida, que sea por vuestra acción, por vuestro entorno o por vuestro país, por vuestra zona, más allá del aspecto concreto de este acontecimiento, detrás de esto sólo está la llamada de la Luz, su regreso a vosotros, con total lucidez. Todo lo demás sólo es apariencia, todo lo demás sólo pasa. Vosotros no sois de este mundo, aunque yo, mis hermanas, y algunos de vosotros que estáis ahí hoy, me habéis permitido sembrarlo, me habéis permitido ejecutar el juego de la conciencia de manera libre, en total ligereza.

A menudo se ha insistido acerca de vuestra eternidad, que no depende de ninguna historia y sobre todo de ninguna historia de este mundo. Hace dos mil años, mi Hijo preparó la vía. A través de su mensaje, de su presencia, os ha enseñado el camino del regreso a lo esencial. No veáis nada religioso en esto, ni siquiera ninguna otra religión, porque hoy Satán reina en todas las religiones, sin ninguna excepción. Todo lo que he podido decir en este mundo fue transformado, modificado, con el fin de desviaros, de confundiros. Hoy, no hay que escuchar nada más que vuestro corazón, el canto de la Paz, de la Felicidad y de la Resurrección que empieza a manifestarse.

Lo sabéis, las Trompetas suenan cada vez más a menudo en diversos lugares. Y la importancia de esos lugares y de esas manifestaciones todavía no es colectiva, pero sin embargo la llamada del corazón es cada vez más apremiante, cada vez más evidente, a partir del momento en que soltéis vuestras pretensiones, vuestras obligaciones. No quiero decir con esto que no haya que respetarlas sino ver, a través de todo lo que tenéis que vivir, la Inteligencia de la Luz. Ver no quiere decir comprender, porque muchas cosas van a apareceros, para vuestra razón y vuestra lógica, cada vez más incomprensibles, conforme vuestro corazón se volverá más comprensible y más vivo. Algo se aleja, algo aparece. Lo que se aleja es el sufrimiento, lo que se aleja es la Ilusión, lo que aparece cada vez más es la verdad del Amor, y esta verdad del Amor os llama de manera cada vez más poderosa a dejar los juegos hipócritas, el juego de las historias y de los guiones.

La Vida os llama, en estos instantes de majestad, a todavía más simplicidad. Sea cual sea vuestro estado, hay algo más allá de este estado que no depende de vosotros, de ninguna historia, de ningún conocimiento, de ningún guión, y esto está omnipresente en cuanto dejáis de alimentar vuestra cabeza, en cuanto acogéis sin restricción la Felicidad que está ahí. No tenéis que buscarla, no tenéis que comprenderla, no tenéis que imaginarla, tenéis que acogerla simplemente de par en par. Todo lo demás, a partir de ahora, vendrá de ahí y será cada vez más obvio, cada vez más evidente. Cada día seréis más numerosos a vivirlo, en la intimidad de vuestro corazón.

Los de vosotros que experimentan en estos momentos unos problemas, que sea en vuestra esfera afectiva, económica, ligado a los Elementos, ligado a la enfermedad, quiero decir sobre todo a todos mis hijos que viven esto que es el momento de giraros hacia vuestro corazón. La Luz ha llamado a vuestra puerta de muchas maneras, y hoy sólo queda la manera fuerte con el fin de llamar vuestra conciencia a la lucidez y a la Paz. No juzguéis nada según las apariencias, ni vuestro estado, ni el estado de nadie, porque todo concurre, aunque todavía no lo veáis, al reino de la Luz, a mi Llamada. 

Acordaos que la mejor ayuda, a partir de ahora, ya no serán mis palabras, ni las palabras de los Ancianos, de las Estrellas, de los pueblos de la naturaleza, sino más bien el silencio evidente de la vida en la naturaleza. Entonces no lo dudéis, no dudéis en encontrar tiempo con el fin de que la Vida os encuentre. A partir de ahora no hay mejor entorno, no hay mejor situación que la de salir de las quimeras de la organización social de vuestras ciudades, de vuestras reglas y de vuestros convenios. Os incumbe elegir. Sólo hay una única elección: la Paz y la Felicidad, o el sufrimiento. Hasta los sufrimientos desembocarán infaliblemente en la Felicidad, pero esto ya no depende de vuestra persona, depende simplemente con qué intensidad y qué verdad acogéis lo que está ahí, que siempre ha estado ahí y que ahora se adelanta. Si hay unos miedos, si hay algún sufrimiento, si hay un acontecimiento ligado a los elementos o a la sociedad en la cual estáis insertados, no os alarméis porque todo es perfecto. Acoged, y veréis esta perfección y no solamente el aparente caos.

Mis palabras son extremadamente simples porque es extremadamente simple. Esto es realmente y extremadamente simple. Sólo vuestros rodeos, vuestras historias, vuestros apegos a la Ilusión pueden todavía impedir a muchos de mis hijos el aceptar el Amor. Porque el Amor ha sido buscado en la seguridad, en el matrimonio, en los hijos, en las amistades, pero este amor no es nada, sólo pasa. El Amor, y la Felicidad, que están ahí, nunca pasarán. Entonces, os incumbe decidir, ¿os apegáis a vuestra vida, a vuestra historia, u os apegáis al Amor que os libera, que no conoce ninguna restricción ni ninguna condición?

No se necesita ninguna preparación, no se necesita ninguna creencia, vuestra conciencia es la herramienta inmediata y es la que actúa. De hecho tal vez lo constatáis a vuestro alrededor, en vuestro entorno, algunos hermanos y hermanas viven instantáneamente la Verdad. Esto, sólo puede animaros. Por desgracia, también observáis las resistencias de otros hermanos y hermanas que dan rienda suelta a los miedos, que dan rienda suelta a su historia, a sus quimeras, a todo lo que sólo pasa. Y lo sabéis, no podéis hacer nada. Sólo podéis acoger todavía más lo que está ahí, y nada más.

Sed la Felicidad porque la Felicidad abre todas las puertas. No tenéis que preocuparos por dónde va la Luz y dónde va la Felicidad, siempre habrá un receptáculo en el pecho de un hermano o de una hermana, aunque esté al otro extremo del planeta. No tenéis que dirigir, controlar u organizar la Luz. Es Libertad total, y está ahí.

Dejaré seguramente a uno de los Arcángeles expresarse después de mí, para que os de unos elementos más corporales, por así decirlo, acerca del establecimiento de la Eternidad. Yo sólo hablo de vuestra conciencia, no hablo de vuestra persona, de vuestras historias, de vuestros apegos, de vuestras finanzas, de vuestro país. Sólo hablo de vosotros, porque sólo estáis vosotros. Sólo hablo de lo que sois porque no hay ninguna otra verdad. Mientras vuestra mirada sigua girada hacia la Ilusión, no podréis encontrar la totalidad de vuestro corazón, y esto ya lo vivís y lo constataréis en cada mirada exterior en detrimento de la mirada interior. Habrá resistencia y entenderéis rápidamente, si no es el caso ya, que el único bálsamo es el corazón, que todo lo demás no representa nada y no es nada, independientemente de lo que todavía podéis tal vez pensar.

El salvoconducto es el corazón, y para esto vuestra conciencia debe estar girada en totalidad, y lo más a menudo posible sin buscarlo. De lo que hablo, es de una reversión que os permite volver a encontraros. No necesitáis comprender los mecanismos, no necesitáis llamarlo Teofanía, o a partir de ahora Endofanía, sino simplemente ser verdaderos y espontáneos. Digo bien: todo lo demás os será ofrecido por añadidura. Ya no conoceréis ni la sed ni el hambre, aunque no haya nada que comer; no conoceréis el frío, aunque no haya calefacción. Ahí está la Verdad, ¿no? Todo lo demás sólo es fatuidad. Idos a la evidencia.

No puedo imponeros nada, y a partir de ahora tampoco podéis imponeros nada. No es vuestra persona quien dirige. Y de hecho, si tenéis la impresión de dirigir todavía algo con vuestra persona, el choque de la Luz será cada vez más virulento. No es un castigo, es simplemente la ocasión soñada, para vosotros, de volver a encontraros, aunque esto deba pasar por lo que llamáis la muerte, la vuestra o la de un ser querido. Ya no hay barreras. Muchos de vosotros, a través de los contactos con los pueblos de la naturaleza, con los planos de la Luz, estáis realizando esta inmortalidad. Hoy, girar vuestra conciencia hacia vosotros no requiere ni explicaciones ni ninguna localización, aunque por supuesto, como os dije, uno de los Arcángeles os comunicará unas cosas tremendamente simples a realizar con vuestro cuerpo, que permitirán a vuestra conciencia llegar al Corazón del Corazón.

De hecho sois cada vez más numerosos, tal y como lo veo, en constatar la diferencia de lo que sucede en vuestra conciencia, si ésta está centrada hacia la persona o si está centrada hacia la Eternidad que sois. El resultado, lo producido, es totalmente diferente, porque la Luz es verdaderamente Evidencia, en cada circunstancia, en cada acontecimiento e incluso en cada resistencia, lo que no es el caso con la persona. Lo veis en vosotros como a vuestro alrededor. Esto va a volverse cada vez más verdadero, cada día un poco más. No hay ninguna vuelta atrás posible con todos los acontecimientos que están ocurriendo en este momento en este mundo, como en vuestra intimidad, en vuestro cuerpo, en vuestro entorno. Lo que ahora se está creando, a nivel de la persona, de la historia, desemboca irremediablemente en la verdad del Amor, aunque para esto vuestro cuerpo deba desparecer incluso antes de mi Llamada.

Sed felices, no os preocupéis de nada más. Cuanto más estéis centrados en la Felicidad, llevando vuestra conciencia a posicionarse ahí donde está la Verdad, más constataréis que incluso vuestra muerte, si debe ocurrir, no representa nada. Todo depende, lo habéis entendido, de desde donde miráis, de desde donde estáis, y estar en el corazón, hoy, es de una facilidad desconcertante, penséis lo que penséis o digáis lo que digáis si no lo vivís. Sólo depende de vosotros. Estáis solos, pero en este a solas, hay un esplendor, hay una Evidencia. Y hasta diría que cuanto menos os resulte evidente hoy, más se volverá evidente.

Lo que puedo deciros, es de permanecer humildes y simples, de no dejar correr vuestro mental, que veis, porque muchos de vosotros estáis finalmente situados en el observador y veis claramente este personaje, y es justamente lo que veis lo que os permite ver otra cosa, que es la Verdad. Es un mecanismo que es muy simple, que es el de la conciencia pura. Ni siquiera ya es el de la energía, de la vibración o de algún nivel o de algún estado de la conciencia.

Sed humildes, y sobre todo estaos en esta acogida incondicional, lo repito, pase lo que pase. Tampoco quiere decir que haya que descuidar algo, al contrario, sino ver todo lo que tenéis que hacer, desempeñar, dirigir, en la evidencia del corazón. Esto lo cambia todo, irremediablemente.

Eso es. Mis palabras, finalmente y en definitiva, no os anuncian nada nuevo, porque lo nuevo ya está ahí. Y todo lo que todavía para vosotros es desconocido va a volverse evidente, con la condición de que procuréis no buscar, con la condición de que os quedéis tranquilos, con la condición de que seáis humildes, con el fin de estar disponibles para esta Felicidad eterna.

Acordaos de las virtudes de la naturaleza, la virtud del Silencio y de la Acogida. Ya se acabó el tiempo de las habladurías, ya se acabó el tiempo de las historias. El tiempo es a la evidencia, cada día, a cada instante, en cada circunstancia, agradable como desagradable. La Eternidad se desvela por fin, de manera visible y palpable, y no os sorprendáis que todo lo que fue falseado, falsificado, encerrado, desaparezca por sí solo. Aunque sea vuestro cuerpo, no tiene ninguna importancia. Así realizáis que no sois de este mundo, que no hay ningún conocimiento que os sea útil para ser lo que sois. Ahí está la humildad más perfecta y ahí está la Felicidad más eterna, que os es prometida si todavía no os fue revelada.

Ya es hora de daros mis últimas bendiciones de este modo, antes de que me dirija íntimamente, al mismo tiempo, a la totalidad de mis hijos. Permanezco en vosotros, a vuestros lados, en vuestro corazón, porque soy vuestra madre y porque sois todos mis hijos y mis hermanos y hermanas. Sólo puedo clamar y declamar mi Amor, que no es otro que el vuestro.

Permitidme, al terminar mis palabras, cubriros, estéis donde estéis, con mi Manto de la Gracia. Id dentro de vosotros; lo maravilloso es natural, y está ahí.

Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Bienvenidos a la verdadera Vida. Amo a cada uno de vosotros, dormido o liberado, con la misma intensidad, porque ésta es vuestra elección, y la respeto, pero giraos dentro de vosotros para constatar que es la única y verdadera elección. Os amo.

Hasta siempre.

...Silencio…

A través de JL
Trad. Equipo de Traductores

***



domingo, 8 de octubre de 2017

2012 Diciembre Los Arcturianos hablando de la Ascension.


DICIEMBRE 2012
ACERCA DE LA ASCENSIÓN
    
Saludos, soy Juliano, somos los Arcturianos.
Felicidades por estar en el planeta Tierra en este tiempo exitoso de las hermosas transiciones. Felicidades por su presencia en el planeta en el cumplimiento de su misión del alma. Esta misión tiene que ver con desarrollar las habilidades de sanación planetaria que permitirán a la Tierra crecer y expandirse como un planeta de quinta dimensión.
Cada uno de ustedes está estableciendo una gran fundación de luz espiritual. Nosotros estamos en la víspera de la mayor transición planetaria. Algunas de las semillas estelares están convencidas de que la Ascensión está muy cerca. Yo quiero hablar sobre la Ascensión en esta conferencia y también quiero hablar sobre las nuevas tecnologías espirituales que ustedes han estado aprendiendo y practicando.
Vamos a observar a la Tierra desde la perspectiva de la Ascensión. Hay unas pocas y limitadas semillas estelares como ustedes. Lo crean o no, no hay una gran mayoría de semillas estelares en la Tierra. Es muy interesante que no todas las semillas estelares están activadas. Aún hay muchas semillas estelares que están dormidas. Ellas quieren despertarse, ellas quieren recordar quién realmente son. Si observan el número de semillas estelares en el planeta, es menos de 1 millón. Además, este millón incluye las semillas estelares que aún están dormidas.
Así que, en realidad, no hay muchas semillas estelares y no hay muchos sanadores planetarios y no hay muchas personas que estén trabajando para la Ascensión. Esto significa que ustedes, que son sanadores planetarios y también ustedes, que están trabajando para su ascensión personal, son personas especiales. Ustedes llevan consigo una energía especial, ustedes llevan consigo una energía especial para su propia familia de alma y están llevando una energía especial para el planeta.
Hay muchas paradojas, hay muchas contradicciones cuando observan la tercera dimensión. Se supone que la tercera dimensión es una dimensión de pensamiento lógico lineal que está separado por la dualidad. Se supone que la tercera dimensión está claramente diferenciando entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad. Ustedes pensarían que con estas divisiones todo sería muy claro y todo sería sencillo. Sin embargo, ustedes y yo sabemos que este planeta no es simple, ambos sabemos que lo que está sucediendo en este planeta no es lógico.
No es lógico que la humanidad esté destruyendo los océanos y destruyendo la biosfera. No es lógico que la humanidad esté usando fuentes de energía como la energía nuclear, que tiene el potencial para destruir y dañar permanentemente la biosfera. Hay muchas cosas que no son lógicas.
Así que cuando ustedes observan la Ascensión también deben poner a un lado su lógica, porque lógicamente la Ascensión no es posible. ¿Cómo puede ser posible que ustedes, en la tercera dimensión, puedan acelerar su aura y acelerar su campo de energía y mediante esta aceleración desaparecer desde la tercera dimensión y entonces reaparecer en otra dimensión?
Además hay una evidencia física muy pequeña de la existencia de otra dimensión. Todo lo que existe son informes de personas que han llegado a estados alterados de conciencia. Algunas veces estas personas han experimentado esos estados alterados de conciencia cuando han estado gravemente enfermos o cuando han tenido experiencias cercanas a la muerte. Ellas informan que han visto luz, han visto otras entidades divinas y han estado en lugares muy hermosos que parecen el Cielo. Ha habido informes de personas que se han encontrado con Jesús- Sananda y han encontrado otros seres superiores. Estos informes son hermosos pero no están basados en evidencias científicas. Y ustedes dirían que este es un planeta lógico, que este es un mundo lógico, ¿por qué no hay evidencias científicas y cómo científicamente puede ser que una persona pueda desaparecer y ascender a otro reino?
Bien, ya que esta Tierra no es lógica entonces pueden ocurrir cosas ilógicas. Y pueden ocurrir  cosas que son extra-dimensionales, que son de dimensión superior. Pueden suceder eventos que se pueden llamar milagrosos. Pueden ocurrir eventos que tienen lo que se llama energía cuántica y que tienen energía de Luz Omega. La energía de la Luz Omega no obedece las leyes de la tercera dimensión. Sin embargo, al mismo tiempo, paradójicamente esta energía afecta la tercera dimensión.
Una de las contradicciones es que ustedes aún son de tercera dimensión, ustedes están arraigados en la tercera dimensión, pero ustedes están preparándose y están usando los ejercicios y la nueva tecnología espiritual para llegar a ser afectados por la energía de la quinta dimensión. Con esto quiero decir que ustedes tienen que estar en una mente concreta, tienen que tener un sistema de creencias concreto, tienen que tener un campo de energía concreto, tienen que tener un desarrollo concreto del cuerpo emocional. Ustedes necesitan una energía física que permitirá que la energía de quinta dimensión de la Ascensión les afecte.
¿No es interesante, no han pensado en esto? La Ascensión es una energía que está llegando a la Tierra desde la quinta dimensión, pero esta energía de quinta dimensión no afectará a todos. La energía de la quinta dimensión va a estar sobre todo el planeta. La energía de la quinta dimensión va a ser como una onda de luz, una onda de sonido y una onda de hermosas frecuencias de luz. Sin embargo habrá personas que incluso no serán afectadas por esto, habrá personas que incluso no sabrán que se ha bajado la energía de la Ascensión a este planeta.
¿Qué les dice esto? Les dice que, para experimentar la Ascensión directamente, ustedes tienen que sintonizar sus seres con las frecuencias de la energía de la Ascensión, tienen que ser capaces de procesar y recibir y transmutar las energías de la Ascensión de modo que puedan continuar con el proceso ascensional.
¿Qué significa la palabra “transmutar”? Transmutar significa coger algo que está en un estado y cambiarlo en otro estado. A nosotros nos gustaría referirnos a la ciencia de la alquimia. La alquimia, como saben, se ha estudiado en Europa desde la Edad Media. Y en el estudio de la alquimia ellos estaban buscando la forma de cambiar o transmutar el plomo u otros materiales en oro. Así que los ingredientes básicos que ellos ponían en este experimento de alguna forma se volvían más superiores de lo que era cada elemento individualmente, de pronto había una transmutación del plomo o del material en oro.
Esta es la palabra clave: “transmutación”. Transmutación es, en la terminología de la Ascensión, la capacidad de coger la energía más densa de tercera dimensión y cambiarla en otra frecuencia superior de forma que el cuerpo físico está realmente transmutado. Esto significa que su cuerpo físico va a entrar en otro estado. Este estado puede ser comparado y es valorado como oro. El oro se considera quizás el metal más valioso o uno de los metales más valiosos en este planeta e, incidentalmente, el oro es un metal que algunos de los visitantes extraterrestres también han venido a buscar. El oro realmente es un metal galáctico que es muy deseado en otros planetas.
Pero el nivel más elevado de la transmutación está en la Ascensión. La capacidad de la Ascensión les permite transmutar o cambiar su denso cuerpo físico en una frecuencia superior que les permita desaparecer de la tercera dimensión. En realidad no es una desaparición, es una transmutación.
Yo ya he dicho que la tercera dimensión es una dimensión de contradicciones y paradojas. Hay sólo unos pocos que comprenden lo que estoy explicando sobre la Ascensión. Mientras ustedes están trabajando para su Ascensión ya están cambiando su campo de energía, ya han cambiado su vibración electromagnética.
En este momento ustedes están en un estado de conciencia superior. Este estado de conciencia superior es un estado de energía participativo con la quinta dimensión. Ustedes ya están experimentando una multi-presencia, una conciencia multidimensional  y esta conciencia multidimensional es muy rara, es muy especial.
La conciencia multidimensional es el valor del oro en la galaxia. La presencia multidimensional y la conciencia multidimensional es tan deseada que los seres superiores, los seres extraterrestres, los ovnis, están interesados en venir a este planeta para experimentar y ver cómo las personas puedan transmutarse a sí mismas. De hecho, cuando ustedes han hablado de los Grises, ellos también querían transmutarse a sí mismos, ellos iban a llegar a la Ascensión desde la posición de la manipulación del ADN.
Es verdad que el ADN es de un género particular en la forma humana, esto se sabe muy bien en la galaxia. El ADN de las especies de Adán, en las especies humanas, está codificado y programado para la Ascensión. Ustedes tienen en ustedes mismos el conocimiento y las capacidades y los códigos para ascender. Ustedes tienen la capacidad para transmutarse a sí mismos.
Por ejemplo, hace poco que yo hablé sobre cómo mueren las personas. Ustedes pueden saber, si han tenido experiencias como enfermeras o como cuidadores, que al final de la vida el cuerpo humano pasa por un programa concreto antes de morir. Este programa tiene que ver con cómo se distribuye el oxígeno por el cuerpo y cómo cambia la consciencia, ustedes pueden llamar a esto pasar por un semi-coma o un estado de sueño profundo. Hay un proceso pre-programado con el cual el cuerpo humano sabe cómo pasar por esto. Incluso en una muerte traumática hay un cierto proceso que el cuerpo experimentará, que le permitirá la transición adecuada. El cuerpo sabe cómo morir.
El cuerpo también sabe cómo ascender. Bien, si pueden comparar la Ascensión con la muerte, en el proceso de muerte el cuerpo cierra la llegada de oxígeno en ciertas partes del cuerpo, entra en una forma de respiración concreta. En la Ascensión, en el momento de la Ascensión, el cuerpo pasa a un estado alterado de conciencia, el cuerpo se vuelve consciente del aura y de la vibración y el pulso del aura, el cuerpo empieza a experimentar una aceleración del aura. Entonces son conscientes de que mientras están pulsando a una velocidad superior son capaces de enviar o proyectar con el pensamiento su conciencia fuera del cuerpo. Entonces cogen su conciencia y su cuerpo astral y pasan a estar fuera del cuerpo y entonces ustedes continúan vibrando y pulsando. A una velocidad de pulsación concreta el cuerpo transiciona, el cuerpo se transmuta a sí mismo.
Esta velocidad es muy rápida. Digamos que ustedes están haciendo la pulsación y vamos a compararla con el pulso humano. Digamos que su pulso humano es 90 pulsaciones por minuto, digamos que podemos hablar del pulso del aura en la preparación para la Ascensión. Y yo he intentado trabajar con los tonos para que pudiéramos darles una demostración de una simple velocidad de pulsación que ustedes usarían para su ascensión. Y yo he dado la velocidad con el “tatatatatata” y cuando ahora ustedes oyen esto estoy seguro de que fácilmente pueden aumentar la pulsación de su aura.
TATATATATATATATA
(Tonos)
Sean conscientes de su aura. Sean conscientes de la línea alrededor de su aura. Sean conscientes de que ahora su aura está pulsando a esta velocidad más elevada. Sin embargo, esta velocidad elevada no afecta el pulso de su corazón, no afecta su sistema circulatorio.
TATATATATATATATA
(Tonos)
Permitan a su aura que pulse a esta velocidad tan rápida.
TATATATATATATATA
(Tonos)
Imaginen un corredor sobre su chacra de la corona. Este corredor es como un túnel o como un embudo que está permitiendo a su espíritu que suba por este túnel, por este embudo, por este corredor.
TATATATATATATATA
(Tonos)
Digamos que la velocidad que les he dado ahora mismo es de 300 pulsaciones por minuto. Esto es 4 ó 5 pulsaciones por segundo, tatatata, tatatata. Si lo multiplican 4 veces por 60 segundos llegan a 240 pulsaciones por minuto. Y esto es el inicio de la aceleración de su aura.
La Ascensión es alrededor de 5.000 pulsaciones por minuto. ¿Cuántas personas serían capaces de experimentar 5.000 pulsaciones por minuto?
Yo no quiero que intenten hacer estos tonos, pero estoy intentando explicarles que la Ascensión va a acelerar su nivel de vibración a una velocidad que es inimaginable. Ahora es inimaginable porque ustedes han estado practicando a 200 pulsaciones por minuto, porque algunos de ustedes han sido capaces de llegar a las 300 pulsaciones por minuto, entonces  ustedes tienen las bases para pasar por esta transmutación y experimentar la velocidad de 5.000 pulsaciones por minuto para su Ascensión.
La Ascensión también es una experiencia que incluye la característica de la Gracia. Para pasar de 240 pulsaciones a 5.000 pulsaciones por minuto se requeriría un incremento tremendo de sus capacidades energéticas. Una de las contradicciones en la tercera dimensión es que mientras ustedes aumentan la pulsación no experimentan un aumento de la pulsación de su corazón, no experimentan ansiedad, no experimentan la rapidez sino que, paradójicamente, la tercera dimensión se ralentiza, se ralentiza.
A menudo nosotros decimos que la tercera dimensión es una dimensión densa. En la tercera dimensión lo que ustedes piensan no sucede inmediatamente, lo que piensan en la tercera dimensión a menudo toma un largo período de tiempo para materializarse. Pero en la quinta dimensión lo que ustedes piensan ocurre instantáneamente.
Mientras ustedes van pasando por este estado más rápido entonces ustedes ven la lentitud y la densidad de la tercera dimensión. Y algunos de ustedes ya han experimentado la densidad de la tercera dimensión. Al mismo tiempo la paradoja es que las cosas están ocurriendo con más rapidez en la tercera dimensión, aunque sea tan densa. ¿Ustedes se han cuestionado esta contradicción? ¿Se han preguntado por qué, si la tercera dimensión es tan densa,  las cosas están pasando con tanta rapidez, por qué hay tal aceleración de los cambios de la Tierra? Yo hablaré de esto en esta conferencia.
La respuesta simple es que ahora hay una afluencia de energía dimensional superior, ya hay una influencia de energía acelerada de quinta dimensión en este planeta que está afectando a muchas personas. Esta afluencia de energía de quinta dimensión no se está usando adecuadamente y esta afluencia de energía de quinta dimensión no se está dirigiendo adecuadamente y como resultado están aumentando la confusión, el caos y la polarización.
En el paradigma del Árbol de la Vida se muestra cómo procesar la luz y la energía de las dimensiones superiores. En Árbol de la Vida Planetario se muestra que ustedes deben tener en cuenta todos los equilibrios, los equilibrios de sabiduría y conocimiento, el equilibrio de juicio y compasión, el equilibrio de lugares sagrados y el equilibrio de la titilación y el equilibrio de la Energías Mesiánicas. Esto son sólo unos pocos.
En otras palabras, ustedes tienen que llegar a un equilibrio. Y si no hay forma de procesar y no hay forma de trabajar con una energía equilibrada, entonces sucederá una aceleración que estará desenfocada. Y una aceleración desenfocada de energía es otra palabra de decir caos. Así que, con esta definición, lo que son los cambios de la Tierra es caos. Es posible más caos mientras nos dirigimos al punto máximo de aceleración, el punto máximo de interconexión, que es el 21 de diciembre de 2012.
El 21 de diciembre de 2012 es el punto máximo de la interconexión que está ocurriendo. Y esta interconexión realmente va a seguir. Es una interconexión en la cual habrá contacto máximo, sin embargo después de la interconexión el contacto continuará. Este punto del 21 de diciembre del 2012 es un punto de interconexión con la quinta dimensión. Si la energía llegando de la interconexión no es dirigida, entonces se puede desenfocar y puede conducir al caos.
Así que quizás donde hay el máximo de concepción errónea es sobre el 21 de diciembre de 2012. Y quizás por eso algunas personas han interpretado erróneamente el 21 de diciembre de 2012 como el punto del final de los tiempos, el punto donde el planeta va a terminar. Pero esto no es verdad, el planeta no va a terminar. Pero sin embargo el caos se puede acelerar potencialmente y esto sólo ocurre si no hay focalización, si no hay dónde dirigir las energías de quinta dimensión que están interconectando.
Esto me lleva a la idea de lo mucho que ustedes son necesarios en este planeta. Una de las contradicciones de la Ascensión es que mientras ustedes están acelerando su conciencia y mientras se están preparando para la Ascensión se van volviendo personas más valiosas en la tercera dimensión. Mientras ustedes aceleran su conciencia entonces empiezan a participar en la conciencia de grupo que potencialmente puede cambiar la evolución de la Tierra. Ustedes también pueden participar en la evolución de la humanidad. Y también se vuelven capaces de participar en la conciencia que practica la Biorelatividad a través de comunicarse telepáticamente con la Tierra para soportar los cambios en la Tierra.
Cuando ustedes ascienden, entonces, ¿quién va a reemplazarles? ¿Quién va a continuar con su servicio?
Y esto es un equilibrio interesante, porque en este momento en la Tierra se esperaba que habría más personas preparadas para la Ascensión. Ustedes pueden encontrar esto sorprendente, porque ustedes están muy preparados para la Ascensión, porque ustedes están muy metidos en las energías de la Ascensión, están muy comprometidos con las energías. Ustedes pensarían que habría muchas más personas, especialmente mientras aumenta el caos en el planeta. Por esto se les presentó la Ascensión de tres oleadas. En la primera oleada sólo habrá pocas personas, un número pequeño que entenderá y será capaz de usar las tecnologías espirituales como la proyección del pensamiento y la pulsación y la titilación para participar en la Ascensión. 
Después de la primera oleada habría de 8 a 10 veces más personas que estarían afectadas.  Esto es algo que yo creo que se debería aclarar, porque muchas personas dirían: “Si yo asciendo mi familia estaría perdida”, “Si yo asciendo nadie cuidaría del resto de mi familia” o “Habría otras posibles catástrofes”. Pero realmente la Ascensión es una energía de activación para aquéllos que se han quedado y no han ascendido.
En otras palabras, la Ascensión crea una burbuja energética positiva que aquéllos que están a su alrededor experimentarán. Los que estén a su alrededor recibirán una energía positiva de su ascensión  y por lo tanto serán afectados positivamente por su ascensión. Por favor, comprendan que ahora están al servicio, que están al servicio debido a su estado superior de conciencia. Están al servicio. Cuando ascienden su energía estará afectando positivamente a aquéllos que aún estén aquí, en el planeta. Pero también comprendan que si ustedes están proporcionando este nivel de servicio deben comprometerse a este trabajo planetario.  Ustedes comprenden que son necesarios aquí  y, por lo tanto, esta es la contradicción. La contradicción es que ustedes quieren ascender e ir a la quinta dimensión pero por otro lado son necesarios aquí. Así que, ¿cómo abordan esto? Y la respuesta es que ustedes siguen la Voluntad Divina, la respuesta es que ustedes eliminan o suspenden su ego.
Algunas veces, en el momento de la Ascensión, hay un peligro porque las personas se vuelven comprometidas con el ego, ya saben, “Yo voy a ascender, yo no tengo que hacer más esto o yo soy una persona especial”.  Hay muchas formas distintas de interpretar la Ascensión de una forma egoica. Y una de las formas de interpretar por el ego es decir: “Yo tengo que ascender el 21 de diciembre” o “Yo voy a ascender este año” o “Yo voy a ascender este día”. Entonces ustedes están dando la interpretación del ego en lugar de decir sin ego: “Yo estoy aquí al servicio de la Divinidad”, “Yo estoy aquí con toda esta luz de quinta dimensión y estoy sirviendo a un Propósito Divino y estoy comprometido con el proceso de la Ascensión y sucederá en el momento correcto para mí y para el planeta.” Estos son dos puntos de vista distintos sobre cómo enfocar la Ascensión.
En este momento quiero pasar la conferencia al Arcángel Miguel porque él tiene algunas instrucciones especiales para ustedes sobre la Ascensión y sobre la actitud correcta que hay que tener cuando se acerquen a la Ascensión.
Y yo también estoy con ustedes, yo estoy con ustedes el 12-12-12, estoy con ustedes el 21 de diciembre y estoy con ustedes en su servicio. Nosotros estamos aquí para estar al servicio y estamos impresionados con el nivel avanzado que han alcanzado con su trabajo de la Ascensión.
Soy Juliano, somos los Arcturianos.
Shalom. Shalom. Shalom.
Saludos, soy el Arcángel Miguel.
Bendiciones para ustedes. Yo estoy preparado para cortar las cuerdas de apego para ustedes, que lo necesitan. Ustedes saben que, en el momento de la Ascensión, las cuerdas de apego a este planeta pueden ser cortadas.  Yo estoy aquí para asistirles en este proceso.
Cada uno de ustedes ha llegado a este momento que es fantástico. Realmente yo quiero decirles que han avanzado de una forma bastante correcta. En muchas de las otras vidas no han tenido esta oportunidad de llegar a este nivel.
Quiero darles una instrucción especial, una idea especial de cómo estar preparados para su ascensión. Pero también quiero que observen esto como una forma de estar completamente dentro de sí mismos. Y este es el concepto de “Yo Soy Presencia”. Ustedes nos han escuchado trabajar con ustedes con “Yo Soy Presencia”. Y ustedes han escuchado el nombre sagrado de Dios que es “Yo Soy El Que Soy” cuya traducción correcta es “Yo Seré El Que Seré”.
“Yo Seré El Que Seré” es un Código de la Ascensión, porque cuando hablan sobre “Yo Soy Presencia” también se están refiriendo a su ser futuro, a cuando sean una persona ascendida, “Yo Seré una persona ascendida”. “Yo Soy el Que Soy” aquí en la Tierra pero “Yo Seré El Que Seré”. Y este también es un nombre codificado para Dios que usa su estado transcendente dimensional para interactuar, que Dios se ha revelado a sí mismo a Moisés como un ser transcendente “Yo Seré El Que Seré”. Escuchen estos tonos.
EHYEH ASHER EHYEH
El Código de la Ascensión está en varios niveles. El primer nivel es “Santo, Santo, Santo es el Señor de las Huestes”, “Kadosh, Kadosh, Kadosh, Adonai Tzevaot”, este es el primer nivel.
El segundo nivel, el segundo código, es que ustedes están reconociendo la naturaleza transcendente de la Divinidad, pero también que ustedes participarán, estarán yendo hacia este estado transcendente. Y este estado transcendente es de lo que se trata la Ascensión. Porque créanme, sólo con los poderes normales de la tercera dimensión no podrían transcender. Ustedes necesitan un poder transcendente, necesitan acceso a energía de dimensión superior para transcender e ir a la quinta dimensión.
Realmente la Ascensión es un tiempo en el que la quinta dimensión intersecta con la tercera dimensión. Y esto significa que habrá más luz y poder disponibles. Para la Ascensión tienen que saber cómo usar esta pulsación. Para la Ascensión tienen que tener práctica usando energía transcendente. Esto es lo que significa la palabra “transcendente”, “encima”. Así que tienen que ser capaces de descargar y usar energía transcendente.
El segundo aspecto del Código de la Ascensión es:
I WILL BE THAT I WILL BE (YO SERÉ EL QUE YO SERÉ)
I WILL BE ASCENDED THAT I WILL BE (YO SERÉ ASCENDIDO EL QUE YO SERÉ)
Mediten ahora juntos, conmigo, en esta experiencia futura de su ascensión y en los códigos “I Will Be That I Will Be”, “Ehyeh Asher Ehyeh”. Estaremos en silencio.
(Silencio)
EHYEH ASHER EHYEH
Entren en su estado transcendente. Sientan el poder de este estado transcendente, “Yo Seré El Que Yo Seré”. Yo Seré en la quinta dimensión. Yo Seré en la Ascensión. Yo Seré transcendiendo. Yo Seré transmutando mi ser. Yo Seré El Que Yo Seré.
Esto me conduce al siguiente nivel de las instrucciones, que en Hebreo tiene que ver con esta hermosa exclamación llamada “HiNeyNi”. “HiNeyNi” es como Dios llamó a Abraham. Intenten imaginar cómo sonaría escuchar la Ascensión. Intenten imaginar un sonido que nunca han oído. Intenten imaginar una vibración que es muy hermosa. La Ascensión y su sonido no es un sonido chillón, no es un sonido perjudicial, no es un sonido molesto. Es un sonido que va directo a su centro, es un sonido que llega a su alma, es un sonido que les conecta, es un sonido de unidad que nunca se ha oído pero que cuando lo escuchen sabrán lo que es.
En la Biblia Dios llamó a Abraham y Abraham dijo: “Aquí Estoy” o “HiNeyNi”.
Pero vamos a recordar, vamos a meditar en esto: “Aquí Estoy”. No es una simple declaración. Significa que estamos hablando sobre estar totalmente en Presencia en un momento, en el momento en que el Creador les llama por su nombre. Y ustedes dicen: “HiNeyNi” o “aquí Estoy”.
En el momento de la Ascensión, en el sonido de la Ascensión, cuando ustedes lo están escuchando, cuando están sabiendo lo que es, digan estas palabras: “Aquí Estoy”, “HiNeyNi”. Esto significa: “Estoy presentando a mi ser en conciencia total”, “Estoy presentando mi ser pasado, presente y futuro”, “Estoy presentando todo mi ser”, “Tiene mi completa atención”.
Ustedes necesitan su atención completa para la Ascensión. Porque la Ascensión es similar a la llamada que Abraham escuchó: “Abraham, HiNeyNi”. Escuchen las palabras HiNeyNi.
HINEYNI
(Tonos)
HERE I AM
(Tonos)
Entren en este estado de conciencia donde pueden decir “Aquí Estoy”. Y este estado es la preparación perfecta para la Ascensión. Este estado de conciencia, la conciencia de “Aquí Estoy”, les permite ascender inmediatamente. Esto significa que su atención completa, su atención espiritual completa, su atención mental completa, su atención emocional completa, su cuerpo físico completo, está en el momento singular: “Aquí Estoy”.
HERE I AM
(Tonos)
Este estado de la conciencia de “Aquí Estoy” es exactamente el estado de conciencia que el Budismo Zen busca, es exactamente el estado de conciencia que Buda alcanzó, es el estado de iluminación, es el estado de “Aquí Estoy”.
No debería ser ninguna gran sorpresa que este es un estado deseado. Yo creo que lo que podría ser una gran sorpresa para ustedes es que pueden experimentar este estado inmediatamente. Ustedes, con las herramientas de la Ascensión, con las herramientas de la espiritualidad que han estado practicando, están preparados para entrar en el estado de conciencia de “Aquí Estoy”.
En este estado para ustedes es natural ascender. Se hace si ningún esfuerzo, no necesitan tener que probarlo, porque ustedes están en ese estado. Ustedes también pueden estar en ese estado y no ascender. No significa que cuando entran en ese estado inmediatamente ascienden. Sólo estoy diciendo que, de nuevo, estar en este estado es una preparación.
Por lo tanto, ¿qué tienen que hacer cuando escuchen el sonido de la Ascensión? “Aquí Estoy”, vayan al estado de conciencia de “Aquí Estoy” y entonces yo y otros Maestros Ascendidos estaremos con ustedes.
Yo quiero hablar sobre Eliyahu, sobre Elías. Porque Elías fue un gran profeta, fue un gran maestro y él está próximo anunciando la Ascensión y está próximo en el anunciamiento del Mesías y la Energía Mesiánica y la Luz Mesiánica que está llegando. Y Elías, Eliyahu, ascendió y su alumno, Eliseo, se quedó al lado. Pero mientras Elías ascendió dejó sus dones divinos, su visión profética, a Eliseo. Y entonces Eliseo recibió la bendición de Elías y se volvió un gran profeta y un gran profesor, incluso quizás superando a Elías en sus dones divinos.
Yo les explico esta historia porque quiero que comprendan que en su ascensión estarán dejando detrás de ustedes muchos regalos, estarán dejando una gran cantidad de luz y energía, estarán bendiciendo a muchas personas. La Ascensión no es un acto individual. La conciencia de “Aquí Estoy” está en unidad con la luz de “Yo Soy El Que Soy”, la Luz del Creador.
No es como se muestra en las películas donde aquellos que se quedan atrás están sufriendo o están en estados horribles y están confundidos. Porque realmente aquellos que quedan detrás de ustedes estarán recibiendo una gran bendición, estarán recibiendo una aceleración de luz. Ustedes no necesitarán por más tiempo su cuerpo físico, ustedes no necesitarán por más tiempo este abrigo que es su cuerpo de tercera dimensión.
Ustedes estarán habitando un campo de energía nuevo que han estado desarrollando todos estos años. Ustedes tienen un campo de energía que han estado acelerando. Ustedes pueden bendecir aquellos que quedan detrás.
Ahora piensen sobre su Ascensión. Y piensen sobre esas personas que están cerca de ustedes. Y piensen en personas que conocen que puede que no asciendan. Y piensen en cómo les gustaría bendecirlas. Piensen en cómo les gustaría ascender y bendecirles en la luz con la  energía de quinta dimensión. Ustedes pueden acelerar la energía de estas personas mientras se van, mientras ascienden, mientras se transmutan a sí mismos.
EHYEH ASHER EHYEH
HERE I AM
HINEYNI
(Tonos)
Realmente es una cuestión de focalizar, es una cuestión de aprender cómo focalizar esta energía de quinta dimensión y esta luz. Su conocimiento de la quinta dimensión se usa tanto para lo personal como lo planetario.
¿Cómo va a trabajar esto para la Tierra? ¿Cómo “HiNeyNi”, “Aquí Estoy”, va a trabajar para ascender a la Tierra?
Bien, parte de la respuesta para esto está en la concepción de Gaia como un planeta consciente. Parte de esto reside en el concepto de que la humanidad está ayudando a la Tierra para que sea consciente de sí misma.
Todo lo que puede ser dicho sobre Dios es disminuir al Creador ya que Dios es infinito. Realmente no pueden describir a Dios. Sin embargo, nosotros siempre intentamos describir a Dios, siempre intentamos hablar sobre Dios de alguna forma, sabiendo que lo que estamos diciendo puede ser inadecuado. La verdad es que nuestra existencia, su existencia, en parte está ayudando a Dios a ser consciente de Sí Mismo, de Sí Misma. Dios es perfecto, por lo tanto recuerden que no pueden decir que Dios tiene una necesidad, porque si Dios es perfecto, ¿cómo Dios necesitaría llegar a ser consciente de Sí Mismo, de Sí Misma?
Yo no puedo contestar esto porque es otra contradicción, pero es un pensamiento que yo quiero compartir con ustedes.
Ustedes pueden llegar a ser conscientes de sí mismos. Y esto es así con la Tierra. Parte de la Ascensión de la Tierra se hace posible cuando Gaia llega a ser consciente de sí misma. Y la única forma de que Gaia pueda desarrollar su conciencia es interactuar con una presencia superior en el planeta. Esta presencia espiritual superior es el Hombre.
Así que el proceso de la Ascensión de la Tierra sucede cuando la Tierra puede decir: “Aquí Estoy”, cuando la Tierra puede decir “Yo Soy Gaia”. La Tierra, a través de la humanidad, puede desarrollar su conciencia de sí misma como planeta, como la Joya Azul.
“Aquí Estoy”. ¿Pueden imagina a la Joya Azul diciendo esto? ¿Y pueden sentir la gran vibración espiritual mientras ustedes, sanadores planetarios, se despiertan una mañana y reciben este mensaje de Gaia donde ella dice: “Aquí Estoy”? Ustedes han ayudado a Gaia a llegar a ser un espíritu consciente cuando pueda decir: “Aquí Estoy”.  En ese momento ustedes recibirán este poderoso mensaje planetario de la Joya Azul.
Soy el Arcángel Miguel. Buenos días

Bendiciones
canalizada por David Miller 
Copyright © 2012 David K. Miller
Traducida por David Arbizu